img
Etiquetas de los Posts ‘

copago

¿De verdad se eliminará el copago farmacéutico?
José Becerra 02-08-2018 | 1:50 | 0

¿De verdad se eliminará el copago farmacéutico?

JOSE BECERRA

Se escuchó por el Gobierno que hoy por hoy nos rige el aumento de las pensiones. Poca cosa ha sido, bien es verdad, pero menos da un piedra. Cumplieron desde las más altas instituciones gobernativas con la clamorosa petición que llenó calles y plazas del país de abolir el abominable 0,25 % que anunciaron Rajoy y los suyos antes de que Sánchez escalara hacia arriba los peldaños del poder. Vieron – vemos – los pensionistas que nos llega el atraso acumulado desde principios de años, que junto al leve incremento de la retribución calmó los ánimos y los con razón iracundos pensionistas volvieron a sus casas abandonando la justa reivindicación. No es que se den – nos demos – por contentos, pero es lo que hay, y habrá que resignarse a que vengan tiempos más bonancibles para nuestros raídos bolsillos.

La cuestión es que existe otro resquemor entre los setentones. Es el de que el Gobierno de Pedro Sánchez se las ve y desea para contentarnos anunciando por boca de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, algo que esperamos que cuaje más pronto que tarde. Afirma que se trata de “un objetivo en  la hoja de ruta”, y que viene a colmar los deseos de quienes se ven  obligados a atender el importe de sus medicamentos siquiera sea por una ínfima cantidad. Es el copago farmacéutico, gabela que soportamos estoicamente desde 2012, que ya ha llovido. Apostilló Montón que la idea es volver al punto de origen de la cuestión y volver al camino que el Partido Popular cercenó de un tajo. O sea, que no tengamos rasgarnos los bolsillos a la hora de adquirir el medicamento prescrito para toda la vida como podría serlo el que nos preserva que la tensión arterial se nos desboque y nos dé un sobresalto, siendo éste el menor riesgo que  nos puede sobrevenir en una anatomía ya ostentosamente desvencijada. Si el Consejo de Ministros último estuvo enfocado en su mayor parte a  los problemas económicos de la sociedad española y se materializó en su curso el eliminar este copago afrentoso, hay razones parta que los jubilados más vulnerables abriguen la esperanza de ir a la farmacia más próxima sin el monedero que hasta ahora ha venido siendo imprescindible.

Sin embargo, los jubilados como que  no acabamos de creerlo. Los mismos farmacéuticos se sonríen escépticos ante la cuestión, cuando la dejamos caer en su presencia. “No es lo mismo predicar que dar trigo” nos advierten. Una obviedad que asumimos cariacontecidos. Y habría que recordar a quienes ahora nos mandan que lo que importa son los hechos y no promesas, que tantas veces se las lleva el viento. “Largo me lo fiais, amigo Sancho”, que dijo nuestro excelso Quijote ante la fragilidad y volatilidad de las promesas de los humanos, no digamos ya de los políticos.

Ver Post >
Copago injustificable
José Becerra 25-09-2013 | 1:34 | 0

 

 

 

Les gustaría saber,me consta, a los que padecen enfermedades graves y crónicas, quiénes están detrás del nuevo gravamen con al que se han de enfrentar, que quieras que no, al retirar medicamento de hospitales para sobrevivir. Lo harán más mal que bien soportando sus dolencias hasta que el Hacedor los llame al otro mundo. Pero identificar con pelos y señales de quién partió la idea es harto difícil: habrían de sufrir el rencor y la malquerencia de quienes han de sufrirla. Claro, que quien va a impulsar la norma para que entre en vigor en el próximo mes que ya está en puertas, no es otro que el Gobierno central, presidido por el ínclito Rajoy, que no ha querido hacer oídos sordos a los que le sugirieron tan aberrante e injusta medida, esos que nada tienen que temer ni ahora ni en el futuro, bien protegidos por sinecuras y prebendas sin cuento.

 

De aquí a pocos días los enfermos de cáncer o VIH entre otras patologías graves,que hasta ahora estaban libres de copago, tendrán que pagar el 10% de los medicamentos prescritos por los facultativos si no se encuentran ingresados en hospitales. La disposición no se ha aireado porque se camufló convenientemente en el BOE y ni la ministra de Sanidad no lo hizo público en su muy reciente comparecencia ante la Comisión de Sanidad. Ya se enterarán, debió pensar. Y sí nos hemos enterado. Y también ya somos conscientes de que la resolución vendrá a vaciar los bolsillos de quienes se debaten una situaciones hartos angustiosas, los cuales verán como a la pesadumbre de sufrir una dolencia extrema se une el no poder satisfacer el importe del fármaco,por lo general de precio elevado. Otro palo a las clases mas desfavorecidas y vulnerables.

 

Es lícito preguntarse ante esta arbitraria sinrazón por qué no se suprimen o se diezman las 4.000 empresas públicas, la mayoría autonómicas, que suman deudas astronómicas, o se suprimen las dietas a los diputados, o se acaba con la pléyade de asesores (230 en el Ayuntamiento de Málaga;¿cuántos en el de Ronda? ) ¿Y si se cierran televisiones locales sobredimensionadas? Hay infinidad de organismos y servicios, que sería tarea ímproba mencionar,que maldito el bien que reportan al ciudadano , donde meter las tijeras sin necesidad de

machacar a los más débiles.

   Menos mal que la Junta de Andalucía nos echará un capote y se

opondrá tajantemente a   esta nedida injusta. Esperemos que  consiga evitarlo.

 

Con categoría

Ver Post >
Dislates
José Becerra 26-06-2012 | 11:00 | 0

 

Estamos en las puertas del copago sanitario y a los jubilados nos costará al menos 8 euros mensuales el que se nos dispense los medicamentos que nos ayudan a ir tirando más bien que mal, y eso contando conque no nos arrebaten las pagas extras o rebajen la pensión o  no nos den de alta de una enfermedad antes de tiempo, como ahora está ocurriendo.  

   Coincidiendo con la inminencia de la aplicación de esta medida nos enteramos de que alrededor de 200.000 personas económicamente pudientes se han servido de las tarjetas sanitarias de los abuelos para conseguir descaradamente medicamentos gratis.

    A esta  acción ciudadana  que debía ser delictiva a todas luces se une el dislate  de las administraciones públicas. Se denuncia  que entre las 17 comunidades autónomas – hay quien pide ya un referéndum para eliminarlas o reestructurarlas desde  los cimientos –  mantienen en el exterior alrededor de 200 embajadas con los exorbitantes gastos que ello lleva consigo y que se ahorrarían derivando sus funciones en las legaciones diplomáticas de cada país.

   Entre unos y otros, los palos a los de siempre y en el mismo sitio.

JOSÉ BECERRA

Ver Post >
Muy mal
José Becerra 22-04-2012 | 10:23 | 0

 

 

Debemos de estar mal, sumamente mal.

El Gobierno no elude darnos disgustos cada día y los analistas económicos no se ahorran funestas predicciones. Cuando los que ostentan el poder, al cual legítimamente se aferran no dudan en pintarnos escenas desoladoras poniendo en riesgo ese afán legítimo de mantenerse en él, hay que considerar que decididamente las cosas van de mal en peor.

Floriano, el vicesecretario de Organización del PP , dice que nos mantenemos milagrosamente en una cornisa a punto de precipitarnos al vacío.

El copago sanitario, la reducción encubierta de las pensiones, la subida de tarifas universitarias y la paralización de las oposiciones a profesor en Andalucía son los últimos aldabonazos.  Nos acojonan.

Sin embargo, siguen sin tocarse, o se tocan muy poco las subvenciones a sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos, o se elude el impuesto a los más ricos. Y se mantienen, sin merma, las diputaciones y duplicidades administrativas.¿Por que no empezaron por ahí?

Ver Post >
Crecimiento cero
José Becerra 09-04-2012 | 6:45 | 0

 

Parece lógico pensar que la política que se cuece en las altas esferas incida en el sentir de quienes habitamos zonas rurales del interior, en este caso la de la provincia de Málaga. Los vaivenes políticos nos conciernen para bien o para mal como en el resto de las provincias españolas.

Sarkozy está lanzando a todo el que le quiere oír proclamas contra la situación económica de España. Bien es cierto que para atacar a su contrincante en las próximas elecciones legislativas en el país galo lo hace poniendo como ejemplo la desastrosa gestión de Zapatero y sus conmilitones.

Pero de rechazo pone en evidencia la situación actual española  con un nuevo Gobierno conservador, recalcando la evidencia de un embarrancado crecimiento, fruto de una herencia nefasta.

Todo esto nos lleva a pensar que la rémora de las auntonomías y el  endeudamiento es lo que no nos permite avanzar en la buena dirección económica. No basta con ajustes severos sino en arrojar lastre merced a la deuda que nos aherroja y nos ciega el camino de la productividad y con ella el de la creación de empleo.

 Si buena parte de los ingresos vía impuestos nos vemos obligados a dedicarlos a la deuda o el pago de sus  intereses, no debería extrañarnos el brutal recorte del que se hacen ecos los presupuestos Generales del  Estado que acaban de ver la luz y merced al cual, para atenuar el déficit,  se ven afectados las partidas destinadas a la Educación, la Investigación o la cultura, y lo que es peor a la Sanidad por mucho que la ministra del ramo, Ana Mato, abomine del espantajo del copago sanitario.

También lo ha dicho Luis de Guindos en el ´Frankfurter Allgemaine´, pero no ha descartado que las reformas conciernan a esta cuestión que está en el límite de la línea roja a cuyo otro lado se encuentra el Bienestar social. La colosal deuda nos atenaza, cercena el crecimiento y pone en peligro conquistas sociales de las que pensábamos no podían sufrir retroceso.

 

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.