img
Semana fantástica
img
José Miguel Aguilar | 16-02-2015 | 12:32| 0

La semana fantástica del baloncesto español inundará de ilusión muchos hogares con la celebración de un acontecimiento único en Europa, la Copa del Rey, que durante cuatro días se convierte en la fiesta del deporte mundial por la atracción que despierta en numerosos lugares de los cinco continentes. El trofeo que el equipo campeón levantará dentro de siete días en Las Palmas es el colofón perfecto a una riada de sensaciones, a un huracán de emociones, a una orgía de sentimientos plasmados en la paleta de colores en la que se convertirá las gradas del Gran Canaria Arena, que acoge este torneo ocho meses después de su inauguración.
Cientos de malagueños se harán notar en el flamante pabellón para apoyar al Unicaja, que por primera vez acudirá con el cartel de favorito por su trayectoria y por su juego hasta el momento, y, si gana hoy en San Sebastián, refrendado con el liderato de la Liga Endesa con el que ya partió en el sorteo de esta Copa del Rey que merece ser saboreada de forma lenta como en las cenas románticas de una noche de San Valentín.
El equipo que entrena Joan Plaza tiene esta mañana frente al Gipuzkoa una gran oportunidad de recuperar la alegría tras el varapalo del viernes frente a un Laboral Kutxa que, curiosamente, será el gran ausente en las islas afortunadas tras veinte años de presencias continuas. No suele beneficiar –la estadística y la historia también lo confirman– afrontar la competición del k.o. con el amargor de la derrota, máxime con el prurito de ser el mejor en España tras cuatro meses de competitividad extrema. Aparcada la Euroliga, le toca al equipo malagueño enarbolar la bandera de la pasión por una Copa que aventura resaca.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 15 de febrero

Ver Post >
Muro de angustia
img
José Miguel Aguilar | 14-02-2015 | 11:47| 0

Apurado por su lastimosa trayectoria europea en una competición de la que presume de regularidad en la última década –y lo hace a gala por la exigencia que supone la Euroliga–, el Unicaja se resquebrajó en cinco minutos malditos que le cuestan prácticamente no solo la clasificación, sino penar una segunda vuelta del ‘Top 16’ sin ton ni son, es decir, con remotísimas posibilidades de ilusionarse y con viajes al fin del mundo como al de la lejana ciudad rusa que puede pagar muy caro en el torneo casero, que lidera con una brillantez envidiable.
Del 51-51 se pasó al 65-54 y ahí se vino abajo el cuadro malagueño al toparse con el muro de la angustia que le ha perseguido en el viejo continente desde el mes de noviembre. Parece mentira tamaña transformación en encuentros con escasas horas de diferencia, y no solo es por la calidad del rival, que ayer sentenció a fuerza de varios triples consecutivos.
Pérdidas evitables, defensas blandas y ataques previsibles fueron una constante que condujo a una derrota que no pudo evitar en esa reacción final propia de los estertores de un moribundo. Lo que más escuece es que el Laboral Kutxa, igual que casi todos sus rivales anteriores, no demostró estar a una altura inalcanzable, entre otras cosas porque cayó en su visita a Málaga días atrás. No es momento de hacer sangre de un equipo que muestra la mejor de sus caras en una Liga Endesa que pronto dará paso a una Copa del Rey en la que el conjunto que entrena Joan Plaza tiene mucho que decir, ahí sí que está muy vivo.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 14 de febrero

Ver Post >
Morir de gozo
img
José Miguel Aguilar | 12-02-2015 | 09:55| 0

El hombre de los ojos azules, tan intensos que nubla la vista a la persona que osa mirarlo de frente durante varios segundos, resolvió en un último cuarto de belleza táctica indescriptible. Stefansson se vistió de héroe y salvó un triunfo que peligró hasta dos minutos del final. Y es que el Unicaja casi muere de gozo. Se creyó en el cielo cuando vio el aro con tanta facilidad, y se olvidó de jugar, y por tanto de defender.

Triple tras triple –cinco nada más empezar– logró adquirir una renta de 17 puntos en un abrir y cerrar de ojos, y se sintió en el paraíso. Craso error.  Frente a otro equipo le hubiera bastado para saborerar la victoria con fruición, pero frente a un Joventut compuesto por veteranos que viven la eterna juventud (valga el juego de palabras) fue una apuesta muy peligrosa, porque el rival le jugó con las mismas armas (lanzamiento exterior) y volteó el marcador tras el descanso con Sergi Vidal ansioso por demostrar que sus dos temporadas en Málaga no entran en el examen para puntuar su carrera.

El conjunto catalán no necesitó ni rebotear para crecer y creer –solo capturó 5 en los primeros 16 minutos y el primero ofensivo no llegó hasta el minuto 22–, pues a paso de hormiga le metió el miedo en el cuerpo al cuadro local, en el que todos los jugadores anotaron. En ese momento de duda apareció el islandés, con 10 puntos decisivos en el periodo donde la balanza termina inclinándose por aquel que consigue más equilibrio, y esta vez fue el Unicaja, porque Toolson ha aparecido, Green es otro jugador y Germán Gabriel puede sacarle de más de un apuro.

P.D.: Artículo publicado en SUR el 9 de febrero

Ver Post >
Partido decisivo
img
José Miguel Aguilar | 10-02-2015 | 17:46| 0

Pasan los días como cuentas del rosario y no nos hemos detenido a pensar que quizás estemos en el momento clave de la temporada para un Unicaja que hoy se despide de su afición por un tiempo. Cuando volvamos al Palacio de los Deportes ya habremos volteado el mes de febrero, se habrá adjudicado el primer título de la temporada (la Copa del Rey), en la Euroliga sabremos si las posibilidades de clasificación son remotas o inexistentes y en la Liga Endesa intuiremos el lugar que ocupará antes del ‘play-off’, aunque eso dependerá en buena medida del resultado de esta tarde.
Y es que el encuentro frente al Joventut es más decisivo de lo que parece –¡ojo!, el equipo local es uno de los conjuntos que más lanzamientos triples permiten al rival y el cuadro de Badalona basa su éxito en el tiro exterior–, ya que se enfrentan los dos mejores equipos de la competición de las últimas diez jornadas (solo dos derrotas), y la brecha que puede abrir el Unicaja en la clasificación en caso de victoria haría pensar en un liderato sólido a tenor del calendario.
Además, Joan Plaza ha conseguido casi un imposible, ‘fichar’ a mitad de temporada al americano que pretendió en verano, Caleb Green, y recuperar una gran dosis de identidad al recuperar a Germán Gabriel. Y por si fuera poco ha logrado que Fran Vázquez sea uno de los mejores jugadores de la Liga en rendimiento por minuto y que Granger disfrute de sus últimos y mejores momentos en España porque será imposible retenerle el siguiente año. Me da la impresión de que la victoria del viernes le da una nueva dimensión a la trayectoria del Unicaja por lo que supone de liberación después de tanto fiasco europeo consecutivo. Disfrutemos.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 8 de febrero

Ver Post >
Herida cerrada
img
José Miguel Aguilar | 09-02-2015 | 10:21| 0

El Unicaja compró ayer bastantes metros de esparadrapo para cerrar la herida por la que supuraba dolor a borbotones y que amenazaba con una hemorragia sin precedentes por la dimensión de la serie de derrotas consecutivas en Europa. No se merecía el equipo malagueño que otro rival más sajara su liviana esperanza de clasificación. Entre otras cosas porque el juego desplegado en el ‘Top 16’ era inversamente proporcional a su puesto en la clasificación. No es el mejor equipo del grupo, pero desde luego no es el peor de los ocho.

Con Green, Fran Vázquez y Kuzminskas a gran nivel, Granger se creció hasta derrochar talento a raudales. De no ser por el uruguayo el Nizhny Novgorod hubiera hecho trizas la ilusión de la afición, cuyo hastío por la racha en la Euroliga se hacía notar. Ni Rochestie ni Thompkins –vaya poderío el de esta pareja a tener en cuenta– olvidarán la actuación del director de juego local. Y es que el conjunto que entrena Joan Plaza ha estirado su repertorio ofensivo –gracias sobre todo a Green, que desde que llegó Germán Gabriel es otro, ¡qué alegría!–, pero la manta que cubre su juego ha dejado al descubierto ciertas carencias defensivas. Cuando apretó atrás (permitió 41 puntos a su rival en la primera parte y tras el descanso sólo encajó 35) no le importó tanto el lanzamiento exterior (seis triples al principio y únicamente tres después) porque en un partido dominado a partir del primer cuarto le bastó ser regular desde la línea de personal –lanzó siete tiros libres más–, para estrenarse en el ‘Top 16’ con un triunfo convincente.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 7 de febrero

Ver Post >
Y sin triples
img
José Miguel Aguilar | 04-02-2015 | 17:17| 0

Se hace harto complicado ganar un partido cuando se alían en tu contra demasiadas circunstancias que permiten que la emoción perdure hasta el último segundo pese a que la impresión durante los cuarenta minutos es de una superioridad para solventar el partido con cierta comodidad (de ahí la valoración final a favor de los locales). Y es que se sucedieron unas cuantas cosas negativas: el máximo anotador del equipo y uno de los principales de la Liga, Toolson, tiene el punto de mira desviado y falla todo lo que intenta; el mejor hombre en porcentaje de 2 (Golubovic) no tiene su día; no aciertas con el triple (curiosamente, los pocos que consiguió se tradujeron en máximas diferencias, normal con tanta igualdad); no dominas el rebote y cedes gratuitamente ventajas que te pueden costar el partido (sobre todo con quintetos raros).
Dicho así, parece que el Unicaja jugó mal o le regalaron la victoria. Todo lo contrario, en defensa se fajó como un jabato, mantuvo un gran equilibrio entre las recuperaciones y las pérdidas, Fran Vázquez dictó una lección de tiro a media distancia, Kuzminskas es una estrella de relumbrón, Granger se hace cada día más necesario y, además, contó con la excelsa colaboración de Green en el último cuarto (7 puntos en 6 minutos) para desequilibrar (casualmente el día que traen un refuerzo en tu posición). Como remate, el último en llegar, Germán Gabriel, también aporta en los escasos minutos que estuvo. Lo mejor fue la ovación que se llevó en su presentación, con el público puesto en pie.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 2 de febrero

Ver Post >
Germán Gabriel
img
José Miguel Aguilar | 03-02-2015 | 12:34| 0

Amaneció en Los Guindos una mañana fea de viento insoportable y fastidiosa lluvia que amargó la jornada de baloncesto a centenares de niños que cumplían con la devoción de fin de semana de practicar su deporte favorito. Había contraste entre los nubarrones del cielo taciturno y el resplandeciente suelo abatido por el agua, y la hojarasca revoloteando entre cancha y cancha ofrecía una imagen invernal más propia del Norte a la que nunca nos acostumbraremos en el Sur.

Y me recordó al momento que vive el Unicaja, brillante en la Liga, intolerable en la Euroliga. Es el sino de un club que parece estar privado de un momento de felicidad plena. Sin embargo, me llamó la atención que en las conversaciones por una vez predominaba lo positivo ante lo negativo, y los padres de los niños que esperaban la confirmación de la suspensión de los partidos y los jóvenes que esperaban con expectación a que el temporal de viento amainara para lanzar el balón al aire recordaban el fichaje de Germán Gabriel y olvidaban la derrota frente al Fenerbahce. Había ilusión en los ojos al pronunciar el nombre del refuerzo para el juego interior que deja poco hueco a la recuperación de Green.

Luego en la tienda del club, que atiende la eficiente María Luisa, observé que el club continúa haciendo abonados para una segunda vuelta que promete mucha diversión. El Palacio de los Deportes parece que recupera de forma lenta, pero inexorable, el aspecto de su época gloriosa. Y fueron muchos los que adquirieron alguna prenda o artículo con el logo del equipo representativo de la ciudad en el mundo de la canasta. Desde luego, la incorporación de Gabriel es un claro síntoma de que algo está cambiando en el club. Refuerzo de lujo para el líder.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 1 de febrero

Ver Post >
Cancha caliente
img
José Miguel Aguilar | 02-02-2015 | 13:06| 0

Casi repuestos de la conmoción de volver a ver vestido de verde a Germán Gabriel –nada me gustaría más que su tercera etapa en el club en el que se formó sea fructífera–, la desazón se instaló en el alma del aficionado malagueño apenas horas después de conocer su sorprendente fichaje. La enésima derrota europea produjo hielo en el corazón pese a la calurosa noche a orillas del Mediterráneo. Un aire caliente que, expirando enero, no presagiaba nada bueno.

El Unicaja acudía completo a la cita más angustiosa de la temporada por la necesidad de victorias con la que afrontó el partido frente al Fenerbahce, que como bien definió Juanma Rodríguez tiene más nombre que equipo, aunque la figura de su entrenador agiganta la imagen del cuadro turco. Pero la presión le pudo, de ahí la explicación a su enorme desacierto en el tiro –Granger anotó sus primeros puntos en el minuto 33 y Toolson en el minuto 39 y desde el tiro libre–.

Tampoco es que los árbitros respeten mucho al líder de la Liga Endesa. Cuando empezaba a remontar a base de un descomunal esfuerzo (con Fran Vázquez dominando las alturas en un choque en el que superó a dos mitos como Garbajosa y Freenland en el ‘ranking’ histórico de anotación europea) para frenar al letal trío visitante compuesto por Goudelock, Vesely y Bjelica, volvieron las técnicas y los errores arbitrales. Quizás el Palacio esté etiquetado ya como una cancha ‘caliente’ para los colegiados, que cortan de raíz cualquier protesta. Desde luego, muchas de ellas con razón, aunque con poca cabeza, pues no produce beneficio alguno.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 31 de enero

Ver Post >
Primavera en Málaga
img
José Miguel Aguilar | 27-01-2015 | 18:26| 0

Una lectura somera del sorteo de la Copa del Rey que se disputará en Las Palmas depara la siguiente conclusión por parte de avezados especialistas nacionales: Real Madrid y Barcelona se disputarán el título, algo que no extrañaría a tenor de las últimas finales. Esa idea, no obstante, choca con la trayectoria de uno y de otro, pues no han sido los mejores en la primera vuelta de la Liga Endesa que determina el cuadro final del torneo del k.o.
Resulta, aunque algunos lo obvien, que el líder es el Unicaja, además por méritos propios después de vencer en la pista del Laboral Kutxa, del Gran Canaria –anfitrión de la competición– y del Valencia, haber superado al Real Madrid y al Bilbao en Málaga y haber forzado una prórroga en el Palau en un partido histórico que se llevó el Barcelona, por poco, con un marcador de leyenda. Nos estamos acostumbrando a análisis superficiales para explicar cuestiones que requerirían más profundidad para su perfecto entendimiento.
Desde aquí puede parecer, incluso, que se desprecian o devalúan las virtudes que han llevado al equipo que entrena Joan Plaza a realizar la mejor media Liga desde que el club de Los Guindos irrumpió en la élite. Un equipo que ha saboreado títulos de Liga y Copa nunca había estado tan bien a estas alturas de la competición. Y en vez de escudriñar las razones del éxito de este Unicaja resulta que enarbolamos la bandera de la simpleza y auguramos la final más veces repetida. Quizás ese sea el mayor reto del club de Los Guindos: tapar la boca a esos que vocean que este equipo es flor de un día. Son los mismos que ignoran que ya es primavera en Málaga.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 25 de enero

Ver Post >
La peor racha de la historia
img
José Miguel Aguilar | 26-01-2015 | 12:06| 0

Todas las grandes gestas llegaron precedidas de tropiezos sonrojantes, de derrotas que añadieron inquietud al alma serena del aficionado malagueño, por norma contemplativo con la trayectoria de su equipo. El Unicaja sufrió ayer uno de esos episodios que colman la estadística negativa, a la que se recurre de vez en cuando para explicar cómo un triste pasado puede transformar el negro presente en un futuro ilusionante.
La imagen que ofreció ayer el conjunto que entrena Joan Plaza dista mucho de la del pletórico campeón de invierno de la Liga Endesa.

Quizás moverse en esos extremos en solo cinco días es lo que aprisiona el razonamiento lógico cuando enfrente está un rival de la talla del CSKA y se baja los brazos de forma inexplicable.Aunque el final fue dramático por la repercusión que puede tener para la plantilla en el plano moral, ya al principio se vislumbraron detalles que llevaron al desasosiego.
No es la mejor forma de buscar la victoria encajar 31 puntos en los primeros diez minutos. Desde luego, no pareció que el Unicaja mostrara esa necesidad imperiosa de triunfos que le mantiene en el alambre del fracaso en este ‘Top 16’ ciertamente decepcionante. Ni siquiera se tomó un respiro en el marcador para celebrar su punto 25.000 en Europa. Ni la más mínima alegría concedió un adversario que perturba por el momento de forma que atraviesa. La sorprendente debilidad del cuadro malagueño tampoco resultó decisiva para calibrar el cómodo triunfo moscovita. Y es que el Unicaja consumó ayer en Rusia la peor racha de su historia europea al acumular ocho derrotas consecutivas.

 

P.D.: Artículo publicado en SUR el 23 de enero

Ver Post >