EL ENEMIGO EN CASA por Héctor Barbotta | Marbella blog - Blog diariosur.es

Blogs

Héctor Barbotta

Marbella blog

EL ENEMIGO EN CASA por Héctor Barbotta

Dos de las múltiples noticias que el ‘caso Malaya’ ofreció durante la última semana son para poner los pelos de punta. Se trata posiblemente una prueba palpable de que los vecinos de Marbella han estado indefensos frente a quien más tenían que defenderlos, y quienes, además, cobraban para hacer exactamente lo contrario de lo que hacían.
El levantamiento del secreto de otros nueve tomos del sumario ha permitido acceder a la declaración de las dos asesoras jurídicas de Juan Antonio Roca que, por lo que se deduce del contenido de las actas, fueron quienes dieron al juez los datos clave para conocer cómo funcionaba la trama. Dos personas que se encontraban entre las sospechosas al inicio de la investigación y que pasaron a ser testigos principales.
Una de estas testigos, la ex responsable de los servicios jurídicos de Urbanismo, explicó a la policía cómo fue el proceso que siguió Roca al construir una argucia ilegal en la que encontraran amparo las licencias irregulares de obra que se concedían desde el Ayuntamiento. El objetivo del presunto cerebro de la red, según este relato, era modificar el criterio de silencio administrativo de la Junta de Andalucía en relación con el Plan General para que éste jugara a favor, y no en contra, de la concesión de las licencias. Roca no encontró al principio amparo en ninguno de los muchos abogados a los que pagaba. Pero finalmente convenció a uno: el secretario del Ayuntamiento. El teórico garante de la legalidad en el Ayuntamiento jugó el papel exactamente opuesto al que quienes en realidad le soportaban su sueldo, los vecinos de Marbella, hubiesen esperado de él.
La segunda noticia no es menos inquietante. En el marco de la investigación de la supuesta trama que se apropiaba ilegítimamente de los vehículos retirados de la vía pública, el juez del caso ha imputado a cuatro personas. Dos de ellas, a las que se acusa de estafa, falsedad y tráfico de influencias, son policías locales. Y no precisamente agentes rasos. Que dos subinspectores puedan tener grave responsabilidad en estos presuntos delitos pone de relieve en manos de quiénes han estado los marbellíes durante demasiados años.

Temas

Toda la actualidad de Marbella

Sobre el autor

Licenciado en Periodismo por la UMA Máster en Comunicación Política y Empresarial Delegado de SUR en Marbella


octubre 2006
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031