img
Plaza no brilla en la élite
img
José Miguel Aguilar | 22-11-2017 | 20:31

****Artículo publicado en SUR el miércoles 22 de noviembre

 

Joan Plaza hace historia en un mal momento

 

El técnico del Unicaja llega a los 200 partidos en Europa con un palmarés brillante cuando no disputó la Euroliga, pero con una trayectoria discreta en la élite; en Málaga su balance es negativo

 

La historia no entiende de rachas, ni de momentos, ni de situaciones concretas. Te topas con ella sin avisar, y Joan Plaza se ha encontrado con ella al alcanzar un hito en su carrera: este viernes disputará su partido europeo número 200. Desde que el 31 de octubre de 2006 se estrenara en el viejo continente, el catalán se ha hecho un hueco en el panorama internacional, es un ‘clásico’, como se dice en el argot deportivo. No obstante, el entrenador nacido en Barcelona, que cumplirá 54 años dentro de un mes, no atraviesa su mejor momento, ya que está siendo cuestionado por el juego del equipo y con los resultados dejándole en evidencia, lo que hace que parte de la afición le silbe cuando es presentado en el Palacio de los Deportes. El técnico del Unicaja divide su aventura europea en diez temporadas, tres competiciones y cuatro equipos distintos.

Llama la atención que Plaza acumule un balance negativo con el Unicaja cuando con los otros tres equipos, Real Madrid, Zalguiris y Cajasol (hoy Betis), presente más victorias que derrotas en su andadura continental. En los 199 partidos lleva 109 victorias y 90 derrotas, repartidas así: 46 triunfos y 56 derrotas con el cuadro malagueño; 39 y 18 con el conjunto madridista; 14 y 10 con el equipo lituano y 10 y 6 en su etapa en Sevilla.

Es curioso el palmarés europeo del técnico catalán, ya que ha ganado una Copa Uleb con el Real Madrid, una Eurocup con el Unicaja y llevó al Cajasol a la final de la Uleb. Desde luego, brillante a todas luces. Es decir, cuando no jugó en la élite disputa la final. Sin embargo, Plaza no le ha tomado la medida a la Euroliga, ya que en sus seis participaciones anteriores (la actual no se sabe cómo acabará) solo una vez pasó más allá del ‘Top 16’, en el ‘play-off’ previo a la ‘Final Four’ (en 2009 con el Real Madrid).

Hay un dato demoledor que demuestra que el éxito no ha acompañado a Plaza en su trayectoria en la élite continental: el técnico del Unicaja es el sexto con más partidos en la Euroliga entre los que participan en la actual edición, pero es el único entre los diez primeros que nunca estuvo en una ‘Final Four’, y cinco de ellos fueron campeones continentales. Solo cuatro de ellos llevan más temporadas que Plaza disputando la mejor competición del mundo tras la NBA.

Sus 199 partidos europeos se reparten así: 102 con el Unicaja, 57 con el Real Madrid, 24 con el Zalguiris y 16 con el Cajasol. En cuanto a los torneos, lleva 144 encuentros en la Euroliga, 33 en la Copa Uleb y 22 en la Eurocup.

Su mejor racha de victorias la consiguió con el Real Madrid en la Copa Uleb, cuando ganó 10 partidos seguidos en la temporada 2006-2007 (con el Unicaja llegó a siete entre abril y noviembre de 2015). En cuanto a derrotas, en 2014 acumuló nueve seguidas: es la peor serie del Unicaja en toda su historia.

En Málaga acumula datos ciertamente negativos, ya que con Plaza en el banquillo el Unicaja sufrió cuatro de sus nueve peores derrotas (por 24 puntos de diferencia en Valencia en la Eurocup, por 27 puntos en Moscú frente al CSKA, por 32 puntos en la cancha del Madrid y por 38 también en Valencia en la Euroliga), mientras solo consiguió una de las trece victorias más abultadas (frente al Zielona Gora polaco por 33 puntos).

De los cinco entrenadores con más partidos disputados que ha tenido el Unicaja, Plaza es el que peor porcentaje presenta en Europa, sólo el 45%, ya que Javier Imbroda logró el 63% de victorias, Maljkovic el 60%, Aíto García Reneses el 57,1% y Scariolo el 56,6%.

Como curiosidad, Plaza se ha enfrentado diez veces al CSKAMoscú, cinco veces en casa y otras tantas fuera, con tres equipos distintos, Real Madrid, Zalguiris y Unicaja, y cosecha ocho derrotas y dos victorias, pero ambas como visitante, una con el conjunto blanco y otra con el cuadro malagueño.