Diario Sur
img
Alejandro Portaz: Epidemia
img
Pedrortega | 14-03-2017 | 19:31

 

Alejandro Portaz

Licenciado en Bellas Artes. Ha creado marcas y dirigido proyectos de entidad corporativa. Director de cortometrajes desde 2004 en Ochovideos Producciones, Diseño de Producción y Maquillaje FX’

Filmografía

Epidemia (corto, 2017), Convergentes (corto, 2011), Phobos (2007)

Sinopsis

Cuando una estudiante en el extranjero vuelve para pasar las navidades de 1994, descubre que algo inquietante ha ocurrido en su ausencia.

 

 

Ya conocemos la sinopsis, pero ¿sobre qué trata?

Sobre un hecho real ocurrido en 1994 y que afectó a toda la población española, como una epidemia.

 

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Poder jugar con los géneros y la identificación con una historia que casi la totalidad de la población de nuestra generación conoce. Además su guión, escrito por Javier González, tiene la sutileza que a mi me gusta a la hora de dirigir.

 

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

‘Epidemia’ tiene una financiación privada y otra parte importante de mecenazgo. En esta ocasión no hemos recibido ninguna ayuda institucional.

 

 

¿Y cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

En cuanto a la forma, conseguir mostrar de poco a poco la esencia del guión, elegir bien el punto de vista, las reacciones de sus protagonistas, la información dosificada…

En cuanto a la producción, lo más complicado fue trabajar con un presupuesto 5 veces inferior al necesario. 

 

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

Como te he comentado, podría ser así: 50% financiación propia y 50% financiación de mecenas. De lo que es nuestra parte tengo que hablar de Ochovideos (www.ochovideos.com), que es mi productora y Titaina, que es la firma de Javier. La Antena Films colabora también, como en anteriores ocasiones.

 

Preséntanos a los actores.

Maria Alegre Silva es una joven y muy muy prometedora actriz valenciana que ahora se encuentra en Inglaterra ampliando sus estudios. Es una de las protagonistas de ‘La Ropavejera’, cortometraje de género dirigido por Nacho Ruipérez. Marta Belenguer hace de la madre de Marina, es otra gran actriz valenciana, con una trayectoria televisiva considerable, teatro y varias películas. Ha hecho mucha televisión en la Comunitat Valenciana y Madrid y es un referente para nosotros. Javier González (guionista) es el padre de la protagonista, es actor, formador e improvisador afincado en Valencia. Juntos trabajamos en Guerrilla Impro, una compañía de improvisación teatral. Mateo González interpreta al pequeño de la casa, es su debut como actor en un cortometraje -se estrenó en un mediometraje rodado por niños en Benimaclet – y ya tiene rodados algunos vídeos como director con solo 11 años. Iván Granell sale de la escuela Teatro Escalante y nos convenció sin problemas gracias a sus vídeos-yotuber. Y María Dolores Santamaría es la abuelita con la que siempre contamos para todos nuestros proyectos. Es actriz y baila claqué.

 

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Os tendría que hablar de la Fotografía, que ha dirigido Lucía Forner Segarra y ha operado Edu Canet. En Sonido hemos tenido a Fabio Maiorano. El Arte lo ha hecho TOTO, un artista multidisciplinar italiano que vive en Valencia y lleva el festival Confusion. Tuvimos un estupendo vestuario gracias a Ana Llorca y una peluquería de ‘época’ de manos y tijeras de Paloma Barba. Alicia Tomás fue la jefa de Producción.

 

 

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

La anécdota con la que me quedo es la del día que tuvimos que recrear Londres para un plano exterior (el que abre la película). Ya es raro que se nuble en Valencia y mucho más que llueva día sí y día no. Y además en Mayo. Pero aquella mañana amaneció lloviendo, no pudimos tener más suerte, ya estábamos preparados con la manguera por si acaso.

 

¿Cómo se ha llevado a cabo la postproducción? ¿Cuál ha sido la pieza clave de esa fase?

Sobre todo el sonido. Era muy importante crear la atmósfera sin casi palabras ni música. Fabio ha mezclado brillantemente el material que teníamos.

El montaje lo hice yo. Hubiera deseado algunos efectos, pero por presupuesto no puedo ser. Aun así lo que cuenta es la historia. Así que menos es más.

 

Háblanos de la banda sonora.

Sonido, ambiente y nada de música.

 

Ahora que ya puedes ver el cortometraje terminado, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta? 

Que se entiende, que tiene ritmo y que funciona su lenguaje. Además de que hay un trabajo de interpretación sobresaliente.

 

 

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

Sobretodo del equipo, estoy muy contento de que se llevaran tan bien, se compenetraran como tocaba y por encima de todo, que lo pasáramos tan bien, fue muy divertido. Estoy satisfecho de haber podido economizar procesos de rodaje. Tuve que reconstruir el lenguaje narrativo sobre la marcha, porque no teníamos tiempo de rodar determinados planos.

 

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que vea el cortometraje?

Que no se espera lo que va a ocurrir. Y que cuando lo descubra: sí, así fue.

 

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Málaga de Cine Español?

La mayor alegría. Es nuestro estreno desde que ha comenzado la distribución y Málaga era uno de los primeros retos.

 

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Por supuesto. También creo que hay que saber dirigir ese esfuerzo hacia lo que merece la pena o tendrá visibilidad, tanto en lo técnico, como en el guión como en las intenciones. Si crees en el equipo, les cuidas (nos cuidamos), comen bien y les das un buen proyecto, saldrá algo muy bueno. Y el esfuerzo se recompensará.

 

¿Qué nos puedes contar sobre de su distribución?

Estamos trabajando con Some Like It Short, una distribuidora valenciana con bastante trayectoria y selecciones. Tenemos mucha ilusión de que funcione el corto durante el año que queda.

 

 

¿Qué opinas del panorama actual del cortometraje en España?

Pues es un poco el mismo desde hace ya tiempo: se sigue rodando a nivel profesional y amateur. Hoy en día hay plataformas que permiten que las películas tengan visibilidad y festivales más pequeños a los que es más fácil acceder. Se produce mucho y hay un material excelente en general en España. 

Lo ideal sería que el cortometraje (incluso el mediometraje) tuviera la importancia que tiene el largometraje, para poder volver a programarse en salas, disponer de la financiación necesaria como para pagar a todos y para que el público descubra que hay tantas buenas historias en películas de 9 minutos, de 40 y de 90. Si las historias buenas duran lo que tienen que durar, ¿por qué siguen sin tener las mismas oportunidades los cortometrajes?

 

Sobre el autor Pedrortega
Una mirada independiente sobre el cine más artesanal.