img
TRES CUARTAS PARTES
img
Juan Cano | 14-03-2007 | 18:49| 0

No sin cierto escándalo, durantes este verano se difundió una frase que se atribuía a María Rosa Jimeno, la mujer de Juan Antonio Roca: «No nos han pillado ni la cuarta parte de lo que tenemos». A nadie escapaba que el nivel de vida de la susodicha no aparentaba haber medrado ni una décima, pese al bloqueo de las cuentas bancarias y la intervención judicial de las incontables propiedades de su marido.
Con la orden cursada para que la detengan, el juez Torres le ha dado la oportunidad a doña Rosa de que explique ahora dónde están las tres cuartas partes que todavía no se han encontrado.

Ver Post >
EL SILENCIO TENIA UN PRECIO
img
Juan Cano | 18-02-2007 | 12:18| 0

No hay rey sin vasallos, ni capataz sin peones. No se levanta sin cómplices un imperio económico. No se pone al propio servicio una institución pública sin la colaboración activa de algunos y el silencio de otros. Las últimas informaciones han permitido confirmar lo que muchos sospechaban: que la autoridad que Roca ejercía en el Ayuntamiento de Marbella, y especialmente en el área de Urbanismo, no se sustentaba únicamente en el respeto debido a las decisiones del jefe o al temor a perder el trabajo. Los relojes de lujo que caían en Navidad y los sobresueldos injustificados permitieron también construir lealtades y comprar silencios. Una fortuna construida a base de saber repartir migajas. Durante años se hicieron barbaridades en Urbanismo, se destruyó la calidad de vida de la ciudad y quienes tenían acceso a esa información, en las oficinas municipales, callaron con indecencia cuando no colaboraron activamente. Y empezamos a tener pruebas de por qué lo hicieron.
Si antes le tuvieron miedo al capo, ha llegado la hora de que comiencen a temerle a los jueces. Y también al juicio moral de sus vecinos.

Ver Post >
UN NUEVO PERSONAJE PRINCIPAL
img
Juan Cano | 09-02-2007 | 13:05| 0

El ‘caso Malaya’ tiene un nuevo encarcelado. El abogado Juan Hoffmann ya duerme en Alhaurín de la Torre después de haber pasado una noche en la comisaría provincial y otra en el arresto municipal de Marbella.
Llaman la atención algunos aspectos relacionados con este nuevo imputado. Cuando cabía suponer que ya no habría más detenidos o que a lo sumo se producirían algunos coletazos, como la detención del ‘joyero de Roca’, el caso ha sumado a un nuevo personaje que seguramente distará de ser un secundario. El registro del despacho donde aparentemente ya no trabajaba fue el más largo que recuerda la operación: más de 16 horas, y el interrogatorio al que lo sometió el juez tampoco se quedó atrás: cinco horas y media. También la medida adoptada, prisión incondicional cuando apenas quedaban tres encarcelados, es también un claro indicio de la importancia que el juez atribuye a este abogado en la trama de blanqueo.
Pero además no se trata de un personaje nuevo para quienes siguen el sumario. Su nombre ha aparecido repetidamente en una de las declaraciones de Juan Antonio Roca, y no porque el presunto cerebro de la trama lo citara, sino porque el juez le preguntó por él. Desde esa comparecencia de Roca han pasado ya seis meses.
En el auto de prisión se justifica la medida en que la investigación todavía continúa. Sin embargo, debe suponerse que ya no existe riesgo de destrucción de pruebas. Ha habido tiempo más que suficiente para ello.

Ver Post >
Un registro del siglo XXI
img
Juan Cano | 07-02-2007 | 12:46| 0

16 horas, minuto arriba, minuto abajo, es el tiempo que demandó el registro realizado en el despacho Tarodo-Hoffmann, en pleno paseo marítimo de Marbella, dirigido por el propio juez Torres. La cadena Malaya ha llevado de momento hasta el eslabón de un bufete de apariencia respetable. El tiempo destinado convierte a este registro en el más largo de todos los realizados hasta ahora en el ‘caso Malaya’, y ello nos sitúa ante dos posibles hipótesis no necesariamente contradictorias: la primera es que el bufete podría ser una pieza central en el entramado montado por Roca para el lavado de dinero, y que por lo tanto había mucha documentación que llevarse. La segunda es que el juez Miguel Ángel Torres se ha cansado de recibir recursos en los que se le solicita la devolución de discos duros incautados en anteriores operaciones y cuyo contenido resulta imprescindible para la vida profesional y hasta personal de los imputados. Por eso ha decidido no llevarse los ordenadores y, en cambio, copiar la información, lo que evidentemente requiere más tiempo, pero resulta, al menos, bastante más prolijo. En el registro de los tres pisos pertenecientes al bufete se requirieron, debe insistirse en el detalle, 16 horas. Desde las 10 de la mañana hasta las dos de la madrugada siguiente. Se trató de una actuación propia de la investigación judicial, realizada a instancias del propio juez y no de la policía. Y propia también de este siglo, donde la información no necesariamente está en los papeles. Es de esperar que tantas horas invertidas sirvan ahora para arrojar luz sobre la trama del saqueo que ha sufrido esta ciudad.

Ver Post >
LOS SECRETOS DE URBANISMO
img
Juan Cano | 01-02-2007 | 20:16| 0

Poco a poco se va sabiendo cómo funcionaban las cosas en Urbanismo. Siguen apareciendo papeles que permiten confirmar lo que muchos sospechaban, y es de temer que no son muchos quienes se sorprenden de lo que va saliendo. ¿Cómo fue posible que durante tanto tiempo pasaran tantas cosas y que tantos abogados, arquitectos, aparejadores y delineantes que trabajaban en Urbanismo vieran lo que sucedía frente a sus narices y no le hicieran, aunque sea, una discreta visita al fiscal? Las instrucciones de Roca eran claras: ver,oir y callar.
Los pagos adicionales con que se beneficiaban algunos funcionarios (ver SUR del 24 y del 28 de enero) revelan dos cosas: 1) que la maquinaria de lealtades y silencios comprados estaba bien aceitada y 2) que no era asunto de los últimos años. Las facturas a las que ha tenido acceso este periódico (no estaría mal colgarlas en la red, pero son demasiadas) se remontan hasta el año 1994. 12 años cobrando doble por hacer el mismo trabajo (¿o acaso se cobraba por algo más que por los vagos conceptos generales que aparecen en los papeles?)
Pero no todas las lealtades compradas de esa manera son perpetuas. Una prueba de ello son las declaraciones de algunas personas que trabajaron a las órdenes de Roca y que han desfilado ante el juez. Roca se queja amargamente de que sus antiguas personas de confianza ahora lo acusan de todos los males de España. No hay como el miedo a la cárcel para aflojar las lenguas. Sobre todo cuando ya no hay más talones que cobrar.

Ver Post >
ISABEL HACE ESCUELA
img
Juan Cano | 20-01-2007 | 11:57| 0

¿Cuál es la diferencia entre el alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, y la ex teniente de alcalde de Marbella, Isabel García Marcos? De momento, sólo que la fianza impuesta a Martín Serón, 100.000 euros, es mayor que la que tuvo que pagar García Marcos, 60.000 euros.
Por lo demás, encontramos semejanzas: los dos están acusados de prevaricación y cohecho, los dos han tenido que declarar ante el juez por unas grabaciones que los comprometen y los dos se consideran perseguidos políticos. Los dos, además, recurrieron a la coartada de ETA. Cuando salió de la cárcel, García Marcos aseguró que «como ahora no hay terroristas, en la cárcel están los malayos». Martín Serón gritó ante sus fieles algo así como que en la «república bananera de Zapatero, las personas decentes (él y su concejal de Urbanismo) están en la cárcel y la ETA (sic) en la calle». Muchas semejanzas. Y una más: a los dos les asiste el derecho a la presunción de inocencia.

Ver Post >
Una década de cohechos, por Juan Cano
img
Juan Cano | 15-01-2007 | 18:49| 0

El juez Torres ha autorizado el acceso a otros nueve tomos del sumario malayo. Quienes conocen sus límites aseguran que aún queda un 30% bajo secreto. Pero la instrucción del caso todavía no ha terminado y su horizonte parece lejano. Aunque se creía que la investigación se centraba en el último lustro, el magistrado asegura que se están analizando operaciones sospechosas realizadas durante más de una década. Y, además, el juez ha puesto las cartas sobre la mesa. Con el levantamiento de los nueve últimos tomos -asevera en una de sus resoluciones- pone sobre el tapete todo el entramado de cohechos en los que participaron los imputados. Quién y cuánto untó, y quién y cuánto se dejó untar. El órdago del juez permite el pleno ejercicio de defensa a la inmensa mayoría de imputados y, de paso, deja todas sus ‘vergüenzas’ al descubierto. Señores, de esto se les acusa, ¿qué tienen que decir al respecto? Falta saber si el juez Torres guarda un as en la manga.

Ver Post >
UN BUEN AÑO PARA MARBELLA
img
Juan Cano | 30-12-2006 | 04:30| 0

Sorprende escuchar y leer en estos días de balance que este ha sido un mal año para Marbella. Incluso, desde que se desencadenó la ‘operación Malaya’ no se ha dejado de recurrir a la coletilla de «lo que está pasando en Marbella».
Pues resulta que lo que está pasando en Marbella, lo que ha pasado este año en Marbella a partir del 29 de marzo, es que la ciudad ha comenzado lentamente a recuperar la normalidad después de 15 años de indecencia.
Cualquier análisis, por superficial que sea, debe partir de que hace un año, Marisol Yagüe estaba sentada en el despacho de la Alcaldía (cuando iba por ahí, que no era siempre) y Juan Antonio Roca en su búnquer de Urbanismo, desde donde mangoneaba el presente y el futuro de la ciudad. Ahora la primera está en su casa, y el segundo, en una celda. Estamos mejor, mucho mejor que hace un año. 2006 ha sido un año excelente para Marbella. No podría haber sido mejor. Los malos fueron los 15 años anteriores.

Ver Post >
CARLOS FERNANDEZ ESTÁ ASESORADO
img
Juan Cano | 19-12-2006 | 11:59| 0

Sigue prófugo, y posiblemente sepa lo que hace. El día que la policía se presentó en su domicilio familiar para detenerlo, Carlos Fernández mantuvo una breve conversación telefónica desde el móvil de su padre con el jefe del operativo, a quien le comunicó que regresaba inmediatamente de su viaje. La secretaria del Juzgado de Instrucción número cinco de Marbella estuvo presente durante esa conversación.
Fernández no regresó, y seis días después, los policías volvieron a presentarse en su casa. Fue entonces cuando la madre del ex edil dijo a los agentes que su hijo estaba siguiendo «las instrucciones de su abogado».
La policía pudo comprobar después que los padres del ex edil mantenían contactos diarios con el letrado, cuyo despacho se encuentra en Fuengirola, según consta en un informe policial remitido al juez. Al abogado le molestó que los policias vigilaran las inmediaciones del bufete por si aparecía Fernández, por lo que increpó con malos modos a los agentes, a quienes les espetó, según el informe: «ustedes son tontos».
Durante esos días, el propio abogado aseguraba a los periodistas que Fernández se encontraba en su casa, lo que evidentemente no era cierto, según pudimos comprobar personalmente.
Al mismo tiempo, el abogado presentaba un escrito en el juzgado en el que se aseguraba que el interés de Carlos Fernández «es colaborar con La Justicia, sin negarla ni obstruirla».
Fueron días claves para que el ex concejal ganara tiempo y pusiera tierra de por medio.

Ver Post >
POR EL ARO SE PASA O NO SE PASA
img
Juan Cano | 18-12-2006 | 21:11| 0

En las declaraciones de los empresarios que constan en la parte del sumario cuyo secreto el juez Torres levantó el pasado viernes, se argumenta ante el magistrado una y otra vez, matiz arriba, matiz abajo, que en Marbella no había quien construyera si no pasaba por la taquilla que Juan Antonio Roca había instalado en las oficinas municipales de Urbanismo. Es un argumento con el que posiblemente se pretenda estrechar el grosor de la línea que separa a un presunto autor de un delito de cohecho (soborno, para etendernos) de una víctima de un delito de coacción.
Todos los argumentos valen cuando se trata de evitar ir a la cárcel. Pero cuando un constructor esgrime un argumento de este tipo, la pregunta siguiente debería ser si además de arrepentirse de haber pagado, como ha asegurado alguno ante el juez, se arrepiente también de haberse forrado, que es lo que muchos de procesados hicieron en Marbella durante estos años.

Ver Post >
Sobre el autor Héctor Barbotta
Licenciado en Periodismo por la UMA Máster en Comunicación Política y Empresarial Delegado de SUR en Marbella