Diario Sur
img
Sergio Sánchez Cano: Subliminal
img
Pedrortega | 13-03-2017 | 14:05

Sergio Manuel Sánchez Cano

Director, guionista y productor malagueño. Ha realizado más de una treintena de producciones incluyendo cortometrajes, documentales, spots y videoclips. Su trabajo ha sido galardonado, entre otros, con el prestigioso premio RTVA a la Creación Audiovisual Andaluza. Fundador del sello Cortocreando, integrado por más de quinientos profesionales, además colabora como técnico en multitud de proyectos de conocidos realizadores. Destacar su formación multidisciplinar, que le permite abordar producciones desde una perspectiva global, compaginando tareas puramente creativas con otras más técnicas.

Filmografía

Subliminal (corto, 2016), Películas (corto, 2015), Eres un fenómeno (corto, 2015), Abre la caja (corto, 2014), Fuerza Bruta (corto, 2013), Yo lo que quiero… (corto, 2013), Tanatría (corto, 2012), Inquietos (corto, 2011), Butacas (corto, 2010), Sordina (corto, 2009)

Sinopsis

Jorge cree ver algo moviéndose cerca del parque infantil. Aunque allí no parece haber nadie, pronto descubrirá la realidad que se oculta ante sus ojos.

 

 

¿Cómo nace el proyecto?

El proyecto surge como reflexión sobre los mecanismos del miedo. Siempre me he preguntado por qué la gente tiene miedo de aquello que no ve, o de lo que cree ver aunque solo sea por un instante. Usar imagenes subliminales resultó ser la mejor forma de transmitirlo.

 

Ya conocemos la sinopsis, pero ¿sobre qué trata?

Resumiendo mucho, trataría sobre cómo uno de los personajes se ve atrapado en un juego infantil muy popular y creo que no debería contar mucho más. Es difícil hablar sobre el corto sin desvelar nada.

 

 

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

El género fantástico es sin duda mi preferido, te permite experimentar y tocar muchos temas diferentes. Este tipo de historias, sencillas y directas son las que me empujaron a realizar cortometrajes. Contar mucho con muy poco.

 

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

El corto es autoproducido, hecho con nuestros propios medios y con la colaboración de un equipo de gente muy entregada.

 

¿Y cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Encontrar el reparto adecuado fue lo que llevó más tiempo. Por otro lado la localización cambió en muchas ocasiones y hasta el último momento no dimos con la adecuada. Aunque el auténtico reto fue planificar, grabar el corto, editarlo y estrenarlo en pantalla grande, todo en menos de una semana.

 

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

Como he dicho anteriormente, el hecho de poder realizar el corto con nuestros propios medios hizo que no fuera necesaria la búsqueda de financiación externa. Esto sólo puedes permitirtelo en proyectos así de pequeños donde prima la idea y no el despliegue de medios.

 

 

Preséntanos a los actores.

Ahora mismo no podría imaginar el corto sin Agustín Cascón ni Beatriz Sánchez. Para Agustín fue la primera experiencia haciendo un corto, aunque ya había estado delante de las cámaras en otro tipo de trabajos. Le puso mucha ilusión y eso se nota, al igual que Beatriz Sánchez, una jovencísima actriz con mucho futuro por delante.

 

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Aunque tengo la “mala” costumbre de acaparar casi todas las funciones durante el rodaje (dirección, cámara, sonido, producción…), conté con la colaboración de un equipo muy reducido de gente dispuestos a ayudar en lo que hiciera falta: Rodrigo Román, Miguel A. Almanza, José Felipe Calle y Jon Rivero. Como toda grabación en exteriores las mejores anécdotas están relacionadas con gente que no debería aparecer en plano. En este caso fue muy complicado simular que en aquel parque solo estaba el protagonista.

 

 

¿Cómo se ha llevado a cabo la postproducción? ¿Cuál ha sido la pieza clave de esa fase?

Dónde y cómo introducir las imágenes subliminales que aparecen en el corto fue uno de los grandes retos a la hora de realizar la postproducción. Hacer que el público percibiera que hay algo en pantalla pero sin mostrar demasiado.

 

Háblanos de la banda sonora.

La banda sonora se realizó a partir de la mezcla de varios efectos de sonido, compuestos por acordes de diversos instrumentos, sintetizadores y mucha percusión. Con el caos resultante se intenta transmitir al espectador el desconcierto del protagonista ante una situaciń tan atípica. Hay otros momentos sin música, donde prima el sonido ambiente del parque que también son importantes para transmitir la sensación de aislamiento y soledad.

 

Ahora que ya puedes ver el cortometraje terminado, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Es difícil ver tu propia obra como espectador, aunque si tuviera que destacar algo sería la ambientación, sobre todo sabiendo que está grabado en exteriores, de noche y con luz natural.

 

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

De lo que me siento más orgulloso es de haber conseguido crear una situación tan extraña en tan poco tiempo y resolverla de tal modo que cualquiera pueda entenderla claramente.

 

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que vea el cortometraje?

Lo recomendaría a todo el que tenga un par de minutos y quiera ver algo original y diferente.

 

 

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Málaga de Cine Español?

Alegría y agradecido por tener la oportunidad de compartir nuestro trabajo en pantalla grande y en nuestra ciudad. Además en mi caso supone una grata sorpresa al tratarse de la primera selección en este festival después de casi diez años presentando trabajos.

 

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Si.

 

¿Qué nos puedes contar sobre su distribución?

El corto acaba de comenzar su recorrido por festivales y está teniendo muy buena aceptación tanto dentro como fuera de España. En un principio la intención era compartirlo directamente por internet, y ya está, de hecho estaba pensado para eso. Pero las reacciones tan positivas que tuvo en las primeras proyecciones en pantalla grande hicieron que me planteara moverlo por cauces más tradicionales. Esto ha dado pié a que mucha gente se interese por nuestro trabajo y que en el corto plazo anuncie algunas sorpresas inesperadas que todavía no puedo desvelar.

 

¿Qué opinas del panorama actual del cortometraje en España?

Creo que pese a todas las dificultades que existen tanto a nivel de financiación como distribución, se están produciendo muchos cortometrajes y de gran calidad. Lo que más he notado estos últimos años es la profesionalización del sector. En estos momentos casi nadie se plantea grabar un cortometraje sin un mínimo de presupuesto ni medios cinematográficos. Esta corriente nos arrastra a todos, incluyendo a los que empezamos en este arte por afición, de tal forma que grabar cualquier cosa por sencilla y pequeña que sea conlleva un gran desembolso monetario y un lío burocrático considerable. Y todo esto sin recibir contraprestación alguna, porque grabar cortometrajes no da dinero (a menos que recibas algún tipo de ayuda o ganes un festival, que es tan difícil como que te toque la lotería) pero si cuesta y mucho. La gran complejidad, el presupuesto, los medios y el tiempo que requiere hacer cine es a lo que debe enfrentarse cualquier realizador audiovisual en la actualidad.

 

Sobre el autor Pedrortega
Una mirada independiente sobre el cine más artesanal.