Diario Sur

img
El Unicaja supera al RETAbet Bilbao el día que apareció Dani Díez
img
José Miguel Aguilar | 08-03-2017 | 17:27

 

Mis notas (5 de marzo de 2017)

De menos a más

 

Victoria importante de un Unicaja que aprobó el examen de la regularidad -pese a su desacierto ofensivo en un primer cuarto desconcertante- con un serio ejercicio defensivo que compensó su increíble número de pérdidas, el apartado del juego que determinó el ritmo de ambos equipos, ya que el RETAbet Bilbao emulaba esa fea estadística (19 a 20). Después de mucho tiempo, Dani Díez se erigió en el líder ofensivo de su equipo con un gran primer tiempo en el que dominó por completo el encuentro como máximo anotador y reboteador. Pese a la igualdad, se registraron notables parciales, y un 4-21 tras el descanso permitió al Unicaja llevar el ritmo de un partido en el que fue de menos a más: comenzó 13-5 y veinticinco minutos después se vio diez arriba, 47-57. Además, Plaza encontró la aportación colectiva que demandaba en el último cuarto, ya que ocho de los nueve jugadores que pisaron la cancha en ese periodo decisivo anotaron, salvo Nedovic, que apenas jugó. Por cierto, Suárez jugó todos los minutos tras la lesión de Brooks: treinta y un minutos seguidos.
Quinteto de plaza
Tres de los cinco elegidos para empezar el partido encararon el último cuarto con valoración negativa, y el que mejor estuvo se lesionó en el minuto 8. O Plaza se equivocó al decidir el quinteto titular o entra dentro del apartado de cosas extrañas que ocurrieron en un choque raro y difícil.
Lesión de brooks
Ya es mala suerte que tres días antes de uno de los partidos más importantes de la temporada se lesione el único jugador que mantiene un gran nivel en las últimas semanas. Brooks dice que jugará en Munich, pero no se sabe en qué condiciones.
Más castigo
No merece el baloncesto un jugador como Hervelle, provocador, antideportivo y sucio en un juego que suele ser noble. El belga estuvo a punto de conseguir su objetivo de variar el rumbo del choque al desquiciar a Omic, que entró al trapo y terminó en el banquillo para evitar males mayores.