img
Primer día
img
César Ramírez | 30-11-2015 | 12:30


La primera parte de cualquier aventura de cooperación médica es la reunión del grupo y la puesta en común. Salimos de distintas provincias y cada uno hemos recopilado todo lo que hemos podido de material durante estos últimos meses. La organización por parte la ONG es excelente y hemos sido provistos, con antelación, de las medidas para hacer lo mas eficaz y practico posible el viaje.


Para los que vamos por primera vez el aspecto de prevención médica es clave. Las vacunaciones contra fiebre tifoidea, Hepatitis A, difteria, tétanos y cólera son obligadas; durante 4 semanas, una antes de la estancia, durante la misma y otra después, estamos tomando medicación oral para evitar el contagio del paludismo por parte de los famosos mosquitos tigre que tanto habitan por aquí.
Nueva Delhi y la región de Haryana, donde está nuestro destino inicial en la ciudad de Gurgaon, tienen un decalaje horario de 4.5 horas con España. Teniendo en cuenta que estábamos a las 5.30 de la mañana en el aeropuerto de Málaga, han sido 19 horas y media de travesía con 2 escalas (Madrid y Estámbul), para llegar ya a las 5.40 de la madrugada hora local cuando los primeros rayos de sol aparecen. Los vuelos internacionales han sido con Turkish Airlines, y puedo decir que los aviones han sido relativamente cómodos, con buena comida y una comodidad de entretenimiento audiovisual a la que no nos tienen acostumbrados las compañías nacionales nuestras. Bueno es aprender de todo.
El grupo consta, en esta ocasión, de 7 personas: 4 cirujanos, un residente de Cirugía, una enfermera y una anestesista. En la última semana, y por problemas relacionados con enfermedades de familiares, dos compañeras anestesistas han renunciado a viajar pese a tenerlo ya todo pagado; una pena pues de entrada nos obligará a esmerarnos más y realizar más procedimientos con anestesia local… Teresa, que es una cirujana madrileña con amplia experiencia en misiones de cooperación (acaba de volver de Gambia y en Enero estará en Senegal) es la que dirige el grupo desde el poso que le da ser su quinto viaje a la India. Barcelona, Madrid, Sevilla, Málaga y León son los puntos de origen y partida de los distintos componentes del grupo; como le gusta decir a mi buen amigo el Dr. José A. Trujillo, la medicina y la ciencia siguen uniendo y ligando lo que nuestros políticos se esfuerzan en separar y destrozar.
Ya estamos de camino al hotel y nos han avisado de que disponemos de 4 horas para descansar pues hay que desembalar todos los paquetes y organizar el material médico, anestésico y quirúrgico que debe estar disponible el mismo Lunes. La primera impresión es, como esperaba, la de un país fuera del primer mundo: mucho taxi pirata, mucho coche tipo cafetera destartalada (como veis en las fotos) con el vestigio colonial británico del volante en el lado derecho y mucha gente asaltándote para darte su ayuda a cambio de rupias, que por cierto aun no tenemos ninguna. Da igual que insistas que no, se te echan en lo alto y puedo apreciar algo que me han adelantado de la India: el respeto al espacio físico del de lado y la intimidad es algo que no existe. Estamos con los ojos muy abiertos y alucinados por ver lo que hasta ahora sólo hemos visto por la tele o en películas.

 

Sobre el autor César Ramírez
Soy malagueño y cirujano. Ahora coordino una misión para operar de hernia y vesícula a pacientes sin recursos en hospitales en Ecuador. En 2015, estuve en una misión similar en La India