img
Luces y sombras (2.ª parte)
img
José Miguel Aguilar | 19-12-2006 | 02:34

No quiero abrir viejas heridas que en su tiempo hicieron sangrar al Unicaja por donde más le dolía. En su día, puse a disposición de todos vosotros mi versión, consciente de que gustaría a muy pocos. Entre otras cosas, porque presumo de saber casi todo o mucho de lo que ocurrió en esos días en los que hicieron tambalear a un campeón de Liga. Pero nunca desvelé los entresijos de esas reuniones en las que se coció el proyecto que hoy todos conocemos. Lógicamente, de mi boca nunca saldrán los sonidos del rencor que envolvieron tan aciagas fechas. Quedarán como una ácida experiencia entre tanta miel.
Hoy puedo decir que muchas de las consecuencias de esa tormenta son las tempestades que ahora nos abruman. Por norma, las justificaciones suenan a incoherencias que no encuentran el eco de la comprensión. Pero me niego a creer que el éxito o el fracaso de este proyecto venga de un comienzo de verano que daría para escribir varios libros.
Al Unicaja le honra reconocer que se ha equivocado en los fichajes, como confesó Juanma Rodríguez en el programa deportivo Tribuna Sur de Canal Málaga. El director deportivo se refirió, en concreto, a Lorbek, al que le pesan a la hora de rendir demasiados cambios en una vida profesional que está empezando, pese a que sus 22 años soporten ya varias temporadas al más alto nivel.
Ese puede haber sido el mayor problema a la hora de confeccionar la plantilla, la de la excesiva juventud en elementos a priori a convertirse en referentes de un equipo que defendía el título de campeón de la Liga más prestigiosa después de la NBA. Falta madurez en muchos aspectos que a la hora de conjugarlos proporcionan el cóctel adecuado.
(continuará)