img
Una década de cohechos, por Juan Cano
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 15:46| 0

El juez Torres ha autorizado el acceso a otros nueve tomos del sumario malayo. Quienes conocen sus límites aseguran que aún queda un 30% bajo secreto. Pero la instrucción del caso todavía no ha terminado y su horizonte parece lejano. Aunque se creía que la investigación se centraba en el último lustro, el magistrado asegura que se están analizando operaciones sospechosas realizadas durante más de una década. Y, además, el juez ha puesto las cartas sobre la mesa. Con el levantamiento de los nueve últimos tomos -asevera en una de sus resoluciones- pone sobre el tapete todo el entramado de cohechos en los que participaron los imputados. Quién y cuánto untó, y quién y cuánto se dejó untar. El órdago del juez permite el pleno ejercicio de defensa a la inmensa mayoría de imputados y, de paso, deja todas sus ‘vergüenzas’ al descubierto. Señores, de esto se les acusa, ¿qué tienen que decir al respecto? Falta saber si el juez Torres guarda un as en la manga.

Ver Post >
UN BUEN AÑO PARA MARBELLA
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 15:05| 0

Sorprende escuchar y leer en estos días de balance que este ha sido un mal año para Marbella. Incluso, desde que se desencadenó la ‘operación Malaya’ no se ha dejado de recurrir a la coletilla de «lo que está pasando en Marbella».
Pues resulta que lo que está pasando en Marbella, lo que ha pasado este año en Marbella a partir del 29 de marzo, es que la ciudad ha comenzado lentamente a recuperar la normalidad después de 15 años de indecencia.
Cualquier análisis, por superficial que sea, debe partir de que hace un año, Marisol Yagüe estaba sentada en el despacho de la Alcaldía (cuando iba por ahí, que no era siempre) y Juan Antonio Roca en su búnquer de Urbanismo, desde donde mangoneaba el presente y el futuro de la ciudad. Ahora la primera está en su casa, y el segundo, en una celda. Estamos mejor, mucho mejor que hace un año. 2006 ha sido un año excelente para Marbella. No podría haber sido mejor. Los malos fueron los 15 años anteriores.

Ver Post >
CARLOS FERNANDEZ ESTÁ ASESORADO
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 14:46| 0

Sigue prófugo, y posiblemente sepa lo que hace. El día que la policía se presentó en su domicilio familiar para detenerlo, Carlos Fernández mantuvo una breve conversación telefónica desde el móvil de su padre con el jefe del operativo, a quien le comunicó que regresaba inmediatamente de su viaje. La secretaria del Juzgado de Instrucción número cinco de Marbella estuvo presente durante esa conversación.
Fernández no regresó, y seis días después, los policías volvieron a presentarse en su casa. Fue entonces cuando la madre del ex edil dijo a los agentes que su hijo estaba siguiendo «las instrucciones de su abogado».
La policía pudo comprobar después que los padres del ex edil mantenían contactos diarios con el letrado, cuyo despacho se encuentra en Fuengirola, según consta en un informe policial remitido al juez. Al abogado le molestó que los policias vigilaran las inmediaciones del bufete por si aparecía Fernández, por lo que increpó con malos modos a los agentes, a quienes les espetó, según el informe: «ustedes son tontos».
Durante esos días, el propio abogado aseguraba a los periodistas que Fernández se encontraba en su casa, lo que evidentemente no era cierto, según pudimos comprobar personalmente.
Al mismo tiempo, el abogado presentaba un escrito en el juzgado en el que se aseguraba que el interés de Carlos Fernández «es colaborar con La Justicia, sin negarla ni obstruirla».
Fueron días claves para que el ex concejal ganara tiempo y pusiera tierra de por medio.

Ver Post >
POR EL ARO SE PASA O NO SE PASA
img
Juan Cano | 08-06-2008 | 19:37| 0

En las declaraciones de los empresarios que constan en la parte del sumario cuyo secreto el juez Torres levantó el pasado viernes, se argumenta ante el magistrado una y otra vez, matiz arriba, matiz abajo, que en Marbella no había quien construyera si no pasaba por la taquilla que Juan Antonio Roca había instalado en las oficinas municipales de Urbanismo. Es un argumento con el que posiblemente se pretenda estrechar el grosor de la línea que separa a un presunto autor de un delito de cohecho (soborno, para etendernos) de una víctima de un delito de coacción.
Todos los argumentos valen cuando se trata de evitar ir a la cárcel. Pero cuando un constructor esgrime un argumento de este tipo, la pregunta siguiente debería ser si además de arrepentirse de haber pagado, como ha asegurado alguno ante el juez, se arrepiente también de haberse forrado, que es lo que muchos de procesados hicieron en Marbella durante estos años.

Ver Post >
HABRÁ MÁS DETENCIONES
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 12:46| 0

Por si había dudas, el juez Miguel Ángel Torres lo ha dejado escrito negro sobre blanco: puede haber nuevas detenciones. El magistrado emitió esta mañana un auto en el que comunica a las partes un nuevo levantamiento de parte del secreto del sumario, y fundamenta que la medida no sea completa en la necesidad de practicar algunas diligencias que exigen el secreto «y que de alzarse se frustraría en parte la investigación con posibilidad de que delitos muy graves queden impunes».
Las investigaciones, señala el juez, se encuentran en curso. Entre las partes del sumario que seguirán secretas se encuentra el informe policial relativo a la investigación realizada sobre Julián Muñoz. Posiblemente una pista acerca de por dónde pueden ir las nuevas detenciones.

Ver Post >
¿ESTRATEGIA O FISURA?
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 14:32| 0

La mujer de Juan Antonio Roca, María Rosa Jimeno, ha declarado hoy como imputada en el caso Malaya por un presunto delito de blanqueo de capitales. Sorprendentemente, su letrado no es el mismo que el de su marido. La defensa se la lleva un despacho de abogados de Cádiz con sede en Barbate. ¿Estrategias de defensa diferentes o un indicio de fisura entre Roca y su mujer?

Ver Post >
EL SENATOR, PARA LOS MAYORES
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 14:52| 0

Al fin una propuesta a la altura de las circunstancias. La idea de reciclar el edificio construido ilegalmente para albergar el hotel Senator y utilizarlo para paliar la falta de residencia para mayores seríá, si se concreta, un acto de justicia en varias direcciones. En primer lugar, hacia uno de los sectores más maltratados durante la era gilista en Marbella, utilizado descaradamente como fuerza electoral y olvidado permanentemente en las acciones de gobierno, más allá de los festivales demagógicos que se montan durante las ferias y que deberían ser suprimidos por decencia democrática. En segundo lugar, para los propios infractores. Reutilizar un edificio con unos fines diferentes para los que fue construido aprovechando las en su día ventajas de un sistema corrupto es una medida tan drástica como el derribo, pero, en este caso, más útil para la ciudad. Y en tercer lugar para la propia ciudad, que al fin, después de muchos años, podría dar una muestra palpable, más allá de lo discursivo, del manoseado concepto de calidad de vida. Marbella tendría posiblemente la mejor residencia de ancianos de España.
Es de prever que esta propuesta, surgida del seno de la gestora, sufra en los próximos días duros ataques de quienes ponen el interés particular de los empresarios por encima de los intereses generales. Y corresponderá a los marbellíes que realmente quieren a su ciudad, defenderla.

Ver Post >
DEMOLICIONES, SÍ PERO NO
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 12:45| 0

Cuando se quiere contentar a todo el mundo se corre el riesgo de no contentar a nadie. A estas alturas, los políticos saben en relación con Marbella que muchas de las iniciativas que son bien vistas en la ciudad no gozan de popularidad en otros sitios, y que, por el contrario, las propuestas mal recibidas en Marbella -cuya sociedad no ha hecho aún la necesaria autocrítica por los 15 años de respaldo a la mafia gilista que debería preceder a la normalización democrática- son por lo general vistas con simpatía fuera de la ciudad.
Un buen ejemplo de ello es la solución que se debe adoptar frente a las edificios ilegales, verdaderos monumentos a la corrupción, la impunidad y la desvergüenza que camparon a sus anchas durante demasiado tiempo, y que al parecer hay demasiados interesados en que se eternicen.
No es aventurado decir que para una gran parte de los marbellíes, las eventuales demoliciones serían algo así como una afrenta, y no se deja de recurrir a las coartadas de los terceros de buena fe y el daño a la imagen, como si no hubiese peor engaño que el sufrido por aquellos a quienes les han robado el paisaje de su ciudad, ni peor imagen para un municipio que vive del turismo de calidad que la impunidad del ladrillo a pie de playa.
Posiblemente, a quienes les toca representar a los marbellíes no tengan más remedio que hacerse cargo de las posiciones de una sociedad que posterga su necesaria catarsis. Pero es justo que el resto de las instituciones asuman de una vez su responsabilidad. Emitir diferentes mensajes según quién sea el receptor, y utilizando para ello involuntarios mensajeros que merecen mejor trato, es seguramente el peor de los mensajes.

Ver Post >
ROCA SIGUE EN SUS TRECE, MUÑOZ LO TIENE MAL por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 12:45| 0

Juan Antonio Roca ha vuelto a declarar ante el juez, esta vez por el caso del hotel Guadalpín, y otra vez con la misma cantinela. Que él no tuvo ninguna participación en el convenio y que toda la responsabilidad fue de los alcaldes.
Mientras tanto, desde fuentes cercanas a la defensa de Julián Muñoz se reconoce por lo bajo que el ex alcalde lo tiene muy difícil, y que en el horizonte sólo se ven rejas. Es lo que tiene haber puesto la firma alegremente durante tantos años.

Ver Post >
EL JUEZ TORRES, CAZADO POR LA PRENSA ROSA por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 10-07-2007 | 12:45| 0

La prensa rosa lleva años instalada en Marbella, aún desde antes de que la televisión basura la convirtiera en una variante inadmisible del oficio periodístico. Los acontecimientos que se ha sucedido desde que se desencadenó la ‘operación Malaya’ no han hecho más que dar argumentos para que ejercieran en lo suyo, que no es más que algo que se parece de lejos al periodismo pero que está desprovisto de los dos pilares fundamentales de la profesión: el rigor y la ética. Son como médicos que no saben ni de anatomía ni de biología, pero a los que alguien les ha dado la llave del quirófano. Quienes hemos tenido que compartir con ellos horas de guardia en los juzgados de Marbella sabemos cómo se las gastan: graban conversaciones privadas, se meten en corrillos a los que nadie los ha llamado, preguntan con un total desconocimiento, espantan a las fuentes. Un lujo. Un episodio sucedido la semana pasada en el restaurante La Navilla, de Marbella, los describe tal y como son. Estaba el juez Miguel Angel Torres disfrutando de un almuerzo con compañeros suyos, y quiso la casualidad que en la mesa del al lado se encontrara una de estas presuntas periodistas, quien acaba de escribir un presunto libro sobre las vicisitudes de Julián Muñoz e Isabel Pantoja. La (presunta) escritora se acercó al juez y le regaló un ejemplar del libro, lo que el magistrado aceptó con educación y una sonrisa de las que no suele prodigar ante las cámaras. No sabía que estaba siendo víctima de una encerrona. A la salida del restaurante, libro en mano, lo esperaba un cámara. Al día siguiente pudieron verse en un programa de televisión las imágenes del magistrado cazado casualmente y a la autora del libro jactándose de que el juez bebe de sus fuentes.

Ver Post >
Sobre el autor Héctor Barbotta
Licenciado en Periodismo por la UMA Máster en Comunicación Política y Empresarial Delegado de SUR en Marbella