Skip to content

El carril(timo)bici de la Calle Parras

2013 agosto 27
por Ángel de los Ríos

Cuentan que en la Edad Media los marineros temían navegar más allá del borde del mundo. La Tierra acababa donde acababa el océano, y lo siguiente era la nada. O peor. Y yo, sin basarme en supersticiones, certifico que en nuestra Málaga la nada también existe. O peor. Una calle donde tu vida de ciclista se acaba, para enfrentarte a lo desconocido.

La Calle Parras, paralela a Ollerías, y a espaldas del Centro Cultural Provincial, no sólo goza de uno de los carriles bici más desastrosos de la capital, gracias a numerosos baches y grietas, sino que además te ofrece un paseo ‘interruptus’.

A la altura del Museo del Vidrio, el carril bici acaba abruptamente, para continuar unos 400 metros después, ya en la calle Montaño. Todo un timo si además contamos con que el carril pasa entonces de 2 carriles a sólo 1. Además, tampoco resulta un paseo tranquilo porque, pese a que el último tramo de la calle Parras está semipeatonalizado, trazas una obligada ”ese’ con nula visibilidad, pudiendo así saludar en 2 ocasiones a la niña de la curva.

Todo un detalle estos 400 metros de carril(bici)timo en una red que el Ayuntamiento considera “alternativa real y eficaz a la excesiva oferta de tráfico motorizado”. Claro.

 

 

Si quieres, envía tus fotodenuncias y las publicaremos. En este enlace o en Twitter mencionando a @Diario_SUR.