img
Fecha: marzo, 2018
La toma de decisiones del Unicaja
José Miguel Aguilar 22-03-2018 | 12:30 | 0

***Artículo publicado el miércoles 21 de marzo de 2018

La realidad deja en mal lugar a Plaza

 

Los números de Musli en el Brose cuestionan  la decisión del entrenador del Unicaja de prescindir del pívot serbio ahora que Shermadini es baja por lesión, aunque sea el décimo jugador en minutos

En esta época de falsas noticias que corren como la pólvora por las redes sociales, de bulos intencionados para maquillar la actualidad, hay una realidad palpable que deja en mal lugar a Joan Plaza, en sus últimas decisiones y en la trayectoria del Unicaja en estos dos últimos meses. Igual que en su día no se entendió que no siguieran Markovic o Toolson, por poner dos ejemplos, o que se prescindiera a mitad de temporada de Gist –un referente en el Panathinaikos–, ahora resulta incomprensible que Musli no siga vistiendo de verde cuando la lesión de Shermadini ha dejado un hueco casi imposible de llenar. Los números del pívot serbio en el Brose, donde recaló por obra y gracia del club malagueño dada la escasa confianza del entrenador en este jugador interior de calidad, son llamativos. En los últimos cuatro partidos de Euroliga acumula una media de 13,5 puntos, 16,5 de valoración, 7,2 rebotes, una asistencia y una pérdida. ¿De quién era la culpa de su bajo rendimiento en Málaga?

Todo esto viene a colación de las dos últimas derrotas, la de la Euroliga porque al descanso le iba ganando al Panathinaikos por 12 puntos, y la de la Liga Endesa porque perdió en casa frente a un rival directo para ser cabeza de serie en el ‘play-off’. Fueron dos dardos directos al corazón de la ilusión de los aficionados. En ambas derrotas Plaza echó de menos a Shermadini, pero es que resulta que es el décimo jugador de la plantilla en minutos, ya que de los 43 partidos disputados por el georgiano solo en 9 jugó veinte o más minutos. Es más, en 7 de los 23 partidos de Euroliga no jugó más de 12 minutos. Llamativo es cuanto menos. Con tan poco tiempo en pista es el mejor del equipo en varios apartados estadísticos de la Liga Endesa (el que más tiros libres anota y con mejor porcentaje, el mejor de la Liga en porcentaje de tiro de dos puntos, el que más faltas recibe, y además es el 2.º máximo anotador de la plantilla). Una baja sensible, evidentemente, pero desaprovechada meses atrás. Nos gusta imaginar qué hubiera sido de este Unicaja con un Shermadini que hubiera tenido la confianza de su entrenador…

La del viernes fue, además, una derrota dolorosa por muchas cuestiones, incluida la de la efemérides, ya que frente al Panathinaikos fue el partido número 200 que perdía el Unicaja en Europa, de ellos 171 corresponden a la Euroliga, 20 a la Korac y 9 a la Eurocup. En casa ha perdido 69 partidos y como visitante 131.

Hacía tres años menos tres días que el Unicaja no recibía 90 o más puntos en casa. La anotación del Panathinaikos el pasado viernes no se veía en el Palacio de los Deportes Martín Carpena desde el 19 de marzo de 2015 cuando el CSKAMoscú venció por 77-95. Por cierto, el cuadro malagueño, que llevaba cuatro años sin perder por once puntos, ha cedido esa ventaja en los dos partidos de esta temporada frente al conjunto que entrena Xavi Pascual.

El viernes será otro partido especial más para Joan Plaza, ya que cumplirá cien encuentros de Euroliga sentado en el banquillo malagueño. En los 98 choques que lleva dirigidos al Unicaja su balance es de 40 victorias y 58 derrotas.

A tenor de cómo ha transcurrido la temporada europea, la semana no depara nada bueno, primero porque el Unicaja no ha sido capaz nunca de ganar los dos partidos europeos cuando apenas transcurrían 48 horas entre ellos. Y segundo porque uno de los rivales esta semana es español, y el balance del conjunto malagueño con los contrincantes de la Liga Endesa es pésimo (solo dos victorias en siete partidos esta campaña, y 18 triunfos en la historia en 48 enfrentamientos). Lo único bueno es que llega el Barcelona, que se le da bien en competición continental (ha ganado cinco veces de las diez en las que se han visto las caras) y ya fue capaz de ganar en la Ciudad Condal, aunque entonces no estaba Pesic en el banquillo azulgrana…

Ver Post >
El placer de los números
José Miguel Aguilar 19-03-2018 | 6:51 | 0

****Artículo publicado en SUR el miércoles 14 de marzo de 2018

 

El espectáculo de los números

El Unicaja brinda a su afición un gran espectáculo y las estadísticas refrendan su gran momento liguero, mientras en Europa se diluyen sus aspiraciones

Después del espectáculo que brindó el Unicaja a su afición el pasado domingo, con un festival anotador que marca una época, conviene repasar las estadísticas generales de la Liga Endesa, pues algunas llaman poderosamente la atención. El equipo malagueño mantiene el liderato en una de las facetas más importantes del juego, como es la de puntos encajados, lo que habla muy bien de su defensa, pilar fundamental sobre el que construir algo importante. Y lo hace sin destacar en un aspecto que suele ir parejo al trabajo atrás, como es el de la intimidación, pues el conjunto que entrena Joan Plaza es el que menos tapones coloca de la competición junto al Betis. Muy llamativo, teniendo hombres muy grandes. Además, es el segundo equipo que menos balones pierde en el torneo, lo que influye en su ataque, pero también en su defensa, pues no permite canastas fáciles a sus rivales. Al final, todo está relacionado, lógicamente, como el hecho de ser el segundo conjunto que menos faltas hace, lo que impide al contrario anotar tiros libres.

Otra jornada más, la parte alta de la clasificación está que arde, con solo dos victorias de diferencia entre el segundo y el octavo, y una nada más entre el perseguidor del líder y el séptimo. Una de las razones de esta igualdad se debe a que cuatro de esos ocho equipos mantienen una racha de victorias impresionante, ya que Baskonia y Andorra acumulan seis triunfos consecutivos y el Herbalife Gran Canaria lleva cinco. Además, el Unicaja solo ha sufrido una derrota en los últimos ocho encuentros ligueros. Curiosamente, el Real Madrid, líder destacado toda la Liga, ha perdido más partidos en las cuatro últimas jornadas, dos, que en las dieciocho anteriores, en las que sólo cayó una vez.

En la Euroliga, las cosas marchan peor para el Unicaja en cuanto a sus aspiraciones de clasificarse en el ‘Top 8’, sobre todo tras las dos últimas derrotas, incluida la abultada en Moscú, la novena peor de toda su historia continental –el Delteco BC pagó los platos rotos en la Liga dos días después y el cuadro malagueño estableció varios topes históricos en cuanto a anotación como local y triples logrados el día que Nedovic se acercó a la perfección–. Por cierto, es la primera vez que el cuadro malagueño pierde en competición europea por 25 puntos (101-76 en tierras rusas).

Cuatro jugadores de la actual plantilla ya están entre los once que más veces han vestido la camiseta del Unicaja en Europa: Suárez, Alberto Díaz, Dani Díez y Nedovic. El serbio igualó en Moscú a Santiago y a Pietrus, los tres con 58 partidos. Se nota el cargado calendario de esta apasionante Euroliga, y todavía quedan cinco jornadas.

Ver Post >
El Unicaja no alcanza la felicidad completa
José Miguel Aguilar 09-03-2018 | 10:55 | 0

***Artículo publicado en SUR el miércoles 7 de marzo de 2018

De la decepción europea al bálsamo liguero

El Unicaja se dejó en Belgrado muchas de sus aspiraciones en la Euroliga y dos días después apretó la clasificación de la Liga Endesa y está a un triunfo del segundo puesto

Un mal resultado, una enorme decepción y una descomunal desilusión. El Unicaja se dejó en Belgrado muchas de sus posibilidades de mantener sus aspiraciones en una Euroliga que brilla por su calidad y exigencia. La derrota frente al Estrella Roja dejó a los aficionados helados. Y ya saben lo que dice el refrán: Marzo, marcero, o tan frío como enero o tan falso como febrero. Resulta difícil de comprender cómo el equipo que entrena Joan Plaza jugó tan mal un encuentro tan decisivo. Dos días después la victoria le sonrió, aunque su juego también dejó mucho que desear. Si las bajas son la excusa, que le pregunten al Valencia cómo compensar las numerosas ausencias para obtener idénticos resultados (ambos cuentan las mismas victorias entre la competición europea y la Liga Endesa).

Faltan seis jornadas para que concluya la Euroliga, y el Unicaja tiene que rendir visita a dos rivales que son escollos difíciles de superar, CSKA y Fenerbahce, empezando por el viaje a Moscú donde juega el viernes. El cuadro malagueño encadena cuatro derrotas seguidas fuera de casa, ya que su último triunfo fue en Tel Aviv a finales de diciembre. Si perdiera en tierras rusas sería su segunda peor racha en los últimos siete años, la peor fue de diez derrotas consecutivas entre noviembre de 2014 y marzo de 2015.
El Unicaja cayó frente al Estrella Roja por 80-76, cuatro puntos de diferencia, que es la renta por la que más veces ha caído en su historia, en 18 ocasiones, una más que las que ha perdido por un punto o por dos, que han sido 17 cada una.

Waczynski, que fue el máximo anotador del Unicaja en Belgrado, se ha situado ya en el ‘Top 20’ del ranking de más puntos logrados en Europa, tras superar a otro excelso tirador, Toolson.

Alberto Díaz, con 71 partidos europeos disputados, iguala con Kuzminskas en el séptimo puesto de la clasificación continental, y le quedan cinco encuentros para alcanzar a Welsch.

Dejando la Euroliga y hablando de la Liga Endesa, el Unicaja apretó la clasificación tras ganarle al Estudiantes en Madrid. Lo único importante fue la victoria que le deja a una sola del codiciado segundo puesto que ahora ocupa el Barcelona, que debe jugar aún en Málaga. Seis equipos en un puño separados por un solo triunfo prometen una lucha bonita hasta el final.

Mirando las estadísticas, los más viejos del lugar se pondrían las manos en la cabeza si vieran que un pívot es el mejor jugador el Unicaja en tiros libres (91,01%). Shermadini se ha convertido en el más fiable del equipo y en el octavo de toda la competición, lo que tiene mucho mérito. Además, el georgiano es el mejor de la Liga en porcentaje de tiro de dos puntos (68,9%).

En cuanto a las estadísticas de equipo, es reseñable que el Unicaja sea el equipo que menos puntos encaje de la Liga Endesa. Su defensa le proporciona triunfos de calidad.

Ver Post >
El Unicaja, reñido con la felicidad completa
José Miguel Aguilar 09-03-2018 | 10:54 | 0

***Artículo publicado en SUR el miércoles 7 de marzo de 2018

De la decepción europea al bálsamo liguero

 

El Unicaja se dejó en Belgrado muchas de sus aspiraciones en la Euroliga y dos días después apretó la clasificación de la Liga Endesa y está a un triunfo del segundo puesto

Un mal resultado, una enorme decepción y una descomunal desilusión. El Unicaja se dejó en Belgrado muchas de sus posibilidades de mantener sus aspiraciones en una Euroliga que brilla por su calidad y exigencia. La derrota frente al Estrella Roja dejó a los aficionados helados. Y ya saben lo que dice el refrán: Marzo, marcero, o tan frío como enero o tan falso como febrero. Resulta difícil de comprender cómo el equipo que entrena Joan Plaza jugó tan mal un encuentro tan decisivo. Dos días después la victoria le sonrió, aunque su juego también dejó mucho que desear. Si las bajas son la excusa, que le pregunten al Valencia cómo compensar las numerosas ausencias para obtener idénticos resultados (ambos cuentan las mismas victorias entre la competición europea y la Liga Endesa).

Faltan seis jornadas para que concluya la Euroliga, y el Unicaja tiene que rendir visita a dos rivales que son escollos difíciles de superar, CSKA y Fenerbahce, empezando por el viaje a Moscú donde juega el viernes. El cuadro malagueño encadena cuatro derrotas seguidas fuera de casa, ya que su último triunfo fue en Tel Aviv a finales de diciembre. Si perdiera en tierras rusas sería su segunda peor racha en los últimos siete años, la peor fue de diez derrotas consecutivas entre noviembre de 2014 y marzo de 2015.
El Unicaja cayó frente al Estrella Roja por 80-76, cuatro puntos de diferencia, que es la renta por la que más veces ha caído en su historia, en 18 ocasiones, una más que las que ha perdido por un punto o por dos, que han sido 17 cada una.

Waczynski, que fue el máximo anotador del Unicaja en Belgrado, se ha situado ya en el ‘Top 20’ del ranking de más puntos logrados en Europa, tras superar a otro excelso tirador, Toolson.

Alberto Díaz, con 71 partidos europeos disputados, iguala con Kuzminskas en el séptimo puesto de la clasificación continental, y le quedan cinco encuentros para alcanzar a Welsch.

Dejando la Euroliga y hablando de la Liga Endesa, el Unicaja apretó la clasificación tras ganarle al Estudiantes en Madrid. Lo único importante fue la victoria que le deja a una sola del codiciado segundo puesto que ahora ocupa el Barcelona, que debe jugar aún en Málaga. Seis equipos en un puño separados por un solo triunfo prometen una lucha bonita hasta el final.

Mirando las estadísticas, los más viejos del lugar se pondrían las manos en la cabeza si vieran que un pívot es el mejor jugador el Unicaja en tiros libres (91,01%). Shermadini se ha convertido en el más fiable del equipo y en el octavo de toda la competición, lo que tiene mucho mérito. Además, el georgiano es el mejor de la Liga en porcentaje de tiro de dos puntos (68,9%).

En cuanto a las estadísticas de equipo, es reseñable que el Unicaja sea el equipo que menos puntos encaje de la Liga Endesa. Su defensa le proporciona triunfos de calidad.

Ver Post >
El Unicaja depende de terceros
José Miguel Aguilar 09-03-2018 | 10:51 | 0

 

***Artículo publicado en SUR el jueves 1 de marzo de 2018

 

En manos del Valencia y del Barça

Las posibilidades del cuadro malagueño en la Euroliga pasan porque los dos equipos españoles que ya no tienen opciones le ayuden en sus partidos frente al Baskonia y al Maccabi

Llegados a este punto de la competición europea es de obligado cumplimiento reconocer el esfuerzo del Unicaja por adentrarse en el mes de marzo con opciones reales de clasificación para la siguiente fase de la Euroliga. Es muy complicado, aunque no imposible, desalojar al Maccabi de la octava posición que posibilita el éxito –alcanzar el ‘Top 8’–, sobre todo si mañana vence en la cancha del Estrella Roja, aspecto clave para este análisis que se basa en el factor sorpresa desde la lógica (a veces aumentada desde la ilusión, otras rebajada desde la realidad), en el que se mueve el mundo del deporte. Dos detalles importantes para entender la situación: el calendario favorece con claridad al Baskonia, que de los siete partidos que faltan jugará cinco en casa; precisamente por eso, las posibilidades del Unicaja pasan en gran medida por las manos del Valencia y del Barça, ya que el cuadro que entrena Txus Vidorreta recibe a los dos conjuntos que pugnan por el octavo puesto, mientras el equipo catalán jugará en el Palau contra el conjunto vasco.

El Unicaja tiene dos salidas especialmente difíciles, la semana que viene juega en Moscú frente al CSKA y cerrará la Euroliga en la cancha del Fenerbahçe. A día de hoy, ambos se juegan bastante, como es quedar entre los cuatro primeros para tener el factor cancha a favor en el ‘play-off’ previa a la ‘Final Four’, que este año se disputa en Belgrado. Los otros cinco partidos debe ganarlos para aspirar a mantener el sueño hasta el final: debe superar al Panathinaikos, Barcelona y Olympiacos en el Martín Carpena y vencer en Belgrado al Estrella Roja y en Alemania al Brose Baskets. Todas las cuentas pasan por sumar, a priori, como mínimo cinco victorias.

El Maccabi, con dos victorias más que Baskonia Unicaja, tiene un colchón importante, pero como el cuadro israelí y el vasco se enfrentan en la penúltima jornada permite al conjunto que entrena Joan Plaza mantener sus aspiraciones hasta el tramo final si va sumando victorias. El equipo macabeo no debe sumar más de tres victorias en estas siete jornadas –el calendario no le es muy propicio–, para provocar un empate con el Unicaja a quince victorias, ya que el conjunto malagueño tiene ganado el ‘basket average’ pues venció en ambos encuentros.

La clave está en el Baskonia, que tiene las mismas victorias que el Unicaja, y jugará cinco partidos en casa y los dos de fuera son en Valencia y en Barcelona, que a priori no se juegan nada, de ahí que el cuadro malagueño dependa de sus rivales españoles para mantener sus aspiraciones. Si el cuadro vitoriano gana los cinco partidos de casa podría producirse un triple empate con Maccabi y Unicaja que beneficia al equipo vasco, así que debería perder uno de los encuentros en el Buesa Arena –en ese choque en Vitoria seguramente al cuadro malagueño le convenga la victoria visitante–. Además del calendario, el equipo que entrena Pedro Martínez se enfrentará solo a dos equipos entre los siete primeros, mientras sus rivales lo harán contra cuatro equipos que actualmente ocupan alguna de las plazas de honor. A priori, todo está de cara para el Baskonia y todo en contra para el Unicaja, mientras el Maccabi depende de sí mismo. Pero cosas más inverosímiles se han visto en el deporte…

Será una semana especial para los dos serbios del equipo malagueño, Nedovic y Milosalvjevic, pero por motivos distintos. Jugar en tu tierra siempre gusta, en el caso del escolta frente al equipo que te vio crecer, y en cuanto al alero contra el rival por antonomasia. A eso se une que jugar en la Sala Pionir frente al Estrella Roja tiene mucho encanto para los visitantes. Es una de esas canchas que todo buen aficionado al baloncesto debe visitar una vez en la vida.

McCallum ya está en la leyenda del club al anotar el punto 31.000 del Unicaja en Europa. El base estadounidense fue el autor de la canasta que proporciona ese cifra redonda.

Después del parón para que la selección española encandile a la afición en los partidos de las famosas Ventanas –el equipo que entrena Sergio Scariolo lo ha hecho de ensueño, con cuatro victorias en otros tantos partidos, y con Fran Vázquez como destacado–, vuelve la Liga dos semanas después porque entre medias se disputó la Copa del Rey. El Unicaja parte como quinto para encarar este tramo final de la temporada, y ya saben que lo ideal es quedar delante del Valencia, que es segundo.

Ver Post >