Diario Sur

img
Análisis exprés de la EPA: la creación de empleo se ralentiza en Málaga
img
Nuria Triguero | 22-10-2015 | 11:42

Datos, muchos datos. Como siempre la Encuesta de Población Activa nos ofrece un caudal de información estadística en la que es fácil perderse. Estas son algunas claves para entender qué nos dice la EPA sobre el mercado laboral malagueño.

1 La evolución es buena…
El paro cae y el empleo crece. Estas son las dos variables básicas de la EPA, y ambas evolucionan positivamente, tanto en comparación con el anterior trimestre (9.900 parados menos y 3.600 ocupados más) como con hace un año (8.400 parados menos y 20.200 ocupados más). Además, la tasa de paro se ha consolidado por debajo de la cota psicológica del 30%.

2 … Y estamos ya en niveles de empleo de inicio de la crisis
Los titulares de los medios nacionales proclaman que España está todavía por debajo del nivel de empleo con el que empezó la legislatura (2011). Sin embargo, Málaga no sólo ha recuperado esa cota, sino que ya está en su nivel de ocupación más alto desde 2008: 578.600 personas trabajando. En el punto más aciago de la crisis llegó a bajar por debajo de los 500.000 ocupados.

3… Pero la creación de empleo se ha ralentizado
Que en el tercer trimestre de este año el empleo haya aumentado sólo en 3.600 personas, cuando además se ha registrado una temporada turística récord, deja una cierta decepción. También es cierto que en el segundo trimestre se registró una creación de empleo muy fuerte (+ 25.900 ocupados), pero aún así las tasas de aumento interanual nos alertan de que la recuperación está perdiendo fuelle. Entre el tercer trimestre de 2014 y 2015 la población ocupada ha crecido en 20.000 personas, menos de la mitad que en el año móvil anterior.

4… Y la bajada del paro también pierde fuelle
Hoy tenemos 8.400 parados menos que hace un año. Es buena noticia, sí. Pero entre 2013 y 2014 la reducción fue mucho más intensa, de más de 23.000 desempleados. Este contraste da idea también de una cierta desaceleración en la recuperación.

5 Sólo el sector servicios tira del carro
Al analizar la evolución del empleo por sectores salta a la vista una conclusión preocupante: la recuperación en Málaga está descansando exclusivamente en el ramo de los servicios. El resto de ramas de la economía provincial, o tiene crecimientos muy débiles o incluso sufre recaídas. Especialmente descorazonador parece el caso de la industria, que es el empleo más deseado por ser el más estable. En el último año en Málaga no sólo no ha creado empleo en la industria, sino que se ha destruído (aunque sea poco: se contabilizan 900 ocupados menos). La agricultura ahí anda, con crecimientos muy tímidos que, como se dice coloquialmente, no van a sacarnos de pobres (1.700 personas más trabajando que hace un año). Y la construcción igual, empieza a remontar pero está todavía tan cerca del fondo (34.000 ocupados ‘versus’ 84.000 que tenía en 2008) que aún no aporta masa crítica al mercado laboral malagueño. Durante la crisis, la economía malagueña se ha ‘terciarizado’ más si cabe: la masa de trabajadores que se encuadra en el sector servicios equivale ya del 87,3% del total.

Otros Blogs de Autor