img
Nuestro regalo de Reyes
img
José Miguel Aguilar | 08-10-2013 | 16:13| 0

Es la semana más bonita del año. La de la ilusión. Para los periodistas es nuestra víspera de Reyes, a la espera de ese regalo tan anhelado, que llega no en camello, aunque sí portado por unos seres especiales, en este caso, vestidos de corto y con la camiseta verde esperanza. La semana que empieza la Liga Endesa nos cambia el rostro, taciturno cuando los resultados no acompañan, iluminado de alegría ahora que todos los equipos parten de cero y el sueño del éxito aparece tan real como a los niños les parece ese 5 de enero tan mágico.

Y la verdad es que este año el Unicaja no nos ha regalado carbón en octubre –no éramos tan malos- y todos esperamos que nos cubra de oro en febrero con esa Copa del Rey en Málaga tan añorada. Es una forma literaria de expresión, un deseo, más que un mandato, que conste.

Ya está aquí la Liga y me agrada muchísimo que jugadores como Granger, un recién llegado, se involucre de esta manera. Esto dijo en su Twitter:

@jaygranger11: Ultimo partido de pretemporada, a 1 semana que arranque lo bueno con mucha ganas e ilusion! A llenar el Carpena, @unicajaCB

Y es que no es ningún secreto que el Palacio de los Deportes Martín Carpena lleno son varias canastas anotadas por el Unicaja antes de que el balón salte por los aires. Un 10-0 para empezar. Y todos los rivales que han sufrido la presión de la afición malagueña lo han manifestado con contundencia. Empezando por Gasol, aún imberbe azulgrana, que años después comparó la cancha malagueña con las mejores del mundo.

Yo creo que el Unicaja esta vez se ha merecido el crédito de la oportunidad de constatar un trabajo bien hecho. A mí me gusta la plantilla confeccionada, y creo que Joan Plaza –pese a su animadversión a los medios, a aparecer en público, a ser protagonista, a asumir un rol que no le corresponde- puede hacer un gran trabajo. Luego tiene que acompañar la suerte, por supuesto. Pero se la merece por su labor de estos últimos meses.

Ver Post >
El peor síntoma posible para la Liga ACB
img
José Miguel Aguilar | 05-10-2013 | 10:41| 0

No creo que haya un solo dirigente federativo, un solo responsable de la ACB o una sola persona con responsabilidad en algún club que hoy se sienta razonablemente satisfecha de la deriva que parece tomar la Liga. Una Liga formada por 18 clubes y dominada por dos. Una Liga que pierde competitividad a pasos agigantados y que amenaza con perder el estatus que ha mantenido en lo más alto los últimos 25 años a nivel mundial.

Que la Supercopa abra la temporada oficial de baloncesto en España con dos semifinales donde los vencedores ganan por 39 puntos y 25 puntos, y donde uno de los perdedores es, en teoría, el tercero en discordia, supone el peor síntoma posible para la Liga ACB. Desde luego nadie discute que los tres títulos nacionales se los jugarán Real Madrid y Barcelona. Y eso es un flaco favor a un deporte que se ha caracterizado en las últimas décadas por todo lo contrario, por el amplio abanico de clubes que podían levantar un trofeo.

Baskonia, hoy Laboral Kutxa, Unicaja y Valencia formaban el trío de perseguidores de títulos en los últimos años, con Bilbao, Estudiantes, CAI Zaragoza, Guipuzkoa o Herbalife Gran Canaria soñando con asaltar algún que otro trono. En fin, unos cuantos equipos que partían con ilusión, lo último que debe perderse en esta vida.

Y hoy un aficionado del Unicaja o de Vitoria no es no tenga ilusión, es que ha perdido una parte importante de una cualidad ligada intrínsicamente al baloncesto: la emoción. Claro está, cuando se enfrentan al Real Madrid o al Barcelona. Porque además de los dos grandes del fútbol español, hay muchas otras Ligas, y muy interesantes: la de entrar en el ‘play-off’, la de disputar la Copa del Rey, la de evitar el descenso…

En fin, más allá de lo que ocurra esta tarde en la final de la Supercopa, nos dirigimos hacia un destino previsible en el desenlace. Afortunadamente, a los malagueños nos queda la ilusión de que la Copa del Rey se disputará en el Palacio de los Deportes Martín Carpena. Y eso son palabras mayores, porque estamos hablando de nuestro teatro de los sueños…

Ver Post >
Este Unicaja sí ilusiona
img
José Miguel Aguilar | 03-10-2013 | 16:56| 0

Hacía mucho tiempo que el otoño no me producía tanta ilusión. El Unicaja me transmitía la tristeza que apareja la estación más oscura del año y la pesadumbre corroía todas las sensaciones que despierta un nuevo proyecto. Pero este Unicaja es diferente. El equipo de Joan Plaza huele a esperanza, a primavera recién estrenada. Ya era hora que las hojas de la expectación no se cayeran a las primeras de cambio.

Bases, exteriores e interiores prometen grandes momentos a los aficionados, sobre todo, si enlazan el juego que intenta realizar el entrenador. Eso es, por otra parte, lo complicado.

Pero este Unicaja despierta emociones, lo que personalmente no me ocurría desde los tiempos de Scariolo. A una semana del comienzo de la Liga Endesa, con la Copa del Rey de Málaga como espejo al que mirarse todos los días, el baloncesto vuelve a recobrar protagonismo.

Y eso me gusta. Ya era hora. Ojalá no me equivoque, porque este Unicaja ilusiona incluso antes de debutar.

Ver Post >
Récord histórico negativo del Unicaja, uno más: el peor dato en asistencia de público
img
José Miguel Aguilar | 05-03-2013 | 16:48| 1

He de reconocer que me sobresalté, pero pensé que se trataba de un error. No era posible. No podía ser posible. Pero lo era. El dato era totalmente cierto, y la fuente, fiable. El Unicaja, por primera vez en su historia, era el equipo que menos afición congregaba en un partido de la Liga Endesa. Durante varias temporadas consecutivas, el equipo malagueño presumió de fidelidad y ahora observaba impotente, lleno de tristeza, con la melancolía recorriendo cada rincón de Los Guindos, cómo cerraba una clasificación que retrata el estado actual del inquilino del Palacio de los Deportes Martín Carpena. Es un proyecto si no mortecino, agonizante, con unos dirigentes que no aciertan en el plano deportivo y con una actitud encontrada con la masa social.

Ejemplo para toda Europa en su época de esplendor, con la modestia como vehículo conductor hacia una grandeza conseguida año a año –refrendada con títulos-, con un pabellón que era la envidia de todo el continente, con una afición sana sinónimo de apoyo incontestable hacia su equipo –no hace falta recordar las palabras de Gasol en 2001 que dieron la vuelta al mundo-, el Unicaja ha perdido en cuatro años lo que tanto le costó conseguir en décadas. De casi once mil personas arropando a un equipo con caché elitista a ofrecer una imagen propia de épocas ya olvidadas, con 4.800 aficionados en las gradas viendo un partido de los denominados de gran interés, por el rival, el Bilbao, como por lo mucho que se jugaba, entrar en el ‘play-off’ por el título. Las Palmas, Santiago de Compostela o San Sebastián adelantaron a Málaga en la asistencia de público a un partido de baloncesto. Lo nunca visto en este deporte en su era moderna. Un dato para la historia, negativo, como casi todos los que regala el Unicaja últimamente.

Deportivamente lleva cuatro años consecutivos dando tumbos, económicamente ya no nada en la abundancia, socialmente anda de capa caída por muchas y variadas razones… Hoy, aficionados al baloncesto en general se preguntan continuamente: ¿Dónde vas, Unicaja?

 

Ver Post >
El Unicaja gana, la afición triunfa y el club queda tocado
img
José Miguel Aguilar | 03-03-2013 | 20:52| 0

Posiblemente ha sido la victoria más importante enla temporada más triste en la historia del Unicaja. En un partido trabado, ante un rival de entidad (cuarto clasificado con las mismas victorias que el tercero) y en un momento anímico bajo por la derrota europea 36 horas antes que le complica la clasificación en la brillante Euroliga que está realizando, el conjunto que entrena Jasmin Repesa supo amarrar un triunfo más que merecido y que brindó a una afición que volvió a disfrutar del baloncesto mucho tiempo después.

El encuentro frente al Uxue Bilbao viene a demostrar la importancia de la afición, una obviedad que parece haber olvidado alguno de los actuales dirigentes del club. La comunión vivida entre grada y equipo en el Palacio de los Deportes Martín Carpena fue fundamental para que los jugadores encararan con confianza el igualado final de partido, decidido con dos triples –Panko en el minuto 39 para poner el 56-51 y Simon cuando quedaban 56 segundos para situar el 59-53- y cuatro tiros libres postreros (los puntos 60, 61, 62 y 63) de Williams, sus únicos cuatro puntos en el choque, casualmente.

El Unicaja necesita a su afición y el público necesita que su equipo le transmita algo: emoción, juego, competitividad, esfuerzo, sacrifico, ganas… Muchas de las vibraciones que se han vivido hoy son las que han faltado en anteriores encuentros, de ahí el desarraigo producido este año. Pero la afición malagueña está falta de cariño, tanto por parte del club como del equipo, pero es tan sabia que a nada que vea el más mínimo sentimiento en la cancha no ceja en su empeño de llevar en volandas a los jugadores, como ha quedado comprobado esta mañana.

En estos tiempos lo de menos es que vayan diez mil o cuatro mil. Lo crucial ahora es recuperar la magia del palacio, la correspondencia de afecto entre ambas partes y… seguir sumando victorias, claro está. Hoy, pese a todo, algunos aficionados durante el último cuarto han pedido a voz en grito: ‘Directiva, dimisión’. Eran pocos, pero se les escuchó alto y claro.

Hoy, como todos los aficionados, he vibrado con el Unicaja de Repesa, y para mí es una auténtica satisfacción, porque además ese esfuerzo se ha visto recompensado con el triunfo, aunque siga sin gustarme el patrón de juego… Pero eso a estas alturas parece que no tiene remedio. El titular del partido sería: El Unicaja gana, la afición triunfa y el club queda tocado.

Ver Post >
Repesa hace historia en el Unicaja pese a su propio club
img
José Miguel Aguilar | 22-02-2013 | 12:12| 3

Cuando pasen los años y se hable de la temporada de Jasmin Repesa en el Unicaja se valorará en su justa medida las carencias y las virtudes de un equipo que alegra y decepciona a partes iguales, incluso durante los 40 minutos del mismo partido. Se analizarán los altibajos en el juego, el escaso peso de los pivots en el rendimiento conjunto y la inconsistencia de Williams como soporte de un proyecto. Se tendrán datos suficientes para un análisis exhaustivo y cada uno podrá extraer sus conclusiones.

Pero la historia dictará sentencia en los hechos constatables de forma empírica: Repesa hace historia en el Unicaja a pesar de su propio club, que no confía en el, quiere que se vaya y pone demasiadas piedras en su camino. Es tan triste como cierto. Y además ocurre por tercera temporada consecutiva, lo que ya colma cualquier lógica.

Repesa ha fracasado al no clasificar al Unicaja para la Copa del Rey, objetivo mínimo de la primera parte de la temporada, y va camino de su segundo fracaso liguero por su dificultad de meter al equipo entre los ocho primeros para disputar la fase por el título, objetivo ineludible de un club como el malagueño. Dicho esto, habrá que darle a Repesa el mérito de la trayectoria europea, en la que esta batiendo récords a pesar de todas las circunstancias adversas que le rodean. A saber:

1) Es el entrenador que más partidos ajustados ha ganado en una misma temporada, lo que avala su capacidad en el banquillo. Lleva seis partidos saldados con triunfo por uno, dos o tres puntos

2) Es, junto a Sergio Sacariolo, el técnico con más victorias fuera de casa en la Euroliga en una misma campaña -lleva 7 y tiene dos oportunidades para aumentar la cifra-, un déficit que arrastra el club desde sus orígenes. En este apartado habrá que recordar la histórica victoria en Moscú, donde el Unicaja nunca había ganado desde que hace casi 25 años comenzó su participación europea.

3) Es el entrenador con más victorias en un  Top16 de la Euroliga, aunque en este caso sea porque es el más largo celebrado hasta el momento, pero la causa no niega el efecto.

 

Algunos le quitarán todo el mérito a las estadísticas, pero la evidencia juega en contra de quienes le niegan el pan y la sal…

Ver Post >
La afición señala al presidente como responsable de la crisis del Unicaja
img
José Miguel Aguilar | 21-02-2013 | 12:29| 6

La afición señala al presidente como responsable de la crisis del Unicaja. Esta es la conclusión de la encuesta planteada en www.sur.es tras el varapalo sufrido el pasado domingo frente al Asefa Estudiantes y que le aleja de su gran objetivo en lo que queda de temporada, que no es otro que disputar el ‘play-off’ de la Liga Endesa. Actualmente, ocupa la duodécima posición en la tabla después de 21 jornadas, en las que solo ha logrado nueve victorias, tres menos que el octavo clasificado, el conjunto madrileño, con el que tiene perdido además el ‘basket average’, aunque el séptimo, el CAI Zaragoza, que también tiene tres triunfos de diferencia, debe rendir visita a Málaga.

Durante veinticuatro horas, 533 personas votaron en la encuesta en la que se preguntaba: ¿Quién es el responsable de la crisis del Unicaja? Y deparó el siguiente resultado: Eduardo García, como presidente del club, recibió 248 votos, es decir, el 46.5% le considera máximo responsable de una crisis prolongada en el tiempo, pues acumula cuatro años de fracasos, en los que el equipo malagueño se ha quedado en tres ocasiones fuera de la Copa del Rey, la última, la de este año en Vitoria, celebrada hace escasos días.

La crisis que atraviesa el Unicaja ha deparado la destitución de los dos últimos entrenadores, Aíto García Reneses y Chus Mateo, un hecho inédito en la historia del club. El técnico actual, el bosnio Jasmin Repesa, ha sido cuestionado por el propio club en las últimas semanas al entender que el equipo no obtenía los resultados esperados, además de que el estilo de juego no era convincente.

La responsabilidad, en segundo lugar, según la encuesta, recae en la plantilla, con 144 votos, el 27%, mientras el técnico, Jasmin Repesa, recibió 90 votos (17% del total), y el director deportivo, Manolo Rubia, 51 votos, lo que representa el 9.5%.

En la página de Facebook, la encuesta fue votada por treinta personas, de las que 19 (63%) también responsabilizaron al presidente, mientras seis culparon a Repesa, tres a la plantilla y dos al director deportivo.

Ver Post >
Repesa debe renovar
img
José Miguel Aguilar | 19-02-2013 | 11:29| 1

Definitivamente, la afición
del Unicaja está
hastiada. Cansada de
tanto despropósito,
ayer animó sin desmayo a su
equipo frente al colista, y tras el
encuentro, saldado con una triste
victoria, criticó a unos jugadores
que pasan de la brillantez al
más temible desacierto en un
abrir y cerrar de ojos.Ver el Palacio
de los Deportes con solo
3.500 espectadores en un partido
de Liga un domingo por la
mañana (ya sé que jugaba el Málaga
a lamisma hora) debería hacer
reflexionar a los dirigentes,
que no admiten un solo error en
los últimos cuatro proyectos,
pese al fracaso con el que han
envuelto la ilusión temporada
tras temporada. No solo creen
que están en posesión de la verdad
–osarían discutir con Messina,
Obradovic o Pablo Laso sobre
táctica–, sino que solucionan
sus problemas culpando al entrenador
de turno. Técnico va,
técnico viene, con el daño en la
imagen del club que supone.
Esta vez parece que han tenido
paciencia y tras nueve derrotas
en diez partidos han mantenido
a Repesa, el hombre sobre
el que debe girar este proyecto,
aun reconociendo la falta de
identidad del equipo. Pero el
Unicaja debe transmitir a los jugadores
y a la afición que Repesa
es el adecuado para llevar a
buen puerto esta nave que cada
día zozobra más. Y la mejor forma de
hacerlo es rubricar la renovación
que le ofrecieron antes
de Navidad. Entre otras cosas
porque eso es cumplir con la
palabra dada. Y daría la estabilidad
que demanda el entorno.

 

 

***P.D.: Artículo publicado en la edición impresa de SUR el lunes 4 de febrero.

Dos semanas después, mantiene toda la vigencia.

Mi apuesta por la continuidad del entrenador tiene que ver con la identidad del club, no en la confianza hacia Repesa.

Son cosas distintas. Te puede gustar más o menos Repesa (creo que no lo está haciendo bien, que ha perdido la fe en el equipo y que nunca trasladó una identidad al grupo),

pero el Unicaja no puede manchar su imagen echando al entrenador cada año, y van…

Ver Post >
Suenan las campanas en el Unicaja
img
José Miguel Aguilar | 15-02-2013 | 16:48| 0

Me ha llamado la atención que analistas, aficionados y periodistas confiaran en una mejoría del juego del Unicaja tras el parón liguero con motivo de la Copa del Rey. No quiero pensar que vivimos en un país de ilusos, o que la inocencia se ha extendido a todos los órdenes de la vida.

Yo no espero una consolidación del proyecto esta temporada sencillamente porque lo que hay no es materia viva, que como tal se transforma, sino que hablamos de un equipo con un patrón de juego que no ha variado un ápice su evolución a lo largo de la campaña. Está inerte. Para bien o para mal. Con actuaciones maravillosas en coliseos impresionantes y con partidos para llorar que hielan el corazón del aficionado.

Este Unicaja tiene jugadores resolutivos, como se pudo apreciar en la última jugada en Berlín, que invitan a pensar que puede sonar la campana, pero que no va a repicar continuamente. No todos los días son fiesta.

Este Unicaja puede hacer historia en Europa y no clasificarse para el ‘play-off’ consumando el mayor fracaso de su trayectoria. Así de dramático. Capaz de lo mejor y de lo peor. Capaz de ganar en Tel Aviv o Moscú y hacer el ridículo en la Liga quedándose fuera de la Copa de la Rey.

El Unicaja que juega rematadamente mal en Berlín pero gana es el mismo del mes de octubre y será idéntico al del mes de abril. No se espera nada nuevo. Y de eso es de lo que se queja la afición. Suenan campanas en el Unicaja, pero no anuncian un juego mejor…

 

P.D.: Mi amigo Olías, compañero del ‘Málaga Hoy’, me recordó que en el post anterior faltaba Vasileiadis, otro ex del Unicaja que disputó la Copa del Rey con el Bilbao. Gracias… La edad va haciendo mella.

Ver Post >
El fracaso del Unicaja por partida doble
img
José Miguel Aguilar | 12-02-2013 | 11:57| 0

La Copa del Rey marca el punto de inflexión de la temporada baloncestística. De la cita salen equipos reforzados, otros dubitativos y algunos, con debilidad manifiesta. El Regal Barcelona ha sido justo campeón, refrendando su liderazgo del último lustro. El Valencia vuelve a luchar por los títulos, una excelente noticia para el deporte de la canasta. El Gran Canaria supera los cuartos por primera vez, en su octava participación, lo que es motivo de felicidad y ejemplo para todos: la perseverancia tiene premio.

Bilbao, Estudiantes y CAI se fueron de Vitoria con sensaciones muy diferentes, según el grado de ambición con el que acudieron al torneo. Mientras, el Real Madrid fracasa en su gran prueba en esta temporada que se presumía de asalto al trono azulgrana, y el Caja Laboral se queda corto como semifinalista en calidad de anfitrión.

Pero la Copa del Rey deja detalles significativos en lo que al Unicaja se refiere. Ocho ex jugadores del cuadro malagueño estuvieron en tierras vascas. Y ese hecho merece una reflexión: creo que muchos de ellos podían estar hoy en el Unicaja y otro gallo cantaría en el corral malagueño.

El caso más significativo es el de Faverani, la sensación de la Copa e integrante en el quinteto ideal. Canterano de cabeza loca y juventud trastornada, hoy sería pilar indispensable en el club de Los Guindos. Que no me cuenten lo que pasó, porque es sabido por todos. Pero quizás en vez de perder sus derechos en ACB se podría haber optado por una prolongada cesión hasta comprobar su madurez, hoy espléndida en la ciudad del Turia. ¡Qué pena no disfrutarla en la otra punta del Mediterráneo!

En el Valencia también juegan Pietrus y Kelati, aprovechables los dos, en el rol defensivo el primero y como recambio el segundo, aunque se admiten todas las dudas posibles en el alero.

Los campeones Lorbek y Abrines son casos distintos. Garrafal error el primero por dejarlo escapar tan pronto y fuga consentida el segundo, el Unicaja perdió prestigio con sus salidas, aunque por motivos diferentes.

Los malagueños Carlos Cabezas y Germán Gabriel representan las dos caras de la realidad en este momento. El base no cuenta con la confianza de Tabak en Vitoria y el ala-pívot es el mejor jugador de la Liga Endesa. Perfectamente podrían estar en Málaga los dos, y seguro que la afición no sentiría tanta falta de arraigo con su equipo. Ojo con el futuro, porque la grieta entre cancha y grada es cada vez más grande…

El último de los ex componentes del Unicaja en la Copa del Rey es Cook, un base que a mí nunca me entusiasmó, aunque visto lo visto es mucho mejor que muchos de sus sustitutos… que la mayoría, vamos.

Y en esta noria de idas y venidas, que cada palo aguante su vela, que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina y hace falta mucha luz para que ilumine esta temporada tan decepcionante en el Palacio de los Deportes Martín Carpena.

Sin estar en la Copa del Rey, el Unicaja sintió el fracaso por partida doble: su ausencia propia y la presencia ajena…

Ver Post >