Diario Sur
img
Repesa hace historia en el Unicaja pese a su propio club
img
José Miguel Aguilar | 22-02-2013 | 12:12| 3

Cuando pasen los años y se hable de la temporada de Jasmin Repesa en el Unicaja se valorará en su justa medida las carencias y las virtudes de un equipo que alegra y decepciona a partes iguales, incluso durante los 40 minutos del mismo partido. Se analizarán los altibajos en el juego, el escaso peso de los pivots en el rendimiento conjunto y la inconsistencia de Williams como soporte de un proyecto. Se tendrán datos suficientes para un análisis exhaustivo y cada uno podrá extraer sus conclusiones.

Pero la historia dictará sentencia en los hechos constatables de forma empírica: Repesa hace historia en el Unicaja a pesar de su propio club, que no confía en el, quiere que se vaya y pone demasiadas piedras en su camino. Es tan triste como cierto. Y además ocurre por tercera temporada consecutiva, lo que ya colma cualquier lógica.

Repesa ha fracasado al no clasificar al Unicaja para la Copa del Rey, objetivo mínimo de la primera parte de la temporada, y va camino de su segundo fracaso liguero por su dificultad de meter al equipo entre los ocho primeros para disputar la fase por el título, objetivo ineludible de un club como el malagueño. Dicho esto, habrá que darle a Repesa el mérito de la trayectoria europea, en la que esta batiendo récords a pesar de todas las circunstancias adversas que le rodean. A saber:

1) Es el entrenador que más partidos ajustados ha ganado en una misma temporada, lo que avala su capacidad en el banquillo. Lleva seis partidos saldados con triunfo por uno, dos o tres puntos

2) Es, junto a Sergio Sacariolo, el técnico con más victorias fuera de casa en la Euroliga en una misma campaña -lleva 7 y tiene dos oportunidades para aumentar la cifra-, un déficit que arrastra el club desde sus orígenes. En este apartado habrá que recordar la histórica victoria en Moscú, donde el Unicaja nunca había ganado desde que hace casi 25 años comenzó su participación europea.

3) Es el entrenador con más victorias en un  Top16 de la Euroliga, aunque en este caso sea porque es el más largo celebrado hasta el momento, pero la causa no niega el efecto.

 

Algunos le quitarán todo el mérito a las estadísticas, pero la evidencia juega en contra de quienes le niegan el pan y la sal…

Ver Post >
La afición señala al presidente como responsable de la crisis del Unicaja
img
José Miguel Aguilar | 21-02-2013 | 12:29| 6

La afición señala al presidente como responsable de la crisis del Unicaja. Esta es la conclusión de la encuesta planteada en www.sur.es tras el varapalo sufrido el pasado domingo frente al Asefa Estudiantes y que le aleja de su gran objetivo en lo que queda de temporada, que no es otro que disputar el ‘play-off’ de la Liga Endesa. Actualmente, ocupa la duodécima posición en la tabla después de 21 jornadas, en las que solo ha logrado nueve victorias, tres menos que el octavo clasificado, el conjunto madrileño, con el que tiene perdido además el ‘basket average’, aunque el séptimo, el CAI Zaragoza, que también tiene tres triunfos de diferencia, debe rendir visita a Málaga.

Durante veinticuatro horas, 533 personas votaron en la encuesta en la que se preguntaba: ¿Quién es el responsable de la crisis del Unicaja? Y deparó el siguiente resultado: Eduardo García, como presidente del club, recibió 248 votos, es decir, el 46.5% le considera máximo responsable de una crisis prolongada en el tiempo, pues acumula cuatro años de fracasos, en los que el equipo malagueño se ha quedado en tres ocasiones fuera de la Copa del Rey, la última, la de este año en Vitoria, celebrada hace escasos días.

La crisis que atraviesa el Unicaja ha deparado la destitución de los dos últimos entrenadores, Aíto García Reneses y Chus Mateo, un hecho inédito en la historia del club. El técnico actual, el bosnio Jasmin Repesa, ha sido cuestionado por el propio club en las últimas semanas al entender que el equipo no obtenía los resultados esperados, además de que el estilo de juego no era convincente.

La responsabilidad, en segundo lugar, según la encuesta, recae en la plantilla, con 144 votos, el 27%, mientras el técnico, Jasmin Repesa, recibió 90 votos (17% del total), y el director deportivo, Manolo Rubia, 51 votos, lo que representa el 9.5%.

En la página de Facebook, la encuesta fue votada por treinta personas, de las que 19 (63%) también responsabilizaron al presidente, mientras seis culparon a Repesa, tres a la plantilla y dos al director deportivo.

Ver Post >
Repesa debe renovar
img
José Miguel Aguilar | 19-02-2013 | 11:29| 1

Definitivamente, la afición
del Unicaja está
hastiada. Cansada de
tanto despropósito,
ayer animó sin desmayo a su
equipo frente al colista, y tras el
encuentro, saldado con una triste
victoria, criticó a unos jugadores
que pasan de la brillantez al
más temible desacierto en un
abrir y cerrar de ojos.Ver el Palacio
de los Deportes con solo
3.500 espectadores en un partido
de Liga un domingo por la
mañana (ya sé que jugaba el Málaga
a lamisma hora) debería hacer
reflexionar a los dirigentes,
que no admiten un solo error en
los últimos cuatro proyectos,
pese al fracaso con el que han
envuelto la ilusión temporada
tras temporada. No solo creen
que están en posesión de la verdad
–osarían discutir con Messina,
Obradovic o Pablo Laso sobre
táctica–, sino que solucionan
sus problemas culpando al entrenador
de turno. Técnico va,
técnico viene, con el daño en la
imagen del club que supone.
Esta vez parece que han tenido
paciencia y tras nueve derrotas
en diez partidos han mantenido
a Repesa, el hombre sobre
el que debe girar este proyecto,
aun reconociendo la falta de
identidad del equipo. Pero el
Unicaja debe transmitir a los jugadores
y a la afición que Repesa
es el adecuado para llevar a
buen puerto esta nave que cada
día zozobra más. Y la mejor forma de
hacerlo es rubricar la renovación
que le ofrecieron antes
de Navidad. Entre otras cosas
porque eso es cumplir con la
palabra dada. Y daría la estabilidad
que demanda el entorno.

 

 

***P.D.: Artículo publicado en la edición impresa de SUR el lunes 4 de febrero.

Dos semanas después, mantiene toda la vigencia.

Mi apuesta por la continuidad del entrenador tiene que ver con la identidad del club, no en la confianza hacia Repesa.

Son cosas distintas. Te puede gustar más o menos Repesa (creo que no lo está haciendo bien, que ha perdido la fe en el equipo y que nunca trasladó una identidad al grupo),

pero el Unicaja no puede manchar su imagen echando al entrenador cada año, y van…

Ver Post >
Suenan las campanas en el Unicaja
img
José Miguel Aguilar | 15-02-2013 | 16:48| 0

Me ha llamado la atención que analistas, aficionados y periodistas confiaran en una mejoría del juego del Unicaja tras el parón liguero con motivo de la Copa del Rey. No quiero pensar que vivimos en un país de ilusos, o que la inocencia se ha extendido a todos los órdenes de la vida.

Yo no espero una consolidación del proyecto esta temporada sencillamente porque lo que hay no es materia viva, que como tal se transforma, sino que hablamos de un equipo con un patrón de juego que no ha variado un ápice su evolución a lo largo de la campaña. Está inerte. Para bien o para mal. Con actuaciones maravillosas en coliseos impresionantes y con partidos para llorar que hielan el corazón del aficionado.

Este Unicaja tiene jugadores resolutivos, como se pudo apreciar en la última jugada en Berlín, que invitan a pensar que puede sonar la campana, pero que no va a repicar continuamente. No todos los días son fiesta.

Este Unicaja puede hacer historia en Europa y no clasificarse para el ‘play-off’ consumando el mayor fracaso de su trayectoria. Así de dramático. Capaz de lo mejor y de lo peor. Capaz de ganar en Tel Aviv o Moscú y hacer el ridículo en la Liga quedándose fuera de la Copa de la Rey.

El Unicaja que juega rematadamente mal en Berlín pero gana es el mismo del mes de octubre y será idéntico al del mes de abril. No se espera nada nuevo. Y de eso es de lo que se queja la afición. Suenan campanas en el Unicaja, pero no anuncian un juego mejor…

 

P.D.: Mi amigo Olías, compañero del ‘Málaga Hoy’, me recordó que en el post anterior faltaba Vasileiadis, otro ex del Unicaja que disputó la Copa del Rey con el Bilbao. Gracias… La edad va haciendo mella.

Ver Post >
El fracaso del Unicaja por partida doble
img
José Miguel Aguilar | 12-02-2013 | 11:57| 0

La Copa del Rey marca el punto de inflexión de la temporada baloncestística. De la cita salen equipos reforzados, otros dubitativos y algunos, con debilidad manifiesta. El Regal Barcelona ha sido justo campeón, refrendando su liderazgo del último lustro. El Valencia vuelve a luchar por los títulos, una excelente noticia para el deporte de la canasta. El Gran Canaria supera los cuartos por primera vez, en su octava participación, lo que es motivo de felicidad y ejemplo para todos: la perseverancia tiene premio.

Bilbao, Estudiantes y CAI se fueron de Vitoria con sensaciones muy diferentes, según el grado de ambición con el que acudieron al torneo. Mientras, el Real Madrid fracasa en su gran prueba en esta temporada que se presumía de asalto al trono azulgrana, y el Caja Laboral se queda corto como semifinalista en calidad de anfitrión.

Pero la Copa del Rey deja detalles significativos en lo que al Unicaja se refiere. Ocho ex jugadores del cuadro malagueño estuvieron en tierras vascas. Y ese hecho merece una reflexión: creo que muchos de ellos podían estar hoy en el Unicaja y otro gallo cantaría en el corral malagueño.

El caso más significativo es el de Faverani, la sensación de la Copa e integrante en el quinteto ideal. Canterano de cabeza loca y juventud trastornada, hoy sería pilar indispensable en el club de Los Guindos. Que no me cuenten lo que pasó, porque es sabido por todos. Pero quizás en vez de perder sus derechos en ACB se podría haber optado por una prolongada cesión hasta comprobar su madurez, hoy espléndida en la ciudad del Turia. ¡Qué pena no disfrutarla en la otra punta del Mediterráneo!

En el Valencia también juegan Pietrus y Kelati, aprovechables los dos, en el rol defensivo el primero y como recambio el segundo, aunque se admiten todas las dudas posibles en el alero.

Los campeones Lorbek y Abrines son casos distintos. Garrafal error el primero por dejarlo escapar tan pronto y fuga consentida el segundo, el Unicaja perdió prestigio con sus salidas, aunque por motivos diferentes.

Los malagueños Carlos Cabezas y Germán Gabriel representan las dos caras de la realidad en este momento. El base no cuenta con la confianza de Tabak en Vitoria y el ala-pívot es el mejor jugador de la Liga Endesa. Perfectamente podrían estar en Málaga los dos, y seguro que la afición no sentiría tanta falta de arraigo con su equipo. Ojo con el futuro, porque la grieta entre cancha y grada es cada vez más grande…

El último de los ex componentes del Unicaja en la Copa del Rey es Cook, un base que a mí nunca me entusiasmó, aunque visto lo visto es mucho mejor que muchos de sus sustitutos… que la mayoría, vamos.

Y en esta noria de idas y venidas, que cada palo aguante su vela, que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina y hace falta mucha luz para que ilumine esta temporada tan decepcionante en el Palacio de los Deportes Martín Carpena.

Sin estar en la Copa del Rey, el Unicaja sintió el fracaso por partida doble: su ausencia propia y la presencia ajena…

Ver Post >
Espero no vivir nunca con el Unicaja el estremecedor relato del Estudiantes
img
José Miguel Aguilar | 04-06-2012 | 13:07| 0

Las lágrimas cayendo en el cristal de la mesa interrumpían sonoramente la visión de uno de los documentales más estremecedores de todos los tiempos. El histórico Estudiantes baja de categoría y Canal Plus configura un relato sencillamente apasionante. Este ‘Informe Robinson’ es conmovedor porque el club le ha permitido grabar los sentimientos de un vestuario, lo que pocas veces ocurre.

Un documento que revela que la pasión no está reñida con la profesionalidad, y que un descenso –un hecho nunca conocido en Magariños– no siempre es un fracaso, acaso una decepción contada de forma maestral por una cámara transformada en los ojos de cualquier aficionado que recorre canchas, túneles y gimnasios como nunca antes se había hecho.

Sigo estremeciéndome con el rostro de Germán Gabriel, las miradas de Carlos Jiménez, las instrucciones de Trifón Poch, las palabras de Kirskay, las impresiones de los técnicos y el silencio final, consumada ya la derrota más dolorosa de su historia.

Cualquiera que conozca a Germán habrá visto una faceta distinta del jugador malagueño, siempre tan dicharachero, ahora transformado en el capitán de una nave que se hundía de forma irremediable. Imponente Gabriel, que no deja de sorprenderme. Todo ello aderezado por el final más cruel de la carrera del gran Carlos Jiménez, la desastrosa reaparición del otrora fantástico Louis Bullock…

Me quedarán grabados para siempre las palabras de Germán, sus órdenes a unos compañeros que necesitaban ánimos, sus explicaciones continuas, sus heridas de guerra, su sufrimiento constante…

Yo solo pido no vivir nunca tantas emociones camino del infierno con el Unicaja de protagonista. Creo que no lo soportaría. A veces pienso que la dinámica emprendida por el conjunto malagueño en estos últimos años –desastres deportivos continuados en el tiempo, cambios de entrenador que se suceden como piezas del parquet que se sustituye y queda como nuevo, escaso poder de comunicación en decisiones dolorosas, ego desmedido en dirigentes mal acostumbrados…– se verá abocada a ese objetivo nunca deseado…

Ver Post >
El Unicaja anuncia el adiós definitivo de Chus Mateo
img
José Miguel Aguilar | 30-05-2012 | 12:56| 0

Fin al sueño de un buen hombre que por ser un hombre bueno pasó a ser el malo de la película. Nunca fue el feo de esta historia con final triste y desencajado, pero la niña bonita -entiéndase suerte, proyección o carisma, que de todo hubo un poco en doce largos e intensos meses- que le acompañó desde que se sentó en el banquillo malagueño como técnico ayudante se ha esfumado de manera inexplicable.

 

Chus Mateo tenía todas las puertas abiertas y deja el Unicaja por la puerta de atrás, pese a que le pegaron con la puerta en las narices cuando fue destituido como primer entrenador. Seguía teniendo contrato como asistente, pero los fantasmas que pululan por su cabeza han asustado a su raciocinio y  ha decidido cerrarse la última puerta que comunicaba con el Palacio de los Deportes Martín Carpena. Jamás debió pegar ese portazo.

Nunca tanta ilusión generada se evaporó de forma tan efímera. La Historia dictará sentencia, pero Chus Mateo, que se equivocó mucho en las alegrías, penó su tristeza interior. Marchita su felicidad, deja un regusto amargo. Quién lo diría en ese pletórico 2011. Pero llegó 2012 y el sol empezó a nublarse. Y la Luna nunca iluminó su camino en estos días de infinita negrura. De ahí este final.

Suerte Chus.

 

Chus Mateo y el Unicaja ponen fin a su vinculación. Esta es la nota del club.

 

“CHUS MATEO QUEDA DESVINCULADO DEL UNICAJA
El Unicaja Baloncesto ha procedido a la extinción del contrato que vinculaba a Chus Mateo con el Club
como entrenador ayudante de la primera plantilla en la próxima temporada 2012/2013.
Tras dos etapas anteriores en nuestro Club, en las que ejerció como entrenador ayudante de Sergio
Scariolo, Mateo dirigió al Unicaja como primer entrenador en el tramo final de la campaña 2010/2011
y en la temporada 2011/2012 hasta el 19 de marzo de 2012, fecha en la que se relegó del cargo, siendo
sustituido por Luis Casimiro.
Desde el Club queremos agradecer el compromiso y profesionalidad que ha demostrado Chus Mateo
en las distintas etapas en las que ha formado parte de nuestra entidad. Desde el Unicaja Baloncesto le
deseamos al técnico madrileño toda la suerte del mundo, ya que es muy merecida por su talla
profesional y personal.”

Ver Post >
Fiasco mayúsculo del Unicaja: las claves de una gran decepción
img
José Miguel Aguilar | 07-05-2012 | 22:08| 0

Dice un proverbio chino: «Cuando llegues a la última página, cierra el libro». Ayer el Unicaja escribió los últimos renglones de una temporada ciertamente aciaga, de esas que permanecen en la memoria de todos por los errores cometidos, que han sido muchos, variados y graves. Una plantilla desequilibrada, un proyecto cortoplacista, escaso poder de reacción de los dirigentes, diferencias pronunciadas con la afición… Esta es la historia, aproximada, de un fiasco mayúsculo, casi rozando el mayor fracaso en la historia del club de Los Guindos. Con muchas sombras y una luz que debe ser la que guíe el próximo proyecto.

 

Brillante reacción final

Cerrar la Liga con tres victorias consecutivas, dos de ellas frente a equipos que jugarán el ‘play-off’, difuminó la sensación de fracaso que envolvía al club. Jugar la Euroliga es un mal menor, aunque el premio sea merecido en una valoración global. No jugar el ‘play-off’ es un batacazo en toda regla. En estos últimos meses de constantes frustraciones, el Unicaja perdió frente a seis de los últimos siete clasificados, con tres de ellos en el Palacio. Una sola victoria con cualquiera de ellos le hubiera permitido estar entre los ocho mejores.

 

Gran respuesta de la afición

Del partido de ayer me quedo con el extraordinario ambiente que se vivió en el Palacio de los Deportes Martín Carpena. Había mucho en juego y la afición volvió a dar muestras de su fidelidad (8.500 espectadores), animosidad (llevó en volandas al equipo) y sabiduría, apoyando a los jugadores hasta el final y protestando al final del encuentro por quedarse fuera de las eliminatorias por el título. Un alto porcentaje de la victoria del Unicaja frente al Banca Cívica les corresponde a sus abonados.

 

Bases sin brújula

A la hora de hacer balance, los bases han marcado la temporada. Empezó la Liga con Rowland y Valters y la terminó con Berni Rodríguez y Alberto Díaz. Los directores de juego han sido un quebradero de cabeza hasta el punto de resquebrajar la estructura del Unicaja, que nunca encontró el norte en la brújula de su juego. El búlgaro de pasaporte fue de más a menos, como el equipo, y su rendimiento cabe definirlo como decepcionante, mientras la contratación del letón hay que encuadrarla en el capítulo de desaciertos. Es un tirador, no un base al uso (ayer jugó de escolta). A ello se une que Freeland ha demostrado con creces su talento, pero ha dejado claro que nunca será un jugador de referencia sobre el que construir un ambicioso plan de crecimiento y expansión.

 

Ausencia de líderes

Es verdad que había un buen ambiente en el vestuario y que se consiguió una rápida adaptación a la competición de una plantilla muy diversificada y sin conocimiento de la dureza de una Liga como la ACB. Los triunfos lo tapan todo. Pero las derrotas sacaron a relucir graves carencias. La principal fue la falta de un líder por varias circunstancias. Los encargados de tirar del carro eran Berni Rodríguez y Jorge Garbajosa. El madrileño asumió el mando hasta que las lesiones le quitaron importancia, pues sin jugar no se llega a tener verdadera influencia sobre tus compañeros. El capitán malagueño, gestor de emociones otros años, estaba lastrado por su bajo rendimiento; no en vano, ha culminado la peor temporada de su carrera. Cuando recuperó las esencias de su juego, el equipo lo notó, ejerciendo de director de juego en la pista y fuera de ella (ahí está su protección hacia Alberto Díaz). Pero fue demasiado tarde, aunque es de valorar su esfuerzo final y que está para un roto y para un descosido.

 

Punto de inflexión

Hay varias fechas que marcan la temporada. El debut en casa frente al Gran Canaria sin Freeland hace confiar al grupo en la solidez de su estructura: se puede ganar sin el mejor jugador de la plantilla. Máxime cuando encadenan dos triunfos consecutivos fuera de casa, uno con la dosis de fortuna precisa y otro desde el ataque. Este victorioso comienzo les hace crecer y alimentar una ambición que no entraba en los planes iniciales. En llano, todos caminan al mismo paso, pero cuando empiezan las dificultades montañosas empiezan a verse los rezagados. En el club piensan que en Fuenlabrada se empieza a torcer la dinámica ganadora, ese partido marcó el punto de inflexión. Y no por la derrota, sino por las malas sensaciones que desprende el equipo, que intentó enmascarar con la victoria en casa frente al Murcia y el gran partido de Euroliga frente al Real Madrid, injustamente saldado con derrota. Era tanta la tensión  de esas semanas que un responsable del club afirmó a posteriori: «No nos merecimos ganar en Valladolid, y eso sirvió para tapar el mal momento en el que afrontamos la Copa del Rey. Teníamos que haber tomado decisiones mucho antes y nos hubiera ido mucho mejor».

 

El problema no estaba en el banquillo

Chus Mateo es tan responsable de las victorias como de las derrotas, pero tiene más responsabilidad en el buen comienzo de temporada que en la situación posterior de deriva, porque el técnico avisó al club de los males que acechaban. Y los dirigentes se cruzaron de brazos y vieron anonadados la descomposición del proyecto. La llegada de Luis Casimiro, un técnico muy diferente, cabal, sensato y trabajador, vino a confirmar que el problema no estaba en el banquillo, sino en el vestuario, por esas fechas ya dividido: en el anuncio de la destitución de Mateo unos siguieron comiendo galletas y otros se comían de sus carnes.

 

Proyecto de cantera

Fue tal el hundimiento del equipo que el club tiró de refrán: ‘A grandes males, grandes remedios’. Así es cómo Málaga descubrió lo fructífera que es la cantera de Los Guindos, echando mano de jugadores guardados en el baúl de las sorpresas cuando no se encontraban soluciones en el primer equipo. El Unicaja puede presumir de labor de formación de jugadores, y resulta muy ilusionante disponer de un jugador como Abrines, capaz de asumir un liderazgo con 18 años y asombrar a Europa entera con portentosas actuaciones. El Palacio de los Deportes se rindió a su precocidad (y ayer volvió a explotar cuando dos triples suyos en el último cuarto decantaron definitivamente la balanza). Luego surgió Alberto Díaz, campeón del mundo júnior en Manheinn, igual que en su día lo fueron Carlos Cabezas, Germán Gabriel y Berni Rodríguez. Un base de futuro con un presente esperanzador. Ahí están también Pozas, Kuzmic, Sinanovic, Lima… ¿Qué más se puede pedir? La confianza de los que mandan en un proyecto de cantera, desde luego la única luz en una temporada sumida en la oscuridad.

 

Ver Post >
El Unicaja queda noveno, con Euroliga, sí, pero sabe a poco
img
José Miguel Aguilar | 06-05-2012 | 19:43| 0

Sabe a poco asegurarse la Euroliga, la verdad. Vi mucha alegría en el Unicaja para una temporada tan nefasta. No disputar el ‘play-off’ es un fracaso en toda regla, o llamémosle fiasco, tropezón o cualquier adjetivo que defina no cumplir con los objetivos. Es cierto que quedar noveno después del ambientazo registrado en el Martín Carpena frente al Banca Cívica es una despedida de la temporada menos amarga. Pero si rascas un poco y analizas la situación, ser noveno es difícil de digerir. Pensar que con una victoria más estaríamos hablando de otra cosa es imaginar algo irreal, porque tras 34 jornadas cada uno ocupa el lugar que se merece.

Las últimas tres victorias suponen una alegría, porque se nota el trabajo de Luis Casimiro, porque han llegado con más gente de la cantera que nunca y porque la afición ha demostrado que está con el equipo a nada que este le demuestre la  más mínima competitividad.

Este lunes en SUR analizo las causas de esta enorme decepción. Mientras, la jornada ha dejado hechos históricos, además de que el Unicaja quede fuera del play-off trece años después.

 

Estudiantes dice adiós

Desciende un histórico, un equipo que siempre había militado en la élite. El Asefa Estudiantes consuma el fracaso que ya rozó otras temporadas. Toca reinventarse para volver a la Liga Endesa y que la decepción de ayer se quede en un recuerdo amargo. No pudo ni despedirse con victoria, ya que el UCAM Murcia que entrena Óscar Quintana se impuso en Madrid.

 

Despedidas

De los siete jugadores con más partidos disputados en la historia del baloncesto español, cuatro han vestido la camiseta del Unicaja. Esto viene a colación porque ayer fue el último encuentro de Carlos Jiménez –vaya día para culminar una carrera plena de éxitos-, el quinto de una lista en la que también están Nacho Rodríguez, Pablo Laso y Juan Antonio Orenga.

 

Adiós de Lou Roe

Con 39 años Lou Roe ha decidido poner punto final a su trayectoria como jugador de baloncesto en el Regatas Corrientes argentino. El estadounidense empezó en Málaga una carrera trazada por el dicho de que ‘Los gitanos no quieren a sus hijos con buenos principios’. Después de su error en el Unicaja, Roe ha dejado una gran huella en todos los equipos en los que militó, lo que habla bien a las claras de su profesionalidad. Qué pena que aquí no lo disfrutáramos, aunque es verdad que llegó muy joven, que es cuando más pecados se cometen.

El gran final de Pooh Jeter

No es por meter el dedo en la llaga, pero merece destacarse el final de temporada del ex base del Unicaja Pooh Jeter. El director de juego del Fiatc Joventut ha encadenado doce partidos de dulce, en los que ha promediado casi quince puntos y 4 asistencias de media. Ha sido el verdadero artífice de que el cuadro verdinegro tuviera aspiraciones de jugar el ‘play-off’ hasta la última jornada, en la que cayó en la pista del Real Madrid.

Ver Post >
El Unicaja jugará la Euroliga si vence esta tarde al Banca Cívica
img
José Miguel Aguilar | 06-05-2012 | 12:12| 0

El Unicaja jugará la próxima Euroliga si vence esta tarde al Banca Cívica. Esta es la gran noticia para los aficionados malagueños cuatro horas antes de que comience el choque en el Palacio de los Deportes Martín Carpena (18.00 horas). La derrota hace unos minutos del Fiatc Joventut en la cancha del Real Madrid (95-82) beneficia los intereses del conjunto malagueño, que ya depende de sí mismo para quedar, como mínimo, noveno en la clasificación al término de la fase regular, que concluye hoy.

Si el Unicaja gana al Banca Cívica y el Lucentum Alicante pierde en casa con el Mad-Croc Fuenlabrada además de jugar la Euroliga disputará el ‘play-off’ por el título de la Liga Endesa, ya que le adelantará en la clasificación y será octavo, por lo que se enfrentará al Regal Barcelona en las eliminatorias definitivas.

Estas son las posibilidades con las que el Unicaja afrontará el trascendental encuentro contra el cuadro sevillano, para el que no podrá contar con su gran estrella, el pívot Paul Davis. En los locales no jugará Jorge Garbajosa, lesionado, ni Rowland, descartado por el técnico, Luis Casimiro.

El Unicaja espera que el Martín Carpena se llene para llevar en volandas hacia la victoria a un equipo que ha ganado los dos últimos partidos, en casa al Fuenlabrada y en Bilbao, lo que ha permitido llegar vivo a la última jornada y seguir con aspiraciones de lograr los objetivos.

Ni que decir tiene que si el Unicaja pierde frente al Banca Cívica consumará el mayor fracaso de su historia al quedar décimo o undécimo, lo que significaría no disputar la fase por el título doce años después y depender de una decisión de la Euroliga para saber si juega la máxima competición continental.

Ver Post >