Diario Sur
img
Jesús Rivera Soriano: Cachorro
img
Pedrortega | 24-03-2017 | 09:38

Jesús Rivera Soriano

Nacido en Almería en 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Málaga y Diplomado en Dirección por la ECAM. Ha trabajado en teatro, radio, publicidad y cine en diferentes comunidades autónomas. Viendo la vida con un ojo y medio, está en constante búsqueda para mostrar su particular percepción de la realidad.

Sinopsis

Las leonas obligan a sus crías a abandonar la manada al cumplir dos años. Solo los más fuertes logran convertirse en adultos.

 

 

¿Cómo nace el proyecto?

“Cachorro” nace por la necesidad de contar una historia sobre la incomunicación. Tratar la relación más difícil que bajo nuestro punto de vista, y de nuestra generación, existe, la relación entre los padres y los adolescentes.

 

Ya conocemos la sinopsis, pero ¿sobre qué trata?

Es una historia de amor, de odio y de cómo nuestros problemas más personales influyen en nuestros seres queridos. Intentamos acercarnos a la realidad, a un problema actual que sufren muchos adolescentes y tratarlo desde el punto de vista de una madre, una madre, por otro lado, poco convencional.

 

Personalmente, ¿Qué fue lo que te llevó a dirigir esta historia?

Todos hemos sido adolescentes y hemos vivido circunstancias que hemos intentado ocultarles a nuestros padres. En mi caso, me siento muy identificado con el chico, pero ese sentimiento ya lo conocía por lo que me pareció más interesante introducirme en la mente de una madre e intentar descifrar como se sentiría si su hijo tuviese algún problema y lo más importante, como reaccionaria. Al mismo tiempo, me interesaba tratar el absoluto realismo que tenía el guion y buscar los mecanismos más acordes para materializar un texto que requería acercarse a la realidad de una manera más documental. De ahí surge la idea del soporte (16mm) y de la relación de aspecto (1.66:1) que finalmente utilizamos.

 

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

Fórmulas de Financiación. Cachorro es un cortometraje que surge de la ECAM. Está enmarcado dentro del tercer curso como ejercicio final. Por tanto, el principal apoyo financiero es la propia ECAM. En cuanto a otros apoyos, hay que dar gracias a proveedores como Kodak, Cherokee luz o Cinelab que apoyaron el cortometraje ayudándonos a que el resultado final fuese el mejor posible.

 

¿Y cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

La lluvia, fue una odisea. Durante las dos primeras jornadas del rodaje la lluvia asoló Madrid. En un cortometraje donde el 90% eran exteriores ese hecho condicionaba el resultado final. Temíamos que el racord se viera afectado y con él la cronología y verosimilitud del corto. Sin embargo, al final conseguimos rodar todas las escenas y que el corto tuviera coherencia. Es más, esa lluvia es un elemento de puesta en escena que enfatiza el conflicto de los personajes y enriquece el cortometraje.

 

Preséntanos a los actores.

La presentación de los actores es sencilla, sobre todo si hablamos de Cristina Alcázar, actriz reconocida a nivel nacional con importantes papeles en cine (Siete minutos, al final del camino, etc.) y televisión (Física o química, Los quién, Cuéntame, Buscando el norte, etc). Cristina es una actriz que se vuelva absolutamente en el proyecto y se deja moldear y tratar con respecto al personaje que está interpretando. Para mi es una suerte y un honor que se involucrara en el proyecto y pusiese todo de su parte.

A Pedro Tamames lo conocí a través de Cristina, un chico de 18 años (bueno, ya 19) que repite por segundo año consecutivo en el festival (El año pasado con otro corto en sección oficial Take Away de Jorge Cantos). A pesar de su corta edad, me sorprendió mucho la forma que tiene de escuchar al director y de adaptarse a los personajes. Sin duda le espera un gran futuro.

 

 

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Si hay algo que resaltar sobre el equipo, además de su compromiso, es la media de edad de los componentes. Todos y cada uno de ellos son personas que se encuentran por debajo de los 30 años y que a pesar de la situación actual del cine en España siguen luchando por dedicarse a ello. Sara de la Fuente, productora ejecutiva; Óscar Vicentelli, ayudante de dirección; Jorge Sirvent Cámara, director de fotografía; Kyrl Acton, jefe de sonido; Ivonne Navarrete, directora de arte; Juanjo Rodríguez y Marco Barada, Montadores; Almudena Cerezo, vestuario; Naara Cordón, maquillaje y peluquería; entre otros. Todos y cada uno de ellos tiene un compromiso y un amor por el cine que hace que merezca la pena seguir rodando.

 

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Sí, por “suerte” hubo muchas anécdotas. Una que siempre cuento, fue con el director de fotografía. En un plano bastante complicado, ya era la tercera o cuarta toma (en 16 milímetros), después de haber corregido el plano (plano secuencia) en las anteriores tomas, di el “corten” y me fui directo a los actores, lo habían hecho genial, me acerqué a sonido e igual, estaba muy contento. Entonces entré en el coche, donde estaba el director de fotografía y la ayudante y les dije, serio, “No habéis dado ni una”. En ese momento Jorge Sirvent se empezó a reír, obviamente tuvimos que repetir.

 

¿Cómo se ha llevado a cabo la postproducción? ¿Cuál ha sido la pieza clave de esa fase?

La pieza clave es el rodaje en soporte fotoquímico. Una decisión que cambió el rumbo del proyecto. Todos los elementos tanto logísticos como artísticos cambiaron en favor de ese sistema de trabajo que hoy en día no es tan utilizado. Hay que decir que el rodaje en fotoquímico tiene muchas ventajas pero hoy en día puedes corres el riesgo de perder un poco de control sobre tu material. Por lo tanto, el trabajo de preproduccion es vital para adelantarte a posibles problemas.

 

Háblanos de la banda sonora.

Esto fue una decisión sobre la propuesta del proyecto. No habría banda sonora.

 

Ahora que ya puedes ver el cortometraje terminado, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Para mí, el corto cumplió su objetivo en la sala de montaje. Yo, como director, vi el corto y entre en él sin darme cuenta de que lo habíamos realizado nosotros. Esa fue la mayor satisfacción.

 

 

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

Me siento satisfecho con el equipo, tanto técnico como artístico. Era una propuesta radical y complicada de materializar y creo que entre todos conseguimos llegar a un buen resultado. El proceso para llegar a lo que ahora es “Cachorro” es lo que me llena. Los actores estuvieron comprometidos hasta el final y el equipo me apoyó desde el primer momento. Conseguimos hacer un corto donde, creo, se percibe una realidad muy cercana.

 

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que vea el cortometraje?

Director: ¡Qué pregunta más difícil! Lo primero que le diría seria que no se coarten a la hora de ver cortometrajes, que es un género muy interesante y muy difícil de sacar adelate. Los cortos ya no son estrategias para hacer un largo sino un propio género en sí. Con respecto a cachorro, les invito a que se sienten a ver un trozo de vida de unos personajes, no una vida entera. Que se abran a acercarse a Marta y Dani dentro de esta historia que seguro muchos la percibimos como cercana.

Productora: Como espectadora y productora lo que más me gusta es la gestión de la información. Habiendo vivido el proceso de escritura desde el guion al corte final de montaje lo que más me enorgullece es que información está bien gestionada. Desde las frases, las acciones y las intenciones de los personajes.

 

 

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Málaga de Cine Español?

Para todos ha sido una gran noticia, una selección que esperábamos con muchísima ilusión. Hoy en día se hacen muy buenos cortometrajes y es muy difícil ser seleccionado en un festival tan grande. A mí personalmente me hace especial ilusión, soy Almeriense y estudié la carrera en Málaga, he vivido siempre el festival desde la butaca de prensa o de espectador e ir ahora a la sección oficial es muy importante para mí.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Para mí, la respuesta a esa pregunta siempre es sí. Siempre ha sido muy difícil hacer cine, la situación actual no es nueva para nosotros. Son muchas horas y mucho esfuerzo en este caso, para un cortometraje de 12 minutos, pero no cambiaría esta profesión por ninguna, lo que se siente por el cine es amor y de eso no te puedes desprender.

¿Qué nos puedes contar sobre de su distribución?

El proceso de distribución lo está llevando la distribuidora propia de la ECAM, capitaneada por Ismael Martín. Desde el primer momento se han volcado con el cortometraje. Por el momento aún está en una fase muy temprana, pero tanto la selección en Málaga como en Medina del Campo nos hacen tener ilusión y creemos que el corto tendrá un buen recorrido por festivales.

¿Qué opinas del panorama actual del cortometraje en España?

Ahora mismo es difícil predecir el panorama del cortometraje en España. Con las nuevas tecnologías cada vez hay más gente que tiene más cerca la posibilidad de rodar y eso nos facilita en gran medida poder sacar proyectos a delante. Creo que el cortometraje, como género, debe de seguir apoyándose a todos los niveles, pero sobre todo apoyar a la gente joven y a nuevos directores que intenta hacerse camino en la industria.

Entre todos tenemos que luchar por que se consuma más cortometraje, no solo en los festivales sino también en el cine y la televisión. Ya hay plataformas como filmin que tienen un catálogo amplio de cortometrajes al igual que tve que también televisa muchos en algunos de sus programas. Está demostrado que el cortometraje es una fórmula para contar historias y no un proceso para hacer largometrajes, visto está en la misma sección oficial del Festival de Málaga de cine español donde encontramos “Madre” de Rodrigo Sorogoyen, director de cine que no se conforma solo con hacer largometrajes sino que cuando se encuentra una historia en formato corto también ha de ser contada.

 

Sobre el autor Pedrortega
Una mirada independiente sobre el cine más artesanal.