Diario Sur

img
Fecha: febrero 6, 2017
Un Unicaja ‘perdido’ cae en Las Palmas de forma preocupante a estas alturas del año
José Miguel Aguilar 06-02-2017 | 9:48 | 0

 

Mis notas del Herbalife Gran Canaria-Unicaja (4 de febrero de 2017)

1 Bochornoso. Resulta incomprensible que en febrero, el primer mes decisivo de la temporada, el Unicaja no tenga un patrón de juego más allá del acierto individual y carezca de la mentalidad suficiente para encarar con éxito un encuentro igualado. Ayer en Las Palmas fue casi todo el partido a remolque y no supo cómo darle la vuelta a un partido que puede calificarse de sonrojante por la penosa actuación del cuadro malagueño en muchas fases.
2 Ridículo. Es cierto que el Herbalife Gran Canaria destaca por su habilidad en defensa para provocar pérdidas y que su presión de dos contra uno resulta muy eficaz, pero la demostración del Unicaja de impotencia en un apartado del juego que evoca desconcentración es intolerable. Las 16 pérdidas del Unicaja al descanso iban camino de récord y del mayor de los ridículos, con Musli, Smith y Fogg de protagonistas, precisamente los que sostenían al equipo en ataque junto a Waczynski.
3 Insostenible. O Plaza es un iluso u oculta argumentos que desconocemos a estas alturas. Harto de escuchar que el Unicaja aún no ha hecho un partido redondo, la duda radica en si lo conseguirá alguna vez. Ayer activó a los pívots, jugó por dentro y tuvo buenos porcentajes en el tiro sin abusar del triple. Pero cedió el rebote y le condenaron las pérdidas. Del comienzo mejor no hablar: después de una brillante puesta en escena con 6-16 y siete minutos sin fallar un tiro, encajó un 17-0 que le permitió a su rival llevar la iniciativa hasta el final del partido.

Ver Post >