Skip to content

FUMAR ES UN PLACER…

2013 agosto 23

Marlene Dietrich, insuperable adicción

Y no hacerlo se ha convertido también en una moda. Al menos, no hacerlo según el modo tradicional.

Esta mortal adicción ha encontrado una cura y no es precisamente un medicamento. Se trata de la propia nicotina administrada de forma gradual mediante el llamado e-cigarrillo o cigarrillo de vapor de agua.

El invento es de origen asiático pero una empresa malagueña ha sido la encargada de comercializar este dispositivo cuya excepcional virtud consiste en liberar una pequeña dosis de nicotina pero sin otros componentes nocivos para la salud como sean el dióxido de carbono, el alquitrán y otros aditivos. Recientes investigaciones han puesto de manifiesto que los consumidores de estos cigarrillos disminuyen su dependencia al tabaco e incluso pueden dejar el hábito de forma indefinida presentando esta opción  como una terapia de reemplazo de nicotina. Es decir, en el mejor de los casos, puedes seguir fumando sin abandonar el hábito del cigarrillo, como comenta Gonzalo Hidalgo, responsable de esta empresa.

Cigarrillo electrónico recargable

Se trata de un dispositivo que funciona con batería y permite dosificar la cantidad de nicotina que se inhala. Se venden en packs de veinte junto con dos baterías y distintas cargas de nicotina a un precio de 60 euros aproximadamente y son recargables. Además, existen en una variedad de sabores, como la menta o la manzana.

Una de las ventajas es que puedes fumar donde está prohibido pues se exhala únicamente vapor de agua, el cual, se diluye en el ambiente y no contamina porque no es el humo liberado por la combustión, sino sólo vapor, vamos, como el de la plancha, además de que no contamina a terceros.

Huyendo del debate que este asunto pueda generar, me quedo con la imagen fascinante de una mujer sosteniendo entre sus labios un cigarrillo. Este acto me parece tan sugerente y cautivador como así han conquistado a la audiencia las grandes actrices de los cuarenta. Esos fugaces instantes cuando inhala la sustancia respirando en el humo con los ojos entrecerrados y los dedos próximos al rostro para recoger el cigarrillo. Haciendo de este acto un verdadero arte, quedan para el recuerdo la extravagante personalidad de Marlene Dietrich, la bellísima Lauren Bacall o Barbara Stanwyck junto a los galanes de aquella época, Humphrey Bogart y su empedernido affair con el tabaco, o Robert Mitchum.

Una pareja de cine

Hay escenas irrepetibles que definen de forma purísima este arte en la mujer, produciendo un resultado tan atrayente y sexy como lo fueron sus protagonistas, y verdaderamente femenino, roto por el desgarro de sus voces graves, maltratadas por la adicción, que hacían de ellas un icono inaccesible. Lauren Bacall prendiendo un cigarrillo mientras Bogart la examina totalmente alucinado. Sensual hasta lo imposible, arrojada heroína que medita en el silencio con descaro e insolencia y simplemente se marcha agradeciendo a su acompañante de reparto el pitillo. Es un instante misterioso que te deja sin aliento.

Gesto irrepetible

El otro día en una fiesta observé a varias señoras disfrutando de estos modernos cigarrillos. Claramente se distinguen del pitillo habitual por su morfología, la cual evoca las largas boquillas para fumar tan sugerentes de hace décadas pero un poco en desuso en la actualidad.

Yo no sé qué diera por una de ellas, aunque fuese sólo con vapor, me parece un accesorio super retro, que irradia un halo de intriga y expectación, embrujo, fatalidad… No sé.

No quiero parecer proselitista de una droga como el tabaco, y es este, en verdad, un asunto peligroso debido a la ya fortalecida conciencia social en contra de este hábito pero fumar de esta manera no es perjudicial y es muy chic. 

 

 

 

Una oreja muy sofisticada

2013 agosto 5

Para las que definitivamente optáis por no perforar  vuestra oreja y lucir diversos pendientes, os presento lo último. Se trata de los “ear cuffs”, elaborados en una sola pieza. Cubren todo el lóbulo con pinta de llevarla totalmente taladrada. Basta el agujero de siempre pues sólo necesita un punto de anclaje, incluso los hay de presión.

Con flores de metal y piedras

Se trata de una tendencia en permanente expansión y aceptación. Puedes encontrarlos en variedad de formas y materiales, desde flores de metal, plumas, cadenas, pinchos, cristales, perlas, serpientes, dragones o tigres… Existen  en versión low cost en Asos, Dorothy Perkings, Brigitte Biyou… a un precio muy asequible. Por supuesto, las grandes firmas también diseñan este ornamento en Alta Bisutería como Chanel, Cavalli o Chiara Ferragni, por ejemplo.

Con perlas

Se colocan sólo en una oreja con el pelo hacia atrás o recogido para que puedas lucirlos en su justa medida. 

Los hay espectaculares y constituyen un imprescindible en las últimas tendencias.

 

Ear cuffs con cadenas

Como sucede casi siempre en moda, ya está todo inventado. Su aparición se registra en la década de 1930 y su diseño corresponde al joyero francés Marcel Boucher que recuperó a su vez este adorno de la aristocracia egipcia. Con posterioridad, en la década de los ochenta conquistó el estilismo más vanguardista con el que recobró su vigencia como muestra de insurrección a los cánones y credos sociales y políticos de la época.

Con estrellas

En la actualidad, aún en proceso de crecimiento, presagio una revolucionaria acogida para este complemento. Y si no, al tiempo… 

Espectacular con diseño vegetal

Le Pitiminí Mignon

2013 agosto 5

 

 

Desfile Le Pitiminí Mignon Pilar de San Juan

El pasado día 23 de julio tuvo lugar la primera  presentación de la firma Le Pitiminí Mignon de Pilar de San Juan, diseñadora menuda, sensible y elegante, en la espectacular terraza del Hotel Málaga Palacio AC. Una fecha histórica en su breve pero intensa trayectoria cuyo alumbramiento se produce hace tres años, alentada por sus amigas para hacer de su arte con el tocado una actividad profesional estable y con perspectiva.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Europea de Madrid y formada en Sombrerería de Alta Costura, comienza exponiendo su trabajo en mercadillos y otros entornos en los que su exquisita confección empieza a verse reconocida ante una audiencia sorprendida por su particular creatividad. 

El mimo y la dedicación de sus diseños conciben a una mujer “sencillamente elegante”, como ella describe, una mujer preparada, luchadora y tenaz. Artesana hasta la médula, la ilusión y una fantasía desbordantes han hecho posible su primera presentación. 

Su objetivo es conquistar el mundo, ni más ni menos, y parte de este sueño lo ha logrado ya pues colabora en la formación de diversas escuelas en el Estado de New Jersey, Estados Unidos, aparte de tener su firma íntimamente unida a La Alta Costura Malagueña, con la que colabora cada año de forma solidaria en beneficio de la Fundación Malagueña de Asistencia a Enfermos de Cáncer y otras instituciones sociales como Vicente Ferrer.

Ha intervenido en diversas pasarelas con diseñadores malagueños de reputada trayectoria como Rafael Urquízar, Jesús Segado, Gemma Melé o Antonia Galiano. Y en el curso de su primera colección compartió cartel con la diseñadora malagueña Lydia Martín Arranz que aportaba al desfile una línea más moderna y atrevida a su habitual estilismo.

Muchas horas de trabajo, ingenio, fantasía e ilusión han forjado esta colección, inspirada en la célebre cantante y actriz francesa, Edith Piaf,  icono parisino que envolvió con su melodía la pasarela al borde de la piscina del Hotel.

Pilar de San Juan pertenece a la Asociación CreArte, cuya Directora es Mª José Pérez Mérida, la cual aglutina a un variado elenco de artesanos de la moda.

Ya tenemos otra artista del tocado para el orgullo de todos los malagueños. Le deseo toda suerte de bonanzas para este emprendimiento y me siento muy honrada de mostrar su trabajo en este post.

 

¡¡Felicidades, Pilar!!

 

 

Pilar de San Juan y yo antes de la presentación

 

Curvas para el pret â porter

2013 agosto 5

Catálogo temporada invierno 2013

Los diseñadores de pret â porter que conciben prendas para mujeres con sobrepeso son una minoría. Esa es la verdad. La variedad y cantidad que existe para diseños de tallas por debajo de la 44, por ejemplo, es abrumadoramente superior respecto de las tallas, llamadas “especiales” y ello resulta un menoscabo para una gran mayoría pues a determinada edad, por naturaleza en la mujer, y después de pasar por la maternidad en muchos casos, el cuerpo queda mal parado, esto es insoslayable. Todo ello unido a la relajación de muchas, a la falta de moderación en la alimentación, al cese de alguna actividad deportiva y la vida sedentaria, son factores que vienen a deteriorar la silueta. Por tanto, encontrar estilismos confeccionados en tallas grandes, que favorezcan y sienten bien a lo que queda después del naufragio, es una ardua labor.

En el ánimo de este diseñador, Chema Blanco, está el mérito. Patronista de moda, de familia dedicada al ámbito textil desde hace más de cuarenta años, lleva doce vistiendo a una señora de mediana edad, que ya es mamá, que acusa cierto sobrepeso o mucho (sus tallas llegan a la 54 en la mayoría de sus colecciones y hasta la 60 en algunos diseños). Para ello dispone de algunas estrategias, por ejemplo, el uso de los forros antiestáticos que impiden que los tejidos de punto se ciñan al cuerpo y evidencien los signos del exceso de peso. Su finalidad es estilizar pero no al precio de estar encorsetada y sin respiración. Es decir, comodidad y armonía.

Durante más de una década ha elaborado diseños que se venden por toda la península y las islas y exporta en la actualidad sus creaciones a Holanda y Portugal. Asimismo, como fruto de su exitosa carrera, está en proceso de expansión hacia otros países, como Bélgica y Francia.

Contemplada de cerca, su línea tiene una confección excelente, muy bien definida, pensando en una mujer con cierta corpulencia. Su orientación es clásica, estilo lady, pero actualizada conforme a las tendencias.

Trabaja con proveedores españoles e italianos y su fabricación se ubica principalmente en Andalucía y Castilla La Mancha.

Lo cierto es que muchas mujeres estarán muy agradecidas a este diseñador por haber concebido una firma de vestido que piense verdaderamente en nosotras, que intente ir contra la hostilidad del ambiente que impone como dictadura las tallas mini condenándonos imperativamente a pasar un calvario para encontrar algo mono de nuestra talla y marginándonos por no estar en el cliché de las medidas perfectas.

Haber participado en la elaboración del catálogo de su nueva colección primavera-verano de 2014 ha sido un lujo. Una persona entrañable, sensible y generosa que ama lo que hace. Y lo que hace es muy valorado por ese sector de población que desea tener una opción de armario adicional. Muy recomendable. Aquí os dejo algunas fotografías de su sensacional trabajo que podéis encontrar en boutiques multimarca de nuestra ciudad.

Gala sobre agua

2013 julio 12
por Belen del Campo

Espectacular estilismo de María Barros

Un maravilloso Rafael Urquizar

Gonzalo Casares-Palma, la Concejala Carmen Casero, José de Aldecoa Martínez, Carlos Sedano conmigo en un momento de la recepción

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conforme ascendía los peldaños de la trasera iban sonando por el micro los latidos de mi corazón. A estas alturas, parece que nunca me hubiera subido a un escenario, que nunca hubiese gestionado un camerino y sin embargo, en esta ocasión, las elegantes sandalias color plata no me sostenían. Ya en bambalinas, mi partener, Carlos Sedano, periodista del motor, y metido en este fregado por mi culpa, comenta conmigo la escaleta y repasamos algunos cambios en el guión. Pasadas las once, con el suave aroma de la dama de noche y de las hiedras recién cortadas, nos preparábamos para presentar la III Edición de la Gala de La Alta Costura Malagueña en los jardines del Club Social El Candado, el pasado día 28 de junio.

No voy a repetir, como siempre, que el lugar era hermoso. La escalinata del escenario se cernía sobre el borde de la piscina creando un efecto visual de profundidad. Los edificios colindantes temblaban sobre el agua y la noche, con todas sus estrellas, parecía flotar sobre las palmeras… Al fondo, el fulgor de las luces centelleando sobre el agua, las sombras salpicando nuestra percepción del espacio… En contraste, la distribución de las mesas hacia un lado, ataviadas con ornamentos de color crema y vino, saludaban a los invitados con honores. ¡Qué intenso momento! “(…) Buenas noches, queridos amigos…”.

Hay un concepto vital de belleza que uno guarda con ciertos entornos. Por un lado, la idea de lo objetivamente estético se une a las emociones que arropan nuestra memoria en esos lugares, visiones, recuerdos, experiencias que nos vinculan a ellos casi irracionalmente. De un modo selectivo, se nos antojan paradigmas de un singular equilibrio. Sobre la moqueta azul ducado que nos había cedido el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, dos micrófonos y dos voces para dar comienzo al desfile que cada año celebramos en beneficio de la Fundación Malagueña de Asistencia a Enfermos de Cáncer (FMAEC), la cual ha compartido los frutos económicos de esta Gala con la entidad Pozos Sin Fronteras en esta Edición.

Como habitualmente, en primer lugar, los diseñadores participantes en el Certamen Málaga Crea de 2013 inauguraron la pasarela. Francisco Antonio Morales y Virginia Aguilar con su colección “Muscle Beach Party” bajo la firma, “XV”, un repertorio de color y desenfado con prendas confortables en rayas y diversos estampados, una colección apropiada para las maravillosas noches de verano en el mar que mereció el Tercer Premio de dicho Certamen. 

A continuación, el segundo galardón concedido a Virginia Morales, con “Baroque”, vestidos extra largos con sobrecapa abundante, encajes superpuestos y alguna transparencia, corpiños con lazadas y volantes, muy estructurada y desbordante.

Finalmente, la espléndida colección de Rafael Núnez Rodriguez, Rafnuro, participante de la muestra, recuperando el estilo francés del siglo XVII, una indumentaria confeccionada en base a bordados, perchera y guantes, mangas con volumen y cuello de banda caída en color aguamarina y oro en una atrevida pero fascinante puesta en escena.  

Posteriormente, iniciamos la presentación de los diseñadores más veteranos comenzando por Rafael Urquízar, el maestro de la línea continua. Muestra una elegancia natural que se manifiesta sin estridencias de forma espontánea; sus maniquíes exhiben figuras de boceto, casi en el límite de la irrealidad, pureza de hechura, atildada sensibilidad, una intensísima feminidad ornamentada con los tocados de Bambary. Comprendo que es admiración pero hecho constatado. Bellísimo.

En otro orden de estilos, Antonia Galiano expuso, asimismo, una colección muy variada, llena de color, con tejidos de generosa nobleza, con arreglos de plumas, sedas, bordados, capas arrastrando, diseños muy femeninos y muy bien equilibrados, presentados con su habitual y excelente confección.

La joven promesa Lydia Martín Arranz exhibiendo tocados de la firma Pitiminí Le Mignon, de Pilar de San Juan, cautivó nuestra atención con sus diseños artesanales, elaborados con tachuelas y cuerpos ceñidos en una variada gama de colores de tendencia, bodies de encaje, faldas al tobillo combinadas con prendas tejidas en hilo, monos de una pieza a la rodilla y una novia con chistera de raso, flecos y asimetría. Vital y lleno de frescura.

El recién galardonado “Malagueño del Año”, Antonio Gracia, sorprendió también por la fastuosa puesta en escena de sus tocados y pamelas, estilismos de cóctel como pretexto para expresar su ingenio respecto de este aderezo, fantasía y riesgo por sus grandes platos pero desfilados por modelos de la vida real que hacen posible entender que el tocado no es un capricho de lujo sino una norma de protocolo para cualquier evento de etiqueta. Flores, plumas y rejillas elaboradas de forma personalizada, con inmensos lazos y acabados de fiesta y coordinados con sus clásicos complementos.

Dejamos para el final a nuestra invitada, María Barros, a quien teníamos programada una muestra de agradecimiento por su deseo de colaborar en la III Edición de esta Gala de La Alta Costura Malagueña solidaria.

Experta en la técnica del moulage, instrumento habitual de la Alta Costura en siglos anteriores, nos brindó una colección definida por su sobriedad  pero muy valiente e innovadora por los colores y por la composición de los tejidos, combinando seda con cuero en su espectacular estilismo blanco y negro. Claramente busca la expresión de la feminidad a través de pliegues y fruncidos con estructuras poco complejas. Se trata de un estilo purista que prescinde de ornamentos innecesarios e inspira serenidad y refinamiento. Realmente precioso.

El sensacional director artístico, Gonzalo Casares-Palma, había elegido la década de los ochenta para inspirar este evento, ahora que mediante el vintage se ha puesto de moda recuperar lo vivido en otras épocas e incardinarlo en nuestro mundo de hoy. Sólo en el ámbito de la música, la historia del pop llega a tener una nueva lectura con el tema, “Thriller”, de Michael Jackson, la obertura con que comenzó la pasarela haciendo un repaso en clave de mix con otros legendarios temas de entonces.

Y es eso exactamente lo que contemplamos, abundancia de glamour, innovación en el diseño a través del tratamiento de nuevos tejidos y exuberante creatividad.

Una ocasión para contemplar verdadera Alta Costura. Una velada solidaria para disfrutar entre amigos. El próximo año, ¡¡¡no te lo pierdas!!!

Aquí os dejo la sensacional fotografía de Miguel Ángel Pérez para despertar vuestro interés.

http://miguelapb.es/miguelapb/galerias/fmaec3/

María Barros con su colección

 

María Barros arropada entre amigos

Bragas de “Alta Cintura”

2013 junio 14

 

Moda baño recatada

Línea elegante con aires de siempre

Imagen de cine para tendencia retro

Resulta que el pudor ha vuelto a las pasarelas. Ahora se ha incorporado como tendencia y su recuperación ha logrado estilismos espectaculares… En materia de tendencias,  siempre hablamos de ciclos y llegados a este término de extrema exhibición del cuerpo, es el turno de a quienes nos parece que sugerir es siempre más interesante que mostrar integralmente la figura humana.

Cuando contemplamos a las modelos en un desfile portando prendas mini, lo más mini que se pueda, la verdad es que no nos parece tan dramático pues para eso son maniquíes, sean feas o monas, tengan o no bonitas las piernas, pueden lucir con acierto casi todo lo que presentan pues cumplen un canon de belleza –altura, armonía, delgadez- en el que cualquier extravagancia pasa inadvertida. Al menos no chirría.

El problema se presenta cuando una consumidora, no poseyendo tales atributos, tiene la osadía de plantarse esos “nano trapos” en su cuerpazo moreno y se queda tan ancha. Luego, la ves por la calle y, mírala, ella, tan feliz, completamente inconsciente del revuelo que causa en los ojos de cuantos la miran, quien menos, aturdido por tanto insulto al buen gusto.

Pero esta temporada estamos de enhorabuena. La nueva versión de las bragas de la abuela ha inspirado todos los desfiles de moda de baño y ropa interior. Una prenda tuneada, actualizada y confeccionada en texturas nobles, como el lino y el algodón, en el caso de la moda íntima, con lazos, encajes y tiras bordadas que proporciona gracia y prestancia a la figura y cautiva con agrado nuestra atención. Muy apta para las más rellenitas y para las que padecemos los evidentes signos de la gravedad con los años. La verdad es que si algo no es bonito, ¿por qué ese empecinamiento en enseñarlo? Con este nuevo patrón, sorprender la intimidad pasa por un suave y lento protocolo de conquista y descubrimiento.

En relación a la moda de baño, los diseños destacan por su carácter retro con un aire vintage que nos trae a la memoria a actrices de la década de los sesenta luciendo cuerpazo con sus plataformas de cristal. Son matrices que cubren partes de nuestra figura que no son estéticas, nos esculpen con bustiers y sugieren un enorme encanto y fascinación.

Los estampados estrella son las rayas, los lunares, los étnicos y por supuesto, las flores; los cortes asimétricos, los colores blanco y negro, los volantes, los flecos, los lazos…

Aquí os dejo algunas imágenes. Y si eres de bikini, abre la mente un poco y pruébate un bañador también. Es una prenda elegante per se y favorece a todo tipo de figuras.

 

Super elegante

Cómodo y femenino

Ropa Interior de estilo vintage

Ultima tendencia

Diligere

2013 mayo 30

 

Aún recuerdo cuando estudiaba Bachillerato de Letras Puras. Me encantaban las asignaturas de Lengua y Latín y recuerdo con predilección este verbo, “diligere”, singularmente, que me inspira el post que voy a escribir.

El pasado jueves día 16 de mayo tuve el honor de participar en un Seminario sobre Habilidades Comunicativas en el ámbito de las Organizaciones, en la Facultad de Económicas de la Uma. Se realizaba la segunda convocatoria de una acción formativa cuya iniciativa corresponde al profesor D. Antonio Ruiz Molina del Departamento de Economía y Administración de Empresas. El objetivo de mi exposición era transmitirles la importancia de la imagen profesional y cómo el Protocolo nos proporciona herramientas a la hora de actuar y planificar los actos en este ámbito.

Resultó muy gratificante la experiencia de dirigirme a un reducido grupo de alumnos interesados en esta materia. Lamentablemente, el cuidado de los detalles, el amor por el trabajo bien hecho, el compromiso, la dedicación exquisita, la empatía, el valor humano… no tienen cabida en la vida ordinaria de las organizaciones, en general, aunque es bien cierto que, llegados a esta absoluta carencia de valores y principios, nuevos brotes para la esperanza y el cambio parecen florecer. Se habla ahora de “fin de ciclo”. Bien.

“Diligere” es un verbo que significa estimar, amar. De ahí, la diligencia, el cuidado, el esmero, la pulcritud para llevar a cabo una actividad. En definitiva, amar lo que haces supone actuar de este modo. Por definición, lo opuesto es la negligencia: la omisión o la falta de esfuerzo, y luego, la culpa, ese camino intermedio en que no se ha guardado toda la observancia a la norma, cuando producimos conductas incorrectas de modo consciente, y total, qué más da, todo vale, nadie lo ve, mis jefes no lo aprecian, no tengo ganas…

Y claro, como no podía ser de otra manera, este discurso interno y consciente acerca de nuestra actuación, fluye de forma natural en nuestro comportamiento, puede apreciarse en nuestra imagen.

Habla nuestro cuerpo sin que seamos conscientes: el lenguaje no verbal. Nos delatan nuestros gestos, nuestra mirada, el modo en que nos sentamos, miramos, caminamos, hablamos, y ello infecta y contamina nuestra imagen de podredumbre, de falta de riqueza interior, de no solvencia y eficiencia, y lo peor, empaña nuestra coherencia, y por ende, la de nuestra empresa.

Son movimientos microscópicos realizados por impulso que no controlamos pero hablan de nosotros, de lo que llevamos dentro, de nuestro compromiso, de nuestra actitud frente a los demás, de nuestra profesionalidad.

Tal vez llega un cliente y le miramos con desdén, -¿dónde están las camisas rojas?-; -busque en ese estante-, o bien, una llamada que ha de hacerse y aplazamos para nunca, un informe que ha de confeccionarse en espacio determinado de tiempo, y no redactamos, una indicación que corresponde y no se produce…

Todo ello se traduce en nuestra cuenta de resultados, los económicos también. La coherencia estimula la rentabilidad, cuando realizamos de manera constante un trabajo perfecto, dentro de nuestras propias limitaciones humanas, estamos generando riqueza. Cuando atendemos con extraordinaria delicadeza a nuestros clientes y los tratamos con prudencia y respeto, logramos edificar una reputación profesional, crédito, prestigio, nombre… marca… beneficio, en suma.

Por supuesto, en esta lucha tienen cabida los errores. No se trata de no equivocarse sino de disminuir el tiempo que tardamos en rectificar y reparar el descuido. Nuestros clientes no se agotan en el momento en que hemos realizado una venta o servicio sino en ese seguimiento posterior: su fidelidad vale la capacidad de solvencia que tenemos para resolver su problema.

Participar en este Seminario me ha proporcionado nuevas esperanzas en nuestros jóvenes profesionales. Ese deseo de calar en la intimidad de cada uno para presentarles un renovado modo de hacer, un planteamiento exigente de la vida profesional, poniendo en juego todas las convicciones y cualidades. Merece la pena ese esfuerzo.

Aunque pueda parecer que este discurso es desmesurado y abstracto, al tiempo, las patas se ponen corriendo. Y para lograrlo, baste hallar cada día un momento de reflexión personal, de introspección, con el deseo de detectar las carencias, de identificar los fallos, de concretar nuestra vulnerabilidad.

Lograda esta rutina, pronto se nos abrirá la mente y afrontaremos nuestros errores, los cuales son comunes a toda la humanidad, no nos creamos tan importantes. En primer lugar, seremos conscientes de nuestra soberbia intelectual que nos impide tantas veces reconocer la propia equivocación.

Y luego, un repaso por las cualidades humanas. A menudo hablo de al menos unas diez cualidades que debemos poner en juego para obtener rendimiento. A algunos les parecen muchas. Sin embargo, a mí me resultan pocas. El ser humano es tan prolífico que hablar sólo de unas cuantas me parece revolotear como las gallinas en lugar de volar como las águilas. Veamos.

Discreción. Una persona discreta actúa profesionalmente con esmero sin hacerse notar. Las obras hablan por sí mismas, no es necesario ponerse medallas, ni ponerse como ejemplo, ni insistir en nuestras fortalezas, ni querer acaparar la atención. Nuestra imagen será pulcra por dentro y por fuera, ese es el intangible.

Puntualidad, empatía, laboriosidad, sinceridad; la elegancia y la cordialidad, cualidades cada vez mayor valoradas por las empresas de selección pues definen a una persona bien vestida, con habilidades para comunicar que muestra madurez y simpatía. Estos atributos conquistan a las personas y humanizan el ambiente de trabajo, siempre es grato estar con gente así.

Habilidades Comunicativas

 

 

 

 

 

 

 

 

Asimismo, confianza, constancia, compromiso, coherencia y tolerancia son imprescindibles para trabajar en equipo, para reconocer el talento de otros y enriquecer el proyecto y sus objetivos.

En definitiva, se trata de facultades que pertenecen a nuestra naturaleza y que se educan desde que nacemos. Lamentablemente, la hostilidad del ambiente, la relajación en el esfuerzo personal por crecer, la omnipresente idea de que “da igual”… quiebran este proceso de evolución y produce conductas y comportamientos aberrantes, impropios de nuestra naturaleza, con vocación de permanente desarrollo en el curso de la vida.

Y una última cosa, permanecer vigilantes, porque somos humanos y por ello, capaces de las mayores grandezas pero también de las peores vilezas. La lucha perseverante y silenciosa nos llevará siempre al éxito.

 

Los hombres que no se maquillan

2013 mayo 10

 

Voy a contar una historia personal. Confieso que en estos últimos meses mi vida ha cambiado de patrón. Aparte de ser madre de familia numerosa y “ejerciente”, trabajadora profesional y todas esas cosas que una llega a ser cuando no tiene más remedio, acabo de emprender un nuevo proyecto de negocio que ha transformado mis pensamientos más juiciosos y reflexiones más sólidas dentro del terreno de lo opinable, claro; mis principios y fundamentos para la vida siguen ocupando el lugar que tenían.

Iluminar el rostro

Cuidados de la piel

 

 

 

 

 

 

 

 

Me refiero a esas verdades que una defiende a muerte por diferentes razones, porque lo ha vivido siempre, porque no puede ser de otra manera, porque es propio de las buenas costumbres, porque qué dirían si yo dijera… o hiciese… Pues no. A veces llega ese momento en que un fulgor te paraliza y te conduce hacia un nuevo parecer, algo implanteable.

Y te sorprendes a ti misma argumentando en defensa de lo que para ti antes era inconcebible, de repente te planteas que es razonable aquello que adoptas como tuyo y que cómo has sido tan intolerante en determinada cuestión. Incluso ahora, te parece que has obrado con falta de respeto, o que has hecho juicios temerarios…

Ahora que estoy sufriendo las goteras propias de la edad, después de múltiples embarazos y veinticinco años castigando el cuerpo, dedicada al celo del hogar, considero que es prioritario cuidarse.

Este es un concepto amplio, a veces, inabarcable, pero tomémoslo de un modo equilibrado: alimentarse correctamente y de forma variada, llevar una vida ordenada, hacer ejercicio y darse algunos mimos: cuidar la piel, buscar estilismos menos atrevidos, seguir una rutina de arreglo personal más intensa… Preocuparse más por el aspecto exterior ya que por dentro, la historia de cada uno se ha encargado de sembrar y podar hasta lograr ese encanto sereno de quien tiene a estas alturas un considerable anecdotario.

Pues, centrémonos en esto, en cuidarnos. Sucede con frecuencia que las mujeres nos abandonamos a la deriva de la relajación, del no crecimiento personal y llegamos a situaciones de absoluta dejadez. Engordamos, nos arrugamos, la flaccidez altera la expresión de nuestro semblante y nuestras extremidades… en fin, una lástima. Tener cuarenta y cinco y aparecer diez años más y todo ello debido a la comodidad… Porque, no vamos a negarlo, requiere esfuerzo y perseverancia acicalarse e ir perfecta y ello nos causa pereza y al final, nos cansamos y nos abandonamos. Parecemos “otras”. A veces, se le pone remedio y tiene arreglo y otras muchas, a pesar de ser ya irrecuperable, logramos remontar un poco el aspecto.

En cualquier caso, nosotras disponemos de herramientas al alcance de cualquier presupuesto para disimular, potenciar, embellecer, iluminar… nuestro rostro y figura.

La cuestión es, pero ¿y los hombres? ¿Por qué los hombres no se cuidan? ¿Por qué no hacen uso de los productos que están en el mercado para obtener mejor aspecto, fortalecer la musculatura, renovar la apariencia y seguir estando apetecibles para sus parejas?

Ah, es un tema tabú. Si hablas con ellos jamás reconocerán que utilizan ningún producto, aun cuando lo haga una minoría, no consumen reafirmantes, hidratantes o nutrientes, no se hacen una mascarilla; aparte de ir al gimnasio o correr unos kilómetros, o bien jugar al paddle, tennis… tampoco se esfuerzan por enderezar aquellos caminos que los han llevado a un notable deterioro físico.

Soy consciente de que cada vez, con mayor frecuencia, esta tendencia está cambiando de sentido. La diferencia es que a nosotras se nos exige y a ellos tal vez se les espera o disculpa.

No obstante, sigamos profundizando en la materia. ¿Debe un hombre taparse las ojeras? ¿Debe un hombre aplicarse cremas anti edad? ¿Por qué se considera que tales atenciones pertenecen sólo a las mujeres? ¿Por qué somos tan osados de sostener que todo ello es poco masculino, que muestra debilidad o es simplemente afeminado?

Pues bien, quiero dejar claro que trabajo para una multinacional americana de alta cosmética que me ha brindado la posibilidad de modificar esta irracional intransigencia para aprender a entender que todos los seres humanos tenemos que cuidar nuestro aspecto físico, seamos hombres o mujeres, por una razón esencial: que de gusto estar con nosotros. A veces se nos olvida y es una responsabilidad que debemos afrontar.

Si eres mujer, te levantas y te vas al trabajo de cualquier manera, comprende que aunque tengas veinte años y seas una belleza, llegará el día en que eso cambie y cuando regreses de tu trabajo te encontrarás agotada, estarás acostumbrada a ponerte las zapatillas y ropa de casa, la peor que tienes, y dedicarte a las labores domésticas excepto que tu economía te permita disponer de una asistenta las veinticuatro horas. De esta forma, tu pareja, cuando te mire, tendrá que tener muchos argumentos de peso para no dejarse atraer por la maciza de turno.

Y si eres hombre, sabe que las mujeres actuales somos tan exigentes como pueda concebirse, y que si pasados los cuarenta y cinco, has engordado, tienes barriga de cervecita, el traje ya no te entra y llevas sucios los zapatos, no podrás impedir que tu esposa atildada y preocupada por su imagen se deje seducir por el colega del trabajo.

La naturaleza llama a nuestra puerta y tenemos que responder. Debemos utilizar nuestra inteligencia y ponerla al servicio de nuestras necesidades. No podemos obviar que somos humanos y que nos dejamos llevar también por el instinto. Las mujeres debemos estar guapas pero, los hombres también. Si tienes mal color de cara y pareces un cadáver, utiliza una base con un poco de color que te proteja de los rayos solares y contenga elementos reafirmantes anti envejecimiento. Tu pareja te encontrará atractivo cada día, especialmente considerará muy encomiable tu deseo de mantener el encanto.

Hombres, no temáis a la cosmética. Sed consumidores de cuantos productos sean de reconocida eficacia para mejorar el aspecto. No es pusilánime, ni falta de virilidad, antes al contrario, es de seres inteligentes que preservan sus cualidades físicas para mantener la atracción y resultar amables en la convivencia.

El refranero popular ha quedado obsoleto atribuyendo esta responsabilidad sólo a las mujeres: “Mujer compuesta, quita el marido de otra puerta”. En su lugar, hemos de reconocer que quienquiera que seamos, hombre o mujer, debemos resultar agradables a los ojos de la persona que convive con nosotros. A los hombres les encanta presumir de pareja, pero a nosotras también nos encanta ver a nuestros maridos salir de casa hechos un pincel. Y si eres una obsesionada posesiva que te preocupa encontrarle tan atractivo y tienes dudas, ponle un detective o ve al psicólogo porque no es normal.

Disfruta de los pequeños detalles y vive enamorada o enamorado de quien comparte contigo la vida. Sé generoso o generosa y piensa en positivo. Recibirás más de lo que te imaginas. Y no dejes la imaginación suelta. Hay mucha gente siniestra en el mundo.

 

 

 

Consultorio: preguntas y respuestas

2013 abril 15
La elegancia no tiene edad

 

Como cada semana, mis queridas lectoras y lectores, os presento una nueva publicación acerca de la moda. Sin embargo, en esta ocasión, quiero dejar todo el protagonismo a aquellas personas que muestran sus dudas y preguntan a través del Consultorio de esta página. Quiero compartir con vosotros las inquietudes que muchas mujeres tienen a la hora de resolver el estilismo que van a lucir para un determinado evento o bien para el look del día a día, cómo sacar mayor rendimiento de la propia imagen de forma natural. Aquí van algunas consultas.

Pregunta:

“Creo que no sé maquillarme, ¿cuáles son las tendencias para esta temporada? ¿Debe ir el maquillaje a juego con la ropa que me pongo? ¿Cómo lo combino?”

Respuesta:

Habitualmente, la gente no suele maquillarse porque cree que hacerlo puede “contaminar” su imagen, en la mayoría de los casos, natural y sin artificios. Puede que sea tu caso. Pero un maquillaje sencillo, que venga a sacar mayor rendimiento de tu rostro, potenciando sus cualidades y disimulando los posibles defectos, es una herramienta para sentirse mejor y lograr mayor seguridad. Basta con habituarse a unos cuidados de la piel, con limpiadoras e hidratantes que tratan de preparar tu rostro y protegerlo para que los agentes del maquillaje, pigmentos y otras sustancias, no  lo ensucien ni se introduzcan dentro de los poros.

Un maquillaje de día aplicará una base suave, un tono menor que el de tu piel, para crear una superficie homogénea. Sellarás los poros con polvos traslúcidos. Luego, un labial con color, según tu armonía facial, un blush suave en las mejillas para iluminar el rostro y máscara en las pestañas. Cejas peinadas y labios definidos aportarán a tu cara naturalidad, luz y un acabado impecable.

Los colores de temporada son los pasteles como el rosa palo, celestes, deep teal, amarillos y naranjas para el día, y para la noche, morados, grises irisados y negros.

Lo normal es que el maquillaje de ojos y labios vaya en consonancia con el vestido para crear armonía en el estilismo.

Una graduación impecable

Si hay algún kilillo de más

Para mayores de edad...

 

Pregunta:

“Tengo el pelo rizado y rubio muy bonito pero no sé cómo peinarlo para sacarle más partido”.

Respuesta:

Generalmente, el pelo rizado inspira desenfado y naturalidad y por esta razón, a veces, es complicado componerlo para una ocasión en que se requiera cierta etiqueta. Me refiero, por ejemplo, a un cóctel de día con tocado. El rizo está desaconsejado.

Para ir a trabajar puedes llevarlo suelto, recogido con horquillas hacia un lado o con un peinado hacia atrás, flojo, hueco, sin gomas, con algún ornamento, pasador, etc., para evitar llamar la atención y ser más discreta. En este sentido, dejar al vuelo tu creatividad. Pero piensa que tu pelo suelto es incompatible con los actos en los que sea preciso cierto protocolo. En estos supuestos, deberás recogerlo, alisarlo y peinarlo. Intenta aplicarte espumas y hacerte ondas grandes. También puedes probar a dejar lisa sólo la parte del flequillo recogiéndolo hacia un lado y dejar los rizos por el resto del cabello. Recogerlo con trenzas, por ejemplo, tres trenzas hacia atrás por cada lado, queda muy romántico y fino.

Pregunta:

“Tengo varias dudas respecto a qué llevar o qué ponerme. En el próximo mes tengo, por fin, mi graduación universitaria y no sé si ir de largo o corto, no sé lo que es más apropiado para este tipo de eventos. Como experta en este ámbito, me alegrará mucho que pudieses echarme una mano”.

Respuesta:

Cuando me hablas de tu graduación universitaria entiendo que te refieres tanto al acto en la universidad como a la fiesta de graduación por la noche.

A mí me encantan los largos para las fiestas pero ahora no se llevan mucho para ir a eventos de etiqueta. Se llevan los vestidos largos hasta los pies pero con carácter informal, sandalia plana y para una moraga, por ejemplo, o para una cena de verano normal.

Además, tienes que compatibilizar los dos eventos y sólo tienes dos opciones: ir a la graduación en la facultad de largo, lo cual es desaconsejado, e ir a la cena, o bien cambiarte de vestido.

Yo iría de cóctel, así nunca fallas. Un vestido mono, ligeramente por encima de la rodilla. Tienes millones de posibilidades. Elige un recogido flojo y ponte un tocado muy discreto pues es para tarde noche, stilettos, cartera de mano, y reserva para la noche un chal de brillos o pedrería. Utiliza una chaqueta entallada para el acto oficial, maquillaje de día y luego te retocas para la cena combinando los colores del vestido en los ojos, un brazalete o un anillo grande o un collar ancho al cuello, como los étnicos de ahora, son chulísimos, pero sólo una cosa. Manos y pies perfectos, medias para el vestido y recuerda no recargarte, la elegancia siempre es menos.

La elegancia no tiene edad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pregunta:

“Mi pregunta es sobre qué ponerme para una Comunión en mayo.  Soy una chica alta pero con sobrepeso (aunque tengo una figura bien proporcionada). Había pensado en una maxifalda que tanto se llevan combinada con una blusa, ¿cómo lo ves? ¿me recomendarías otra cosa?”

Respuesta:

Las maxifaldas son preciosas. Si eres alta te las recomiendo. Ponte unas sandalias de salón, que suelen llevar un tacón medio, no utilices plataformas ni tacones demasiado altos con esta falda, busca tejidos vaporosos que no tengan un estampado grande, si puedes , líneas verticales o un dibujo parecido. Utiliza el top o blusa para la parte de arriba y lo ciñes con un cinturón tipo lazo, a un lado, resultará muy elegante. Lleva el pelo bien peinado, maquillaje de día, uñas y pies perfectos y un clutch para tu móvil y objetos personales que no sea demasiado brillante, o uno tipo cartera de mano. Para el día será perfecto.

No abuses de los complementos, si acaso, un anillo muy grande y unos brilllantitos o perlitas en las orejas. Recuerda, menos es más. Busca la distinción y no llames la atención puesto que ya la llamarás por tu altura y tu estilo.

Pregunta:

“Hola, tengo 66 años, estoy delgada y me gusta toda la moda pero no sé qué es lo adecuado para mí. Tengo el espíritu joven, me gusta todo pero cómo tengo que vestir para no hacer el ridículo. Mi aspecto es más joven que mi edad, o sea, que represento diez años menos”.

Respuesta:

Aunque tengas buen tipo y te siente bien todo, a una determinada edad no nos podemos permitir ir como adolescentes por una cuestión de saber estar y asumir las propias responsabilidades. En imagen, también tenemos responsabilidades y una de ellas es ser y estar siempre conforme a lo que uno es. Seguro que no es tu caso pero debemos obviar el complejo de Peter Pan e ir asumiendo los años con la dignidad que exige nuestra naturaleza.

No te digo que vayas de vieja. El espíritu y la apariencia de juventud se pueden siempre mantener a través de muchos elementos. Por ejemplo, reglas de oro: no llevar los hombros y los brazos descubiertos tipo camiseta con tirantes (llevar siempre una camisa, camiseta o vestido con un poco de manga), no llevar escotes pronunciados (siempre la elegancia ha sido la discreción), no llevar vestidos muy ceñidos (pues ya no tenemos las formas definidas y es, además, vulgar), no llevar vestidos o faldas cortas, utilizar medias hasta no tener muy bronceadas las piernas, no llevar el pelo largo y suelto (la cara es el principal chivato de nuestra edad y aunque nos hayamos hecho arreglos, una mirada detenida descubrirá que no es adecuada una melena larga).

No tienes que ver esto como limitaciones, antes al contrario, son sugerencias para crecer en elegancia. Te servirán a la hora de adquirir prendas y complementos y a utilizar lo que ya tienes con mayor fidelidad a quién eres.

Hay ropa monísima, pantalones de gasa sueltos con tops románticos, faldas de ejecutiva, faldas con cremallera ajustadas en su punto, vestidos sastre con alguna pedrería, ropa de lino preciosa, chaquetas entalladas, blusones con cinturón, etc. Elige complementos distinguidos, collares largos étnicos o cortos como los bibnecklaces pero sin abusar. Anillos, cinturones, bolsos, pulseras… todo ello en una línea de discreción en la que no se vea el collar, que se te vea a ti llevándolo.

Los colores de esta temporada son super femeninos, el celeste, el aguamarina, los rosa palo… son colores que a cierta edad resultan muy elegantes. Vuelve otra vez el stiletto. Utilízalo, son cómodos y no tienen mucho tacón. Se combinan perfectamente con todo tipo de ropa y no abuses de las plataformas.

Pregunta:

“Tengo una Comunión el domingo y no sé qué ponerme. Tampoco quiero gastarme mucho. Tengo un pantalón blanco con encaje en la parte baja lateral ornamentado con pedrería. Había pensado comprar una camiseta mona y ponerme una chaqueta plateada”.

Respuesta:

Si el pantalón es de vestir, no lo combines con una camiseta pues vas a una Comunión. El algodón está muy bien pero entiendo que no es lo suficientemente solemne para un acto así y de mañana. Puedes ponerte un top en color fuerte, coral, azul deep teal, turquesa, o bien en la línea de los pasteles para hacer el estilismo más suave. Como es blanco combinado con chaqueta plata, te puedes permitir una amplia gama de tonos.

Hay unos tops baratísimos en Lefties, 15 euros, lisos, en tejido arrasado, muy monos, con lazo en la caja, y tienes varios colores. Como el pantalón ya tiene bastante protagonismo con la pedrería, no te recargues. Unas perlitas o brillantitos, colgante o collar de perlas y tu cartera de mano, sandalias plata, si tienes, o del color del clutch o bien del color del top. Manicura y pedicura impecables y peinado perfecto. Hazte un maquillaje de mañana e irás elegante y fina.

¿Quién tiene más preguntas?

 

Just Puri

2013 abril 10

 

Ella nunca pudo imaginar que paseando por Londres a la captura de ropa vintage llegaría a ver una boutique de su firma en Harrod´s, ni a presentar allí su propia colección, ni a desfilar en una de las cuatro grandes pasarelas de la moda internacional, Milán, Tokio, Barcelona… En su opinión, el producto que perdura en la moda es aquel que mantiene su identidad en el tiempo con perseverancia.

Estas cualidades, unidas a un sueño vital, estresante y tenaz han llevado a esta diseñadora gallega tan lejos como se haya retado a sí misma. Hoy forma parte de un prestigioso elenco de casas de moda españolas presentes en todo el mundo.

A los quince años comenzó su singular affair con la moda trabajando en una empresa textil de punto en mi adorada capital uruguaya, Montevideo, en calidad de aprendiz, enrollando piezas. Transcurrido un año pasó al equipo de diseñadores y en breve se convirtió en uno de ellos.

Está claro que entrar en contacto con el género inspiró el futuro de su entonces prometedora trayectoria profesional y enamoró su talento hasta lograr su meritoria reputación.

El pasado viernes día 5 de abril tuve el honor de presentar la colección de primavera y verano de 2013 de su firma en la boutique del Centro Histórico de Málaga.

En calidad de asesora de imagen elegí los estilismos estrella de esta temporada para mujer. Para ello traté de evocar los principios esenciales que guían las colecciones de esta diseñadora. Contemplar a una mujer ejecutiva, urbana y trabajadora, mujer que necesita confiar en su atuendo para dedicarse sin distracciones a su labor profesional, una mujer que impacta de modo suave por su aspecto y convence por su inteligencia. Una mujer así puede vestir prendas de Purificación García porque encontrará comodidad, elegancia, seguridad y estilo.

Me gusta mucho la sobriedad y el ingenio con que concibe sus chaquetas –su prenda fetiche- y la equilibrada estructura de sus vestidos. La colección de este año desborda color y frescura con diseños realizados en seda, guipur, encajes, plisados, transparencias y gasas pero también en algodón, lino, piqué y texturas arrasadas. Una confección impecable y de alta calidad con tallas amplias para mujeres reales con cuerpos reales.

Las propuestas fueron estas: un look total red de pantalón de piqué y top de punto con remate de pasamanería en oro y destalonados de print de serpiente con pañuelo al cuello. Asimismo, en la línea de los estilismos de mañana, presenté un toque marinero con blusa de algodón de rayas verticales en color azul marino, pescadores blancos y blazer azul cielo con manoletinas bicolor y símbolo de la firma. Para hacerlo más polivalente, combiné también la chaqueta –ceñida por cinturón estrecho de color camel- junto con una falda de este color y sandalias de piel vuelta en la gama de los tierra.

Otra pieza combinada fue una chaqueta de corte Chanel en arpillera con marras de diferentes tonalidades aunque predominantemente en tonos malva y morados que planteé con pantalón o falda blanca y top verde con cartera de mano amarilla. Todo luz y exultación.

El vestido plisado de gasa en color malva cayendo desde el cuello con una lazada y cortado a la rodilla con aire evasé y una insinuada cola causó sensación. Un vestido de fondo de armario, clásico y todo lo atrevido que una quiera transformar a través de los diferentes complementos.

Y por fin, mi estilismo estrella: falda extra larga de gasa en color rata con top de seda cruzado bajo el pecho con lazada en color blanco y chaqueta confeccionada en guipur con la manga un poco japonesa y con cuello y puños combinados en tejido liso del mismo color. Sobre la falda colgaban dos inmensas borlas con el cabo muy largo. Precioso para un acto de mañana o de tarde. Refinado y exquisito.

Su distinguido planteamiento del vestido como diseño crea una manera peculiar de entender y vivir en la moda, de forma natural y sencilla. Sus creaciones son versátiles porque concibe estilismos convertibles que pueden vestirse de día y de noche variando algunos coordinados. Respecto de estos, es considerable el posicionamiento internacional que ha llegado a gozar su línea de complementos, es todo un clásico.

Con independencia de sus estilosísimos bolsos, quisiera mencionar los bellos pañuelos de su colección de temporada, en seda con estampación floral y animal así como las gargantillas de acero doradas y los brazaletes. Las carteras de mano acolchadas y planas son una auténtica fantasía, realizadas en cuero color plata, o bien el bolso tocador en color fucsia, fueron mis piezas preferidas.

Este trabajo tan minucioso y excelente no es accidental; antes al contrario, corresponde a una vida entregada con devoción y pasión al diseño.

Con motivo de este acto la firma obsequió a sus clientas con un cóctel de tarde a base de zumos, refrescos y cafés además de una degustación de hojaldres glaseados con cava, ¿a quién le amarga un dulce aunque sea una merienda entre tallas?

La tarde transcurrió aceleradísima con tantas clientas solicitando el asesoramiento personalizado que la Casa brindaba a través de sus dependientes habituales y con mi colaboración excepcional.