img
EL JUEZ TORRES, CAZADO POR LA PRENSA ROSA por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 29-11-2006 | 17:01| 0

La prensa rosa lleva años instalada en Marbella, aún desde antes de que la televisión basura la convirtiera en una variante inadmisible del oficio periodístico. Los acontecimientos que se ha sucedido desde que se desencadenó la ‘operación Malaya’ no han hecho más que dar argumentos para que ejercieran en lo suyo, que no es más que algo que se parece de lejos al periodismo pero que está desprovisto de los dos pilares fundamentales de la profesión: el rigor y la ética. Son como médicos que no saben ni de anatomía ni de biología, pero a los que alguien les ha dado la llave del quirófano. Quienes hemos tenido que compartir con ellos horas de guardia en los juzgados de Marbella sabemos cómo se las gastan: graban conversaciones privadas, se meten en corrillos a los que nadie los ha llamado, preguntan con un total desconocimiento, espantan a las fuentes. Un lujo. Un episodio sucedido la semana pasada en el restaurante La Navilla, de Marbella, los describe tal y como son. Estaba el juez Miguel Angel Torres disfrutando de un almuerzo con compañeros suyos, y quiso la casualidad que en la mesa del al lado se encontrara una de estas presuntas periodistas, quien acaba de escribir un presunto libro sobre las vicisitudes de Julián Muñoz e Isabel Pantoja. La (presunta) escritora se acercó al juez y le regaló un ejemplar del libro, lo que el magistrado aceptó con educación y una sonrisa de las que no suele prodigar ante las cámaras. No sabía que estaba siendo víctima de una encerrona. A la salida del restaurante, libro en mano, lo esperaba un cámara. Al día siguiente pudieron verse en un programa de televisión las imágenes del magistrado cazado casualmente y a la autora del libro jactándose de que el juez bebe de sus fuentes.

Ver Post >
LO QUE MALAYA NO ECLIPSA por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 22-11-2006 | 11:15| 0

La causa abierta por la querella de la Fiscalía Anticorrupción después de que el Tribunal de Cuentas detectara un agujero de 136 millones de euros en el Ayuntamiento de Marbella ya va por 26 imputados, algunos de ellos conocidos para quienes siguen el caso Malaya. Veamos: Roca, Julián Muñoz, todos los concejales que integraron una de las comisiones de gobierno presididas por éste, y al menos tres de los empresarios detenidos en Malaya. Se trata de Tomás Olivo, Giovanni Montaldo y Manuel Lores.
¿Por qué si muchos de los personajes son los mismos y también aquí se investiga el saqueo de Marbella no se trata de una sola causa? No debería descartarse de plano que en el futuro ambos asuntos se acumularan, pero de momento hay una razón de peso para que no se haga. El informe del Tribunal de Cuentas es sobre ejercicios anteriores a la moción de censura. En el caso Malaya se investiga lo sucedido a partir del desalojo de Julián Muñoz de la Alcaldía.
Aún así, no convendría perder de vista esta causa. Posiblemente llame menos la atención que el caso Malaya, pero la investigación está dando datos más que jugosos. Atentos.

Ver Post >
Declaración de Jorge González
img
Juan Cano | 20-10-2006 | 14:25| 0

Esta declaración ante los juzgados de Marbella dio lugar a la investigación policial que desencadenó la operación Malaya.
http://canales.diariosur.es/fijas/multimedia/jorgeg.pdf

Ver Post >
EL ENEMIGO EN CASA por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 20-10-2006 | 11:48| 0

Dos de las múltiples noticias que el ‘caso Malaya’ ofreció durante la última semana son para poner los pelos de punta. Se trata posiblemente una prueba palpable de que los vecinos de Marbella han estado indefensos frente a quien más tenían que defenderlos, y quienes, además, cobraban para hacer exactamente lo contrario de lo que hacían.
El levantamiento del secreto de otros nueve tomos del sumario ha permitido acceder a la declaración de las dos asesoras jurídicas de Juan Antonio Roca que, por lo que se deduce del contenido de las actas, fueron quienes dieron al juez los datos clave para conocer cómo funcionaba la trama. Dos personas que se encontraban entre las sospechosas al inicio de la investigación y que pasaron a ser testigos principales.
Una de estas testigos, la ex responsable de los servicios jurídicos de Urbanismo, explicó a la policía cómo fue el proceso que siguió Roca al construir una argucia ilegal en la que encontraran amparo las licencias irregulares de obra que se concedían desde el Ayuntamiento. El objetivo del presunto cerebro de la red, según este relato, era modificar el criterio de silencio administrativo de la Junta de Andalucía en relación con el Plan General para que éste jugara a favor, y no en contra, de la concesión de las licencias. Roca no encontró al principio amparo en ninguno de los muchos abogados a los que pagaba. Pero finalmente convenció a uno: el secretario del Ayuntamiento. El teórico garante de la legalidad en el Ayuntamiento jugó el papel exactamente opuesto al que quienes en realidad le soportaban su sueldo, los vecinos de Marbella, hubiesen esperado de él.
La segunda noticia no es menos inquietante. En el marco de la investigación de la supuesta trama que se apropiaba ilegítimamente de los vehículos retirados de la vía pública, el juez del caso ha imputado a cuatro personas. Dos de ellas, a las que se acusa de estafa, falsedad y tráfico de influencias, son policías locales. Y no precisamente agentes rasos. Que dos subinspectores puedan tener grave responsabilidad en estos presuntos delitos pone de relieve en manos de quiénes han estado los marbellíes durante demasiados años.

Ver Post >
LOS SECRETOS DEL SUMARIO por Juan Cano
img
Juan Cano | 17-10-2006 | 11:38| 0

Malaya vuelve a ser noticia, aunque lo cierto es que nunca dejó de serlo. El juez Torres ha levantado de nuevo el secreto para una parte de las actuaciones, lo que ha permitido ahondar un poco más en los entresijos de un Ayuntamiento instalado en el ojo del huracán. El pozo no parece tener fondo. Los 3.350 folios de esta parte del sumario (tomos XVI a XXIV) no llegan al 20% de lo instruido hasta el momento, ya que a estas alturas todavía queda un 60% bajo secreto. Ya se ha hablado de las escuchas telefónicas, el poder fáctico de Roca, los tejemanejes de los ediles, la famosa grúa (que más que coches ha encadenado policías locales), la concesión de los autobuses, los convenios irregulares, los promotores, el urbanismo escandaloso de Marbella… ¿Qué más se puede hacer en un Consistorio a espaldas de la ley? Pues tranquilos. Aún hay más. Por ciento, de la lectura de esta parte me ha sorprendido mucho que las dos abogadas que trabajaron con Roca, que juntas parecían ser su mano derecha en la sede de Urbanismo, hayan desvelado sus trapos sucios ante la policía.

Ver Post >
LA CONSTITUCIÓN COMO COARTADA por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 15-10-2006 | 18:24| 0

Lo afirmó Juan Antonio Roca en su declaración del pasado viernes 6 de noviembre: el modelo sobre el que se sustentaron los convenios urbanísticos que durante los últimos 15 años se firmaron en el Ayuntamiento de Marbella estuvieron amparados en «una interpretación legislativa extensiva del artículo 47 de la Constitución». Más allá de que Roca atribuyó la autoría intelectual de todos los convenios al ex asesor jurídico de Gil, José Luis Sierra, y de que éste respondió que no deja de ser una tontería responsabilizarle a él cuando lo que hicieron Roca y compañia fue copiar cientos y quizás miles de veces un único convenio redactado en los albores del gilismo, resulta interesante recordar qué dice el artículo 47 de la Constitución.
«Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusivalías que genere la acción urbanística de los entes públicos».
Si alguien encuentra en algún rincón de este artículo alguna frase en la que pueda ampararse lo que ha sucedido en Marbella en los últimos años, por favor que deje constancia.

Ver Post >
MALAYA SE QUEDA EN MARBELLA por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 08-10-2006 | 20:38| 0

No habrá inhibición. El juez Miguel Ángel Torres ha rechazado una cuestión de competencias planteada por la defensa de dos de los empresarios imputados y seguirá instruyendo la causa. El caso Malaya continuará en los juzgados de Marbella y no irá a la Audiencia Nacional. Al menos de momento. ¿Qué supone esto? Si nos atenemos a los antecedentes, que la causa seguirá relativamente rápido y que no emprenderá el camino del ‘caso saqueo’, que también tuvo al Ayuntamiento de Marbella como principal víctima y permanece empantanado en la Audiencia Nacional desde hace más de seis años.  Cuando es lenta, ya se sabe, la justicia es menos justa.

Ver Post >
CUENTAS BLOQUEADAS por Héctor Barbotta
img
Juan Cano | 02-10-2006 | 19:21| 0

¿Dónde ha ido a parar todo lo robado? ¿Es posible recuperarlo?
La expresión tópica es la de ríos de tinta, pero habría que sumarle las horas y horas de televisión dedicadas a los aspectos más superficiales del ‘caso Malaya’. Muchas veces, como dice Mafalda, lo urgente no deja tiempo para lo importante.
Lo urgente es quién va para Alhaurín, a quién le toca salir de la cárcel. Y para algunos, demasiados, programas de televisión, si los presos recibirán visitas, si juegan al dominó, si sirven café o se afeitaron el bigote.
Pero para quien vive la realidad cotidiana en Marbella hay algo más fundamental que las noticias más importantes y por supuesto que las inconsistentes tonterías rosas ¿Dónde está el dinero? ¿Se lo podrá recuperar?
El bloqueo de las cuentas bancarias de más de 130 personas y sociedades permite albergar aunque sea una leve esperanza de que los implicados, o por lo menos algunos de ellos, no se irán de rositas.
Hay quien dice en Marbella que aún con lo que ha caído, Jesús Gil volvería a ganar las elecciones si reapareciera en el mundo de los vivos. Quizás por eso no conviene olvidar que en su condición de inspirador de lo que vino después, adoctrinaba con un máxima a quienes aspiraban a serle útil y no estaban seguros de poner la firma al pie de los convenios: «De la cárcel se sale, de la miseria no».
Estaría bien que los sinvergüenzas pasaran algunos años a la sombra. Pero aún mejor sería que sus cuentas bancarias volvieran a la situación en la que estaban antes de que se esquilmara el Ayuntamiento, las zonas verdes, los bosques, el litoral y la reputación de Marbella.

Ver Post >
Sobre el autor Héctor Barbotta
Licenciado en Periodismo por la UMA Máster en Comunicación Política y Empresarial Delegado de SUR en Marbella