La indefensión del Árbitro. Agresiones en el futbol base. | DeporLegal. El deporte no es sólo un juego. - Blog diariosur.es

Blogs

JUAN JESUS CORRALES CLARO

DeporLegal. El deporte no es sólo un juego.

La indefensión del Árbitro. Agresiones en el futbol base.

La indefensión del Árbitro. Agresiones en el futbol base.

Son numerosas las reacciones contra las decisiones de los colegiados aunque nuestra legislación deportiva hace juez y árbitro del encuentro a los árbitros.

El contenido reflejado en el acta de los partidos rellenados por los colegiados tienen presunción de veracidad y las decisiones arbitrales no pueden ni deben ser modificadas ni rectificadas como ya analizamos en un post anterior.

Por todo ello tanto clubes como jugadores, delegados y entrenadores han de asumir las decisiones arbitrales las cuales son casi inamovibles, pero ya sea por esta incapacidad de influir sobre decisiones o los errores nada justifica la agresión tanto verbal como física de los que velan por el reglamento en este noble deporte llamado fútbol.

Son numerosas las agresiones  que sufren los árbitros, prueba de ello es la hecha pública por los medios este fin de semana, donde un jugador propina un puñetazo a un árbitro en categorías inferiores.

En Andalucía un acto de esta índole está castigada  según el Artículo 35 del Código de Justicia Deportiva donde se refeljan lasAGRESIONES A ÁRBITROS O AUTORIDADES DEPORTIVAS, según el cual dependiendo del grado de resultado de la agresión, cuantificado en días de baja, el agresor puede ser suspendido desde 12 partidos hasta de por vida.

No podemos más que mostrar nuestro desacuerdo en esta normativa puesto que un jugador que agrediese a un arbitro de la forma que hemos visto este fin de semana en los medios de comunicación, bajo nuestro modesto punto de vista es una situación intolerable.

Debearían ser los propios clubes los que sancionaran a sus jugadores, sin tener que esperar a decisiones oficiales federativas de los comités  de disciplina deportiva. El club es formador y educador, por lo que los valores deportivos no se refeljan en actitudes agresivas y violentas.

No queremos abarcar lo reflejado en el mismo artículo referenciado en su apartado 2, donde se debe hacer conocer a las Autoridades Gubernativas correspondientes y del Ministerio Fiscal, en supuestos de existencia de presuntas lesiones que, eventualmente pudieran ser constitutivas de delito o falta, puesto que se escapa de lo meramente deportivo pero que debería ser más común a modo coercitivo a fin de eliminar la tan manida y perjudicial frase “ EL FUTBOL ES ASÍ”.

Quizás unas sanciones ejemplarizantes por el mismo club, donde no se esgriman argumento como numerosos errores arbitrales o estado de ansiedad del jugador, serían las medidas oportunas según las cuales nada justifique la agresión a los colegiados .

Una formación en valores, educación básica y sanciones ejemplarizantes quizás hagan de una vez que los colegiados no sean el objetivo de frustraciones o conductas violentas.

Nuestros directivos, padres y entrenadores formadores han de advertir a los jugadores desde pequeños que la figura del colegiado no es alguien al que protestar o engañar, sino alguien con quien colaborar, un compañero  al que hay que facilitarle el trabajo.

Analizamos el deporte Amateur, base y profesional desde el punto de vista del Derecho Deportivo

Sobre el autor

Abogado, Máster en Derecho Deportivo. Defensa de Deportistas, Clubes de Base y aplicación de las Nuevas Tecnologías al deporte.


diciembre 2016
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031