Diario Sur
img
Una gran racha de victorias y un gran Nedovic permiten al Unicaja ser cabeza de serie en el play-off; pena por el Betis
img
José Miguel Aguilar | 15-05-2017 | 10:49

 

Mis notas del Unicaja-Betis (14 de mayo de 2017)

 

Táctica perfecta

 

La ‘táctica Eurocup’, podemos denominarla así, le ha gustado tanto al Unicaja que ha hecho algo parecido en la Liga Endesa y le ha salido perfecta la estrategia, que no es otra que ir todo el año agazapado, sin dar que hablar pero a la vez ir escalando posiciones hasta conseguir su objetivo, que en esta ocasión no era otro que acabar la fase regular con el factor cancha a su favor, aunque haya demostrado que no siempre es factor decisivo. Hasta en seis semanas fue quinto, pero esperó hasta la jornada 33, la penúltima de la competición, para asaltar la cuarta posición y quedársela en propiedad. Desde ahí comenzará la lucha por el título que promete sorpresas.
El partido que consumó la remontada en la clasificación, con la cuarta victoria seguida, siete en los últimos ocho encuentros, no tuvo emoción porque el conjunto que entrena Plaza ve el aro con una piscina y hace de sus lanzamientos triples un argumento demoledor, hasta el punto de batir su récord de la distancia como local y quedarse a uno del total. Un Betis necesitado del triunfo nunca tuvo opciones de éxito porque además se encontró la mejor versión de Nedovic, y eso son palabras mayores para un rival con demasiadas carencias. Si además el resto de compañeros, pese a la baja de Waczynski, se unen a la fiesta la diversión está asegurada. Afortunadamente, queda lo mejor de la temporada. El debut en ACB de Rosa fue la última alegría de una tarde ciertamente especial y extraña.

Día aciago
El Real Betis Energía Plus puso ayer fin a su etapa en la élite tras una temporada decepcionante. El destino, así de caprichoso, quiso que el descenso del equipo sevillano, el más malagueño de su historia, se produjera en el Martín Carpena, palacio que conocen bien Berni Rodríguez, director deportivo del club, y Carlos Cabezas y Alfonso Sánchez. Ya es casualidad que el equipo verdiblanco tenga más malagueños que el propio Unicaja. Ojalá vuelvan pronto a la ACB.