Skip to content

El día después: el Unicaja, Casimiro y la licencia de la Euroliga

2012 mayo 7
por Enrique Miranda
Zoric se abraza con Abrines. / Salvador Salas

Este lunes, cuando gran parte del mundillo del baloncesto nacional está pendiente de la presentación del ‘play-off’ y de las quinielas cara a las eliminatorias por el título, en Málaga estamos en otros menesteres.

 

El Unicaja no va a estar entre los ocho mejores equipos del campeonato por primera vez en 13 años, lo que implica un fracaso de enormes dimensiones. La temporada no ha sido mala, ha sido malísima y los bochornosos partidos que se han visto en el Palacio de los Deportes, la escasa actitud de algunos jugadores y los disgustos que se ha llevado la afición malagueña no se pueden obviar.

 

Pero hoy, el día después del final de la Liga regular, creo que hay que darle mucho valor a lo conseguido. O mejor dicho, a lo que no hemos perdido. La presencia en los ‘play-off’ del Unicaja tiene que ser un objetivo mínimo a cumplir por presupuesto, por trayectoria o por nombre del equipo (aunque claro, ninguna de estas cosas gana partidos). Pero el hecho de mantener la licencia A de la Euroliga es mucho más importante para el club, e incluso para los aficionados, que estar o no en unas eliminatorias por el título. Nada más que hay que mirar a algunos de los equipos de la Eurocup o la Eurochallenge…

 

Jugar la Euroliga supone tener más presupuesto, estar en el escaparate del mejor baloncesto europeo, poder atraer a jugadores de primera fila y enfrentarse a equipos de nivel casi NBA como el CSKA o el Panathinaikos. De ahí que hoy entienda un poco más la alegría ayer de Luis Casimiro, un entrenador que llegó a Málaga con muchas expectativas pero que se encontró a un equipo mucho más roto de lo que esperaba.

 

Zoric se abraza con Abrines tras el partido de ayer. / Salvador Salas

Zoric se abraza con Abrines tras el partido de ayer. / Salvador Salas

Creo que el papel del entrenador manchego ha sido fundamental en esta recta final de temporada. Tardó en dar con la tecla, pero finalmente lo consiguió. No le importó lo más mínimo tener que cargarse a varios jugadores, meter a jugar a canteranos sin ninguna experiencia o hacer mil y un experimentos. Y eso, recién llegado a un equipo y con todos los focos apuntándote, no es nada fácil. Casimiro sabe que es muy probable que no siga en Málaga y quizás no es el técnico más apropiado para empezar un nuevo Unicaja desde cero. Pero sí estoy convencido que el preparador ha hecho lo mejor que se podía hacer con la plantilla cómo estaba.

 

Eso no quita que no haya que ser crítico con la ausencia en el ‘play-off’ que, repito, para mí supone un enorme desastre. Pero hubiera sido mucho peor no estar en la Euroliga o al menos no estarlo por méritos deportivos. Ya hay bastantes equipos y aficiones que miran con recelo al conjunto malagueño por seguir jugando entre los mejores de Europa pese a las últimas temporadas. Yo lo entiendo, pero al menos el Unicaja mantendrá su licencia si haber tenido que tirar de despachos, lo que ya hubiera puesto al club malagueño en el punto de mira de gran parte del baloncesto nacional. Pues eso, que en el fondo, y visto lo visto, hay que estar moderadamente contentos.

Comienzan las votaciones para el MVP de la ACB. Del Unicaja no creo…

2012 abril 12
por Enrique Miranda

Ayer arrancaron las votaciones populares para elegir el jugador más valioso (MVP) de la temporada en la ACB. Los seguidores del baloncesto nacional pueden votar a sus jugadores preferidos hasta el 29 de abril y después esos votos se computarán con los de la prensa, jugadores y entrenadores. Creo que está bastante claro que los votantes no miren mucho hacia el Unicaja. Esta temporada solo un jugador tiene números de MVP, Joel Freeland, y su papel en la recta final de temporada le ha hecho perder peso entre los jugadores de la liga. El pívot inglés tiene condiciones y capacidad para ser el mejor jugador de la competición, pero para eso tendrá que dar un paso al frente en los momentos difíciles y aún no lo ha hecho.

El excepcional arranque de temporada del británico se ha visto empañado por sus problemas físicos y por algunos partidos importantes en los que apenas ha aportado. Como en el Unicaja no hay mucho más que mirar (Zoric tiene buenos números pero es irregular y de nuestro juego exterior destacar a alguien… en fin), voy a dar mi opinión sobre a quién tendría que ir el MVP.

Para mí el reconocimiento tendría que ser para Sergi Vidal o para Andy Panko. Los aleros del Lagun Aro están realizando una temporada espectacular en un equipo que no tenía mayores pretensiones. De hecho, si me tengo que decantar por uno, lo haría por el escolta nacional. Un jugador que tenía un rol de equipo en el Baskonia, que después chupó banquillo en el Real Madrid y que ahora ficha por un equipo pequeño y se ha convertido en un auténtico líder. Mi voto será para el catalán, sin duda.

Después están los que nunca fallan de los equipos grandes, como Teletovic, Navarro, Llull… O los pívots extranjeros que destacan, como Davis o Ivanov. Pero repito, creo que este año el galardón tiene que ser para un jugador del Lagun Aro.

Si queréis votar, aquí dejo el enlace http://acbmvp.orange.es/

Por cierto, para los fans de Cabezas, que sepan que el base marbellí es el cuarto más votado en la posición de 1.

El Unicaja, un esperpento

2012 febrero 26
por Enrique Miranda

Después de lo de este domingo ante el Valencia, la palabra crisis ya se queda corta para el Unicaja. Pero miro el diccionario y tampoco encuentro otra que me llene: recesión, aprieto, apuro, depresión, ruina…El equipo malagueño es un esperpento que nada tiene que ver con el que empezó la temporada, pese a que los jugadores son los mismos. Yo no sé si un nuevo jugador puede arreglar esto (lo dudo), pero lo cierto es que el rendimiento actual de la plantilla está bajo mínimos:

4. Gerald Fitch: El más cuestionado, se ha ganado a pulso estar en el ojo del huracán. Ya no es que no anote, sino que ha dejado de rebotear o asistir como solía hacer. El Unicaja no se puede permitir el lujo de tener a un escoltar americano titular que apenas aporte. De seguir así, dudo que acabe la temporada, aunque su futuro pasaporte comunitario le puede salvar.

5. Berni Rodríguez. El capitán es uno de los máximos conocedores del juego que hay en el equipo, el problema es que ya no está fino en el tiro y tampoco tiene la rapidez para penetrar como solía hacer. En ataque no existe.

6. EJ Rowland. El base titular no es una autoridad en la cancha, no controla el partido ni es un referente para sus compañeros. Solo se salva en las transiciones rápidas. Sin un cerebro en el puesto de base, un equipo no funciona.

7. Augusto Lima. El brasileño ha vuelto a la rotación con ganas. Aporta intensidad y entusiasmo, pero le falta rodaje y regularidad.

9. Kristaps Valters. Otro base que no asume la dirección del juego. El tiro es su única arma y los rivales ya lo saben. En defensa, es uno de los boquetes de la línea exterior. También lo saben.

10. Hrvoje Peric. Ha jugado por encima de sus posibilidades y ahora no ha sabido reaccionar. Previsible en ataque, también ha dejado de aportar en otros aspectos como el rebote

12. Tremmell Darden. Otro que ha bajado su nivel tras la lesión. No es un jugador determinante que pueda sacar al equipo de apuros. Si el equipo juega mal, su impacto en el juego es mínima.

15. Jorge Garbajosa. Uno de los pocos que se salva de la quema. Está aportando más de lo que se esperaba de él. Su veteranía es fundamental para salir del bache, pero se ve impotente.

16. Álex Abrines. Como Lima, aporta ganas y tensión en defensa. Aunque tiene minutos, no es un buen momento para que un joven le saque las castañas del fuego a los ‘mayores’

19. Joel Freeland. El líder está demasiado solo y así no se ganan partidos. Las defensas se cierran sobre él y Freeland no encuentra a compañeros que le ayuden a anotar. Ojo que un jugador de esa calidad, una estrella, siempre quiere optar a ganar títulos. Si no es en Málaga, será en otro lado.

20. Mark Payne. Se espera demasiado de su incorporación al equipo. Su físico y su capacidad para tomar buenas decisiones serán bienvenidos, sobre todo a la hora de ayudar en el puesto de base.

21. Luka Zoric. El juego interior es lo mejor del equipo y hace una buena pareja con Freeland. Se le ve motivado, pero cuando tiene un par de acciones malas se pierde con faltas tontas y tiros forzados. Otro de los que se salvan.

22. Nedzad Sinanovic. Ha dejado de contar para Chus Mateo y no creo que aporte mucho más en lo que resta de temporada. Es increíble que un jugador pueda cambiar tanto en una misma temporada. El pívot se está jugando la renovación y va perdiendo de paliza.

Dejo para el final a Chus Mateo, el entrenador de la casa, amable y paciente con sus jugadores que se encuentra con un buen problema sobre sus hombros. Tiene que dar un puñetazo sobre la mesa (no solo cara a la plantilla, también cara al club) y creo que está dejando pasar demasiado tiempo. En la cancha apenas se ven jugadas entrenadas y esto también es culpa del técnico. Ha demostrado que puede hacer que el equipo juegue bien. Ahora tiene que demostrar que puede volver a hacerlo.

Un Unicaja sin estrellas

2012 enero 17
por Enrique Miranda

Llevamos toda la temporada escuchando una definición del Unicaja con la que estoy de acuerdo solo a medias. Desde el inicio de la campaña se ha hablado del carácter humilde y de grupo de esta plantilla, en un año en el que el nivel inversor del club (de todos los clubes) ha bajado un poquito. Un Unicaja sin un Gurovic, un Marcus Brown o similar. Claro que el hecho de no fichar a una estrella no significa que no la tengamos. Está claro que Joel Freeland es la estrella de este Unicaja y sus números de esta temporada así lo ratifican. Un jugador joven, que ha progresado mucho en los últimos años y que si no triunfa en la NBA terminará en alguno de los equipos europeos que siempre están llamados a ganar títulos.

Es cierto que los fichajes que han llegado son jugadores sin renombre, más de grupo que grandes individualidades y que Chus Mateo ha conseguido transmitir a sus jugadores que son un equipo compacto y que todos tienen que aportar para llegar a buen término. Ya resulta bastante sorprendente cómo se ha llenado el hueco del lesionado Darden. Pero Freeland es una estrella de la ACB, como lo es Navarro en el Barça, Teletovic en el Baskonia o Mirotic en el Madrid. Y ahora se ha lesionado.

Por eso tengo mucho interés por ver cómo afronta el Unicaja estos próximos partidos sin su referente, un jugador vital en ataque y en defensa. Me gustó bastante el partido ante el Murcia, pese al bajón final. Realmente los visitantes apenas tuvieron opciones de ganar y la primera parte de los de Mateo fue sobresaliente. Aportaron Zoric, Valters, Peric (soberbio), Garbajosa, Payne… Muchos miembros de la plantilla dando un paso adelante y haciendo olvidar a Zoric.

Claro que el Murcia es el penúltimo clasificado y perder con ellos en el Carpena hubiera sido un poco desastre. Ahora llega todo un Real Madrid en el primer partido del Top-16, un encuentro vital para el futuro del Unicaja en la Euroliga. Además lo hace con una batería de jugadores interiores de primer nivel y conscientes de lo importante que sería llevarse una victoria de Málaga.

Veremos cómo se las apañan en el Unicaja sin Freeland en un partido tan importante. Una victoria sería una gran recompensa al trabajo de los jugadores y, especialmente, una gran alegría para Chus Mateo. Que prefiere un equipo sin estrellas. O más bien un equipo con estrellas pero que no van de estrellas.

Expediente Saúl

2012 enero 3
por Enrique Miranda

La historia de Saúl Blanco parece que va a terminar como todos sabíamos que iba a terminar. Sin cumplir su contrato y marchándose por la puerta de atrás. El jugador asturiano podrá fin a su paso por el Unicaja de manera oficial en los próximos días y digo de manera oficial porque de hecho hace tiempo que Blanco apenas cuenta en el equipo.

Saúl volverá a Fuenlabrada, equipo con el que encandiló a media ACB. Atrás dejará casi tres años en Málaga, una ciudad en la que deportivamente ha defraudado mucho. Lo de Saúl Blanco en Málaga es para muchos un expediente X. Porque si somos objetivos, hay que decir que Blanco es un buen jugador de baloncesto. Y cuando llegó en verano de 2009 todos pensamos en él como un jugador joven y con talento. Con un gran físico, Saúl tiene velocidad y un potente salto; buenos fundamentos, tiro exterior, capacidad para penetrar e incluso para jugar al poste bajo contra defensores más bajos. Todo esto, que con la camiseta del Unicaja suena a utopía, no es ficción. Lo hemos visto con el Fuenlabrada.

Pero en Málaga nada de nada. En principio lo achacamos a la presión que implicaba llegar a un ‘grande’. Recordemos que Blanco era una de las prioridades de Aíto García Reneses (ver noticia sobre su fichaje) para su proyecto en Málaga junto a Velickovic (el serbio terminó en el Madrid y en su lugar llegó Printezis) y que cuando el asturiano llegó a Málaga venía directamente de la concentración de la selección española en San Fernando, a la que acudió como invitado. Pero en las siguientes temporadas ni siquiera la presión podía ser excusa. Ya no se le pedía ser un referente del perímetro del Unicaja, un jugador sobre el que girase el juego exterior. Durante estos años llegaron jugadores extranjeros que asumieron este rol, como Fitch, Dixon o Neal, pero Saúl tampoco supo desarrollar su papel de hombre de banquillo con el nivel esperado. Y pensar que hasta la ACB porque el Unicaja y el Valencia se peleaban por el jugador…

Al alero siempre se le ha visto incómodo con la camiseta verde. Nervioso, indeciso, inseguro, poco atrevido… Salvo alguna excepción (sobre todo en partido lejos de casa), muy poco metido en el equipo. Pese a que su profesionalidad y actitud de trabajo siempre ha sido alabada por sus compañeros, ni siquiera la llegada de Chus Mateo al banquillo supuso un cambio en la mentalidad del jugador. Mateo le dio otra oportunidad, pero ya fue la última y esta temporada el jugador apenas cuenta. Promedia 11 minutos por partido y ha visto cómo un recién llegado como Peric o canteranos como Abrines o Payne le adelantaban por la derecha.

Sinceramente, espero que a Saúl Blanco le vaya muy bien en el Fuenlabrada y que vuelva a ser el jugador que fue. Aunque también sinceramente creo que el Unicaja se ha quitado un peso de encima.

twitter.com/emirandasur

Feliz 2012 y a empezar el año con una victoria del Unicaja

2011 diciembre 31
por Enrique Miranda

En este último día del año solo me queda desde este espacio felicitar el año a todos los seguidores del deporte, en mi opinión, más apasionante del mundo. El 2011 ha sido un poco raro para los seguidores del Unicaja con ese gran desastre que fue la recta final de Aíto García Reneses en el equipo y la decepción que supuso para muchos de nosotros. Por otro lado, tuvimos la llegada de Chus Mateo que hoy por hoy se ha ganado nuestro respeto como primer técnico del conjunto malagueño.

 

Demasiado bien nos están yendo las cosas hasta ahora, algo que se agradece, aunque seguramente lo mejor de estas últimas semanas es que parece que se está recuperando un poco la ilusión con el equipo, la identificación de la afición con el Unicaja. Pese a que el Martín Carpena no presenta el lleno absoluto de otras temporadas, creo que hay cierto grado de confianza en el equipo que viene muy bien.

 

A medio plazo, a este Unicaja le pedimos que llegue a la Copa del Rey de Barcelona sin muchas lesiones, con los jugadores mentalizados y que podamos dar alguna sorpresa en el torneo del K.O., aunque sea plantándonos en la final y dando mucha guerra. Aunque claro, ahora habrá que lidiar con un grupo de Euroliga a vida o muerte, en el que un fallo no previsto te manda para casa. Yo creo que tenemos opciones, el Madrid sin Rudy e Ibaka sigue siendo muy fuerte, pero no es tan inaccesible como el Barça; Siena es un equipazo y allí será difícil ganar pero en Málaga será otra historia. Y Bilbao, pues bueno, se supone que es la cenicienta del grupo pero ya ha dejado en la cuneta al Baskonia. Aún así, hay que ser optimistas y pensar que pasamos el corte.

 

Y a corto plazo, qué mejor forma de empezar 2012 que ganándole al Bilbao en casa el día 3. Ellos fuera de su cancha no han ganado aún en ACB y además están necesitados de victorias que le acerquen a la Copa del Rey (ahora van décimos, con 5 victorias y 7 derrotas). El Unicaja además está muy subido tras su partido en Sevilla, así que yo creo que sumamos una más. Allí estaremos para verlo.

 

En fin, lo dicho, que Feliz Año a todos.

Chus Mateo, el éxito de la humildad

2011 diciembre 7
por Enrique Miranda

Esta entrada en el blog bien podría ser el típico artículo que acompañara a un especial de esos que conmemoran la celebración de un título. De los que aplauden el papel del entrenador, su capacidad para hacer grupo o su buen ojo en las rotaciones.

 

Pero el Unicaja hoy por hoy no ha ganado nada, ni siquiera sabe si pasará a la siguiente fase la Euroliga o si llegará de cabeza de serie a la Copa del Rey. Pero el artículo sigue teniendo vigencia, porque la realidad es que el equipo está funcionando mucho mejor de lo que podríamos esperar. En esta buena marcha del Unicaja, todos tienen parte de culpa. Empezando por los jugadores -prácticamente todos están aportando- y terminando por la directiva -increíble lo bien que les ha salido el tema ‘lock out’-. Pero da la impresión de que Chus Mateo está teniendo un porcentaje muy alto de culpa, más aún cuando no las tenía todas consigo.

 

Mateo aplaude al público del Carpena

Mateo aplaude al público del Carpena

Partamos de la base de que el Unicaja estaba acostumbrado a tener a un entrenador de relumbrón desde la llegada de Maljkovic en 1999. El serbio forma, junto a Scariolo y Aíto García Reneses  una tripleta de entrenadores de primer nivel, con gran experiencia en el baloncesto europeo y al frente de equipos importantes. Cierto es que los grandes nombres no aseguran grandes temporadas (ya sabemos todos de quién hablamos), pero ayuda.

 

Cuando el año pasado se ficha a Chus Mateo a mitad de temporada, el madrileño se veía con el privilegio de entrenar por primera vez un ACB y a la vez con el ‘marrón’ de sacar adelante un proyecto hundido. El mero cambio de entrenador provocó el cambio de tendencia en la plantilla y la temporada se salvó como se pudo. Pero había que buscar un entrenador fijo para la temporada 2011-2012 y muchos no pensábamos que iba a ser Mateo el elegido. Admito que la propuesta no me gustó. Significaba bajar el nivel con respecto a temporadas pasadas y no (solo) por el nivel técnico sino porque el nombre del entrenador también influye en los posibles fichajes, en el arbitraje y en muchos otros aspectos.

 

Pero ahí ha estado Mateo, poco a poco. Ganándose primero el respeto de la plantilla y después el de los aficionados. Con modestia y humildad y con unas formas a las que quizás no estábamos acostumbrados. Sin hablar de los árbitros, apoyando siempre a sus jugadores, confiando en su plantilla más que nadie y sin airear de puertas para afuera los posibles problemas internos. (¿os acordáis del famoso ‘quinto televisor’ de Scariolo o la aireada lista de jugadores que pedía Aíto?).

 

Chus, con Pepe Sánchez y Berni, cuando era ayudante de Scariolo

Chus, con Pepe Sánchez y Berni, cuando era ayudante de Scariolo

Además llega este tío, como muy callado, sencillito, con poca presencia física y nos enseña a todos que los entrenadores se equivocan ¡y rectifican en público! Eso es lo que pasó con Peric, un jugador en el que nadie confiaba (incluido Mateo) y que se ha ganado el puesto, lo que seguramente no hubiera pasado con otro entrenador. Algo parecido está pasando en las últimas semanas con Fitch, cuyo rendimiento ha estado muy por debajo de lo esperado; pero Mateo está sabiendo esperar, no ha puesto en duda su protagonismo en el equipo y parece que el americano levanta cabeza. También ha sabido sacarle más provecho a Valters, se ha dejado de experimentos con Freeland, le ha dado cancha a Sinanovic e incluso a introducido en el grupo a jóvenes como Abrines, Pozas, Kuzmic o Payne con naturalidad.

 

Con todo esto solo quiero reconocer el gran trabajo de Chus Mateo. Como aficionado, puedo no estar de acuerdo en ocasiones con sus cambios o con algunas jugadas -en parte para eso nos aficionamos a un deporte ¿no? Para poder criticar-, pero me está sorprendiendo mucho que el Unicaja a estas alturas, sea una balsa de aceite. Aún pueden cambiar las cosas para el equipo de aquí a final de temporada y va a ser muy, muy difícil conseguir este año un título. Por eso creo que ahora es cuando hay que alabar el trabajo de Mateo. Ya habrá tiempo de poner pegas.

http://twitter.com/emirandasur

Tremmell Darden se rompe ¿Fichar o no fichar?

2011 diciembre 2
por Enrique Miranda

Cuando parecía que el Unicaja era de los pocos equipos importantes no iba a tener que reajustar su plantilla tras el fin del ‘lockout’… ¡zas! en toda la boca. Se lesiona el alero titular del equipo (jugador que más minuto está en pista) y el segundo base de la plantilla. Tremmell Darden estará dos meses fuera y Valters unos 15 días y todo ello después de que Rowland se haya perdido varios partidos.

 

Muy mala suerte para el conjunto que entrena Chus Mateo. La clasificación para la Copa del Rey parece que no peligra, aunque sería muy importante estar entre los cuatro primeros para poder evitar a los ‘cocos’ (para mí sobre todo el Barcelona) y tener opciones de dar la sorpresa. Pero la clasificación para el ‘top 16’ sí está más cruda y seguramente será en la Euroliga donde más se eche en falta a Darden, un jugador muy físico que sube el nivel defensivo y reboteador del equipo en una competición con jugadores, por lo general, más altos, más rápidos y más fuertes. ¿Qué hacer con el problemón de Darden? ¿Fichar o no fichar? Seguramente todos los aficionados apostaríamos por la primera opción, pero claro, hay puntos a favor y en contra.

 

A favor:

 –No tenemos muchas opciones de ‘tres’. Parece evidente que Peric tendrá que dar un paso al frente y ocupar la plaza de alero alto titular. El croata ha cumplido hasta ahora, habrá que ver qué hace con más responsabilidad. Después está Saúl Blanco, del que ya pocos esperamos y Abrines, con muchas cualidades pero demasiado joven (¡y canijo!)

 

-Falta anotación. Darden es una especie de todoterreno que aportaba intensidad, rebotes y puntos. Sobre todo en este último aspecto el Unicaja va a estar muy necesitado. La baja de Darden deja a Freeland demasiado solo en la anotación, con la aportación de Zoric y los ramalazos de acierto de Valters (cuando vuelva claro)

 

En cualquier equipo grande se ficha si se lesiona un jugador importante por varios meses. Es una razónquizás demasiado evidente, pero si el Unicaja quiere ser un grande tiene que actuar como ellos

 

En contra:

 -La pasta. Tras el caso Splitter, está claro que el Unicaja ahora mira más los gastos que en épocas pasadas. El desembolso no tiene por qué ser muy elevado pero me da la impresión de que el club tiene que encontrar a alguien muuuuy fiable para que se decidan a gastar dinero

 -El mercado. Con el mundo NBA en plena esfervescencia por el próximo inicio de la competición, hay menos opciones de encontrar un buen fichaje. No creo que haya muchos nombres de renombre que estén ahora sin equipo y al nivel de Darden. Entre los aficionados ya se citan dos nombres, Gelabale (el francés está sin equipo) y Adam Morrison (ex NBA que ha jugado en el Estrella Roja y que también suena para el Alicante), pero me da la impresión que los dos son demasiado caros.

 -El tiempo. Traer a un tío que necesite cuatro o cinco partidos para aclimatarse al equipo y a la liga no nos vale de nada. Las urgencias del equipo son ahora y no se puede malgastar dinero en alguien que no conozca la ACB. Tampoco veo muy viable ir a por un jugador de los clubes pequeños de la ACB (como ha hecho el Madrid con Singler o como pasó el año pasado con Ingles o Batista), ya que el contrato sería temporal.

 

En fin, ¿qué hará el club? Yo creo que no fichar (por ahora esta es la postura del club), pero dependerá de los próximos partidos

La semana en la que el Unicaja convenció

2011 noviembre 27
por Enrique Miranda

Vaya semanita movida que acaba de pasar el Unicaja. Unos días convulsos a los que voy a calificar como ‘La semana en la que el Unicaja (me) convenció’. Para algunos será ‘La semana en la que el Unicaja terminó de convencer’ y para otros directamente aún esperan un paso más. Pero personalmente estas dos últimas jornadas de Euroliga y Liga Endesa me han servido para ver lo que el equipo puede hacer (Nota: Espero no arrepentirme de esta entrada en el blog).

 

No hablo ni siquiera de ganar títulos o de llegar a la F4, no llego a tanto. Pero sí de que la plantilla de Chus Mateo puede competir con los mejores, estar en lo alto de la competición y por qué no, meterse en las quinielas de los posibles ganadores de liga o Copa del Rey (sobre todo esta última competición, más accesible).

 

En el partido contra el Panathinaikos los puntos se fueron para Atenas, pero se jugó bastante bien. Con Freeland renqueante y con nuestro base titular de baja, el Unicaja puso contra las cuerdas a todo un campeón de Europa con una plantilla de esas que parece no tener fondo (y en la que, por ejemplo, el veterano Jasikevicius tiene un papel residual). Se defendió muy fuerte, se atacó con cabeza y el Martín Carpena apretó como lo tendría que hacer siempre (el pabellón no estaba lleno, pero al menos el público estuvo metido en el partido). Que te gane Diamantidis con dos genialidades en unos pocos segundos casi no se puede evitar. Se podía haber mejorado las dos últimas defensas, pero tener un MVP así enfrente te hace perder partidos de esta manera.

 

Después vino el Caja Laboral. Que con varios NBA y con algunos de los jugadores más determinantes de la liga no hizo un buen partido. Tampoco brilló el Unicaja, pero consiguió llevar el ritmo del encuentro y llevarse la primera victoria ante un grande.

 

Si el Unicaja sigue jugando así, no nos podremos quejar. Zoric se está acoplando, Valters (que en defensa flojea) puede ser fulminante en ataque, Darden es una especie de Carlos Jiménez que siempre aporta, Peric es un currante nato, Garba está demostrando lo gran jugador que es pese a estar ya de vuelta… Si a todo esto le sumamos que el cierre patronal de la NBA está ya casi resuelto y que nuestros rivales directos van a tener que rehacer sus plantillas con la vuelta de jugadores a EE.UU., esta semana es para estar contentos. Si al final lo de no fichar a Splitter nos va a venir hasta bien…

Patinazo del Unicaja en el caso Splitter

2011 noviembre 17
por Enrique Miranda

Lo que podría haber sido un alarde de buena gestión, de paciencia y de efectividad en los despachos ha pasado de un día para otro en ser un patinazo de los que hacen daño. Esta es la visión generalizada de lo que ha pasado en el Unicaja con el frustrado fichaje de Tiago Splitter, el pívot brasileño de los Spurs de la NBA.

 

No seré yo el que defienda el fichaje fugaz y descerebrado de estrellas de la NBA durante el ‘lockout’. Los riesgos son evidentes: jugadores no aclimatados a la competición, que se tienen que adaptar a roles diferentes, cifras millonarias, seguros médicos y, sobre todo, la tentación de hacer un equipo en torno a una estrella que se puede ir en mitad de la temporada.

 

Por eso hasta ahora no veía tan mal que el Unicaja no hubiera movido ficha en este mercado. Entre que parecía que el conflicto de la NBA se iba a arreglar a medio plazo y que las arcas del club no están para muchos excesos, lo más razonable era conformar un buen bloque e intentar competir con un mínimo de dignidad ante las megaplantillas de Madrid, Barcelona, CSKA (vaya partidito el del miércoles), Panathinaikos y demás clubes europeos.

 

Pero con el caso de Splitter todo parecía diferente. Cuando hace unos días mi compañero de SUR, Juan Calderón, fue el primero en publicar el interés del Unicaja por el exbaskonista pensé que al club malagueño le podía salir una jugada redonda. Ahora que el ‘lockout’ estaba más enquistado que nunca, ahora que los jugadores NBA están deseosos de jugar, el Unicaja se podía hacer con los servicios de un jugador con pasado reciente ACB, dominante en Europa, que no ocupa plaza de extranjero y que además juega en la posición más necesitada en las filas ‘cajistas’ y la más difícil de reforzar. Pues no.

 

 

Es lógico que se analizara el coste de la operación, el impacto en la plantilla, las cláusulas de una posible salida… Que se estudiaran todos los detalles. Incluso puedo asimilar que la entidad haya llegado a la conclusión de que el esfuerzo económico no merece la pena (me cuesta, lo prometo). Lo que no puedo dejar de pensar es que se ha metido la pata.  Si el coste de la operación no era viable, se tendría que haber sabido desde el principio (el Valencia pagará 140.000 euros al mes al jugador, tampoco es algo tan desorbitado). El fichaje se descarta desde el primer momento y se evita que medios de comunicación y aficionados den por hecho y se ilusionen por una operación que ni siquiera se había planteado aún entre los que realmente mandan en el club.

 

Pero la estrategia de convencer primero al jugador para después intentar convencer a la Caja de Ahorros no termino de entenderla. Al final, pasa lo que pasa. Al jugador se le da un portazo en las narices, la afición se queda con la miel en los labios y se precipitan las cosas para que un rival directo de la ACB fiche al pretendido. Se lo hemos puesto en bandeja. Dicen desde el Unicaja que no se descartan otros fichajes  -aunque la reputación del club queda un poco tocada cara a contactar con otros jugadores de renombre-, pero la realidad es que la liga española ahora mismo está condicionada por el ‘lockout’. El Valencia nos adelanta por la derecha con la llegada de Splitter y el Unicaja no tiene plantilla para, a largo plazo, competir con los de arriba. Decepción, una vez más.