Almogía, tan lejos tan cerca | Diario de un camaleón - Blog diariosur.es

Blogs

Lui G. Marin

Diario de un camaleón

Almogía, tan lejos tan cerca

¿Os apetece un bonito plan para este fin de semana? El pasado lunes, en el artículo Una red social en Almogía os hablaba de un lugar bucólico y tranquilo situado entre este pueblo y Villanueva de la Concepción.

A esta barriada o pedanía llamada Monterroso llegamos después de pasar la mañana en Almogía, una localidad malagueña conocida por ser la cuna de los verdiales y por ser uno de los pueblos con más solera e historia de nuestra provincia, situado en uno de los límites de los Montes de Málaga.

Homenaje a los Verdiales

Sin embargo, desde que escribí el artículo debo decir que me ha soprendido un cierto desconocimiento acerca de este pueblo, quizá su accesibilidad, o el hecho de que es un lugar cercano al que en cualquier momento se puede ir a visitar, hace que muchos malagueños no se lanzen a conocer Almogía.

Es cierto que llegar hasta allí desde la capital malagueña supone un trago para los que nos sean muy amantes de las curvas, sobre todo si vas desde el Puerto de la Torre. Sin embargo, nosotros ese dia, yendo desde Torremolinos tomamos un atajo que nos quitó algunas de esas dichosas curvas.
De todas formas, sin duda, una vez pasado el rio Campanillas, pasando por Arroyo Hondo, todo será subir y subir. Merece la pena pararse de vez en cuando, si el arcén lo permite claro, para disfrutar del paisaje de la zona, dominado por flora autóctona y sembrado de olivos y almendros, además desde arriba dominamos la zona de Campanillas a un lado y al otro se divisa el embalse de La Casasola con la capital malagueña al fondo.

En cierto momento nos topamos con Almogía, arropada en el lado sur de la montaña, nos hicimos idea del tamaño del pueblo desde un mirador situado estratégicamente. El núcleo urbano es mucho mayor de lo que me esperaba, y cuando llegamos, decidimos dejar el coche a la entrada del pueblo, y bajar por las primeras calles ( se entra por arriba).

Curiosamente, nos llamó la atención un sendero que se adentra en los Montes de Málaga con varias indicaciones que te llevan ¡nada menos que hasta la Viñuela!, debe ser toda una experiencia meterse en esos caminos de montaña, pero como dice Jose Mota, ¡¡hoy no, mañana!!.

Cuando nos adentramos en las calles del pueblo nos encontramos con una estructura adaptada a la ladera de la montaña, con varias arterias principales en donde puede pasar el tráfico experto y con calles adyacentes de casas encaladas, paredes de metro y medio, macetas en los rincones, y además nos encontramos con mucha vida, y cierta armonía entre los vecinos. Nos paramos a fotografiar en una placita lo que parecía ser un antiguo convento, y una vecina se paró a contarnos su historia, la gente te mira con una sonrisa y te saluda.

Nos encontramos con bonitos rincones que surgen de manera espontánea, sin pretensión turística. Símbolos de los verdiales aparecen por doquier en forma de mosaicos en las paredes, así como su cultura gastronómica en la que la almendra parece tener cierta importancia.

 

Fuente en la plaza del Ayuntamiento

Llegamos a la preciosa plaza del ayuntamiento, con una balaustrada llena de macetas y jazmines y una calle lateral a la casa consistorial nos llama la atención por su arco, la influencia musulmana de la antigua Al-Mexia se hace sentir. Y abajo una bonita fuente nos define Almogía como “…. la olvidada y siempre querida y añorada”.

Vista desde la Torre

Decidimos subir por una de las calles que nos lleva a los restos del castillo, y durante el camino nos encontramos con una preciosa vista del paisaje cercano. Llegados al destino, vemos que apenas queda un poco de una torre.
Bajamos por el mismo camino y seguimos un rato más para perdernos por sus calles. Al poco era momento de marcharse, en otra ocasión volveremos, quizá en mayo, en el primer domingo de ese mes se celebra el Festival de Verdiales en la Ermita las Tres Cruces, y sino, nunca es mal momento para ir y disfrutar de un pueblo auténtico.

Las que ilustran este artículo son algunas de las fotos que hice en el pueblo y su entorno, y ahora os dejo con más imágenes, las podéis ampliar pinchando en ellas. Cuando se abra la foto, al volver a clickar en la imagen pasará a la siguiente:

.. Y no puedo acabar este artículo poniendo un video de una panda de Verdiales!, de los muchos que he encontrado en la red, este me ha gustado especialmente por su espontaneidad.

Que paseis un buen fin de semana!!!

Os agradezco vuestras visitas y comentarios, si no ves  abajo el recuadro para dejar el tuyo es que estás en la página general, no del artículo, pincha AQUÍ ¡¡¡gracias!!!!

Málaga y su cultura, en imágenes. Fotografías de Lui G. Marín.

Sobre el autor

Fotógrafo malagueño. La provincia, sus paisajes, su gente, lugares, cultura y eventos desde mi objetivo.


marzo 2012
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031