img
Autor: JoseMiguelAguilar
Jeroglífico
img
José Miguel Aguilar | 15-10-2014 | 8:22| 0

G uardaré como un pergamino la estadística de los primeros veinte minutos, pues con el paso del tiempo se convertirá en jeroglífico con el que descifrar las razones de un triunfo histórico. En Vitoria no hay pirámides, pero en los últimos ocho años en cada visita en Liga el Unicaja llenaba su mochila de arena, con dunas en las que muchas veces perdía el rumbo de la temporada.
Anoche, frente a un rival por hacer y una afición incrédula con el rendimiento de su equipo, el conjunto que entrena Joan Plaza se exhibió en unos veinticuatro minutos inolvidables. Rebote (18 más), equilibrio, acierto exterior y poderío interior fueron las virtudes que llevaron al cuadro malagueño a vencer por ¡25 puntos! (34-59). Mientras Toolson no se cansa de anotar, Fran sigue sin fallar un tiro de campo en esta Liga Endesa, con Will Thomas a un nivel muy alto en la importante faceta de la seriedad. Markovic merece capítulo aparte.
Conocida mi debilidad por Kuzminskas, ayer tuvo el mérito de no amedrentarse ante el arrollador comienzo de Bertans, pese a irse al banquillo por méritos propios. Luego notó la confianza de su entrenador y desarboló al equipo vasco anotando desde las tres distancias y haciendo estragos en el rebote, siendo el séptimo jugador en minutos. Lo dicho, un jeroglífico para conservar.
Hasta la rotación resultó un éxito, aunque el Unicaja mostrara signos de debilidad con el quinteto formado por los dos bases y los dos ‘4’ en pista, más Stefansson. Algo menor -el tiro libre debe mejorar- ante el tamaño de la gesta del equipo malagueño. Plaza sigue acumulando méritos para convertirse en el faraón de Málaga.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el domingo 12 de octubre tras la histórica victoria del Unicaja en Vitoria frente al Laboral Kutxa

Ver Post >
Ha nacido una estrella
img
José Miguel Aguilar | 09-10-2014 | 5:58| 0

Definitivamente el sol de Málaga ha derretido la figura de perfil discreto que Joan Plaza mantuvo en su carrera hasta que llegó a la fría Lituania. En Kaunas floreció como la Solandra maxima, más conocida en estos lares como trompeta, una planta trepadora de gruesas ramas, hojas perennes y enormes flores con sustancias alucinógenas en forma de embudo que parece absorber todo a su alrededor. Brilla en el erial. Ayer tarde en el Palacio de los Deportes no había entrado el otoño –el sudor mojaba hasta los pensamientos–, pero el estreno de la temporada en el teatro de los sueños de los aficionados vino marcada por la estruendosa ovación que recibió en la presentación el técnico del Unicaja y su contundente respuesta, puño en alto apretado con fuerza con la vista fijada en la grada. No solo el club ha depositado sus esperanzas en el entrenador, sino que los espectadores le han acogido como el hacedor de sus ilusiones. Esperemos que sepa llevar esa pesada carga en esta campaña. A mí me gusta esa comunión que ofrece una estampa única, porque en la dificultad próxima imperará la confianza en un entrenador que ha sabido manejarse en situaciones adversas.
En cuanto al partido, hubo de todo, mucha igualdad, gran expectación por ver a los fichajes y alegría por el resultado final. No se puede hablar de dudas del juego interior, porque en el análisis faltaría valoración y argumentación, pero Thomas, que venía de figurante tomó un papel protagonista, y Green, que se aprendió el papel de estrella, apenas apareció en pantalla. De Golubovic habrá que esperar más, sobre todo que saque a relucir más arrojo. En el juego exterior, destacó el desacierto ofensivo de Vasileiadis, y Stefansson está recién llegado. Afortunadamente apareció Toolson en los peores momentos de los locales. Lo mejor fue la pareja de bases, repartiendo juego e imponiendo un estilo. Markovic y Granger se complementan y el Unicaja mantiene el ritmo los 40 minutos.
Pero Vázquez le quitó todo el protagonista a Plaza y, más que jugar, voló por el cielo del Carpena cuan estrella en una noche oscura de invierno. Algunos en su día vieron en él a una estrella fugaz, pero tornó satélite en cuya órbita gravita el planeta Unicaja.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el lunes 6 de octubre, con motivo del primer encuentro del Unicaja en la Liga Endesa 2014-2015

Ver Post >
Día de emociones. El Unicaja estrena una nueva temporada
img
José Miguel Aguilar | 06-10-2014 | 1:43| 0

El sol de otoño en una tarde de domingo brilla con una luz especial cuando el horizonte se abraza con la línea del cielo que siluetea el Palacio de los Deportes Martín Carpena. Juega el Unicaja y los ojos se humedecen de emoción camino del partido que abre una temporada que despierta ilusión. Durante el recorrido todo se ve de color verde, el de la esperanza en el juego de un equipo que, ¡ay!, ha desterrado por fin la desdicha, atribulado como estaba por tanta frustración.
Día de estrenos, como el Domingo de Ramos, y habrá que ponerse el traje de la expectación, con Joan Plaza renovado un año más para que cumpla un trienio mágico, misión nada baladí si la vista se dirige a un pasado ciertamente ennegrecido por decisiones erróneas. Desgraciadamente, el técnico que maneja el timón de las inquietudes sigue sin desprenderse de la coraza con la que amerizó a orillas del Mediterráneo: le convendría desnudar su alma ante una afición que le ha entregado su corazón.
Jornada de interés para descubrir a los nuevos fichajes –Markovic, Vasileiadis, Stefansson, Thomas, Green y Golubovic–, esos que durante una temporada marcan el estado de ánimo de unas gradas que vuelven a poblarse para aplaudir a Vázquez, Granger, Kuzminskas, Toolson o Suárez.
Y mientras se aparcan las emociones, suenan los acordes que estremecen el cuerpo: «Pasan los años y no me arrepiento, de verde he pintado mi vida. / Vuelan los sueños, y sigo sintiendo la magia de aquel primer día». Pablo López ha conseguido concentrar en la música toda la pasión del baloncesto, en una canción que aúna voluntades y enciende el entusiasmo.
Hoy es domingo, juega el Unicaja y Málaga esboza una sonrisa.

 

 

***Artículo publicado en SUR, el domingo 5 de octubre, con motivo del comienzo de la Liga Endesa 2014-2015

Ver Post >
Renovación y continuidad en el Unicaja para una temporada decisiva
img
José Miguel Aguilar | 02-10-2014 | 12:56| 0

Buscaba continuidad para un proyecto ganador y se ha topado con una inesperada renovación de un equipo que afronta una decisiva temporada en cuanto a consolidación de aspiraciones, clarificación de su futuro europeo y afianzamiento de relación con una afición que ha vuelto a disfrutar del baloncesto. El Unicaja 2014-2015 tiene trabajo por delante.

De un año a otro, Joan Plaza ha ganado polivalencia en las posiciones exteriores –Granger actúa de ‘dos’, Suárez se desenvuelve por dentro, etc.- y ha combatido la falta de tiro exterior de la que adoleció la campaña pasada con un perímetro contundente. Por dentro, habría mucho que hablar, con tres de los cuatro pívots de estreno y dos de ellos debutantes en una competición ya de por sí exigente.

Además, por segunda temporada consecutiva el Unicaja comenzará la Liga Endesa con sobresaltos por la baja a última hora de un jugador a priori importante en los esquemas del entrenador. Y es que cuando la NBA aparece en el horizonte el tornado que causa a su paso lo destruye todo. Si hace un año el bosnio Ognjen Kuzmic cruzó el charco cuando Plaza le tenía preparado un papel importante en el juego interior del equipo, ahora ha sido el esloveno Zoran Dragic el que se ha marchado a Estados Unidos para cumplir el sueño de jugar junto a su hermano, dejando mermado el perímetro y la defensa del cuadro malagueño.

Por una u otra razón, al final el Unicaja presenta seis novedades respecto a la temporada de la confirmación de su vuelta a la élite.

 

El serbio Stefan Markovic me recuerda a Nacho Rodríguez, por su seriedad en la dirección del juego, su saber estar en la pista, su inteligencia para manejar al equipo y porque es de esos jugadores en los que la estadística no refleja su importancia. Un base a la antigua usanza que llega como subcampeón del mundo.

 

El escolta Jon Stefansson viene a cubrir el hueco dejado por Dragic, sobre todo en defensa. A sus 32 años, su rol será secundario, aunque su conocimiento de la Liga y su experiencia le avalan. Recién llegado, necesitará acoplarse rápido.

 

El alero Kostas Vasileiadis es para los malagueños como el buen vino, que con el tiempo va a paladear el sabor que desprende su exquisita muñeca. En su primera etapa, faltó paciencia para degustar su calidad, achacada a que la barrica en la que debía madurar su juego era de madera joven. Ahora llega como hijo pródigo despertando una ilusión como hacía tiempo que alguien no contagiaba. La pretemporada ha demostrado que será el líder del equipo en cuanto a actitud, eficacia en el tiro y comportamiento en el parket. Su comunión con el Carpena puede dar muchas tardes de gloria.

 

Will Thomas parte en una posición de desventaja al ser el que más dudas despierta respecto a su aportación. En una primera valoración –me faltan minutos para la evaluación final- me recuerda a Darren Phillip, en cuanto a que suple con actitud su falta de centímetros bajo el aro. El rebote como forma de vida. En su etapa universitaria hizo historia.

 

Si Caleb Green ‘culeara’ dentro estaríamos hablando de un superclase. Sin embargo, le gusta alejarse de la zona para brillar en su principal faceta, el tiro exterior. Su velocidad para salir al contraataque, un arma a explotar. Posiblemente de su rendimiento dependa mucho la aspiración del equipo, en cuanto a la importancia de su posición en la pista.

 

Vladimir Golubovic viene precedido de unos números fantásticos -mejor pívot de la Eurocup 13-14- y de una imagen de indolente que debe rebatir con fuerza, cuando precisamente estaba considerado un ‘duro’. De menos a más en la preparación, el montenegrino, como techo del equipo, debe marcar diferencias y ahí radicará su peso en el conjunto.

 

Y por lo visto este mes de septiembre, Fran Vázquez se antoja vital, más que nunca, Kuzminskas proporciona un salto de calidad al implicarse más en el juego con mejor resultado y Granger se dispone a ocupar una posición privilegiada entre los anotadores de este Unicaja que se caracteriza por la ilusión que desprende.

 

P.D.: Algunas de estas reflexiones se han publicado en Basket Express

Ver Post >
Dragic se va a la NBA ¿y? A mí me importa el Unicaja
img
José Miguel Aguilar | 26-09-2014 | 1:58| 0

No estoy especialmente preocupado por la marcha de Dragic, y no es porque no valore su aportación al Unicaja -que sobre eso habría mucho de lo que hablar-, sino porque pienso que su cabeza lleva lejos de Málaga mucho tiempo, y al final podía ser más un problema que una solución. Nadie debe estar en un sitio en el que no quiere permanecer.

El club se ha equivocado a la hora de manejar una situación que le ha explotado a una semana del comienzo de Liga, pero la vida sigue y lo importante es el equipo, más allá de las individualidades, aunque suene a tópico y parezca una obviedad.

Hoy, el aficionado del Unicaja tiene que pensar: Se va Dragic ¿y? Eso no debe mermar un ápice la ilusión por una temporada que se antoja apasionante. Hace un año iba a ser cedido y nadie se puso las manos en la cabeza. Luego se transformó gracias al mago Maljkovic y la situación viró 360 grados.

En lo que había que ahondar es en las razones del descontento de Dragic en Málaga, y eso merece una explicación del club, que hace mucho tiempo que sabe que en este tema jugaba con fuego, y lógicamente ha terminado quemado.

Se va Dragic, pero sigue el Unicaja.

“Estoy impaciente y lleno de optimismo con la NBA”, ha afirmado el esloveno.

Nosotros, aquí, estamos impacientes porque empiece la Liga Endesa y ver jugar al Unicaja. Eso es lo que importa.

Ver Post >