Diario Sur
img
Alejandro Marín: Laborable
img
Pedrortega | 22-03-2017 | 18:50

Alejandro Marín

Málaga, 1993. En 2013 abandona la carrera de Arquitectura y marcha a Barcelona para comenzar sus estudios de cine en la ESCAC, donde actualmente cursa el cuarto y último año del Grado en Cine y Medios Audiovisuales, en la especialidad de Dirección. Después de dirigir algunas piezas audiovisuales como aficionado antes de entrar en la escuela, desarrolla y dirige diferentes cortometrajes como estudiante entre los que destacan Esto nos separa (2015), seleccionado en el programa CortoEspaña 2016 y finalista en el Festival de Cine de Santander.

Filmografía

Laborable (corto, 2016), Esto nos separa (corto, 2015)

Sinopsis

Miguel espera a su padre, pero éste no aparece. Andrea pierde el último tren que le iba a llevar a casa. Ambos coinciden en la estación y encuentran en el otro la compañía que necesitaban para esa noche en concreto.

 

 

¿Cómo nace el proyecto?

“Laborable” nace como un trabajo de la asignatura de Prácticas de tercer curso de la ESCAC (Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña), en la que actualmente sigo estudiando el cuarto y último año. En tercero, la escuela nos proporcionaba material de rodaje aproximadamente una vez al mes y los alumnos nos organizábamos en equipos para ir desarrollando diferentes cortometrajes a lo largo del curso. Cuando me llegó el turno de dirigir, me acordé de ésta idea que llevaba rondándome por la cabeza un tiempo y me puse a escribirla.

 

Ya conocemos la sinopsis, pero ¿sobre qué trata?

Siempre me han interesado mucho este tipo de vínculos “efímeros” que se crean entre personas que casi se ven obligadas a compartir un momento de su vida por casualidad. Me gustaba la idea de mostrar la confianza que puede nacer entre dos desconocidos que en su día a día probablemente jamás se hubiesen parado a conocerse y como a veces es más fácil apoyarte o abrirte a una persona que no conoces de nada, antes que a alguien que conoces de toda la vida.

 

 

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Aspiro a hacer el cine que más me interesa como espectador, pequeñas historias cotidianas en las que acompañamos a uno o dos personajes en un momento determinado, a primera vista anecdótico, pero que implica un ligero cambio en sus vidas. Teníamos algo más de un mes para desarrollar el cortometraje y vi que era una idea que además de interesarme, era factible de construir en poco tiempo y asequible para los medios con los que contábamos.

 

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

Para desarrollar el cortometraje fue esencial el trabajo previo con el profesor de la asignatura, Josecho de Linares, el apoyo y confianza del equipo de rodaje y el compartir previamente el guión con mis amigos, compañeros y familia, para recibir consejos y críticas que me ayudaran a seguir trabajándolo. A nivel económico, únicamente contamos con lo que aportamos los miembros del equipo y con la cesión del material de rodaje de la escuela.

 

¿Y cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

El principal reto fue cumplir los plazos y levantar un proyecto con poco tiempo de antelación. La escuela nos asignaba un fin de semana para rodar y teníamos que tenerlo todo organizado para esos días. En poco más de un mes escribimos el guión, organizamos casting, localizamos…

 

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película

Teniendo en cuenta que la escuela nos proporcionaba el material de rodaje (equipo de cámara, iluminación y sonido) y que al ser una práctica de la universidad nadie cobró por su trabajo, el presupuesto que teníamos era únicamente destinado a transporte y mantenimiento durante el rodaje, lo pusimos entre todos los miembros del equipo y no superó los 200 euros.

 

 

Preséntanos a los actores.

Arge (Toujours Argerich) es amigo mío desde hace unos años. Nos conocimos para el rodaje de un videoclip de su grupo de música, yo dirigía y él era el cantante. Arge prácticamente nunca había actuado, pero en segundo curso le pedí que apareciera en una práctica de la escuela y a partir de ahí acabó protagonizando mis dos últimos cortometrajes, de hecho el personaje de Miguel en “Laborable” lo escribí pensando en él directamente.

Para el personaje de Andrea sí hicimos casting, y es cuando conocí a Lili (Liliana Pérez). Arge vino a ayudar al casting para hacer las réplicas y me gustó mucho la química que se creó entre ellos.

Para el resto de personajes secundarios sí contacté directamente con los actores (Aniez, Francesc Vila, Alicia Verdés y Eduardo Suárez) tras haber visto alguno de sus trabajos y les pedí si querían colaborar en el proyecto.

 

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Como explicaba al principio, el equipo de rodaje era el mismo que en el resto de cortometrajes que hicimos durante el curso. Además de ya ser amigos entre nosotros, habíamos rodado mucho todos juntos y la comunicación era muy fluida, por lo que fue muy fácil disfrutar el rodaje y pasárnoslo bien a la vez que trabajábamos.

El equipo está formado por Andreu Ortoll (director de fotografía), Alba Urgell (dirección artística y vestuario), Claudi Dosta (dirección de sonido), Bernat de Ferrer (montaje), Greta Díaz (producción), Carlos Villafaina (ayudante de dirección) y Gemma Bistrussu (maquillaje y peluquería). El sonido directo lo realizó Lluís Margarit junto a Oriol Milan y Alba Salmerón, y también contamos con la ayuda de Andrea Mezquida como ayudante de cámara, Daria Molteni en producción, Celia Giraldo en casting y Agustín Elizalde como script. Prácticamente todos somos alumnos de la ESCAC (excepto maquillaje y script), y tenemos entre 21 y 25 años.

 

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Pues la principal anécdota quizás es que estuvimos a punto de cancelar el rodaje el día de antes, porque al taxista que teníamos apalabrado le salió un trabajo remunerado y nos dijo que no podría colaborar, y también había algún tipo de problema con los permisos de la estación de metro. Pero gracias a Greta y Carlos conseguimos reorganizar todo el plan de rodaje, darnos margen para conseguir solucionar esos problemas y llevarlo a cabo.

 

 

¿Cómo se ha llevado a cabo la postproducción? ¿Cuál ha sido la pieza clave de esa fase?

Del montaje se encargó Bernat de Ferrer y hubo varias versiones previas a la definitiva, que a su vez íbamos mostrando en clase para corregirlas con el profesor y el resto de compañeros. Por otro lado, la postproducción de sonido y color se realizaron en las salas habilitadas en la escuela y fue un proceso bastante “express” porque teníamos que llegar a final de curso para que nos evaluaran el cortometraje como práctica.

Háblanos de la banda sonora.

La única canción incluida en el cortometraje es “Luz artificial” de Nacho Umbert. Soy muy dado a “obsesionarme” con canciones, escuchándolas una y otra vez hasta cansarme, y durante el proceso de escritura, fue una canción que tuve muy presente y quise incluirla al final como una especie de homenaje. Cuando terminamos el corto, nos pusimos en contacto con Nacho y su productora Fina Estampa, y nos dejaron incluirla de forma altruista, lo que vuelvo a agradecerles desde aquí.

 

Ahora que ya puedes ver el cortometraje terminado, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Me cuesta mucho ver el cortometraje como “espectador” ya que me es inevitable no fijarme en las cosas que mejoraría o que me gustaría haber hecho de otra forma. Aunque lo estrenamos ahora, hace casi un año que lo rodamos y en este tiempo hemos aprendido muchas cosas que nos da rabia no haber aplicado en el corto. De todas formas, estamos contentísimos con el resultado, sabemos que nos queda mucho por aprender pero es un privilegio poder empezar a enseñar ante tanta gente las cosas que hacemos.

 

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

De lo que más satisfecho me siento es de la química y la naturalidad que se creó entre los actores, que sobretodo vino dada por la forma en la que trabajamos con ellos el guión. Yo escribí una escaleta de escenas sin diálogos y a partir de ahí empezamos a ensayar, improvisando las secuencias que había escrito. Ensayábamos en mi casa o caminando por la calle, y grabábamos cada una de las improvisaciones que hacíamos, que a su vez yo iba redirigiendo, para encontrar el tipo de escena que necesitaba en cada momento. Una vez ensayadas todas las escenas, transcribí los diálogos que ellos con sus propias palabras habían desarrollado, y ya hicimos un último ensayo con guión en mano.

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que vea el cortometraje?

Que no tenga expectativas de encontrarse con una trama muy compleja o rebuscada, sino que se deje llevar por los personajes y comparta con ellos el pequeño viaje que hacen juntos.

 

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Málaga de Cine Español?

Es un privilegio estar en un festival tan importante dentro del panorama español e iberoamericano, se trata de nuestra primera selección con el cortometraje y además no estamos nada acostumbrados a ver en pantalla grande las prácticas que hacemos en la escuela. A esto se suma que yo soy de Málaga y me hace especial ilusión bajar a estrenar un trabajo aquí.

 

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Supongo que es pronto para decir si me merece la pena o no, ya que de momento ni he terminado los estudios, pero de momento no puedo estar más contento de haberme decidido a cambiarme de carrera e intentar dedicarme a lo que realmente me gusta.

 

¿Qué nos puedes contar sobre de su distribución?

La única experiencia que tenía de distribución había sido con el anterior cortometraje que hice en segundo, y que yo mismo envié a algunos festivales a través de plataformas online. Para éste quise probar suerte de forma más “profesional”, y al descubrir Jóvenes Realizadores, una distribuidora de Málaga, no dudé en contactar con ellos y accedieron encantados a distribuir el corto.

No sabíamos muy bien cómo iba a funcionar el cortometraje, pero de momento también nos lo han cogido en el Festival Itinerante CortoEspaña 2017. Esto implica que se proyectará durante un año por municipios de toda España y estamos muy ilusionados de que nuestro trabajo vaya a llegar a tanta gente.

 

Sobre el autor Pedrortega
Una mirada independiente sobre el cine más artesanal.