img
Fecha: abril 5, 2017
El Unicaja juega hoy en Valencia el partido más importante de la última década
José Miguel Aguilar 05-04-2017 | 1:29 | 0

 

Previa del Valencia-Unicaja (tercer partido de la final de la Europ, 5 de abril de 2017)

 

Dice un integrante del club, de lo más antiguos, que cuando ve en el hotel de concentración del equipo a un periodista veterano es que el Unicaja se juega algo grande. No le falta razón. La cita de esta noche es la más importante de la última década. El encuentro de hoy en la Fonteta es de los que marcan la trayectoria de un club. Sobre todo si se enfrentan dos equipos que pugnan por el mismo objetivo. O mejor dicho, si el rival es el que durante tres lustros ha luchado por desalojarte del privilegiado lugar que ocupas. Durante 15 años el Valencia ha esperado la oportunidad de esta noche. El ganador de la Eurocup se asegura la próxima Euroliga, el objeto del deseo del segundo pelotón del baloncesto español tras cerrarse el torneo con la invitación fija a Real Madrid, Barcelona y Baskonia.
La final de esta noche, el tercer partido de una serie estirada al límite en el plano deportivo y mental, tiene todos los condicionantes para dejar muy tocado al derrotado, sobre todo si ese es el conjunto de la ciudad del Turia, eterno aspirante al cuarteto que parte la pana en la Liga ACB. Pero este Valencia -que juega su segunda final en dos meses tras la de la Copa del Rey y es colider en la Liga Endesa- se ha postulado de manera elegante a ser la cola del león del baloncesto español, ese que se come el pastel más grande de la tarta económica (la Euroliga reparte suculentos dividendos entre los 16 participantes). El Unicaja afronta el choque como premio a dos meses de superación colectiva, trabajo defensivo y juego de conjunto; el Valencia llega al partido con la obligación de demostrar que es el mejor equipo de la historia de la Eurocup, ya que de conseguirlo sería su cuarto título, y la vía hacia el éxito la tuvo clara con el fichaje de españoles de carácter y extranjeros comprometidos. Un bloque compacto con el que derribar cualquier muro, sobre todo si es el malagueño.
Para el Unicaja será la octava final de su historia -la novena si como tal entendemos clasificarse para la ‘Final Four’- en veintidós años, desde que en 1995 se estrenara en la lucha por los títulos con aquella mítica eliminatoria frente al Barcelona con el triple fallado de Ansley. Aunque se perdió fue el asalto a la élite, el comienzo de un cuento que siempre parece tener final feliz, pues aún no se ha escrito la última palabra.
La consumación del éxito llegó allende los Pirineos, con dos citas decisivas en Europa en pos de su primer título. Si al primer intento de Limoges no pudo, al segundo en Vrsac llegó sobrado y demostró ser el mejor equipo esa temporada de la extinta Copa Korac.
Tras 2000 y 2001 llegó un nuevo asalto a la Liga en 2002, con idéntica suerte a la anterior, aunque incluso con menos opciones pues cayó por un rotundo 3-0 frente al hoy Baskonia. La siguiente cita con la historia fue la más entrañable de todas, por inesperada, por cómo se consiguió, por cómo se celebró, por todo lo que supuso y por lo que se ganó. La Copa del Rey de 2005 es el sueño más bonito jamás vivido en invierno.
El éxito llamó al éxito y un año después la primera Liga colmó las aspiraciones del Unicaja al tercer intento, además devolviéndole al cuadro vitoriano el 3-0 de la anterior final. Y el trienio glorioso se completó con una ‘Final Four’ inolvidable, la de 2007, por ser en Atenas y por llegar hasta allí eliminando al que sigue siendo la bestia negra en competición nacional, el Barcelona.
Estos años con Sergio Scariolo al frente del equipo seguramente serán irrepetibles. Dos años después, 2009, Aíto García Reneses intentó levantar la Copa del Rey en Madrid, pero cayó en la prórroga.
Han tenido que pasar ocho años para volver a ver al Unicaja en una final, en esta ocasión en un torneo en el que se estrena, una Eurocup con muchos alicientes y muchos acicates.
Lo dicho. Posiblemente hoy es el día más importante para el club de Los Guindos en la última década

Ver Post >