Cómo Comprar Carros en Avisos

Los avisos en medios de comunicación de prensa escrita y sitios web de anuncios, son herramientas importantes para la comercialización de todo tipo inmuebles y vehículos, pero cabe destacar que para adquirirlos es importante tener en cuenta el método en el que se hace contacto con el anunciante y los pasos utilizados para hacer la compra de manera segura, más aún si hablamos de carros, que son bienes que requieren de un estudio mecánico del mismos.

Si estamos en búsqueda de un carro usado por Internet o por la prensa, podemos encontrar miles de soluciones, pero sólo una se adaptará totalmente a nuestros deseos, por esto es importante tener en cuenta algunos detalles para hacer la selección más adecuada y accesible para nosotros.

Entre los elementos destacados tenemos la antiguedad y recorrido del vehículo, este tipo de factores tiene un especial detenimiento en el desgaste que tenga el automóvil y por lo tanto, los futuros costos para al mantenimiento del vehículo automotor, para ésto es importante tener un mecánico de confianza que avale al momento de hacer la cita de revisión, las condiciones mecánicas en la que se encuentra el automóvil.

Los carros también deben estar solventes, para ésto es importante estudiar que el mismo no presenta varios dueños y en el caso de que lo sea, todos deben estar en disposición de concretar la venta, además, se debe hacer una revisión ante las autoridades para verificar que el vehículo no presenta adeudamiento con el estado por motivos de multas e infracciones, o bien que tiene todas sus partes adquiridas de forma legal y transparente, con facturas.

Comprar carros a través de los anuncios, es posibles gracias a que estos son sólo medios de contacto con vendedores potenciales, pero debemos de tener todas las precauciones posible para hacer el proceso algo efectivo y seguro.

Momento de alquilar una casa

Iniciando una familia y analizando la situación pensamos, quizás deberías de comprar una casa grande, dónde puedan vivir los hijos, quizás los nietos pero al final la familia termina siendo algo reducida, los hijos se van a penas crecen y comienzan a formar familias propias, quizás en algunos casos, no son muchos los hijos que se logran concebir y de esta forma, muchas familias terminan adquiriendo casas grandes que no usan en su totalidad.

Estos escenarios son muy frecuentes en muchos hogares que ven cómo las habitaciones que estaban llenas de planes, pronto tienden a estar llenas de polvo y la imagen de casa grande con fines productivos, termina convirtiéndose en una razón de constantes trabajos de mantenimiento y costos sumamente elevados, que en algunos casos no pueden ser cubiertos por una pareja de avanzada edad con los pocos ingresos productos de pensiones o pequeñas fuentes de ingreso.

Este escenario puede cambiar un poco en el momento en que consideramos que nuestra casa puede estar en un punto de alquiler, pues si la misma se encuentra localizada en una zona de interés residencial, comercial, industrial o educativa, podemos generar ingresos gracias a la renta que permite adquirirse al alquilar algunas de sus partes principales. Esta estrategia financiera, ha dado solidez y estabilidad de muchas familias, sobre todo a niveles avanzados de edad.

El alquiler de una vivienda no conlleva en sí, la desocupación de la misma para ser entregada a los inquilinos, hay soluciones que se pueden presentar cuando la casa es considerada de gran tamaño, tales cómo el alquiler de habitaciones o anexos. Las habitaciones, que en casos de ser contempladas para familias grandes, tienden a ser numerosas, pueden ser dadas en alquiler, una de las formas es tener inquilinos de suma confianza con quien compartir la casa y la otra es, alquilar únicamente las habitaciones que tienen la posibilidad de crearles otra entrada, con el fin de que los inquilinos no tengan acceso a otras zonas de la casa que son utilizadas con interés familiar.

Este tipo de soluciones son llamados anexos, los cuales son partes de la casa que son alquiladas de manera independiente, también los anexos pueden crearse en espacios de terrenos disponibles en la vivienda, tales cómo patios, jardines y terrenos extras con funciones no especificadas, de esta manera se puede expandir la capacidad productiva de nuestra casa tanto para cubrir los costos y generar un ingreso para la calidad de vida del grupo familiar que aún reside en ella.

El emprendedor busca opciones

Desde sus inicios, el Internet fue contemplado para el uso exclusivo militar, era una red dónde se podía compartir recursos entre las instituciones, luego de un período de prueba se comenzó a ver con buenos ojos el uso de la conexión para instituciones universitarias.

Rápidamente el Internet creció cómo medio de comunicación debido a la gran facilidad de compartir información. Muchos medios y portales educativos se fortalecieron y la gente comenzó a darle un uso gigantesco a la Red.

Tan importante era el flujo de visitantes que muchos emprendedores comenzaron a ver con buenos pies el desarrollo del Internet para uso comercial y es así cómo pronto surgieron una serie de sitios web para la compra y venta de artículos y propiedades.

Los portales de venta crecieron y se convirtieron en compañías multimillonarias, de pronto el Internet cumplía con todos los recursos para convertirse en la mayor red de comunicación en todo el mundo.

Pronto este desarrollo trajo una serie de conceptos dónde entran los portales de anuncios gratis, redes y marcadores sociales, sistemas de blogs y muchos otros que permiten generar soluciones u oportunidades en el sector.

Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.