Diario Sur

img
Autor: JoseMiguelAguilar
Otra lección de impotencia del Unicaja: segunda derrota seguida en casa con el Valencia
img
José Miguel Aguilar | 19-01-2017 | 1:27| 0

 

Mis notas del Unicaja-Valencia (18 de enero de 2017)

1 Frustración. Un inexplicable hundimiento tras el descanso emborronó la marcha del Unicaja en el Top 16 de la Eurocup, en el que perdió en casa con el Valencia, con quien se juega el liderato y quien le tiene comida la moral, ya que cosecha dos triunfos en sus dos visitas a Málaga (elaborados con idéntica factura). Preocupante balance.

2 Desequilibrio. La predecible dependencia del conjunto malagueño del triple fue el arma que utilizó el Valencia para no desmoronarse cuando el Unicaja acumulaba casi un 90% en el lanzamiento exterior (8 de 9), pero más allá de su dominio inicial era incapaz de marcharse en el marcador. Elevó el nivel defensivo el equipo de Pedro Martínez y esperó paciente a que los locales empezaran a fallar sus tiros. Resulta desolador ver la impotencia del conjunto que entrena Joan Plaza cuando no está fino en ataque, lo que sucede a menudo.

3 Horror. Será difícil ver un tercer cuarto peor del Unicaja, en el que encajó un 0-13 de parcial de salida y acumuló un solo punto de valoracion en diez minutos. Además, con la herida abierta fue Will Thomas el que le echó sal a las esperanzas locales de enderezar el rumbo. Pasó de vencer 45-36 a perder por57-68. Inexplicable.

4 Clave. El rebote sigue siendo uno de los factores desequilibrantes en el juego del Unicaja. Y ayer lo perdió de largo. Si además hay demasiados hombres fuera de foco, como Fogg o Musli, es fácil explicar la irregularidad en el mismo partido y la derrota.

Ver Post >
El día que Plaza dejó sentado a Lafayette
img
José Miguel Aguilar | 16-01-2017 | 9:18| 0

 

Mis notas del Unicaja-UCAM Murcia (15 de enero de 2017)

1 Reacción. Veinticinco minutos tardó el Unicaja en levantar al público de sus asientos en un partido trabado hasta el descanso y marcado por la ausencia a última hora de la referencia interior del Murcia, el excajista Vítor Faverani, presto a fichar por el Barcelona. Con Musli haciendo estragos en la zona, el equipo malagueño se divirtió de lo lindo cuando corrió y acertó en el triple y el equipo de Óscar Quintana bajó los brazos, que se vio obligado a tirar más de tres que de dos obligado por las circunstancias.

2 Cambios. Tras los pitos de la afición en el último partido molesta por la actuación de Lafayette, Plaza optó por no utilizar al que se presumía base titular para no caldear el ambiente, frío toda la primera parte, a tono con el equipo. La cómoda ventaja adquirida en el tercer cuarto no permitió vislumbrar más castigos, ya que hubo rotación de minutos para todos. El trabajo oscuro de Alberto Díaz y la seriedad de Brooks, que ayer sumó también en ataque, sobresalieron en un encuentro irregular y en el que Nedovic desquició a Campazzo en los segundos veinte minutos.
3 Futuro. El Unicaja conocerá hoy su rival en la Copa del Rey, a la que acudirá en un triste séptimo puesto. El balance hasta ahora no es del todo satisfactorio porque varias derrotas inesperadas le impidieron ser cabeza de serie, algo que debería ser indispensable siempre, pero más este año en la cita de Vitoria. Ahora solo una gesta invitará a la ilusión.

Ver Post >
Plaza-Mrsic: duelo de contrastes en el banquillo
img
José Miguel Aguilar | 13-01-2017 | 1:15| 0

 

Mis notas del Unicaja-Cedevita (11 de enero de 2017)

 

Paso. Unos pocos minutos de buena defensa y el regreso de Musli suplieron la irregularidad cada día más acusada del Unicaja (de nuevo con más triples intentados que tiros de 2) y decantaron el triunfo para los locales frente a un Cedevita que resistió hasta el minuto 15, cuando dominaba a placer por 20-29, para luego encajar un parcial decisivo de 26-5, a causa del pobre rendimiento de la mayoría de sus estrellas, sobre todo de un Miro Bilan decepcionante.
Rendimiento. Waczynski, de nuevo penalizado por su técnico por varias acciones defensivas, fue el jugador más acertado con diferencia desde el lanzamiento lejano, y todavía tiene más mérito ante la aciaga noche de casi todos sus compañeros. Menos mal que Alberto Díaz sigue a gran nivel.
Técnicos. El presente y el futuro se fundieron en apenas un minuto durante la presentación de los equipos. Mientras Veljko Mrsic, entrenador del Cedevita, y uno de los grandes mitos del Unicaja, fue muy aplaudido, Joan Plaza concitó más pitos que de costumbre. La triste imagen ofrecida en Sevilla y el juego del equipo empiezan a cansar a la afición. Peligro.
Novedad. Debería ser habitual, pero no lo es. Por primera vez en Europa, que uno recuerde, una mujer formó parte del trío arbitral, la alemana Anne Panther. En la ACB estamos acostumbrados a ver a Anna Cardús, pero en la competición continental llama la atención. Además, Panther es actualmente la única árbitro en las dos máximas competiciones europeas.

Ver Post >
Las malas decisiones de Plaza en Sevilla
img
José Miguel Aguilar | 13-01-2017 | 1:12| 0

 

Mis notas del Betis-Unicaja (8 de enero de 2017)

 

Horror. El Unicaja celebró la clasificación para la Copa  –lo que debería ser una obligación se ha convertido en la actualidad en un objetivo y así le va en los últimos años– con un pésimo partido en Sevilla ante un Betis que desnudó todas sus carencias y puso de manifiesto su horrorosa planificación de plantilla. Sin defensa, sin Musli y sin acierto en el lanzamiento lejano (tiró 11 once veces más de tres que de dos), no tuvo argumentos para optar a la victoria.
Bases. Ha llegado el momento de pedirle explicaciones a Plaza por su desnortada dirección de partidos. Es imposible digerir que Lafayette sólo juegue 7 minutos del último cuarto en Berlín y sea titular en Sevilla. Y la clave ayer: ¿por qué sentó a Alberto Díaz tras remontar 11 puntos y empatar el partido a 61 a 3:46 para el final?. Fue salir Smith –del que se olvidó tras ser el único acertado en ataque– y encajar un decisivo 11-3 que cercenó las esperanzas de triunfo.
Pívot. El Unicaja, que precisó de 28 minutos para que su banquillo aportara más que el del Betis, se miró al espejo y este se rompió: un pívot como Triguero fue determinante en los últimos minutos y acabó con 8 puntos, 7 rebotes y 14 de valoración en 16 minutos. Compararlo con Ndiaye causa rubor.
Rival. Acento malagueño en Sevilla: eficaz Alfonso Sánchez en la pista; acertado Berni en los despachos con el fichaje de Mahalbasic (con él empezó a fraguar el Betis el triunfo), y brillante Tabak en el banquillo: el alumno le dio una gran lección al maestro (así define él a Plaza).

Ver Post >
Juego de nombres en Berlín
img
José Miguel Aguilar | 13-01-2017 | 1:10| 0

 

 

Mis notas del Alba Berlín-Unicaja (4 de enero de 2017)

Superioridad. El Unicaja se llevó una victoria muy importante en la apertura del Top-16 de la Eurocup en un partido que podría definirse como el de la ausencia de juego interior a causa de las bajas de los hombres altos de ambos equipos. Plaza puede gritar a los cuatro vientos que su equipo es capaz de ganar sin Musli, aunque siempre será más equilibrado su juego si cuenta con el pívot serbio.

 

Ataque. Al descanso, el Unicaja había doblado su producción reboteadora y su eficacia en el triple respecto al cuarto inicial, anotando más de tres que de dos y en tiros libres juntos. Si a los dos minutos había cometido ya sus cinco faltas, que hicieron que el Alba lanzara un tiro libre por minuto, solo dos pérdidas le daban consistencia a su juego. Fueron lo peor y lo mejor del cuarto decisivo, el que permitió al Unicaja adquirir la ventaja que supo administrar hasta el final, aunque pudo ganar por mayor diferencia.

 

Individualidades. Fue un partido de nombres, empezando por Wacynski, el mejor hasta que dos pérdidas seguidas le llevaron al banquillo, de ahí que jugara tan poco; Dani Díez, certero en el triple, fue el más valorado pese a ser el quinto en minutos y destacó en el rebote; Brooks completó un gran partido, fue el máximo anotador y reboteador del Unicaja, y el que más jugó; Nedovic y Smith se turnaron en la anotación, mientras Lafayette sólo jugó 7 minutos del último cuarto (7 puntos) y fueron determinantes para la suerte del choque. Quién lo iba a decir.

Ver Post >