img
Fecha: julio, 2016
¿Conoces las distancias de seguridad en los campos de fútbol?
JUAN JESUS CORRALES CLARO 25-07-2016 | 9:49 | 0

Una vez que nuestros hijos “deciden” que quieren jugar al cualquier deporte, en este caso el  fútbol, son pocos los padres que se interesan por la seguridad en los terrenos de juego. Directivos de clubes son meros gestores de los campos que les “ceden” estén en las condiciones que estén y además agradecidos a las Instituciones. La gran mayoría piensan que como son de titularidad pública, estos deberían de respetar las medidas mínimas de seguridad para la práctica deportiva.

Los propietarios de las instalaciones tienen el deber de construirlas siguiendo lo establecido en la Normativa NIDE del Consejo Superior de Deportes. Esta normativa, aunque no vinculante, marca las normas de seguridad que se recomiendan tengan los terrenos de juego y en este caso el fútbol, tanto profesional como amateur.

Esta distancia llamada “de seguridad”, es la mínima que deberían tener todos nuestros campos de fútbol para evitar futuribles lesiones o daños. Podemos afirmar que muchas de las instalaciones construidas no cumplen con ellas, aún existiendo un Registro de Instalaciones Deportivas en el que como requisito mínimo debería tener el respeto a esta normativa.

Pero no es hasta que no ocurre un accidente  cuando se activan las alertas.  Propietarios de Instalaciones, Federaciones, Clubes, Directivos y entrenadores son responsables civiles de lo que les pueda ocurrir a los deportistas en el transcurso de la práctica deportiva.  Al no asegurarse de que el terreno de juego cumple con la normativa, es la obligación del club, directivo y en el terreno de juego el entrenador, informar al estamento arbitral para que refleje en el acta del partido, que el terreno de juego no cumple con la normativa y distancias de seguridad mínimas recomendables, al menos para poner en conocimiento del Colegio de árbitros y a la federación que representan, la inseguridad.

Podrían negarse a jugar, aunque como sabemos, el “fútbol es así” y no lo vamos a cambiar. Craso error, las cosas se cambian sobre todo por la seguridad de nuestros jóvenes jugadores. El problema es nuestro sentir competitivo con niños que lo que quieren es jugar a un noble deporte, pero a veces dirigidos por padres ambiciosos donde al explicarles asuntos como estos te responden ” si se lesiona, mala suerte” ; ¿denunciar? ¿para qué?, eso no sirve de nada. Lo importante es que el “nene” se convierta en su medio de vida.

Hemos de decir que muchas de las instalaciones donde nuestros jóvenes deportistas desarrollan la actividad de fútbol, no cumplen estas medidas mínimas.

Desde el prisma del Derecho Deportivo en el caso de que un jugador sufriera un daño, como consecuencia de no haberse respetado estas medidas en la construcción de la instalación, y valorándose muchos factores técnico jurídicos a determinar, se podría iniciar un procedimiento de indemnización por daños y perjuicios.

La seguridad empieza en el terreno de juego.

Ver Post >
Papá, quiero jugar al fútbol.
JUAN JESUS CORRALES CLARO 13-07-2016 | 7:24 | 0

Comienzan las temporadas deportivas y muchos de nuestros niños y no tan niños, abordan a sus familiares con frases como, quiero jugar al fútbol.

Porque me gusta, porque el vecino va a jugar o sencillamente porque su padre (asunto del que hablaremos largo y tendido) cree que en casa tiene el futuro “Cristiano”. 

En primer lugar hemos de asegurarnos de estado físisco en el que se encuentra nuestro hijo. Hay que decir que los clubes de base cuidan mucho este aspecto, realizando controles previos. Una vez comprobado, comienza lo denominado “está de pruebas”, es donde queremos hacer especial atención.

Los jugadores que hubiesen estado con ficha federativa la temporada anterior, es decir jugando federados en un club, sea el deporte que sea, tienen cobertura y asistencia por parte de la mutualidad  contratada obligatoriamente por cada Federación hasta alta de la siguiente temporada, normalmente 18 meses. Esto quiere decir que, aun sin tener ficha de la próxima temporada, ante cualquier lesión en periodo de prueba, tendría su cobertura asegurada.

Pero, si se trata de un jugador que jamás ha estado federado, o que la temporada anterior no lo estuvo, es nuestra obligacion avisaros que en caso de accidente vuestro hijo estaría totalmente desprotegido, al menos desde el punto de vista de cobertura clinica.

Segun el Reglamento de la Real Federación Andaluza de Futbol, la temporada finaliza el 30 de Junio y comienza el 1 de Julio, por lo que a partir de esta última fecha, pese a estar en periodo de pruebas, se puede o debe inscribir a jugadores, sean elegidos o no para formar parte de la disciplina del club, obteniendo con ello la cobertura necesaria  para la protecciòn ante cualquier eventualidad.

Aconsejamos a los padres pregunten, averiguen la situación y en el mejor de los casos incluso contratar un seguro privado para su hijo para este periodo, pero recomendamos no firmar ningún documento donde se refleje que el club se exime de responsabilidad, el club sólo puede no comprometerse a aceptar al jugador a nivel deportivo, pero ni puede eximirse ni puede delegar en el padre tal responsabilidad.

Desde DeporLegal queremos transmitir tranquilidad, pero desde la experiencia de habernos encontrados vacios de coberturas, donde el mayor perjudicado es siempre el mismo, el niño. 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Derecho Deportivo. Un desconocido muy común.
JUAN JESUS CORRALES CLARO 10-07-2016 | 8:15 | 0

El Derecho Deportivo no es una rama del derecho tan extraña y poco común como muchos piensan.

Hemos de destacar que ya en nuestra Constitución en su artículo 43, apartado tercero, nos refleja que : “Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio”.

El deporte forma parte de nuestro día a día.

Un deportista no sólo es el deportista profesional y famoso, encontramos desde el niño federado en un club, el adulto que juega al fútbol sala en una pista alquilada y la persona que va a correr por las calles de una ciudad. Todos y cada uno de ellos deben conocer que la práctica deportiva está regulada en todos sus aspectos y que esta misma práctica produce una responsabilidad tanto para los practicantes como para todos los factores que intervienen en ella: Instituciones, instalaciones deportivas, asociaciones, clubes y federaciones.

Por poner un ejemplo, es habitual sufrir accidentes con la práctica deporitva  y bajo el “paraguas” de la manida frase, “estaba realizando un deporte y es normal que se lesione”.  Muchas de las personas que hacen deporte, incluso de forma no profesional ni federada, ven mermadas sus capacidades físicas como producto de la misma. Lesionarse es “normal”, la forma de lesionarse puede no serlo y los daños producidos deben ser subsanados, reparados o al menos, tratados adecuadamente.

Desde DeporLegal iniciamos un camino donde informaremos sobre todos los aspectos que afectan a la práctica deportiva para que el ciudadano conozca sus derechos y obligaciones comenzando, como no, con una buena educación deportiva. 

 

 

Ver Post >
CEO en DeporLegal. Abogado, Máster en Derecho Deportivo. Defensa del deportista y aplicación de las NNTT al deporte.