img
Fecha: abril, 2017
El Unicaja sufre un resbalón en Barcelona y permite crecer a un rival directo, otra vez
José Miguel Aguilar 26-04-2017 | 2:01 | 0

 

 

Mis notas del Barcelona-Unicaja (23 de abril de 2017)

 

Entre el cielo y la tierra

 

El Unicaja que deslumbró el pasado miércoles frente al Iberostar Tenerife y que divirtió de lo lindo con su juego se quedó en Málaga disfrutando de la euforia que hay a su alrededor tras el título de la Eurocup y mandó a Barcelona al equipo ‘B’, a ese que deambulaba en la cancha durante muchos meses de la temporada ofreciendo una versión escasamente competitiva. El conjunto que entrena Joan Plaza, que por un momento pensó que a fuerza de triples iba a achantar a los locales, se olvidó de defender en el Palau y recibió un serio correctivo. En ocasiones, una cura de humildad te hace crecer, viene hasta bien para cerciorarse de cuál es tu sitio. El conjunto catalán, mientras, se aprovechó de la desidia rival para cuajar uno de sus mejores partidos del año. La pregunta salta de inmediato: ¿Es casualidad que en la Copa del Rey ocurriera algo parecido? Bartzokas debe estarle agradecido al cuadro malagueño su contribución a la hora de motivar a los suyos, indolentes en numerosos partidos.
Sólo diez faltas cometieron los jugadores visitantes en la mayor demostración de falta de tensión exhibida por el Unicaja esta temporada, sin contar las 17 pérdidas (recordó al partido de Las Palmas) y las pobres estadísticas acumuladas en casi todos los apartados del juego. Todos empeoraron sus registros. Desde luego, un partido para olvidar y para aprender, aunque frena de sopetón la ilusión por acabar muy arriba en la clasificación. El batacazo es mayor cuando presumes de ir de ‘sobrao’ y pones tu límite en el cielo: el golpe sobre la tierra duele más.
Derrota doble
El Unicaja cedió en un duelo frente a un rival directo en la clasificación, que le arrebató también el ‘basket average’, lo que es perder dos veces. Así que ya lo tiene perdido con el Barcelona, el Real Madrid y el Valencia, y le queda jugar con el Baskonia. Se antoja difícil quedar entre los cuatro primeros y tener el factor cancha en el ‘play-off’ por el título.

Ver Post >
El Unicaja gana en la pista y en deportividad
José Miguel Aguilar 26-04-2017 | 1:58 | 0

 

Mi Rotonda (21 de abril de 2017)

Más que gestos

El deporte, cuya función social desemboca siempre en un ejercicio de entretenimiento, deja esporádicamente escenas que merecen ser evocadas para que puedan ser categorizadas en el segmento ligado a las emociones. Es habitual en el deporte que el fanatismo, que copa el apartado del desalmado, se imponga sobre el sentimiento, y que el lado oscuro, que siempre lo hay, termine contaminando la propia esencia de la noticia. Tendemos a equivocar una relación que debería fluir por otros cauces, pero parece imposible que pase una semana sin que el deporte no conjugue violencia, odio o racismo, cuando debería ser pasión o entusiasmo.
En este mes primaveral que ha devuelto a Málaga a su estado de encanto natural, el deporte ha derramado mucha alegría en todos los rincones de esta tierra. El propietario de La Rosaleda se ha asegurado seguir un año más en Primera División –en la actualidad, la mejor de las noticias al carecer de las aspiraciones de otros de sus contrincantes– y el club de Los Guindos ha sumado otro título –por inesperado más gozado– que exponer en sus remozadas vitrinas en unas instalaciones recién estrenadas.
El Unicaja, además del golpe en la mesa que supuso su triunfo en Valencia en forma de muestra de coraje con la que revertir una situación que duraba casi una década, se encontró con un hecho de los que perduran en el recuerdo, además del trofeo conquistado lógicamente. El baloncesto deja, de vez en cuando, acciones de deportividad que se vuelven virales en las redes sociales, como la protagonizada por Omic, encuadrada además en el apartado de la injusticia, ya que un hecho bueno en sí mismo –evitar una refriega– terminó condenándole sin jugar por una norma de conducta mal entendida con la aplicación estricta del reglamento. Era el mismo jugador que minutos antes hizo de la honestidad su bandera al reconocer que había echado el balón fuera cuando el árbitro había visto lo contrario. Aunque nos parezca normal, desgraciadamente no es lo habitual.
Y este miércoles un compañero del pívot esloveno, Carlos Suárez, nos dejó otra perla a la que sacar brillo. En Twitter reclamó el apoyo de la afición frente al Iberostar Tenerife, «el equipo revelación de la Liga», espetó el alero madrileño, para a continuación reivindicar la figura de uno de sus rivales, Fran Vázquez, ex jugador del Unicaja en varias etapas, y escribió: «habrá que recibir a este chico como merece, ¿no?», con la imagen añadida de tres manos dando palmadas. Los que conocen a ambos no les extraña la petición –que tampoco es muy habitual entre deportistas–, pero en este mundo de rencillas continuas y pérfidos deseos desde luego es un gesto loable que merece estas letras de consideración.

Ver Post >
El Unicaja se convierte en un parque de atracciones: se divierte jugando y divierte a la afición
José Miguel Aguilar 21-04-2017 | 11:12 | 0

 

Mis notas del Unicaja-Iberostar Tenerife (19 de abril de 2017)

 

En dos palabras

Una impresionante carta de tiro, con un porcentaje en el triple rozando el 70% en muchas fases, le permitió al Unicaja dibujar un partido cómodo frente a un rival que asombró gran parte de la temporada pero que llegó a Málaga sumido en el peor bache del año (un triunfo en 5 partidos). La verdad es que no es que defraudara el Iberostar Tenerife, sino que bajó los brazos tras el descanso –aunque insistió en el lanzamiento lejano y terminó con 10 triples convertidos– cuando se vio impotente para frenar el caudal ofensivo de un equipo malagueño en estado de gracia que solo erró ¡dos tiros de campo en el segundo cuarto!. Porque una cosa es que el conjunto que entrena Plaza sea el mejor de la Liga desde más allá de 6,75 metros y otra cosa es que ofrezca una exhibición en toda regla hasta el punto de convertir un duro encuentro en una pachanga, con todos los respetos para el que fue líder durante muchas jornadas, sobre todo cuando Alberto Díaz mostró el camino a sus compañeros de lo que es defender. El base malagueño –el único que supo frenar a San Miguel, el timón del cuadro rival– llega hasta a emocionar con su impecable trabajo en la pista. Debe reconfortar ver al público puesto en pie agradeciéndote tu esfuerzo. Desde fuera, sólo queda escribir lo que dijo aquél en dos palabras: im-presionante. Los once tiros libres errados por los locales quedaron al final en mera anécdota.
Fran Vázquez
Era el personaje del día y la afición le recibió como uno de los suyos. Fran Vázquez volvió a Málaga como rival y en la cancha demostró su calidad, con 8 puntos en los primeros cinco minutos y medio que jugó, en los que fue el amo y señor del partido.
Histórico
Siempre es gratificante que la élite reciba a nuevos inquilinos. Hace tres días se confirmó que el Iberostar Tenerife disputará el ‘play-off’ por el título, lo que no sucedía desde hacía 29 años, una grata noticia para el baloncesto español. Esperemos que su aciago encuentro de anoche no le afecte cara a la Final Four de la Champions League de la FIBA que organiza la próxima semana.

Ver Post >
El Unicaja se dio un gran homenaje con un excelente baloncesto el día que brindó a su afición el título de la Eurocup
José Miguel Aguilar 17-04-2017 | 8:42 | 0

 

Mis notas del Unicaja-Morabanc Andorra (16 de abril de 2017)

 

 

Un gran homenaje

 

En una histórica mañana de Domingo de Resurrección, el Unicaja se dio un gran homenaje con un excelente baloncesto el día que brindó a su afición el título de la Eurocup. Una gran defensa, un trabajo extraordinario sobre Shermadini pese a ser el máximo anotador y más valorado de su equipo, una segunda parte de Fogg en el que bordó el juego con una descomunal demostración ofensiva y un acierto notable en el lanzamiento exterior fueron las armas de un equipo crecido, solidario y divertido. El conjunto que entrena Plaza puede resultar peligroso para los rivales si en el tramo decisivo de la temporada mantiene las credenciales que le han permitido ser campeón continental: sacrificio colectivo y potencial en ataque. Cada día cree más en lo que hace. El Andorra, que amenazó al principio con amargarle la fiesta a los locales, demostró tras el descanso por qué es el tercer peor equipo fuera de casa pese a su envidiable clasificación. La zona planteada por su entrenador no contribuyó a romper la racha como visitante. El Unicaja no sólo superó el ‘basket average’ a un rival directo, sino que ambiciona pelear por ser cabeza de serie en el ‘play-off’: esta semana tiene dos pruebas exigentes para demostrarlo.

 
Detalles
Carlos Suárez, el mejor desde esa distancia en esta Liga con solo dos errores hasta ayer, falló un tiro libre y perdió el liderato; Nedovic, que encabeza las estadísticas en porcentaje en tiro de dos, tampoco tuvo un día brillante, mientras Musli volvió un mes y dos días después de su lesión.
Homenaje a los campeones
En un acto sencillo no exento de emotividad, los 7.400 espectadores que acudieron al Palacio de los Deportes, una asistencia mejor de lo esperada para ser fin de puente, se pusieron en pie para agradecerle a la plantilla la enorme alegría que supuso el título de la Eurocup. Un reconocimiento sincero con el que devolverle al Unicaja parte de la felicidad regalada en este intenso mes de abril.

 

 

 

P.D.: Un día después, se ha sabido que Kyle Fogg ha sido designado MVP de la jornada

Aquí está la nota de prensa de la ACB:

 

“Con una segunda mitad para enmarcar, Kyle Fogg completó frente al MoraBanc Andorra su mejor partido con la camiseta del Unicaja. 24 puntos y 30 de valoración otorgan al base estadounidense la primera designación de su carrera en la Liga Endesa como Jugador de la Jornada.

Tras ofrecer el título de campeón de la EuroCup a su afición, el Unicaja se enfrentó al MoraBanc Andorra, logrando un claro triunfo que le deja más cerca de asegurar su presencia en el Playoff de la Liga Endesa.

El equipo malagueño doblegó a su rival liderado por un Kyle Fogg imparable, especialmente en una segunda mitad de antologia. El base del conjunto andaluz realizó su mejor partido con la camiseta del Unicaja, finalizando con 30 créditos de valoración que le otorgan la primera designación de su carrera en la Liga Endesa como Jugador de la Jornada.

El estadounidense se mostró imparable de cara al aro, sumando 24 puntos con un único fallo en el tiro. Además, 19 de esos 24 llegaron tras el descanso y 15 de ellos desde más allá de la línea de 6,75. Al término del partido, Fogg había convertido 3 de 3 en canastas de dos puntos y 6 de 7 en triples, no habiendo tenido la oportunidad de lanzar ningún tiro libre.

Su aportación ofensiva se completó además con el reparto de 2 asistencias, que Dejan Musli y Carlos Suárez se encargaron de convertir en cuatro puntos más para su equipo.

En defensa, su intensidad no estuvo a un nivel más bajo. Todo lo contrario. El base del Unicaja capturó 2 rebotes, consiguió 1 recuperación al arrebatarle el balón a Andrew Albicy y colocó 1 tapón sobre un lanzamiento triple de David Walker.

Completó su estadística provocando en sus rivales 3 faltas personales, para finalizar el encuentro con los mencionados 30 puntos de valoración, cifra que establece su nuevo tope en la competición, al superar los 29 que logró en la Jornada 10 frente al FC Barcelona Lassa.

“Ha sido mi mejor partido del año”

Tras confirmarse su designación, el base del Unicaja aseguró sentirse “sumamente orgulloso. Es un honor lograr el MVP de la jornada”. El jugador estadounidense restó importancia al hecho de lograr 30 de valoración en solo 20 minutos, aunque quiso destacar la importancia de sus compañeros para conseguirlo.

“Estoy seguro que muchos jugadores podrían hacer lo mismo”, explicó, antes de añadir que “mis compañeros de equipo realmente hicieron un gran trabajo para permitirme tener tiros fáciles durante el partido”.

Fogg reconoció que el duelo frente al MoraBanc Andorra “probablemente ha sido mi mejor partido del año”, señalando que “yo solamente estaba enfocado en intentar ganar el partido”.

Por último, cuestionado sobre el gran momento que está viviendo el Unicaja, Kyle Fogg destacó el duro trabajo que está realizando el equipo durante toda la temporada. “Sí, nuestro equipo ha trabajado muy duro este año y los resultados están llegando todos juntos”.

“Sabemos que todavía tenemos trabajo que hacer, pero estamos preparados para el desafío”, concluyó.”

Ver Post >
El deporte malagueño vive su Semana Fantástica con los triunfos del Málaga y el título del Unicaja
José Miguel Aguilar 17-04-2017 | 8:36 | 0

 

Rotonda publicada el viernes 14 de abril de 2017

Felicidad compartida

En los últimos días se ha visto en Málaga otra faceta de la felicidad, esa que se puede compartir y cuya intensidad varía según la edad, de elevada a enaltecida. Esta ciudad, esta provincia, ha sido históricamente más sufridora que gozadora de emociones con el balón de por medio. Tradicionalmente ha habido poco que celebrar: algún ascenso aislado, alguna final perdida o algún título que caía en la red… Fútbol y baloncesto han tenido protagonismo distinto a lo largo de los años, y parecía imposible que los aficionados de uno y otro coincidieran en la alegría: cuando uno ganaba, el otro perdía; cuando uno sufría, el otro festejaba un éxito. Parecían antónimos en una frase con figuras retóricas por doquier. Pero eso cambió la semana pasada: el Málaga CF y el Unicaja compartieron por momentos su angustia en el aeropuerto camino de sus destinos, Gijón y Valencia, en un miércoles de tensión previo a la pasión. Mientras el equipo que entrena Michel iba a disputar un partido más, aunque considerado una de las cuatro finales que tenía que ganar para asegurarse la permanencia en Primera, el conjunto que entrena Plaza iba a disputar una final europea cuyo título era tan importante como el premio añadido de regresar a la élite continental, de la que se ausentó solo un año atrás. Esa tarde se unieron los deseos de esos aficionados ávidos de sueños placenteros. Y esa noche se durmió de un tirón porque Málaga triunfó en los dos deportes. El conjunto de La Rosaleda lograba tres puntos que eran los de la tranquilidad y el club de Los Guindos obtenía un triunfo épico. Tres días después volvieron a coincidir en el tiempo sus respectivos partidos, y de nuevo la victoria se inclinó del mismo lado: el fútbol vivió uno de sus días más grandes con un rotundo triunfo frente a un Barcelona que se está jugando la Liga y el baloncesto prolongaba su estado de euforia con un importante triunfo en Santiago de Compostela. No se tardó en decir que era la semana fantástica del deporte malagueño, pues pocos habían conocido cuatro triunfos consecutivos de ambos clubes. Igual que la primavera en abril, la felicidad brotó a raudales por las calles de la ciudad.
En el caso del Unicaja, solo hay que recordar que toda una generación no conoció éxito alguno. Jugó finales de toda índole, ganó casi todos los títulos posibles (Korac, Liga, Copa del Rey), pero del último gran triunfo ha pasado tanto tiempo que ha consumido la juventud de muchas personas. Esos veinteañeros que entonan la alegría en cada partido en el Palacio de los Deportes disfrutaron por fin de aquello que le contaron sus mayores. El pasado miércoles todos celebraron el campeonato de la Eurocup. Por eso hubo tanta felicidad, por eso fue tan compartida.

Ver Post >