img
Etiquetas de los Posts ‘

protestas

Las mejoras de las pensiones en el alero
José Becerra 26-06-2018 | 11:17 | 0

Las mejoras de las pensiones en el alero

JOSE BECERRA

El novísimo Gobierno se preocupa, como tiene que ser, por la recuperación y estabilización del sistema de la Seguridad Social; algo que parece problemático en lo que toca a conceder  las mejoras que desde el colectivo de mayores se exigen para las pensiones, sobre todo para las de menor calado económico. Temen desde las instancias del poder hoy asentado (no se sabe si para mucho o corto plazo) que esta medida afecte al cumplimiento de déficit de los presupuestos del Estado, algo que desde Bruselas se exige para que estos no se desborden sin contención aparente. ¿Teme el Gobierno de nuevo cuño que el aumento de las pensiones exija cortapisas a los Presupuestos del Estado lo suficientemente amplias como para desvirtuar los objetivos de déficit? O lo que lo mismo, ¿que alteren el compromiso con Bruselas de embridarlos? Tarea ardua, ¡vive Dios!,  porque la idea de elevar el calado de los impuestos o flagelar a los bancos con nuevos tributos para servir este fin, por mucho que esta decisión sea mucho que desear, no parece que se implante, al menos en tiempos próximos.

Sabemos que las pensiones, y con más razón, las que ahora se doblan en su importe cuando el año alcanza  su primera mitad, ha sido para satisfacerlas  recurrir al endeudamiento con el Tesoro Público para hacerles frente; medida ésta más que necesaria y urgente dado que los ánimos de los pensionistas, en cuyas filas milito, se encuentran más que encrespados exigiendo unas mejoras a tono con la subida  implacable del IPC, como saben, un índice económico que juzga los precios de bienes y servicios que se conocen como “cesta familiar”, esa que cada ama de casa pretende llenar entera o en parte a juzgar del momento que se viva y la variación del precio de los artículos según en el momento de la compra actual y la que se hizo anteriormente.

Consecuencias perentorias y evidentes: la Seguridad Social engorda su deuda a ojos vista y la controversia en el llamado Pacto de Toledo ni avanza ni retrocede en sus decisiones, algo que no tiene por menos que agobiarnos a quienes  no con dificultades manifiestas llegamos a fin de mes. Malos tiempos se presagian para los pensionistas, si es que los gobernantes de turno no se atan bien los machos para transitar con paso firme por tan arduo problema que no ceja en su martilleo en el sentir  de quienes menos tienen. Su suerte en un alero.

Ver Post >
Pensionistas en pie de guerra
José Becerra 07-03-2018 | 10:00 | 0

Los pensionistas toman la calle

Resultado de imagen de imagenes de pensionistas

Andamos los pensionistas cabizbajos porque bien mirado la hucha de las pensiones que cada mensualidad nos permite un  respiro (cada vez más entrecortado y efímero, todo hay que decirlo, porque el aumento anual de la percepción es extremadamente exangüe) se muestra  a ojos vista raquítico a más no poder. Se suele decir que quien avisa no es traidor y no podemos considerar como tales a quienes desde todos los medios de comunicación – radio, prensa y televisión – sesudos economistas nos advierten de  que el porvenir del susodicho receptáculo se presenta más que sombrío tenebroso del todo. Pedro Sánchez, en sus más recientes apariciones públicas – pocas, hay que decirlo, que el líder socialista parece estar perdiendo comba tras el fracaso de la formación en Cataluña- viene reclamando un serio pacto sobre las pensiones. Asegura que si no se lleva a cabo serán pura entelequia para nuestros hijos y nietos. “Que deje de engañar a las personas mayores” ha dicho poco menos que a voz en grito en un claro alegato en defensa de los pensionistas paupérrimos merced a los designios del Ejecutivo de Rajoy.

Y es que ahora, coincidiendo con el inicio de año, el Gobierno central estableció por decreto que las pensiones aumentaran un 0,25 por cierto. O sea, una cantidad irrisoria a todas luces que a los sumo sirve para comprar una bolsita de pipas en el quiosco de la esquina. Si cotejamos el salario mínimo interprofesional que asciende a poco más de 735 euros al mes nos encontramos para aflicción de los pensionistas de poca monta, entre los que me cuento para mi pesar, que lo se nos concede nada graciosamente el papá Estado es inferior a esa cantidad calificada por nuestros sesudos político como “imprescindible” para vivir con decoro. Alrededor de 150.000 pensionistas malagueños tenemos que conformarnos sin rechistar a recibir una cantidad inferior a ese salario interprofesional señalado de por sí considerablemente menguado para afrontar las necesidades de cada día, que no son pocas en familias poco menos que menesterosas.

Los pensionistas de las principales ciudades españolas se han echado a la calle para reivindicar a voz en grito una subida honrosa de sus desmedradas pensiones más allá de ese misérrima subida que es lo acordada por el gobierno central. En Madrid, ciudad de la que se dice es rompeolas de todas las Españas, sin enfrentamientos con los agentes del orden público, pero sin arredrarse por la presencia de éstos en las inmediaciones del Congreso, quisieron dejar claro sus justas reivindicaciones. El colectivo agrupado ante la sede en la que asientan sus reales quienes nos gobiernan dejó bien claro que la pérdida del poder adquisitivo de sus mermadas pensiones les obliga a llevar una vida poco menos que miserable ante el hecho indubitable del aumento del coste de los elementos vitales para la subsistencia.

Tampoco los pensionistas malagueños extorsionados por la sensible pérdida de esa facultad que les permite afrontar las necesidades diarias se quedaron en sus  casas: hicieron acto de presencia en la calle para sustentar una reivindicación que sacude  estratos sociales que en estos días demuestran su poder de convocatoria en la vieja ‘piel de toro’ esa de la que hablaban los clásicos autores de la España pretérita que no se doblegaba ante injustas imposiciones.

Los pensionistas de aquí y allá, que sufren las imposiciones que vienen de arriba han desenterrado el hacha de guerra, hartos de las incurias a las que se ven sometidos. Razón nos le falta en esta lucha desigual que hasta ahora eran ellos los vencidos y postergados injustamente.

Ver Post >
El Puente Nuevo de Ronda en el punto de mira
José Becerra 26-12-2017 | 12:37 | 0

Resultado de imagen de IMAGENES DEL  PUENTE DE RONDA, DIARIOSUR

 

El Puente Nuevo de Ronda en el punto de mira

Vienen levántandose voces encrespadas contra los cortes que está sufriendo tan emblemático monumento rondeño por parte de quienes se quedan a uno de sus laterales sin posibiidad de llegar al núcleo de la población por la prohibición de circulacióm rodada a efectos de preservar las obras realizadas en su colosal estructura. La última manifestación en contra de la decision del tripartito de llevar a cabo actuaciones tanto en el Casco Histórico de la ciudad y en el Puente Nuevo reunió a varios miles de rondeños clamando por su derogación. Miembros ejecutivos de partidos politicos de la oposición en el Consistorio- APR, PP y Ciudadanos- participaron en la protesta sumándose el sentir ciudadano que de manera generalizada se opone a las providencias adoptadas por parte de la corporación municipal.

No entramos en la decisión de prohibirse el paso de vehículos por el Puente a tenor de lo dispuesto por mandatarios del Ayuntamiento: tendrán sus razones que responden, es de suponer, a la idea de preservar en lo posible tan singular monumento. Tampoco suscribimos en su integridad los motivos de quienes se oponen a que se les aisle del resto de la ciudad, pero si es justo reconocer que se impone un entendimiento entre ambas partes en litigio para que la decision final no suponga un quebranto ni para la integridad de tamaña obra arquitectónica ni para el regular transcurso del día a día de la ciudadanía.

Pero toca hablar del Tajo y su construcción ahora que está de plena actualidad. Hay que resaltar su profundidad (alrededor de 100 metros) como resultado de la acción erosiva del río Guadalevín, patente desde épocas pretéritas, posiblemente antediluvianas, sin olvidar la avifauna que nidifica en la angostura aprovechando las escabrosidades sinuosas, sobre todo (y son certezas de ornitólogos de prestigio), como cernícalos, halcones peregrinos, búhos reales y otras especies que se encuentran a gusto y seguros en las oquedades profusas que el singular espacio les ofrece.

 El Tajo, colosal hendidura que labró el río en la roca viva durante el transcurso de siglos, quizás de milenios, como digo,es el distintivo que con mayor propiedad refleja la imagen que de Ronda se tiene aquí y allende fronteras. Y sobre él, silueteando el zigzagueante cauce del río, que busca ansioso el caudal del Guadiaro,el Puente Nuevo, cabalgando con soltura y despreciando la levedad del espacio.

Tajo y Puente, postal fiel que refleja la cara de una ciudad que resulta ser una de las cuatro más reputadas en el panorama variopinto de las ciudades de Andalucía.

Han transcurrido más de dos siglos, años más años menos, desde que el Puente Nuevo de Ronda se abriera al público. Un colosal monumento fruto de la conjunción entre lo natural y la ingeniería del siglo XVIII, que ha sido  desde entonces la estampa  más reproducida en folletos y libros que centran sus páginas en la “Ciudad Soñada” de Rilke, en cualquiera de sus manifestaciones artísticas, culturales o históricas. Es el buque insignia de la ciudad, como asimismo dela Serraníaque de cerca la acompaña y la  corteja.

El  Puente Nuevo, de tan magníficas trazas,  además de dividir el caserío rondeño sirve de referente a las sierras que desde él se otean como  contrapeso a las moles de caliza  y espesa vegetación que las componen.  La piedra trabajada con esmero hasta dar forma a una grandiosa obra del hombre,  y como equivalencia,  las lajas, el roquedo, tal como se configuraron tras los  movimientos  telúricos y la erosión  de milenios en la noche oscura de los tiempos.  Profundidad casi insondable y elevaciones pétreas igualmente recónditas, amalgama que sirve a Ronda y su Serranía mítica como abanderados de su fisonomía en medio mundo.

No es casual que los grandes sillares, armónicamente dispuestos que se elevan y soportan el perfil del puente y su atrevida arquería sobre el impresionante vacío, que como todo lo abismal, sobrecoge y suspende el ánimo, haya sido escogido como la estampa que mejor define a la ciudad y una región. La obra del arquitecto turolense, afincado en Málaga, Martín de Aldehuela, brinda el mismo poder evocador que espolea las imaginaciones cuando desde otras fronteras o límites geográficos añoramos o revivimos encuentros con otros lugares. El Puente Nuevo nos retrotrae a Ronda, como igual lo hacen a sus ciudades en las que se erigen el Cañón del Colorado, el Machu Pichu de Cuzco,  el Coliseo de Roma, el Acueducto de Segovia o la Mezquita de Córdoba.

Y por añadidura, permítanme copiar una exclamación un tanto procaz que es proverbial entre quienes por primera vez se adoman al impresionante tajo natural: “ ¡Coño, que alto está esto”. Con perdón por mi parte.

 

 

 

Ver Post >
Beligerancia por los accesos a Ronda
José Becerra 04-03-2014 | 10:01 | 0

 

 

 

Beligerancia por los accesos a Ronda                                                (serranía,.com)

 JOSÉ BECERRA

La alcaldesa de Ronda, Mari Paz Fernández, como no podía ser de otra manera,  tiene sus defensores y detractores en la ciudad. Hay quien aprueba a la regidora con denuedo y hay quien con ahínco lanza diatribas contra su gestión. Pero esto no puede  sorprender a nadie porque es el pan nuestro de cada día en la vida política a cualquier nivel. Admitamos que hay cosas que hace bien y asuntos que no acaban de suscitar el beneplácito general de la población. Como decimos en los pueblos de la Serranía “quien tiene boca se equivoca “, y de este aserto no se escapa nadie, mucho menos los políticos, los cuales no pocas veces acaparan desafectos de la ciudadanía.

   Hay un adagio  para justificar las acciones de los gobernantes a la hora de enjuiciar su gestión: “La política es como patinar sobre ruedas. Se va en parte a donde se desea, y en parte a donde le llevan a uno esos malditos patines”. Así que se impone ser indulgente con los regidores  que en cada ocasión nos rigen, incluidos los alcaldes de grandes y pequeñas poblaciones, cuando algo no se culmina con la celeridad y la satisfacción de la gente de a pie o de la más encopetada.

  La alcaldesa  de Ronda se ha puesto al frente de una especie de cruzada municipal para recoger firmas con las que urgir a la Junta de Andalucía a que de una vez por todas se ponga punto final a los accesos de la ciudad, los cuales duermen el sueño de, iba a decir de los justos, pero viene mejor al caso el de los injustos: la conclusión del proyecto se difiere en el tiempo pese a las requisitorias formuladas reiteradamente. Ni por esas.

   Así que sin tapujos ha anunciado que  endurecerá la protesta con la voz en grito de los ciudadanos y las acciones de fuerza pertinentes que en estos casos sueles rendir resultados satisfactorios, a saber protestas y manifestaciones, entre otras fuertes medidas de presión.

  Las autoridades rondeñas sueñan tiempo ha con que Ronda reciba de la UNESCO la denominación de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, un título merecido por la cantidad ingente de monumentos naturales y debidos a la mano del hombre que encierra dentro de sus antiguas murallas. Vienen pleiteando con ardor por conseguirlo, hasta ahora sin lograrlo, pese al reconocimiento de la valía de la ciudad dentro y fuera de las fronteras del país.  Y  tanto empeño merece el premio del organismo europeo. Pero se han de conjugar muchos elementos, entre ellos que los accesos que llevan hasta el meollo de la ciudad sean los más adecuados y signos, un requisito que nos antoja imprescindible.

  La beligerancia de la alcaldesa, su firmeza,  y las más de las 4.000 firmas que la secundan avalan la demanda formulada a la Junta para que se retomen las obras de los accesos, pero para terminarlos de una vez sin más dilación. ¿Llegará el clamor hasta la presidenta,  Susana Díaz, que en sus discursos tanto insiste en remediar situaciones adversas y contrarrestar la desafección que por lo general infunde la casta política hoy día al común de los mortales? Durante su discurso institucional en el acto conmemorativo del Día de Andalucía, apostó por la práctica de políticas ejemplares, ajusteras y transparentes”, comprometiéndose a renglón seguido a seguir una política  encaminada “arreglar los problemas” de los ciudadanos.

  Ronda y su gente presentan un serio problema con los accesos, y son  merecedores que se les tienda la mano, algo que redundará en beneficio de los rondeños  y de rebote en el conjunto del ámbito andaluz.

 

Ver Post >
Médicos en fuga
José Becerra 03-06-2013 | 11:19 | 0

 

Los médicos residentes en huelga se concentran en la Ciudad de la Justicia para protestar contra el SAS

Lo dejó dicho claramente don Antonio Machado : “De diez cabezas, nueve embisten y una piensa. … “. Se  refería el insigne poeta a lo que ocurría en la España de su tiempo. La sentencia podría aplicarse a los que desde los más altos estamentos de la política o la administración nos rigen. De esta forma se explican situaciones como las que viven muchos médicos y estudiantes de Medicina de Málaga, que por calamitosa no tienen más remedio que arramblar con sus bártulos y emprender la aventura de Europa o de cualquier otro hemisferio  que les garantice el trabajo que aquí se les niega. Algo deberán estar haciendo mal quienes tienen en sus manos los designios del país para que estada desbandada se produzca. Puede que la desaforada crisis tenga mucho que ver con que médicos titulados y estudiosos no vean porvenir aquí, pero también cabría preguntarse si no serán la prácticas de políticas erróneas las que estén detrás de lo que lleva camino de un desmantelamiento de la sanidad pública , fruto del abandono de profesionales bien formados, y que cumplen con creces  los requisitos exigidos en otras áreas geográficas para su contratación,algo que puede durar un periodo de tiempo que ronda los 12 años, suficientes para que se afinquen definitivamente en el país y se acuerden para bien poco del país que los vio nacer.
El presidente de la oficina laboral del  Colegio de Médicos, Juan José Sánchez Luque, ha sido taxativo: Se impone “un plan de fidelización” del médico andaluz que decide abandonar sus lares. Es lo que ha exigido a la Junta de Andalucía para cortar la `hemorragia´ de abandonos, los  cuales han llegado ya a 200 solo en la provincia de Málaga. Los médicos bien preparados o los especialistas tienen que ejercer sin dilación para que sus conocimientos adquiridos con sudor y lágrimas no se oxiden.
Los países nórdicos reciben con los brazos abiertos a nuestros galenos. Por algo será. Obcecadamente, no se están poniendo los pies en pared, que es lo que decimos por mi tierra al  más sur del sur, cuando se trata de acabar con una situación perjudicial, para evitar su fuga que ya empieza a ser masiva. Cuidar a nuestros médicos para que la sanidad no flaquee debería ser objetivo primordial de nuestros políticos. Pero ya se sabe el dicho con el que abro este escrito. Al que había que unir una cita de Voltaire,  uno de los más genuinos representantes de la Ilustracción:“Los hombres que se ocupan de restaurar la salud de los demás uniendo habilidad con humanidad están sobre los grandes de la tierra. Aún comparten la divinidad, ya que preservar y renovar es casi tan noble como crear.”

Foto: Protesta de médicos (archivo diario SUR)

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.