img
Autor: pedrortega
Das Kind, en el Festival de Cine de Fuengirola
img
Pedrortega | 26-05-2014 | 10:53| 0

“Das Kind” es otro de los cortometrajes que forman parte del primer pase de la Sección oficial del Festival de Cine de Fuengirola que se proyectará en multicines Alfil el miércoles 28 de mayo a las 18:00. Se trata del primer proyecto importante que afronta MAD MEDIA FILMS, la productora del Instituto del Cine Madrid. Se trata de un cortometraje de ficción que surgió por iniciativa de un grupo de alumnos y de un profesor, Manu Gómez, quien ha sido Ayudante de Dirección de más de 10 largometrajes.

Es un proyecto de producción compleja y difícil pues la historia transcurre en el siglo XIX, en Austria, y debió contar con actores que interpretaron en alemán. Se rodó con una cámara RED ONE MX,  a 4K, para obtener una muy cuidada fotografía, en blanco y negro, que será una de las señales de identidad de este trabajo.

DAS KIND contó con una fuerte involucración de los alumnos y profesores de las Diplomaturas de Producción, Dirección, Fotografía y Montaje, que supieron resolver los desafíos del proyecto. También fue posible por la colaboración desinteresada de varias empresas que aportaron recursos muy valiosos: Cornejo (Vestuario); Julián Mateos (Atrezzo); EPC (Cámara); Cinetel (Iluminación) y Paulino Alonso (Generadores).

Al frente de los diferentes equipos trabajaron profesores de nuestras Diplomaturas: Pablo Alonso, estuvo a cargo de la Dirección de Arte; Ángel Amorós fue responsable de Fotografía; Salvador Gómez Cuenca fue Director de Producción y Berta Frías, que fue la montadora. El Guión y la Dirección fueron de Manu Gómez.

 

 
¿Cómo nació el corto?

Das kind es un guión que escribo hace cinco años y que finalmente llevamos a cabo por una iniciativa común entre el Instituto de cine de Madrid, donde doy clases ocasionalmente, y yo mismo. El primer proyecto de la productora MAD MEDIA FILMS, productora del instituto

 

¿Sobre qué trata? ¿Podrías adelantarnos una pequeña sinopsis?

Una sala de espera de un hospital de la Austria de finales del siglo XIX alberga la tensa y angustiosa  espera de un padre por conocer el futuro del hijo que está a punto de nacer y que parece no llegar nunca, como si de una cruel  maldición se tratara.

 

Preséntanos al equipo.

Ellen Fitchner y Salvador Gómez Cuenca se encargaron de la producción. Ángel Amorós de la fotografía, Pablo Alonso fue el responsable de la decoración, Cristina Martín lo fue del vestuario y Víctor Taberner fue el ayudante de dirección.  En cuanto al reparto lo encabeza Ben Temple con Frank Feys, Isabel Blanco y Montse Gabriel

 

Rodaje del cortometraje Das kind

Rodaje del cortometraje Das kind

¿Cuáles fueron las principales ayudas a la hora de producirlo?

El cortometraje recibió una subvención de la comunidad de Madrid, pero la principal ayuda fue la profesionalidad, el cariño y el entusiasmo de cada uno de los que trabajaron en el cortometraje

 

¿Cuál fue el principal reto que tuviste que superar para que el corto fuese una realidad?

Sin lugar a dudas el idioma. El cortometraje está rodado en alemán y los actores no lo eran. Unificar un acento concreto (austríaco) fue el reto más complejo.

 

Cuéntanos alguna anécdota del rodaje. Seguro que hay muchas.

Efectivamente hay muchas pero sin lugar a dudas la más curiosa (y macabra) fue rodar con una cigüeña muerta. Fue difícil conseguirla; cuando finalmente nos dieron la noticia de que por fin la teníamos (obvio decir que no intervenimos en el fatídico final del ave)  el rodaje se retraso tres meses por imperiosos motivos; no nos quedo más remedio que congelar al animal.

 

¿Qué significa para vosotros la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

Significa compartir esta pasión por el cine con cortos muy buenos dentro de un marco maravilloso como es vuestro prestigioso festival. Málaga es cine.

 

¿Qué le dirías al espectador para que vea vuestro cortometraje?

El germen del mal es el empuje narrativo para sembrar expectativas y manejar los sentimientos del espectador e invitarle a una reflexión final. Eso pretende ser Das kind.

 

¿Cuáles son tus expectativas con este trabajo?

Como cualquier obra artística que pase por delante de los ojos del mayor número de personas posible.

 

 

¿Qué es lo que más satisfacción te da al ver el resultado final?

Siempre me alucina el caprichoso y apasionante viaje que empieza en la idea y termina en una sala de cine llena de virginales espectadores dispuestos a entrar (o no) en tu historia. Ese recorrido me parece maravilloso

 

¿Sientes que merece la pena hacer cine? ¿Te hace sentir recompensado?

Sin lugar a dudas sí  y  a pesar de lo dificultoso que resulta hacer cine en este país la recompensa de ver realizado tu proyecto es la dosis anímica necesaria para seguir adelante

 

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Sí. Un nuevo cortometraje que se titulará Space Oditty ´y que se encuentra en fase de pre-producción.

 

POSTER Das kind

POSTER Das kind

Ver Post >
Solticio, en el Festival de Cine de Fuengirola
img
Pedrortega | 26-05-2014 | 10:20| 0

Solticio, del director Juan Francisco Viruega, es otro de los cortometrajes que forman parte del primer pase de la Sección oficial del Festival de Cine de Fuengirola, que se proyectará en multicines Alfil el miércoles 28 de mayo a las 18:00.

Juan Francisco Viruega (Almería, 1982) es licenciado en Arquitectura, titulado en Dirección cinematográfica por la ECAM con el Premio de Excelencia 2009 y doctorando en Cine y artes plásticas. Sus tres cortometrajes –‘Estocolmo’ (35mm, 2010), ‘Postales desde la luna’ (35mm, 2012) y ‘Solsticio’ (2013)- han sido seleccionados en más de 200 festivales internacionales –entre ellos Cannes, San Sebastián, Seminci, Hollywood o Seattle-, ganando premios en EEUU, España, Francia, Italia, Inglaterra, Australia, Holanda o Polonia. Ha estado preseleccionado para el Goya y el Oscar, y en 2014 ganó el Premio ASECAN-SGAE al Mejor cortometraje de ficción. Actualmente imparte clases de Dirección en TAI mientras prepara su primer largometraje de ficción.

 

 
¿Cómo nació el corto?

‘SOLSTICIO’ nace principalmente después de ver la versión que hizo Peter Brook de ‘La flauta mágica’ en 2012, de la fascinación que me causa el paisaje de Cabo de Gata (Almería) y de retales de vida de algunas personas que me rodean.

 

¿Sobre qué trata? ¿Podrías adelantarnos una pequeña sinopsis?

El cortometraje se centra en el viaje de regreso que realiza Joana hasta la isla donde nació y creció. Ella ha perdido a su marido, a su hija y a su amante en extrañas circunstancias, e intenta redimir su culpa volviendo al seno familiar y reencontrándose con su padre, a quien siempre ha admirado.

 

Preséntanos al equipo.

Siempre trabajo con el mismo equipo: Pablo Ramos es mi co-productor y ayudante de dirección para todo, un pilar básico en todos mis proyectos; el director de fotografía es Álvaro Martín Blanco, la primera persona que conocí en la ECAM y el único que ha estado presente desde entonces en todos mis proyectos, los dos hemos encontrado un lenguaje común para desarrollar nuestros proyectos, compartimos un mismo criterio artístico y profesional, y eso no es fácil de encontrar; lo mismo ocurre con Fernando Contreras –Director artístico-, Mikel Iribarren – Montaje-, Roberto HG –sonido-, Jesús Martín –maquillaje- o Kiko Medina –Dirección de producción-, que también estuvieron a mi lado en el anterior corto, ‘Postales desde la luna’. Hemos creado una familia de trabajo con la que espero emprender el camino de mi primer largometraje.

 

Fotograma del cortometraje Solticio

Fotograma del cortometraje Solticio


 
¿Cuáles fueron las principales ayudas a la hora de producirlo?

La principal ayuda fueron mis ahorros personales, porque aunque percibas subvenciones, casi siempre se materializan cuando el cortometraje se encuentra en fase de postproducción, o una vez acabado. Concretamente, en este proyecto han participado Diputación de Almería –‘SOLSTICIO’ fue el proyecto mejor valorado en las Ayudas C.A.P.A. de 2012-, Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Roquetas de Mar.

 

¿Cuál fue el principal reto que tuviste que superar para que el corto fuese una realidad?

Como en los tres anteriores, enfrentarme al proceso de postproducción: es la etapa que menos disfruto y que más tediosa se me hace, porque te ves obligado a delegar etapas de creación sobre personas en las que confías, pero inevitablemente pierdes el control. Y son muchas etapas, repartidas en varios meses: montaje de imagen, diseño de sonido, mezclas, diseño de efectos digitales, composición de la música, colorismo, etc. Yo asisto continuamente a estos procesos y, día tras día, compruebas si tu película se acerca o no a lo que inicialmente imaginaste. Hay días muy frustrantes y otros de gran satisfacción.

 

Cuéntanos alguna anécdota del rodaje. Seguro que hay muchas.

El anterior corto, ‘Postales desde la luna’, se rodó en noviembre debido a un retraso con la financiación. Yo quería rodar en septiembre porque conozco perfectamente la luz y la tonalidad del paisaje de Cabo de Gata en esa época. Desde dos semanas antes al rodaje, miraba la previsión metereológica unas cinco veces al día para que hiciera buen tiempo. Y así fue. Sólo necesitaba que hiciera viento un día, y lo hizo. Para ‘Solsticio’ deseaba lo contrario, que el cielo estuviera cerrado, que lloviera e hiciese mucho viento para que el gris se apoderara del parque natural, lo cual resulta estadísticamente imposible. Rodamos en marzo y durante toda la semana anterior hubo clima de verano. Y sin embargo, el primer día de rodaje en el puerto de Almería, en un barco de salvamente marítimo, el cielo se cerró y arrancó un viento de 70 Km/h. hasta el final del rodaje. Ingrid Rubio no podía creerlo. Pero lo más extraordinario ocurrió el tercer día: por la mañana rodamos en La Isleta del Moro a 5ºC una secuencia entre Ingrid y Petra Martínez en exteriores, con ellas vestidas como si fuera 23 de junio. Sufrieron tanto que decidí cambiar conceptualmente la secuencia que debíamos rodar por la tarde en Tabernas, también con ellas. Se trataba de una secuencia con un alto grado de melancolía, en la que el personaje de Ingrid abre su corazón para ‘responder’ por fin a su madre. Y efectivamente, para mí, esa secuencia es el corazón del cortometraje. Siempre la había imaginado con lluvia y viento, en el sendero hacia una ermita. Pues bien, a la hora del almuerzo decidimos abortar la lluvia artificial que habíamos preparado, pues las actrices habían pasado mucho frío por la mañana. Ensayamos la secuencia dos, tres, cuatro veces. El sol empezaba a ocultarse, debíamos rodar ya. Y justo al decir acción en la primera toma, empezó a llover por primera vez en el rodaje. Todos nos miramos en silencio, no podíamos creerlo. Miré a Ingrid y ella, sutilmente, me hizo un gesto de O.K. antes de iniciar la acción. Creo que es lo más mágico que me ha ocurrido en un rodaje, mío o ajeno. Ellas dos están maravillosas, especialmente inspiradas. Es una de las dos mejores secuencias que he rodado nunca.

 

¿Qué significa para vosotros la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

Me hace una ilusión muy especial, porque yo soy andaluz, el 90% del equipo también, y por lo tanto el corto tiene una entidad muy andaluza, concretamente mediterránea. Me consta que es un festival en el que tratan muy bien a los participantes, que organizan una serie de actividades de calidad y que se rodea de grandes profesionales. Por ello no sólo me hace ilusión, sino que es un gran honor que hayan seleccionado ‘Solsticio’. Espero que el corto transmita algo a quienes lo vean.

 

¿Qué le dirías al espectador para que vea vuestro cortometraje?

Es un cortometraje sin vocación comercial, así que cuesta mucho venderlo a un espectador que yo desconozca. Es muy críptico y hay quien precisa de varios visionados para empatizar con la historia. Sólo puedo decir que se ha hecho con el corazón y que es el trabajo del que más orgulloso me siento –aunque también reconozco que es el más complejo-, pues representa la cima de un lenguaje que he ido investigando en los dos cortos anteriores.

 

¿Cuáles son tus expectativas con este trabajo?

A menos de seis meses desde el estreno, las expectativas iniciales ya están cubiertas: el corto –con un presupuesto de 16.000 Euros- está pagado y amortizado, a día de hoy hemos participado en 30 festivales internacionales y ha ganado el Premio ASECAN al Mejor cortometraje, que quizá sea el que más ilusión me hacía ganar. Pero lo más importante es que se trata de la obra de la que me siento más orgulloso: tanto del proceso creativo entre todos los que hemos trabajado en ella, de la involucración de las actrices, como de lo que he aprendido y he crecido haciéndola. Además, era una historia que yo me sentía obligado a contar, es la más personal de las tres. Por eso está dedicada a mis padres.

 

¿Qué es lo que más satisfacción te da al ver el resultado final?

Casi todos los realizadores, cuando llevan varios años en el circuito de cortometrajes, se olvidan de las historias que les gustaría contar y se centran en diseñar productos para ganar premios. Para mí el cortometraje ha de ser, ante todo, una escuela de aprendizaje y no una gallina ponedora. Es lo que trato de transmitirle a mis alumnos. Mis dos cortos funcionaron muy bien pese a contar historias poco comerciales y con un lenguaje complejo de dirección. ‘SOLSTICIO’ es justo la historia que yo quería contar en esta etapa de mi vida, y la he contado lo más honestamente posible, con los medios y la experiencia con que contaba, y sin salirme del lenguaje que sigo investigando. Si me centro en algún aspecto concreto, estoy muy orgulloso del trabajo de Ingrid Rubio, de la composición de su personaje. Probablemente sea una de las 2 ó 3 mejores actrices de cine que hay en España. Y a diferencia de otras que no quieren ser actrices, sino solamente famosas, Ingrid es alguien que te escucha, que se pone a tu servicio con unas ganas inmensas de trabajar y de que la modeles, como si se tratara de su primer personaje.

 

¿Sientes que merece la pena hacer cine? ¿Te hace sentir recompensado?

A mi me gusta contar historias, el cine es un medio para hacerlo. Además, las historias que a mí me gusta contar no tienen un perfil comercial, sólo espero que a alguien pueda servirles algún día, para sentirse identificado o simplemente para sentir algo. El cine, como cualquier medio de expresión artística, debe ser un vehículo de emociones y de comunicación entre las personas. Y como predijo León Alberti, una ‘ventana abierto al mundo’. No existe nada comparable a la sensación de haber contribuido a todo eso cuando la fórmula funciona.

 

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Siempre tengo dos, tres o cinco historias en mente. Pero ahora voy a centrarme en levantar mi primer largometraje, que me gustaría rodar en Andalucía en un plazo de dos años.
 

POSTER Solticio

POSTER Solticio

Ver Post >
Namnala, en el Festival de Cine de Fuengirola
img
Pedrortega | 26-05-2014 | 9:37| 0

“Namnala” es otro de los cortometrajes que forman parte del primer pase de la Sección Oficial de la IV edición del Festival de Cine de Fuengirola. Tiene como protagonista a Álex Angulo, uno de los actores más reconocidos dentro del panorama nacional, al que acompaña el intérprete gambiano Babou Cham.

‘Namnala’ es una adaptación de un cuento escrito hace unos cuatro años por Marcos Díez y que Nacho Solana ha adaptado al terreno cinematográfico con la producción de Burbuja Films.

Burbuja Films es una productora audiovisual, compuesta por tres socios, con sede en Cantabria dedicada a la realización de documentales, videos corporativos, institucionales, publicidad, reportajes, videoclips, grabación de eventos, formación en audiovisual y largometrajes. Se caracteriza por un tipo de producción muy personal y estéticamente muy cuidada donde sus socios y colaboradores puedan desarrollar su creatividad de forma original e innovadora.

 

 

¿Cómo nació el corto?

Namnala nace cuando su guionista, Marcos Díez, que también es poeta y escritor, me pasa una selección de sus cuentos por si había alguno que pudiéramos adaptar, ya que yo en esa época estaba buscando alguna idea para sacar adelante un nuevo proyecto. Entre ellos había un cuento que a él no le gustaba nada, llamado “El cliente”. Yo iba buscando una comedia o una historia romántica con toques fantásticos, como mi anterior corto (“On my mind”), pero cuando leí “El cliente”, un drama social, me emocioné tanto que sentí el impulso de intentar emocionar a los espectadores tanto como me había emocionado yo.
Tres años después, tras el proceso de adaptación, búsqueda de financiación, una larga preproducción, y un rodaje y postproducción rápidos, estrenamos “Namnala”.

 

¿Sobre qué trata?

Trata sobre las segundas oportunidades, sobre reencontrar tu pasión, tu hueco en la vida y mantenernos vivos por sentirnos necesarios. El protagonista es José (Álex Angulo), un hombre que está a punto de traspasar un servicio técnico de reparación de televisores y videocámaras, que se siente tan obsoleto como su negocio. Un día aparece en la tienda Mamadou (Babou Cham) un inmigrante, con una cámara estropeada, y entonces…

 

Fotograma del cortometraje Namnala

Fotograma del cortometraje Namnala


 
Preséntanos al equipo

El equipo artístico lo componen principalmente Álex Angulo y Babou Cham. Álex Angulo no necesita mucha presentación, es una referencia en el apartado interpretativo tanto cinematográfico como televisivo del país. Contar con él en este cortometraje fue un auténtico regalo, sin él, Namnala sería muy distinto. En cuanto a Babou Cham, puede que su nombre a priori no suene, pero en el mundo del cortometraje es muy célebre, encarnó al malo del cortometraje de Esteban Crespo “Aquel no era yo”, recientemente nominado al Oscar.

 

En cuanto al equipo técnico, lo formaron los integrantes de la productora cántabra Burbuja Films, la productora que está detrás de casi todos mis trabajos. A ellos se unió Ignacio Aguilar, de Harmonica Films, director de fotografía de algunos de los cortos más potentes de los últimos años. Raquel González Cimas hizo la dirección de arte. Por último el etalonaje se llevó a cabo en Mordisco Films, y la música fue compuesta, como en anteriores ocasiones, por el joven compositor cántabro Román Cano.

 

¿Cuáles fueron las principales ayudas a la hora de producirlo?

Económicamente la única ayuda que recibimos fue la del Gobierno de Cantabria, que nos concedió una subvención de 5.000 € (aunque nos salimos un poco de presupuesto).

Pero no hay que olvidar la ayuda de toda la gente que colaboró de forma desinteresada en este proyecto, ellos son tan productores del corto como yo, y sin su ayuda, no se podría haber hecho este corto en tan buenas condiciones.

 

¿Cuál fue el principal reto que tuviste que superar para que el corto fuese una realidad?

El mayor reto siempre es terminar de ver la historia y reunir al equipo y las necesidades técnicas. La preproducción se alargó mucho, porque hubo que cuadrar agendas de actores y del equipo necesario, que nunca es fácil, y hubo que buscar soluciones económicas para el nivel técnico que queríamos darle al corto.

 

Cuéntanos alguna anécdota del rodaje.

Fue un rodaje muy tranquilo. “Namnala” es mi corto más ambicioso hasta la fecha, pero paradójicamente fue en el que más tranquilo estuve durante el rodaje. Pero el día antes no parecía que fuese a ser así.

 

Álex y Babou no se habían conocido, y llegaban a Santander, lugar de rodaje, el día antes a las 13h. Teníamos comida con el guionista, visita a localización a las 16h, llegada del director de fotografía (que tampoco había podido ir a la localización previamente) a las 17h y ensayo con los actores a las 18h. Todo salió mal, llegamos a localización tarde, no pudimos ensayar hasta las 20h, yo me puse nervioso y las escenas no salían… Me fui a la cama casi con taquicardias. Pero a la mañana siguiente amaneció despejado, dejé al equipo técnico trabajar tranquilos, y me puse a trabajar con calma con Álex y Babou. Y a partir de ahí, todo fue como la seda.

 

¿Qué significa para vosotros la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

El cortometraje se acabó a finales de febrero, y no hemos podido empezar a distribuir hasta mediados de marzo. Eso significa que de momento tenemos muy poco feedback. Que un festival como el de Fuengirola, con una selección tan cuidada, apueste por nosotros cuando estamos empezando a andar… ¡es algo para celebrar!

 

¿Qué le dirías al espectador para que vea vuestro cortometraje?

Que es un drama cotidiano que busca emocionar al espectador y contarle una historia muy cercana. Que los actores son fantásticos y que no se va a arrepentir…

 

¿Cuáles son tus expectativas con este trabajo?

Las mismas que tengo con todos los trabajos que hago, que se vea todo lo posible, que viaje mucho y que le llegue a la gente.

 

¿Qué es lo que más satisfacción te da al ver el resultado final?

Normalmente, cuando preparo un corto suele pasar que mi expectativa estaba por encima del resultado. Normalmente me imagino el corto antes de rodarlo de una manera idealizada, perfecto, y luego al verlo hay planos o detalles que me gustaría cambiar. Sin embargo Namnala es el primero de mis cortometrajes que ha superado cualquier expectativa que pudiera tener. Así que… ¡Cuando veo el resultado final me pongo muy contento!

 

¿Sientes que merece la pena hacer cine? ¿Te hace sentir recompensado?

Yo no tengo remedio, aún en los rodajes más duros, o con los proyectos que no salen adelante, en los momentos en los que dan ganas de tirar la toalla, si me paro a pensar, no se me ocurre una manera mejor de usar mi tiempo que con el cine. Me encanta sacar adelante estos proyectos, el desarrollo, el rodaje, proyectarlos rodeado de gente, todo el proceso es una recompensa continua. Pero los momentos duros siguen estando ahí, para que no bajes la guardia.

 

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Si todo va bien este mismo año rodaré un nuevo drama. Su nombre, aún provisional, es “La jaula”, y hablará sobre lo difícil que es compaginar la vida personal con la vida laboral.
 

POSTER Namnala

POSTER Namnala

Ver Post >
Sinnside, en el Festival de Cine de Fuengirola
img
Pedrortega | 26-05-2014 | 7:56| 0

Hoy voy a entrevistar a Miguel Ángel Font Bisier, director de “Sinnside”. Ha dirigido más de 60 proyectos audiovisuales. Su anterior cortometraje, Llagas (Review), gozó del padrinazgo del director Paco Plaza y fue estrenado en Sección Oficial de Sitges, recorriendo numerosos festivales a nivel nacional e internacional y recogiendo numerosos premios.

Las proyecciones de los 14 cortometrajes que integran la Sección Oficial de la IV edición del Festival de Cine de Fuengirola comenzarán el próximo miércoles 28 de mayo a las 18:00 en multicines Alfil. Habrá dos pases, de 7 trabajos cada uno. El segundo pase será el jueves 29, mismo sitio, misma hora.

Sinnside forma parte del primer pase.
 


 

¿Cómo nació el corto?

El corto nació a raíz de la propuesta de coproducción de un proyecto junto con Ryu Media después de que estos vieran mi anterior cortometraje Llagas. Me puse a pensar qué clase de proyecto podríamos abordar y se me ocurrió la idea de Sinnside juntando mi trayectoria dentro del cine de moda o fashion film con el terror y los efectos especiales.
 
¿Sobre qué trata? ¿Podrías adelantarnos una pequeña sinopsis?

El cortometraje es una especie de cuento macabro sobre cómo siete niños, siguiendo un rastro de caramelos, entran a un extraño restaurante en el que son víctimas de unos sádicos adultos que los arrastrarán al lado más “dulce” del pecado.
 
Preséntanos al equipo.

El equipo es muy amplio tanto delante como detrás de la cámara. Entre los actores contamos con 8 niños de 3 a 11 años y el casting de adultos va desde los 22 a los 65, dotando de bastante variedad el proyecto. Detrás de cámara hemos tenido la suerte de contar con un estupendo equipo de efectos especiales y digitales, así como diseñadores de moda para realizar el vestuario, dirección artística, sonido y música original… Al ser un proyecto mudo había que trabajar mucho, sobre todo en esos sectores.
 
¿Cuáles fueron las principales ayudas a la hora de producirlo?

Sinnside parte del interés de todos los miembros del equipo sobre el proyecto, así que hemos podido realizarlo invirtiendo en los gastos de materiales, catering y distribución de manera privada. Además hemos contado con más de 10 sponsor que han aportado su inestimable ayuda para hilarlo todo mejor.
 
¿Cuál fue el principal reto que tuviste que superar para que el corto fuese una realidad?

Afortunadamente fue un proceso muy rápido: escribí el guion a final de diciembre, en febrero habíamos completado la preproducción y el casting, en marzo se rodó y en junio teníamos ya el proyecto acabado, así que, afortunadamente, no encontramos ningún escollo reseñable dentro del proyecto.
 

Fotograma del cortometraje Sinnside

Fotograma del cortometraje Sinnside


 
Cuéntanos alguna anécdota del rodaje. Seguro que hay muchas.

Las escenas más fuertes del corto con los niños las coreografiamos como si fuera un baile de estos de canción del verano, por lo que quitábamos toda la violencia del acto de esa forma, yo mismo tenía que ponerme prácticamente a bailar para que los niños siguieran los movimientos y luego simplemente añadir la cara de miedo a la ecuación. También decir que no se grabó sonido durante los dos días de rodaje, porque de esa forma podíamos tener a los niños jugando y corriendo por ahí mientras nosotros íbamos rodando otras cosas. Fue un “caos ordenado”.
 
¿Qué significa para vosotros la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

Gracias a estar seleccionados he podido profundizar en la filosofía del festival, que no solo da prestigio a nuestros trabajos a través de sus selecciones o posibles premios, sino que además dan importancia a las redes sociales y diferentes estrategias de comunicación que hacen al público partícipe del mismo. A través de esta entrevista, los trailers y la actividad por Twitter o Facebook es una fuente de motivación para mí como realizador de compartir los contenidos y ayudarnos entre todos.
 

¿Qué le dirías al espectador para que vea vuestro cortometraje?

Creo que la ventaja que tiene Sinnside es que es un proyecto que une la moda y el terror desde una perspectiva fuerte como es la pérdida de la inocencia infantil. Nuestra intención era crear una especie de cuento de los Hermanos Grimm con distintas lecturas para que cada cual escoja la suya sin renunciar a escenas impactantes llenas de tensión. Además, ¡mueren muchos niños!
 
¿Cuáles son tus expectativas con este trabajo?

Mis expectativas eran realizar un trabajo complejo técnicamente de la mejor forma posible que pudiera ser interesante de cara a la audiencia. Afortunadamente, tras medio año de distribución puedo sentirme arropado por una calurosa acogida en festivales exigentes y una respuesta del público positiva.
 
¿Qué es lo que más satisfacción te da al ver el resultado final?

Recordar con cariño el rodaje, sobre todo el trabajo con los niños. Disfruté mucho con ellos y me reí viendo sus locuras y sus ocurrencias. También disfruté con el trabajo de efectos especiales y postproducción, puedo decir que tengo un equipo en ese sector cercano a una familia.
 
¿Sientes que merece la pena hacer cine? ¿Te hace sentir recompensado?

No me lo planteo. Creo que tengo vocación por lo que hago y esto hace que, vengan días buenos o días malos, los entienda como gajes del oficio, sin tomar nada con soberbia o a la tremenda. Cada día noto que crezco y aprendo más dentro del sector y por ello sí, puedo sentirme recompensado.
 
¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Estoy preparando varios trabajos, tengo dos vídeoclips en postproducción, un fashion film que rodaré en Junio y un programa para TV sobre hipnosis real que mezclará partes cinematográficas con el reality show. Hay más proyectos a largo plazo, tengo un guion de largo preparado, pero prefiero tomar las cosas con calma e ir paso a paso; afortunadamente estoy muy motivado con todo lo que me rodea profesionalmente ahora mismo.
 

POSTER Sinnside

POSTER Sinnside

Ver Post >
Moiré, en el Festival de Cine de Fuengirola
img
Pedrortega | 26-05-2014 | 7:32| 0

He tenido la suerte de poder entrevistar a los 14 cortometrajistas que forman parte de la Sección Oficial de la IV edición del Festival de Fuengirola. Elegidos de entre más de 200 cortometrajes inscritos.

 

Fotograma del cortometraje Moiré

Fotograma del cortometraje Moiré

Comenzaré por Juancho Bañuelos y Estefanía Cortés  que presentan el miércoles 28 a las 18:00 en multicines Alfil el cortometraje “Moiré”, coproducido por Limonda producciones, La Caña Brothers y la Escuela de Cine Septima Ars. Ambos directores se conocen bien. Han codirigido diversos proyectos anteriores como la webserie El Click o Musikorner TV. Más tarde, crearon Limonada Producciones, una productora audiovisual responsable de la realización y producción de cortometrajes como La Carga, Un movimiento o En mi burbuja.

La historia aborda el tema de la transexualidad infantil abordándolo con naturalidad y sencillez.

La actriz Inma Cuesta, que obtuvo el Premio Talento en la pasada edición del Festival de Cine de Fuengirola, interpreta a la madre del protagonista. La acompañan en el reparto Hugo Arbúes, Ana Gracia y Miguel Zúñiga.

 


 
¿Cómo nació el corto?

La idea nació hace un par de años, en un primer momento iba a ser una historia mucho más amable sobre un niño que daba rienda a su libertad a través de los ojos de su abuela, pero a lo largo del tiempo la historia nos fue llevando hacia algo mucho más duro que es en lo que se ha convertido “Moiré”.

 

¿Podrías adelantarnos una pequeña sinopsis?

Durante una hora cada día, Sergio, ayudado por su abuela, cumple sus deseos en un hogar dominado por un abuelo autoritario. Un terrible suceso hará que Elena, su madre, tenga que tomar una decisión que cambiara para siempre sus vidas.

 

Preséntanos al equipo.

“Moiré” está escrito y dirigido por Juancho Bañuelos y Estefanía Cortés, ambos formados en dirección de cine en la escuela Septima Ars de Madrid. Juntos empezamos escribiendo y dirigiendo la webserie “El Click”. El cortometraje está protagonizado por Inma Cuesta, dos veces nominada al Goya como mejor actriz protagonista por sus papeles en “La voz dormida” y “Tres bodas de más”, Ana Gracia que ha trabajado en películas como “Camino” de Javier Fesser o “La ardilla roja” de Julio Médem, y el jovencísimo Hugo Arbués que a pesar de su corta edad ya había trabajado en el largometraje “Hierro”, protagonizado por Elena Anaya.

La fotografía ha corrido a cargo de Luis Ángel Pérez, que actualmente esta a la espera de estrenar como director de fotografía la película “Reverso” y el largo documental “La Pantalla Herida”, y que ha trabajado en más de 50 cortometrajes.

 

¿Cuáles fueron las principales ayudas a la hora de producirlo?

No hemos tenido ayudas de ninguna institución, así que hemos tenido la suerte de poder contar con la productora La Caña Brothers, que decidió producirlo junto a nuestra productora Limonada Producciones, y la ayuda de la escuela Séptima Ars, donde estudiamos hace unos años y que siempre colabora con nuestros trabajos.

 

¿Cuál fue el principal reto que tuviste que superar para que el corto fuese una realidad?

A parte del tema económico, lo que supone contar una historia, cuidarla y mimarla y eso en tan solo 3 días de rodaje.

 

Cuéntanos alguna anécdota del rodaje. Seguro que hay muchas.

Fue durante el último día de rodaje, que además fue el más complicado porque implicaba 200 personas de figuración, un plano con grúa muy difícil y sobre todo una escena interpretativamente muy dramática. Pensábamos que íbamos muy mal de tiempo, ya que aún nos quedaba mucho por rodar, y nos empezó a entrar el agobio. Fue un alivio darnos cuenta que esa noche había cambiado la hora y que de repente teníamos una hora mas de lo que pensábamos para rodar.

 

¿Qué significa para vosotros la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

Para todo el equipo supone una inyección de energía el saber que habíais contado con “Moire” para participar en vuestro festival, ya que destacáis por contar con una programación de cortos muy cuidada.

 

¿Qué le dirías al espectador para que vea vuestro cortometraje?

Que se dejen llevar sin prejuicios y se lancen sin paracaídas para entrar en el universo de esta familia.

 

¿Cuáles son tus expectativas con este trabajo?

Esperamos que vayan saliendo muchas selecciones en festivales, lo mas importante es que lo pueda disfrutar el mayor numero de personas,  y lo que hace eso posible es poder participar en festivales.

 

¿Qué es lo que más satisfacción te da al ver el resultado final?

Saber que hemos podido sacar adelante un proyecto sin ayuda de instituciones, solamente con el esfuerzo, el trabajo y la ilusión de toda la gente que ha participado en él.  Y también, poder haber contado con Inma Cuesta, para la que escribimos el personaje y a la que consideramos una de las mejores actrices del cine español.

 

¿Sientes que merece la pena hacer cine? ¿Te hace sentir recompensado?

Sacar a delante un proyecto cinematográfico, aunque sea de 15 minutos de duración, supone mucho esfuerzo e implicación durante muchos meses. En ocasiones te hace dudar sobre lo bonito de esta profesión, pero todo eso desaparece en el momento que ves el trabajo terminado y siendo disfrutado por la gente en una sala de cine.

 

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Estamos decidiendo cual será nuestro próximo proyecto, tenemos varias ideas en mente pero queremos elegir bien, así que estamos esperando a que llegue el flechazo.
 

POSTER Moiré

POSTER Moiré

Ver Post >
Sobre el autor Pedrortega
Una mirada independiente sobre el cine más artesanal.