img
Etiquetas de los Posts ‘

Rajoy

Día aciago
José Becerra 30-10-2017 | 1:17 | 0

Día aciago

JOSÉ BECERRA

Cuando una parte del cuerpo humano padece una afección, no digamos una amputación, el dolor se generaliza con mayor o menor intensidad en todo el organismo. Ocurre lo mismo cuando este estado catatónico lo experimenta toda una nación al corroerse por el delirio enfermizo de una parte lacerada que indubitablemente viene a trastocar su corporeidad total, considerada ésta como la integración de múltiples factores constituyentes de una entidad única, entre los que no son los menos importantes los que atañen a principios afectivos, sociales o anímicos. Son los que se materializaron el viernes pasado en Cataluña y que vinieron a atentar con alevosía contra las normas democráticas que en su día se recogieron en el corpus legislativo de la nación, para asombro y pesar del resto de los españolitos de a pie.

Pero afortunadamente, ante tamaña desfachatez de quienes proclamaron sin ambages la república catalana saltándose a la torera la Constitución que en su día nos dimos, se ha erigido el imperio de la Ley recurriéndose a ese artículo 155, que en estos días viene adquiriendo especial relevancia y que el presidente Rajoy acaba de poner en marcha con rotundidad y sin dilación contra los amotinados que amenazan con subvertir nuestra convivencia, anulando todas sus prerrogativas con el ánimo de cercenar la desfachatez con la que trataron de soliviantar al resto de los españoles. Respiramos así, aliviados. Cuanto más que se anuncian elecciones autonómicas inminentes – 21 de diciembre – para que sean las urnas las que proclamen sin subterfugios la forma de gobierno que venga poner freno a una situación tan aciaga como la ha que se ha venido viviendo en los últimos meses.

La intervención del Gobierno, regido por Rajoy, con tiento y prudencia, pero con determinación, ha sabido atajar el lacerante mal que atenazaba a una región española y que amenazaba con quebrantar al resto del país. Es de esperar que su intervención arroje los frutos de concordia por todos apetecidos y que del día aciago del 27 de octubre de 2017 solo quede como recuerdo de una pesadilla de la que se supo despertar a tiempo y que del Puigdemont insumiso solo quede una lejana memoria de su sueño imposible.

 

 

 

Ver Post >
“… y no hubo nada”, o un Rajoy inconmovible
José Becerra 08-05-2017 | 10:03 | 0

Resultado de imagen de imagenes de rajoy

 “… y no hubo nada”,  o un Rajoy inconmovible

JOSÉ BECERRA

No se arredra el presidente del Gobierno ante los tropiezos que vienen jalonando el andar reciente de su partido. Es como si las corruptelas de algunos de sus gerifaltes no hiciesen la menor mella en su persona, ni por supuesto en su semblante. Van cayendo los otrora halcones del PP madrileño por sus desmanes pero él se mantiene incólume  como si nada tuviese que ver con aquéllos. Genio y figura que decimos los castellanos parlantes (y piel de paquidermo como acaba de reconocer en él su homóloga alemana Angela Merkel), cuando vemos cómo  sabe capear el temporal que abate a su partido sin torcer el gesto y como si la cosa con él no fuera. Está a punto de sacar a flote, si es que no lo ha hecho ya, los Presupuestos de 2017; eso sí, prometiendo el oro y el moro al diputado Quevedo de Nueva Canaria, al mismo tiempo que obsequia con desparpajo al PNV con la friolera de 1.400 millones, a sabiendas que con el dinero baila el perro. Que algunas dádivas se imponen para lograr resultados imposibles.

No le arredran los traspiés de los presuntos golfos de su partido, ya entre rejas en la prisión de Soto del Real, y asombra la capacidad de este político de raza de sortear los escollos del camino haciendo caso omiso a las diatribas y baladronadas de las formaciones políticas que lanzan contra él dardos envenenados un día sí y otro también.

Sabe capear el mar de los Sargazos (un océano para los marinos avezados, sinónimo de muerte y desesperación) en los que ahora se mueve el PP, haciendo hincapié, y sus adláteres más cercanos hacen lo propio,  en lo que para ellos  resulta incuestionable: no todo es corrupción en el partido.

Se suceden en estos días los dardos hirientes contra el Partido Popular de Madrid y de rechazo contra toda la formación política en el ámbito nacional. Creemos que es una exageración. Porque algunos políticos corruptos, escudados tras las siglas del partido ahora puesto en la picota, hayan abusado de la confianza en ellos depositadas no es necesariamente dar por hecho una corrupción generalizada en aquél. Tampoco es justo creer que las tropelías en otros partidos empañen la trayectoria de políticos honrados y fieles cumplidores de su deber, caso del PSOE u otras formaciones políticas en el candelero, dicho sea esto de paso.

Juega  a favor de los populares la creciente creación de empleo – en abril la mayor caída mensual del paro de la historia  – y a remontada evidente de la economía en el país. Tal vez por ello Rajoy saque pecho y se muestre impasible en grado sumo ante el acoso y derribo de quienes como Pablo Iglesias y sus conmilitones de Podemos le lancen sin parar dardos envenados.

Un Rajoy en estado puro que como el caballero del que hablaba Cervantes, ante el túmulo  de Felipe II, rezongaba tranquilamente y sin aspavientos  aquello de: “Y luego, incontinente caló el chapeo, requirió la espada, miró al soslayo, fuese, y no hubo nada”.

 

 

Ver Post >
Un Rajoy magnánimo
José Becerra 01-04-2017 | 10:39 | 0

Rajoy magnánimo

El presidente del Gobierno no deja de sorprendernos cada día con alguna de las múltiples facetas de su personalidad. Se nos muestra en sus alocuciones ya sea en el Congreso, ya a su salida del hemiciclo, o en cualquiera de sus apariciones públicas ante los medios informativos, haciendo gala unas veces de su ironía y otras de su retranca que no pocas veces desarma  a sus adversarios más acérrimos. Es esa una virtud suya que no deja de ser loable y que no tiene por menos que ratificar su talante de  político de raza. Ahora lo que ha venido a decir de manera más circunspecta es que se van destinar 4.200 millones de euros a paliar y promover infraestructuras viales en Cataluña. Pero esta vez la afirmación ha sido concisa y sin rasgos de la menor reticencia. O sea que va en serio y se ha quedado tan pancho, eso sí sin hacer  gala de su flema característica, con la que ha pillado con el pie cambiado a los principales responsables de los partidos catalanes desde Convergencia i Unió hasta Ciutadans pasando por  el PSA y Esquerra Republicana …, y de paso a los ciudadanos catalanes que enarbolan cada día la bandera del independentismo y la ruptura brusca y sin paliativos con España. No podía ser mejor respuesta a los escraches que el independentismo catalán ha venido organizando como protesta ante la sede de los populares en Ciudad Condal.

¿Amortiguará esta decisión dadivosa del presidente del Gobierno las diatribas que se suceden cada día en el suelo catalán reclamando un Estado independiente? No lo creemos: continuarán las protestas y las afirmaciones de los dirigentes políticos en pos de la celebración de ese ansiado referendo que propugnan a voz en grito. Los empresarios catalanes, con la mosca tras la oreja por el anuncio de Rajoy de inversiones millonarias en la región, asintieron en la necesidad pero con la condición de que éstas fuesen más temprano que tarde y con la salvedad de que los compromisos “hay que cumplirlos”. Presumen, y así lo afirman, de conocer a Rajoy y sus compromisos que no llegan a cumplirse con la celeridad requerida o que se posponen en el tiempo sine die.

Sea como fuere, esta lluvia de millones que el presidente de los populares anuncia para Cataluña, no tenía por menos que incomodar a los mandamases del resto de las regiones españolas y, por ende, a la ciudadanía de cada lugar. Que levante el dedo cada presidente de Comunidad Autónoma que esté satisfecho con la situación de sus infraestructuras. Seguramente nadie lo hará porque en buena medida son insuficientes u obsoletas. Para muestra un botón en lo que toca a Andalucía: en la provincia  de Granada no es que las vías ferroviarias sean deficientes es que a la capital no llega ni un solo tren. Y más cercano al territorio en el que me muevo habitualmente, el tendido ferroviario que une Algeciras con Bobadilla y Málaga adolece lleva años esperando mejoras y éstas no acaban de llegar de ninguna manera.

Quedan las regiones que adolecen de la magnanimidad del papá Estado en espera de que se acuerden de ellas. Con un palmo de narices.

Ver Post >
¡`Habemus ´Gobierno!
José Becerra 01-11-2016 | 11:34 | 0

Resultado de imágenes de imagenes de rajoy, diariosur

 

¡`Habemus ´Gobierno!

José Becerra-Gómez

Javier Fernández, el rostro amable del PSOE, ha conseguido encausar la alborotada corriente del PSOE actual hacia los cauces de la abstención para facilitar, ¡por fin!, un Gobierno, el de Rajoy, no sin hacer de tripas corazón.

Los socialistas se han declarado una feroz guerra entre sí. Causó vergüenza ajena lo sucedido el pasado 1 de octubre en la que unos y otros se tiraron los tiestos a la cabeza y que acabó con la dimisión del hasta entonces obcecado secretario general, Pedro Sánchez, que por sus trazas y afirmaciones posteriores a nadie se le escapa que lo que desea es morir matando. Ya veremos, tras sus minis vacaciones en Los Ángeles, cuáles son intenciones tras conocerse que su aliado  Miquel Iceta ha revalorizado su liderazgo en el ámbito de su partido en Cataluña. Este personaje un tanto estrambótico y bailarín acaba de endilgar el epíteto de “símbolo” a la figura de Sánchez por su enconada animadversión a Rajoy y el PP, que él secunda sin la menor vacilación, hasta el punto de que se nos antoja que seguiría apostando por aquél para regir los destinos del PSOE.  Entregó su acta de diputado en la sesión que dio la presidencia a Rajoy, pero ahí no quedará la cosa. Seguro que se revolverá en su tumba política y estrenará nuevos bríos en un futuro inmediato. Está cantado.

   Fernández, presidente de la gestora del partido que ahora se remueve desde sus cimientos, admitió  que buena parte de los militantes socialistas se oponen a la investidura. Entiende la posición de sus correligionarios  en su animadversión hacia Rajoy; sin embargo, como explicó días atrás, “la política exige convivir con la decepción”. Advirtió que se abrían dos posibilidades, ambas perniciosas para el partido: unas elecciones que serían funestas si se atiende a lo que apuntan las encuestas y en las que el PP saldría fortalecido; la otra, investir al presidente en funciones con una abstención generalizada en la segunda vuelta, que no habría de significar dar carta blanca a los populares y sus propuestas, y sí rendirse en la disyuntiva hacia la opción que a su juicio es la mejor para España y el  propio PSOE.

   Fernández ha dado muestras de saber estar en el ámbito ahora revuelto de la política obrando con sensatez y demostrando la posesión de un temple que los que contemplamos los sucesos que se han desarrollado en los últimos tiempos quisiéramos para  buena parte del resto de los políticos que no le secundan o se oponen visceralmente a sus postulados expuestos en las últimas semanas.

   Si al fin se consiguió que el PSOE se abstuviera en  segunda votación para facilitar un Gobierno de Rajoy mucho tendrá el partido que agradecer a Fernández por no haberse despeñado con el “no” obstinado de muchos gerifaltes, con Iceta a la cabeza. Porque el derrumbe del partido estaba cantado, y con la propuesta que aquél ha defendido a capa y espada, pero con la actitud dialogante de la que ha venido haciendo gala en este casi un annus horribilis, acentuado en los últimos meses, para los socialistas, ha evitado el mal mayor, o sea,  la hecatombe irremediable del partido.

    El viraje se ha producido a trancas y barrancas, pero lo suficiente palmario como para poder decir adiós a una insostenible situación de bloqueo que no auguraba nada halagüeño para la situación álgida en la que el país se encontraba.

   Las cosas no serán nada fáciles para el PP, porque ahora se entrevé una feroz oposición de los socialistas hasta el punto de que habrá investidura, sí, pero también se va a impedir que gobierne a placer. El “rodillo” de los populares toca a su fin, y esa es la misión de quienes se han visto abocados a transigir; lo que de alguna forma compensará este ineludible apoyo al que es por naturaleza su contrincante. Esta actitud, que es de esperar, puede redimir las huestes del puño y la rosa  a la concesión que ahora acaban de formalizar a sus adversarios políticos. Animado ha de estar el hemiciclo en el que sus señorías sentarán sus reales.

  Por lo pronto, `habemus` Gobierno y en el lontananza de la política se vislumbran nuevos horizontes más halagüeños  para todos.

 

Ver Post >
Rajoy se muestra condescendiente
José Becerra 12-10-2016 | 9:58 | 0

 Resultado de imágenes de imagenes de Rajoy en diario Sur de malaga

Rajoy se muestra condescendiente

El presidente en funciones se ha apresurado a enmendar la plana a sus subalternos más directos que habían empezado por exigir al PSOE algo más que la simple abstención. Se envalentonaron éstos al ver cómo los socialistas  en una desigual lucha interna, atrincherados, irrumpían cada cual en posiciones propias e irreductibles, tras los sucesos que acabaron con el destronamiento del obseso Pedro Sánchez. Se mostraron ufanos y presumieron de tener bien sujeto el rábano por las hojas. Pero he aquí que Rajoy, con muy buen criterio (eso es lo que se nos antoja), puso fin a los cabildeos de sus subordinados, dando por seguro que no iba a exigir nada al PSOE más allá de apoyar con la abstención su investidura.

   No entraba en sus cálculos machacar a los oponentes en nuevas elecciones que, seguramente, se llevaría de calle, ni hacer leña del árbol caído. Sí,  hablar con Javier Fernández, cabeza visible de los socialistas en estos momentos, y consensuar la formación de un nuevo gobierno que el país necesita como agua de mayo en tiempos de sequeral.  Los presupuestos de 2017 pueden esperar algo más y lo urgente es la constitución de ese gobierno que todos anhelan y todo lo demás vendrá por añadidura, incluido la feroz oposición que sin duda enarbolarán los adversarios como bandera de un anunciado acoso y derribo de su persona.

   Por otra parte, Rajoy, que lleva meses insistiendo en la necesidad de que España tenga gobierno sin más aplazamientos, no sería coherente con sus convicciones si de entrada pone trabas que vayan más allá de la consecución de la investidura. Por lo que se tiene por menos pensar que está obrando con cordura. Sensatez,  o sea, que es lo que se espera de quienes tienen en sus manos los hilos del poder, para sacarnos de esta aberrante situación política e institucional en la que nos encontramos. La condescendencia del presidente en funciones hace abrigar esperanzas de que se  obre el milagro y  todos, tirios y troyanos,  se avengan a razones.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.