img
Pepe Sánchez
img
José Miguel Aguilar | 04-10-2006 | 01:39| 0

Tanta tristeza contenida en el artículo anterior tenía su razón de ser en que varios amigos míos relacionados con el baloncesto no pasan por un buen momento. La mente traiciona los sentimientos y por eso mi sensibilidad estaba a flor de piel.
Uno de ellos es Chus Mateo, que ha perdido los dos partidos que ha disputado el CAI Zaragoza; no sé cómo le irá en el futuro, pero sólo sé que es un buen entrenador. El lunes por la noche le llamé para darle ánimos, y lo encontré seguro de sí mismo, pero bastante alicaído. ¡Suerte! Te la mereces.
Sergio Scariolo atraviesa por un pequeño bache, según me comentan algunos de sus allegados. Sé que por momentos estuvo hundido por la derrota frente al Real Madrid, mejor dicho, por la forma en la que se produjo. El lunes también le llamé, pero no pudo contactar con él; el martes me devolvió la llamada y hablamos. Han ocurrido varias circunstancias que han terminado de cerrar el círculo de su bajo ánimo. Pero saldrá de esta, seguro. Como él dice, lleva mucho camino recorrrido en su carrera y ha pasado por cosas mucho peores.
Otra persona que no irradia felicidad es Pepe Sánchez. El argentino es un ser tan especial que a veces resulta su comportamiento ciertamente despreciable, y otras es sencillamente adorable. Su personalidad diaria va en función de lo que su genialidad le permita hacer en una cancha. Cuando está bien físicamente, es una delicia verle jugar, hablar con él, conversar sobre temas profundos de los que tiene una visión certera. Cuando el cansancio hace mella en él, Pepe Sánchez se esconde de sí mismo y entra en una fase terrible. Ahora se encuentra en ella. Y a mí me duele el corazón verle sufrir.
Pepe Sánchez no ha sido castigado por Sergio Scariolo, como un medio se ha encargado de difundir -y lo dejo aquí porque entrar en detalles es bajar a las alcantarillas y no me gusta el mal olor-. Pepe Sánchez no se entrena con el equipo porque está desarrollando un trabajo específico con el preparador físico para adquirir cuanto antes la forma y el ritmo que el Unicaja necesita. Es un castigo consentido, incluso merecido, digámoslo así. Esta es mi versión de los hechos, pero puedo estar equivocado, aunque no miento.
Es cierto que el base ha tenido roces con varios miembros del equipo, antes, durante y después del partido en Madrid, pero los que le conocen le perdonan porque saben lo que le ocurre.
No defiendo su actitud; comprendo su exigencia consigo mismo, aunque amigo Pepe, no todos los días está uno en la excelencia. Algunos a veces no la consiguen jamás.

  • Juan Carlos: El cupo de seleccionables cuenta desde el momento en que se aprobó la norma. Es decir, Scola será español a todos los efectos porque cuando se aprobó la normativa así era. Ahora ningún argentino que logre el pasaporte español entrará en el cupo de seleccionables. Sólo los españoles nacido en este país.
  • Sí, Canal Málaga está en lo cierto. Daniel Santiago volverá a ser jugador del Unicaja en las próximas horas. SUR publica hoy miércoles que el club negocia con el puertorriqueño un contrato por las dos próximas temporadas… garantizadas, para que no ocurra lo de este verano.

Ver Post >
¡Buenos días, tristeza!
img
José Miguel Aguilar | 03-10-2006 | 01:37| 0

Nunca me gustó contar cosas tristes. Es más, suelo colorear la vida cuando el gris inunda mi existencia. Por esta forma de entender la vida, bastante dolorosa por cierto ante tamaña muestra de sensibilidad, se me hacía tan insoportable viajar hasta el confín del continente para narrar las casi habituales derrotas del Unicaja en sus participaciones europeas. Eran otros tiempos, eran viajes tormentosos por la lucha interna que me perseguía y el afán de profesionalidad que me acosaba. Era un trastorno continuo que hurgaba cada vez más punzante en un alma herida.
Recuerdo con nitidez la estampa inolvidable de mi primer viaje a Lituania. Fue a Siauliai, una localidad perdida en el norte del país, famosa por un cementerio lleno de cruces que fue visitado por el Papa una vez, según constaba en una placa. No os podéis ni imaginar cuan grabada quedó en mi retina esa imagen de la ladera cubierta casi por completo de tumbas vacías, sólo con el símbolo como seña de alguien que vivió, pero cuya muerte se escenifica en dos tablas interpuestas que rezuma tanta fe para los creyentes.
Antes de esa visita sobrecogedora, justo al llegar al hotel, desvencijado, enorme mole de cemento propia de la películas en blanco y negro que visionaban una trágica realidad soviética, se me acercó Babkov para pedirme un dólar, moneda que manejábamos siempre en Europa al no existir el euro y evitar así estar cambiando continuamente en el traslado de un país a otro.
El alero de Novosibirks salió del hotel camino de una estrecha calle apagada por la tenue luz que adivinaba la caída de la tarde. Se adentró en la oscuridad y nunca más supe qué se encontraría el ruso ni cual era su misión encomendada por su corazón, puño cerrado conteniendo ese billete de tan poco valor para occidente, tan privilegiado quizás en esos lares.
Nunca le pregunté, obviamente; no hizo falta para conservar en mí el detalle del recuerdo. Sobre todo, cuando la mirada perdida que contenía mil lágrimas deseosas de derramarse se desvió de ese callejón sin salida del que corrieron varios niños harapientos que gritaban como posesos. Seguro que era de felicidad, pues en determinados sitios se puede comprar la más infinita de las emociones a muy bajo precio.
Cambiando de escenario y de año, mucho dinero hubiera dado Kenny Miller un día por no vivir tan amarga experiencia. Nunca vi a nadie tan grande, tan negro, con unos ojos tan blancos, tan expresivos, tan llenos de sentimientos. Ocurrió en Belgrado, otro lugar que rompe la piel a jirones y la envuelve sobrecogida, sobre todo en esa calle cuyos edificios permanecen inertes, agujereados por el tiempo, por esas bombas que alguien decidió lanzar tras una guerra de los Balcanes que heló millones de corazones.
La cita era la final de la Copa Korac, y el resultado era más que evidente. El Unicaja había ganado al Hemofarm en la ida por 30 puntos, por lo que la vuelta en tierras serbias era puro trámite. Miller le confesó a sus allegados que nada le haría más ilusión que figurar en la convocatoria de Bozidar Maljkovic -eran tiempos en los que los entrenadores tenían a doce jugadores a su disposición y sólo podían inscribir a diez para cada partido-. El pívot estadounidense era consciente de que era uno de los dos candidatos a quedarse fuera y ver el partido vestido de calle.
Esa mañana, tras el entrenamiento en el escenario del choque, Maljkovic reunió a toda la expedición malagueña en uno de los salones del hotel de Belgrado -a media hora en autobús de Vrsac, la población donde se disputaba la final-, y con el sudor aún recorriendo la frente de los jugadores, nombró uno por uno a los miembros que aparecerían en esa histórica estadística para el baloncesto malagueño y andaluz.
El destino había vuelto a cruzarse de forma poco dulce, agria como la naranja crecida sin cariño, en el camino de Kenny Miller, como otras tantas veces. Ese pívot grande y bonachón que había marcado una época en el Unicaja y que había vuelto para ganar algo -«jamás levanté un trofeo en toda mi carrera», confesó apenado-, no alzaría tampoco esa Copa Korac que tanta ilusión dejó en Málaga. Él pertenecía al equipo, pero desde la grada no se sentía partícipe de ese título, el que suponía el primero de su carrera, y el que las circunstancias impidieron que presumiera de él ante su familia. Nunca lo hizo por cierto, aunque figure en su palmarés, que no es otra cosa que un papel con garabatos cuya importancia la relativiza el personaje.
Escuchada la lista, Kenny Miller agachó la cabeza, se levantó de su asiento y acompañado del silencio frío, que suele recorrer un cuerpo cortado por el halo de tristeza que eriza el rabo de un gato negro en una cerrada noche suspendia por la intriga, salió del hotel en busca de un consuelo que nunca encontraría.
No le vi llorar, es cierto, pero el cruce de miradas que se registró en la escalinatas del lugar del crimen emocional supusieron una gran lección en mi vida: no existe la riqueza sin alegría, o la tristeza sin contemplación. Sentirte en paz contigo mismo es el mayor de los tesoros.
En momentos así, lo mejor es una invitación a la vida: ¡buenos días, tristeza!

Ver Post >
A trabajar
img
José Miguel Aguilar | 02-10-2006 | 00:59| 0
  1. Tranquilidad y paciencia son sensaciones que siempre deben acompañar a un equipo de baloncesto. Estoy de acuerdo. Pero ese equipo debe cumplir unos mínimos, y el Unicaja el sábado no los cumplió. Más bien se los pasó de largo.
  2. Nadie en este blog, y yo mucho menos, ha pedido la cabeza de Scariolo, ni nada por el estilo que se le acerque, más allá de su responsabilidad como responsable máximo, y valga la redundancia, de lo que haga su equipo en la cancha. Así pues, confianza, toda la del mundo.
  3. Pasado el tiempo llega el análisis, no por ello menos doloroso. Como escribe hoy lunes Javi López en SUR, ningún campeón en la historia de la ACB comenzó la Liga siguiente de forma tan triste y tan penosa como lo hizo el sábado el Unicaja. Eso es un dato. En este caso, un récord negativo que quedará en los anales de la competición, hasta que llegue otro y tenga otra tarde más nefasta…
  4. Consecuencias de todo esto: lo han dicho los propios protagonistas. Ahora toca trabajar, más si cabe, y pensar en el partido del Bruesa, y ganarlo. Y ya está. Esto no ha hecho más que comenzar, por mucho que las astillas sigan haciendo sangre  en el corazón herido y partío de muchos aficionados al baloncesto.

Ver Post >
De vergüenza
img
José Miguel Aguilar | 30-09-2006 | 19:49| 0

No sé que habréis sentido vosotros, pero yo he sentido vergüenza ajena viendo al Unicaja frente al Real Madrid. Personalmente estoy harto de que todos los comienzos de temporada en los equipos de Scariolo sean tan decepcionantes, pero lo de esta tarde no tiene nombre.
Una cosa es perder y otra hacerlo de esa forma y ante las cámaras de TVE para que lo vea toda España. Y además siendo el actual campeón de Liga. ¡Qué bochorno!
No me valen excusas, y un club serio no se puede permitir que el equipo que le representa tire por los suelos tanto prestigio.
Como no quiero entrar en ningún tipo de calificativo, sólo puede añadir que la actitud de este Unicaja deja mucho que desear.

P.D.: ¿Por qué en la Supercopa se pitaron tantas faltas antideportivas y ayer ninguna en los pocos contraataques que realizó el Unicaja, sobre todo cuando estaba el partido abierto? En fin, es sólo una anécdota sorprendente.

Ver Post >
¿Se pueden compaginar cantera y éxito?
img
José Miguel Aguilar | 30-09-2006 | 00:37| 0

HG, te voy a hacer una pregunta y me gustaría que me respondieras con la mayor sinceridad posible, aunque tengas que pensarlo mucho. ¿Qué nos gusta a los aficionados malagueños al baloncesto, que el Unicaja gane título independientemente de la plantilla que tenga o que el Unicaja esté formada por varios o muchos jugadores de la cantera y luego no tengamos en cuenta el puesto final de la clasificación? Pongo dos ejemplos, creo que clarividentes, de lo que yo pienso: ¿Queremos a un Tau con toda la plantilla de extranjeros ganando títulos todos los años o preferimos un Estudiantes que saca jugadores por todas las esquinas y cada lustro o cada década se mete en una final y cada muchos años gana un título?
A mí me gustaría que siempre hubiera un Nacho Rodríguez, Dani Romero, Berni Rodríguez, Carlos Cabezas o Alfonso Sánchez en el primer equipo, pero no sé si la mayoría no disfrutaría más con un título de vez en cuando.
¿Es posible compaginar cantera y éxito? Yo tengo mis dudas, porque en esta época de globalización es más fácil traerte un lituano o un croata con 18-20 años y que te rinda pronto que formar un malagueño desde los 12 o 14 o 16 años y que te garantice que llegará al primer equipo.
No sé si será factible, digo que es más complicado. Y lo pienso ahora que el baloncesto malagueño vive la mejor época de su historia, posiblemennte la mejor que veremos la mayoría de nosotros.

  • Respecto al Real Madrid, tengo la impresión de que Joan Plaza lo hará bien si confían en él.  Tabak pone mucha coherencia en ese banquillo desde su puesto de ayudante, y la confección de la plantilla es más homogénea que la de años anteriores. ¡Ojo! Hoy todo el mundo critica al Real Madrid de aleros y sin bases, y ese equipo blanco ganó una Liga en Vitoria, sí, fue como fue, pero la ganó.
  • En cuanto al partido de esta tarde en Vistalegre, yo creo que jugar frente al Real Madrid en la capital de España sin Marcus Brown y sin un pívot contrastado, por muy bien que lo haga Gulyas, es ceder demasiado, pero en fin, estoy deseando que lleguen las seis de la tarde para ver al Unicaja en acción, ver al Unicaja en la defensa de su título… ¡Qué bien suena eso!
Ver Post >
Comienza la Liga del campeón
img
José Miguel Aguilar | 29-09-2006 | 02:39| 0

Aunque sé que no hace falta, por si acaso os pido disculpas por estos días de abandono tácito. Otra semana de intenso trabajo me ha impedido acudir presto a la cita con los amigos de este blog. En fin, que comienza la Liga y espero que todo vuelva a su cauce y este cuaderno recoja muchas líneas tanto mías como vuestras.
Vamos al grano. SUR publica hoy un suplemento de presentación de la Liga ACB 2006-2007, la del campeón, la del Unicaja en defensa de su título tan bien conquistado. Creo que está bastante completo, pues incluye desde todo tipo de datos referentes a los 18 equipos hasta exhaustivos análisis de la competición y opiniones de las más diversas sobre la repercusión que el oro mundial de la selección tendrá en el torneo nacional.
La entrevista a Scariolo, por ejemplo, no tiene despedicio. Ya sabemos que el italiano nunca deja indiferente a nadie. Otro tanto para su autor, Ángel Resa. Igual de jugosa es la valoración que hace Manolo Trujillo sobre los nuevos fichajes del Unicaja, o la visión de Javier L. Ruiz sobre la plantilla malagueña y su estilo de juego. David González habla con nueve protagonistas del baloncesto español que exponen su visión del momento. Iturriaga, con su habitual lucidez, analiza la Liga, igual que Pepe Laso aporta su visión como entrenador.
¿Qué os parece si en las próximas horas hablamos del Real Madrid, el primer rival en este largo camino que comienza mañana sábado? Espero vuestros comentarios.

  • P.D.: Os voy  a contar un secreto. La llegada de Gulyas a Málaga causó una pobre sensación en los responsables del Unicaja. Hasta el punto que temieron que su fichaje había sido un craso error, como el de Grgat el año pasado, vamos. Luego, vista su aportación en Vélez-Malaga, respiraron más tranquilos al creer que ayudará mientras llega el pívot definitivo, que todos nos tememos quién va a ser. Yo añado: ojalá sea el que todos pensamos…

Ver Post >
Empezó mal y terminó peor
img
José Miguel Aguilar | 24-09-2006 | 00:54| 0

Decepción es la palabra para definir la final de la Supercopa. Después de ir todo el partido por detrás, el Unicaja se pone 6 puntos arriba a menos de tres minutos para la conclusión. Ahí es donde no se puede ir un título, y el Tau lo aprovechó gracias a House -¡qué triples!- y a Prigioni, qué dirección. Si fallas cuatro tiros libres en un hombre tan seguro como Berni, si Welsch pierde el balón en tu propia cancha tras presión del rival, si te tiembla la mano en las jugadas decisivas y nadie se atreve a tirar, si encima el arbitraje es malo, en cuanto a que a mí no me gustó por las cosas tan raras que pitaron, o dejaron de pitar, sobre todo Pérez Pizarro, pues así es difícil ganar una Supercopa con la que Málaga se había ilusionado para cerrar un bonito ciclo.
Pero el día empezó mal y terminó peor. Empezó mal porque Scariolo tuvo un pequeño incidente con un guarda de seguridad que no le dejaba moverse con libertad por el Palacio al no llevar puesta la acreditación, y este hasta agarró por el brazo al italiano… lo que no le gustó nada, nada… en fin, un incidente sin consecuencias.
Y terminó peor porque el juego del Unicaja no me gusta. El pabellón es un clamor unánime en cuanto a que al equipo le falta un pívot de verdad, y Gulyas es sólo una emergencia. Y eso que Lorbek me ha gustado muchísimo, pues tenía la impresión de que era más torponato, qué va.
Entre medias fue genial, el ambiente, los concursos de triples y de mates, el homenaje a la selección campeona del mundo. Me contaron que cuando se vieron por los pasillos interiores del Palacio todos los componentes de la selección se emocionaron abrazados, y eso que no hace tanto que se vieron. Y es que lo bonito nunca se olvida. Fue emocionante, la verdad. Hasta para Pepu, y su famoso baloncesto.
Muerta la Supercopa, viva la Liga ACB en la temporada de oro.
Este sábado, televisado por La 2 a las 18.00 horas, seis de la tarde, partido grande para abrir boca: REAL MADRID-UNICAJA.

Ver Post >
En el séptimo cielo
img
José Miguel Aguilar | 23-09-2006 | 14:33| 0

Acudo al cine para titular este comentario que quiere recoger muchos aspectos. En el séptimo cielo, igual que mi estado de ánimo, por las nubes. Por ejemplo, con la de esta tarde, el Unicaja ha disputado ya siete finales: 3 de Liga, 2 Korac, 1 de Copa y esta de Supercopa. Dicho así, hasta suena ya la frase de equipo grande, con solera. Y no me cabe otra que decir que ya lo es. El Unicaja es uno de los gallitos del baloncesto español en estos momentos. Se nota, se siente.
La final frente al Tau es otra prueba más para un Unicaja aún en construcción, sin Marcus Brown y sin Gulyas. Al estadounidense no le eché de menos, aunque es muy bueno, claro, pero coincide con vosotros en que falta un pívot como el comer. Es más, apunto: o Gulyas hace un trabajo extraordinario o el Unicaja lo va a pasar muy mal en la Euroliga si no encuentra un grande, grande pronto.
El que más me sorprendió en esta primera impresión es Vasileiadis, me encantó su actitud, y su acierto. Y creo que Pietrus apunta alto, aún más.
La afición malagueña, otra vez de nota: cada arranque de ánimo es un vuelco del corazón sumido en el apasionamiento extremo. ¡Qué forma de dar color y calor a un partido de baloncesto! Enhorabuena.
Ojo al papel de Berni, se me antoja fundamental, tanto por todos los aspectos deportivos como los extradeportivos. Ha dado un gran paso hacia adelante y ya domina todos los extresijos. Unas palabras de complicidad con Mitjana cuando estaba de espectador en el Tau-Barça, dotes de mando con el equipo, broncas de hombre importante de un Scariolo que aunque parezca que no le perdona ni una es una muestra más de su confianza hacia él, en fin, un líder en toda regla. Y encima las mete…
Y para terminar en el séptiemo cielo, la Copa del Rey será en Málaga, sí, como ya adelantó SUR -perdón por la falsa modestia-. No por sabida es importante esta noticia, pues convierte a Málaga en la capital del baloncesto español en una temporada de oro. Ya habrá tiempo de hablar de esta sede, un clásico ya. Otro acierto de la ACB, como otros muchos.

Ver Post >
Después del videochat, la Supercopa
img
José Miguel Aguilar | 22-09-2006 | 02:47| 0

Hoy he pasado un mal rato, pero creo que ha sido peor para Rosa Mariscal, la jefa de prensa del Unicaja, que sufre las consecuencias de esta ajetreada vida que algunos vienen a complicarla aún más.
Y cuando ves sufrir a una amiga, todavía duelen más las cosas. Resulta que el entrenamiento del Unicaja se ha alargado más de la cuenta -ha terminado a la una y los tres jugadores tenían que ducharse y desplazarse hasta SUR, en la otra punta de la ciudad-, y encima Carlos Jiménez no ha podido venir al videochat al surgirle un compromiso de última hora, inesperado según me cuenta, pero aunque lo disculpo me ha fastidiado, ya que érais muchos los aficionados que esperaban sus respuestas de vuestras preguntas. Encontrar una casa para su mujer y su bebé es más prioritario, lógicamente.
La espera se me ha hecho muy larga, porque muchos de vosotros habéis mandado mensajes solicitando la presencia de los tres campeones del mundo. El mal sabor de boca se me ha pasado cuando he visto aparecer a Berni y a Carlos Cabezas, dos tíos formidables, dos personas que se han abierto un hueco en el corazón de todos los malagueños.
Debido al retraso han respondido a menos preguntas de las que esperábamos, ya que se hacía muy tarde y tenían que almorzar y descansar, después de una mañana en la que Scariolo, por lo visto, le has hecho trabajar de lo lindo.
Por lo demás el videochat ha estado muy bien, ya que entre pregunta y pregunta, Carlos y Berni han contado muchas anécdotas del Mundial. Y han sido 45 minutos bastantes agradables.
La que más me ha llamado la atención ha sido la forma en la que se creó el buen ambiente previo a los partidos. Ocurrió en el torneo de Singapur, antes de Japón, y ante la tardanza en ser presentados, uno empezó a cantar y los demás le siguieron, bajo la batuta de Sergio Rodríguez, un cachondo donde los haya. Ahí surgió el rito de entonar ese ‘Hombre despechado’ que han hecho tan famoso, y cuya letra no tiene desperdicio.
Ese buen rollo generado, así de sencillo, así de original, le permitió hacer frente a todos los malos momentos y proclamarse campeones del mundo. Les he confesado que aún no me creo ese éxito tan tremendo, y la situación me recordó cuando los cité a los dos, más a Germán Gabriel, en el periódico después de que se proclamaran campeones del mundo junior en Lisboa. Era el año 1999 y siete años después han coronado una trayectoria ejemplar.
En fin, una aventura inolvidable, igual que el videochat, que nos ha dado paso a la Supercopa, que ya está aquí, y de la que espero disfrutar, pues tengo muchas ganas de ver en acción al Unicaja y a Jiri Welsch, del que me hablan maravillas mis compañeros.

  • P.D.: Sí, el de la camisa blanca era yo, que estoy en todos los fregaos.
  • P.D.: Por cierto, se me olvidaba. Esta tarde, de 14.50 a 15.30 horas, la tertulia de Punto Radio (93.5 FM) puede estar bien, ya que se desarrollará en el hotel NH, donde están concentrados  los equipos participantes en la Supercopa. Un servidor está invitado, igual que todos los jueves, aunque hoy sea viernes por el guión establecido por Ale Sandino y aderezado por Antonio Campos. También estará Migue, el utillero del Unicaja hasta el pasado mes de junio, un fenómeno que parece que lleva toda la vida pegado a un micrófono.

Ver Post >
Llega Gulyas, ¡suerte!
img
José Miguel Aguilar | 21-09-2006 | 01:42| 0

Robert Gulyas será presentado esta tarde, a las 17.00 horas, como jugador del Unicaja. Llega como temporero, como tantos otros que en el ocaso de su carrera se agarran a contratos basura que a mí no me gusta especialmente, pero que ya son de uso común, hasta en Málaga.
Según me han informado, es lo mejor que había en el mercado. Personalmente me extraña que este húngaro de 32 años y 2,13 se encuentre libre a estas alturas, pero parece que viene en forma y a ayudar lo que pueda. A mí me parece interesante el trabajo que pueda hacer, pues como dice mi compañero Javi López, si el Unicaja lo que buscaba era tapar un hueco en la zona, este tapa varios por el orondo cuerpo del que presume, del que hace gala y con el que se gana la vida en el baloncesto.
La pasada campaña lo hizo bastante bien en el Ulker, y en su caso llegó mediada la temporada. Espero que tenga suerte.

  • Recordar: Hoy jueves, a partir de
    las 13.30 horas, después del entrenamiento, los tres campeones del
    mundo del Unicaja, Carlos Cabezas, Carlos Jiménez y Berni Rodríguez, estarán en SUR en un videochat para responder a todas vuestras preguntas. La dirección es la siguiente:

 http://videochat.diariosur.es/?unicaja

  • Sí, el viernes en SUR aparecerá un amplio resumen de las respuestas de los tres protagonistas, y en la web de SUR, en una dirección que hoy os facilitaré, estará disponible toda la conversación, íntegra y a vuestro servicio para que la consultéis cuando querais.
Ver Post >