img
Javier Marco: El vestido
img
Pedrortega | 23-03-2017 | 17:54

Javier Marco

Es Ingeniero de Telecomunicación con un postgrado en Dirección de Cine y Realización de TV. Ha realizado videoclips, publicidad, y cortometrajes como “El vestido”, “Ella”, “Classmate”, “Casitas”, “Voluntario”, “Tú o yo”, “3 minutos” y “La soledad de la luna”. Ha obtenido más de 150 premios en festivales nacionales e internacionales como Festival de cine de Nueva York (EEUU), Social World Film Festival (Italia), Festival Iberoamericano FIBABC, Almería en Corto, Purbeck Film Festival (UK), Manchester Film Festival (UK), Festicine Pehuajó (Argentina), RNE and Notodofilmfest entre otros.

Página web oficial: www.javiermarco.com

Sinopsis

Cada día, de camino al trabajo, la madre de Sara ve un vestido en en escaparate.

 

 

¿Cómo nace el proyecto?

Belén Sánchez-Arévalo me contó hace ya algunos años la idea de “El vestido”. Llevábamos un tiempo haciendo comedias y nos atraía la idea de cambiar de género radicalmente. El proyecto se quedó parado durante unos años debido a la complejidad de rodar en una de las localizaciones principales, el tanatorio. Pero todo tiene su momento y éste llegó cuando tenía que ser, cuando nos sentíamos más preparados técnica y emocionalmente para llevarlo a cabo.

 

Ya conocemos la sinopsis, pero ¿sobre qué trata?

Trata de la perdida de una madre, pero también de la impotencia que produce el ver cómo el dinero forma parte de nuestra realidad hasta tal punto que condiciona que se puedan cumplir o no algunos de nuestros sueños. Por eso cuando llega la última oportunidad de cumplir uno de los deseos de su madre, Sara no duda en hacer lo que hace para conseguirlo.

 

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Tenía muchas ganas de dirigir algo totalmente diferente a lo anterior, algo que me permitiera lograr un cine sobrio y que lograra crear en el espectador un parón de diez minutos mientras lo está viendo. Un silencio.

 

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

El principal y gracias al cual pudimos llevar a cabo este proyecto es el equipo de personas que se animaron a participar en “El vestido”. Actores, equipo técnico, fue una gran suerte contar con todos ellos. Y por supuesto pudimos financiarlo porqué ganamos el certamen de proyectos de Cortometrajes Villa de Coslada. Con ese premio, y con toda la ayuda que nos prestaron desde la ciudad de Coslada, pudimos completar el proyecto.

 

¿Y cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Uno de los principales problemas era conseguir las localizaciones. No es fácil que te permitan rodar en un tanatorio y te dejen acceder a todas sus instalaciones; o que te presten una casa para que la cambies por completo y la llenes de aparatos. Tuvimos la enorme suerte de cruzarnos con un grupo de personas estupendas que nos dieron todo tipo defacilidades.

 

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

El cortometraje lo financiamos gracias a este premio sobre proyecto que mencionamos anteriormente.

 

Preséntanos a los actores.

La protagonista de nuestra historia es Olivia Delcán, y no podemos estar más contentos con cómo encarna al personaje de Sara, como se mete en el papel. Con la mirada, y con la interpretación contenida que le pedí, consigue crear la emoción sin adornos que necesitaba el cortometraje.

Como su padre contamos con Mauro Muñiz de Urquiza, un gran actor conocido principalmente en el mundo de la comedia que tiene unos registros en drama increíbles. Hemos trabajado en varios cortometrajes con él. Simplemente nos encanta.

Una gran suerte fue contar con Sonia Almarcha para el papel de la dependienta de la tienda. Era un pequeño papel que necesitaba de las tablas que tiene ella para hacerlo tan creíble, tan real. Fue genial para nosotros que quisiera formar parte del proyecto porque este personaje es fundamental en la historia.

Y por supuesto tuvimos la suerte de contar con muchísimos actores que nos prestaron su tiempo, entre otros Carmen Navarro, con la que ya hemos trabajado anteriormente en otros cortometrajes, para encarnar el papel de la madre. Necesitábamos un rostro que lograra darle fuerza, emotividad y realismo. La confianza con ella nos llevó a pedirle a una gran actriz un papel estábamos seguros no querría hacer, pero ella es increíble y siempre está dispuesta a colaborar, incluso aunque tenga que estar dentro de un ataúd.

 

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Ha sido el cortometraje que hemos contado con más equipo técnico hasta ahora. Con Julio César Tortuero como director de fotografía, y Christopher Slaski en la banda sonora, ya habíamos trabajado anteriormente. Y luego tuvimos mucha suerte trabajar con Clara Alonso y María Angulo en el sonido, con Juan Luis Moreno Somé como script, con Silvia Gil como maquilladora y peluquera y con el resto de equipo. En los siguientes cortometrajes seguiré contando con ellos, si es posible por disponibilidad.

 

 

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Un rodaje que en su mayor parte se desarrolla en un tanatorio da para muchas anécdotas. Teníamos respeto por rodar sabiendo que tendríamos familiares de difuntos pasando un mal momento en otras salas contiguas a la nuestra. Era algo que teníamos asumido, un rodaje totalmente serio y con el máximo silencio. Pero durante todo el fin de semana nadie se veló en el tanatorio, algo fuera de lo común según los funcionarios del mismo. Fue increíble porque el rodaje de esta manera fue más cómodo y alegre para todo el equipo.

 

¿Cómo se ha llevado a cabo la postproducción? ¿Cuál ha sido la pieza clave de esa fase?

En los cortos anteriores, siempre he sido el único montador de los cortos, pero esta vez, quería trabajar junto a otro montador,

ya que creo que puedes perder perspectiva. Ha sido gratificante trabajar junto a Javi. G. Pereiro ya que siempre discutíamos cada plano, cada fotograma y he de decir que hemos estado de acuerdo en casi todas las decisiones a tomar. Y luego tuvimos la suerte de contar con la gran profesionalidad de María Angulo en la posproducción de sonido y con Eduardo Valdera en el etalonaje.

 

Háblanos de la banda sonora.

Desde que leí el guion, sabía que no quería utilizar música y así potenciar más los momentos de silencio. Sólo utilizamos dos piezas musicales de Christopher Slaski, con el que ya había trabajado anteriormente, que sonaran diegéticamente en las dos veces que la protagonista visita la tienda de ropa.

 

Ahora que ya puedes ver el cortometraje terminado, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta? 

Me gusta la sobriedad y el respeto con el que hemos tratado este tema. No queríamos adornarlo de esos elementos con los que muchas veces el cine viste a la muerte y a la despedida de una persona. Me gustaba la idea de poner una cámara delante de la protagonista para acompañarla como si estuviera ocurriendo realmente. Creo que gracias al equipo y a los actores tan maravillosos lo hemos conseguido.

 

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

Lo que más satisfecho me ha hecho ha sido ver como hemos podido sacar adelante este proyecto, que ha sido el más complejo que hemos realizado hasta el momento. Me gustan los retos y me gusta crecer con cada proyecto que realizamos.

 

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que vea el cortometraje?

Es un cortometraje duro pero que a la vez considero necesario porque muestra una realidad que muchas personas viven.

 

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Málaga de Cine Español?

Un inicio brutal para nuestro cortometraje ya que fue el primer festival al que mandamos el corto. Al conocer la selección fue una alegría inmensa para todo el equipo. Un cortometraje como el nuestro, con un presupuesto limitado, en competición en uno de los grandes festivales de nuestro país es algo que tiene que celebrarse como se debe.

 

 

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Cada cortometraje es un esfuerzo enorme, me quedo sin voz o me sale alguna cana en cada rodaje,  pero diría que sí, que merece la pena personalmente. Porque siempre al terminar un cortometraje quiero empezar con el siguiente. Hay proyectos que nos funcionan, otros menos, pero siempre me quedo de algo bueno de cada uno de ellos y siento que han merecido la pena.

 

¿Qué nos puedes contar sobre de su distribución?

Empieza su recorrido en el Festival de Málaga y en la sección “La otra mirada” del Festival de Medina del Campo, y esperamos que recorra muchos festivales nacionales e internacionales. Nuestra intención es moverlo mucho para que llegue al mayor número de público posible, que al final es lo que más agradecemos loscortometrajistas.

 

¿Qué opinas del panorama actual del cortometraje en España?

Actualmente vivimos uno de los momentos de oro del cortometraje en España. Siempre hemos tenido buenos cortos en nuestro país, pero es que actualmente se han multiplicado a unos niveles bestiales. La competitividad que hay es beneficiosa para nuestro mundo, porque hace que todos nos esforcemos en sacar proyectos cada vez más cuidados técnica y creativamente.

 

Sobre el autor Pedrortega
Una mirada independiente sobre el cine más artesanal.