img
Autor: JoseMiguelAguilar
Más horror sí cabe
img
José Miguel Aguilar | 16-11-2009 | 12:51| 0

Al salir a la calle el sol me ha deslumbrado. Era el efecto de estar más de una hora con los ojos casi cerrados. Entreabiertos, como cuando no quieres mirar algo que estás viendo. Como cuando el horror se apodera de todo tu cuerpo. Como escalofríos que hacen temblar músculo a músculo toda tu fisonomía.

Por primera vez he sido incapaz de terminar un encuentro del Unicaja. Frente al Xacobeo, el equipo malagueño ha rebosado el hastío. Por primera vez, he apagado el televisor y he salido a la calle para que el aire refresque mis pensamientos. Decepción tras el primer cuarto, desencanto al descanso. Insoportable luego. En la calle, la luz del sol me ha cegado, tanto como el juego del Unicaja.

No sé si es vergüenza lo que he pasado viendo al Unicaja, pues frente al Cajasol sentí algo parecido. Pero sí sé que a mi memoria han venido tiempos pasados, aquellos en que los jugadores parecía proponerse cargarse al técnico. Yo he vivido algún año así, y los recuerdos han sido idénticos.

Es difícilmente entendible que Aíto esté en la cuerda floja –no creo que estos jugadores quieran cargarse al técnico–, pero el Unicaja camina sobre el alambre del fracaso a la pata coja y con el peso de la clasificación amenazando la mayor de las caídas.

Después de tres victorias consecutivas, el Unicaja se frenó en seco a la hora de emprender el Camino de Santiago. En el pecado de tamaño fiasco lleva la penitencia aguda.

El problema es que la afición no acierta a comprender tantos altibajos y, lo que es peor, nadie se lo explica. La imperfección siempre desemboca en tropiezo. Y en la Liga ACB los baches son pronunciados.

Ver Post >
Un base y un tirador
img
José Miguel Aguilar | 12-11-2009 | 1:54| 0

La semana asomó por el horizonte con las nubes bajas que presagian tormenta, lo que en deporte es sinónimo de fracaso. El corte de Pooh Jeter y el fichaje de Shammond Williams es el reconocimiento explícito de la pésima política del club a la hora de reforzar el puesto de base para una temporada que se presumía complicada en la dirección de juego.

Algunos hurgan en la herida del adiós de Carlos Cabezas, que es lo fácil en situaciones así (su recuerdo sí será eterno). Pero el Unicaja anda perdido en la base desde que Ricky Rubio decidiera protagonizar el culebrón del verano.

Su renuncia a triunfar en Málaga estuvo acompañada por la negativa de Cabezas a renovar y por la fatalidad en la burocracia a la hora de gestionar el pasaporte de Freire.

No es normal pasar de un proyecto con Ricky-Cabezas-Freire a un seudoequipo dirigido en la cancha por Cook y Gomis, y luego Jeter. Es de locos pensar que los extremos se tocan, cuando ya se sabe que se repelen.

Afortunadamente, la travesía por el ecuador de la semana nos deja una grata alegría, una satisfacción plena, como es el espectáculo anotador de Taquan Dean, el tirador que tanto echaba en falta Aíto García Reneses.

El Unicaja camina con la cabeza muy alta por la Euroliga con su inmaculada trayectoria de cuatro triunfos en otros tantos partidos. Está henchido de orgullo tras visitar Orleans, una ciudad francesa de aroma agradable.

Y para terminar la semana, vuelta a casa para hacer el Camino de Santiago, donde juega un Xacobeo de sabor muy malagueño, pues tiene en sus filas a Alfonso Sánchez, a Vasiliadis, a Jesús Lázaro, a Curro Segura…

Seguro que el Apóstol redime de sus pecados al Unicaja y le permite completar la semana más maravillosa de esta campaña, en la que intuíamos que le hacía falta un base y un tirador...

Ver Post >
Cayó el muro del rubor
img
José Miguel Aguilar | 07-11-2009 | 11:16| 0

Al fin. Habrá que guardar en la memoria este 7 de noviembre de 2009. Si en Berlín cayó el muro de la vergüenza veinte años atrás, quizás pasen décadas para ver algo parecido al recordar que hoy el Unicaja derribó el muro del rubor. Se ponía rojo el equipo malagueño cuando se le preguntaba por el resultado en los primeros cinco partidos de la Liga ACB. Cinco derrotas. Un 0-5 que ha causado escozor en el seno del club. He observado muchos nervios y pocas soluciones. Quizás sea la falta de costumbre ante situaciones tan embarazosas.

El Unicaja ha ganado por 30 puntos a un Murcia con graves carencias. Pero el equipo que entrena Aíto García Reneses tiene que aprender a tener confianza en sus posibilidades, tiene que creerse que es superior a su rival cuando sea el caso. Y aun en la victoria sigo pensando que este equipo es aspirante a pocas cosas. Cuando no acierta con el tiro exterior, tiene pocos argumentos para derrotar al rival.

Y hablando de Aíto, me ha producido mucha satisfacción escucharle en Punto Radio. Sus quejas acerca de los problemas que tiene el Unicaja en forma de lesiones, una situación insólita en su carrera y en el baloncesto español ha llegado a decir, son la mejor muestra de que tenemos Aíto para rato. Son quejas desde la realidad y no desde una mentira manipulada. Tiene motivos para quejarse por tantas operaciones sufridas por sus jugadores que le impiden trabajar con normalidad, no ya con calidad en los entrenamientos. El último percance llega con Printezis, que está en Grecia para recabar una segunda opinión médica, pues podría estar varios meses de baja si pasa por el quirófano. Otro problema en este río de contratiempos que es esta temporada el Unicaja.

Aíto se queja desde la profesionalidad, sin hacer daño al club que le paga, lo que es lo normal. Preguntado por posibles refuerzos, espetó: “Preguntarle a los dirigentes del club y a los responsables de esa parcela”. Una respuesta de matrícula de honor. Cada uno debe dar cuenta en su terreno, y el de Aíto es en la cancha, durante los partidos, en los entrenamientos. Mi más sincera enhorabuena a este pedazo de ENTRENADOR, con mayúsculas.

Ver Post >
Novena sinfonía
img
José Miguel Aguilar | 06-11-2009 | 12:36| 0

Tiene pinta de que estamos ante el punto de inflexión de la temporada. Ese momento que se anhela con tanto ímpetu. Ese instante que parece que nunca va a llegar y cuando aparece se traduce en un hondo suspiro, suspiro de España.

Un año largo, largo, largo, ha tenido que pasar para que el Unicaja de Aíto García Reneses gane un partido en la prórroga (y frente a un Efes Pilsen cargado de razones poderosas). Malditos cinco minutos que tantos disgustos nos dio la pasada temporada y amenazaba con amargarnos esta.

No podía ser de otra manera. Justo cuando el Unicaja camina entre brasas con la piel dorada oliendo a chamusquina, cuando peor pintaba la cosa, cuando el equipo se mueve en el alambre del fracaso, va y gana una prórroga, a la novena. La novena sinfonía en el Palacio de los Deportes Martín Carpena.

Este Unicaja siembra el desconcierto aun en la victoria. Impoluto en la Euroliga, tiritando en la Liga ACB cual muñeco de nieve en Siberia.

Yo creo que mañana frente al Murcia estrena abrigo, gustoso, apetitoso, lanoso, para protegerse de la que está cayendo. Mañana frente a Faverani, Paulao y compañía estrena el casillero de triunfos caseros.

Está fuera de toda lógica que el Unicaja se pasee por Europa con la vitola de invicto después de tres partidos, superando a equipos de postín, y se arrastre por el fango liguero tras cinco encuentros sin saborear una victoria.

¿Qué explicación tiene que Saúl Blanco se mire en el espejo de la regularidad en la Euroliga y parezca un cristal roto en la ACB? Es un solo ejemplo de los espectros a los que debe hacer frente un Unicaja de dos caras tan opuestas que asusta hasta a sus más fieles seguidores. Ayer, al menos, disfrutaron de lo lindo, y mañana, estoy seguro, pondrán fin a la peor de las pesadillas.

Ver Post >
Horror
img
José Miguel Aguilar | 03-11-2009 | 1:07| 0

Horror de partido, horror de equipo, horror de juego ofensivo de un Unicaja que asusta a su afición. Es como si los jugadores se hubieran ido por la noche de Halloween por las calles de Sevilla y hubieran acudido a enfrentarse al Cajasol con la careta del miedo metido en el cuerpo. El 0-5 da pavor.

Horror de clasificación, horror de panorama y horror de director deportivo y director general que no buscan soluciones ya.

Mientras sigan Cook y Jeter el Unicaja no ganará un solo partido apretado. Horror de bases, horror de dirección, horror, ¡cuánto horror!

Horror de caída, horror de lesión, horror de perder a uno de los pocos que se salvaban de la quema, Printezis. Espantosa la imagen, calamitosa la consecuencia.

Horror de contratiempos en una temporada terrorífica. Da susto pensar qué nos deparará el destino. Tanta desgracia no se merece este Unicaja por muy mal que haya hecho las cosas este verano… La maldición no puede durar tanto… Ni la de un tuerto que por estos lares mira para otro lado.

Ver Post >