img
Fecha: enero 11, 2010
Los errores de los Reyes Magos
Nuria Triguero 11-01-2010 | 5:23 | 0

Debe de ser por mi escasa capacidad de decir que no –lo sé, debería apuntarme a uno de esos cursos de asertividad en los que te aplican técnicas de sargento de la Marina para enseñarte a resistir la presión–, pero nunca he sido capaz de confesar que no me gusta un regalo. Atesoro ropa que no me sienta bien, discos que nunca he escuchado, libros que ya había leído, calcetines de lana que me dan alergia, sales de baño que no puedo usar porque tengo ducha… Y, en fin, todo tipo de cachivaches inútiles o directamente feos que un día me regalaron y agradecí con una sonrisa protocolaria o falsa, como prefieran.

Pero voy a tener que espabilarme, porque estoy perdiendo una oportunidad de negocio y eso en plena crisis es pecado mortal. Resulta que las equivocaciones de los Reyes Magos pueden resultar muy lucrativas. Ya no sólo existe la opción de devolver el regalo en las rebajas y sacarle así un margen de beneficio; o la de encontrar una ‘víctima’ a la que volver a regalar el objeto en cuestión –alternativas que, según he comprobado entre mis allegados, se toman con menos complejos que nunca–. Ahora hay otra posibilidad mucho más lucrativa: revender los regalos. Eso sí, desde el anonimato de eBay…

Y es que antes de que existiera Internet, eso de sacarle beneficio comercial a los regalos no deseados de los Reyes Magos resultaba bastante difícil. Como no se montara un puesto en el Rastro… Pero la Red nos ha convertido a todos en potenciales comerciantes. No hay que vocear el producto, sólo rellenar un formulario, poner un precio atractivo y esperar a que alguien haga ‘clic’. Según un estudio realizado por las consultoras Millward Brown y TNS, el 44% de los españoles recibió las pasadas navidades regalos que no querían. El mismo informe desvela que, a pesar de que los españoles a menudo reciben regalos que no son de su gusto, el 58% decide quedarse con ellos –ahí estoy yo, con la mayoría, a mi pesar–. Los inconformistas que no quieren quedarse con su regalo no deseado se decantan por dárselo a otra persona o venderlo. Según el informe, el 40% de los españoles se ha planteado alguna vez revender dichos presentes, e incluso el 10% confirma que este año tiene toda la intención de hacerlo.

En eBay se pueden encontrar numerosos ejemplos de cómo la crisis está agudizando el sentido práctico de la gente. O si no, a ver por qué durante estos días se dispara la oferta de videojuegos, cámaras de fotos, reproductores de música… Sólo una muestra: antes de que terminara el mismo día 6 de enero, alguien ofreció en el citado portal de subastas una Wii totalmente nueva por un precio de salida de 9,99 euros, más 10 de gastos de envío.

En fin, no sé si en eBay alguien me comprará las sales de baño que nunca utilizaré. Pero lo que está claro que al caballo regalado cada vez se le mira más el diente… Para ver si es de oro.

Ver Post >