img
Autor: nuriatriguero
Análisis exprés de la EPA: la creación de empleo se ralentiza en Málaga
img
Nuria Triguero | 22-10-2015 | 1:42| 0

Datos, muchos datos. Como siempre la Encuesta de Población Activa nos ofrece un caudal de información estadística en la que es fácil perderse. Estas son algunas claves para entender qué nos dice la EPA sobre el mercado laboral malagueño.

1 La evolución es buena…
El paro cae y el empleo crece. Estas son las dos variables básicas de la EPA, y ambas evolucionan positivamente, tanto en comparación con el anterior trimestre (9.900 parados menos y 3.600 ocupados más) como con hace un año (8.400 parados menos y 20.200 ocupados más). Además, la tasa de paro se ha consolidado por debajo de la cota psicológica del 30%.

2 … Y estamos ya en niveles de empleo de inicio de la crisis
Los titulares de los medios nacionales proclaman que España está todavía por debajo del nivel de empleo con el que empezó la legislatura (2011). Sin embargo, Málaga no sólo ha recuperado esa cota, sino que ya está en su nivel de ocupación más alto desde 2008: 578.600 personas trabajando. En el punto más aciago de la crisis llegó a bajar por debajo de los 500.000 ocupados.

3… Pero la creación de empleo se ha ralentizado
Que en el tercer trimestre de este año el empleo haya aumentado sólo en 3.600 personas, cuando además se ha registrado una temporada turística récord, deja una cierta decepción. También es cierto que en el segundo trimestre se registró una creación de empleo muy fuerte (+ 25.900 ocupados), pero aún así las tasas de aumento interanual nos alertan de que la recuperación está perdiendo fuelle. Entre el tercer trimestre de 2014 y 2015 la población ocupada ha crecido en 20.000 personas, menos de la mitad que en el año móvil anterior.

4… Y la bajada del paro también pierde fuelle
Hoy tenemos 8.400 parados menos que hace un año. Es buena noticia, sí. Pero entre 2013 y 2014 la reducción fue mucho más intensa, de más de 23.000 desempleados. Este contraste da idea también de una cierta desaceleración en la recuperación.

5 Sólo el sector servicios tira del carro
Al analizar la evolución del empleo por sectores salta a la vista una conclusión preocupante: la recuperación en Málaga está descansando exclusivamente en el ramo de los servicios. El resto de ramas de la economía provincial, o tiene crecimientos muy débiles o incluso sufre recaídas. Especialmente descorazonador parece el caso de la industria, que es el empleo más deseado por ser el más estable. En el último año en Málaga no sólo no ha creado empleo en la industria, sino que se ha destruído (aunque sea poco: se contabilizan 900 ocupados menos). La agricultura ahí anda, con crecimientos muy tímidos que, como se dice coloquialmente, no van a sacarnos de pobres (1.700 personas más trabajando que hace un año). Y la construcción igual, empieza a remontar pero está todavía tan cerca del fondo (34.000 ocupados ‘versus’ 84.000 que tenía en 2008) que aún no aporta masa crítica al mercado laboral malagueño. Durante la crisis, la economía malagueña se ha ‘terciarizado’ más si cabe: la masa de trabajadores que se encuadra en el sector servicios equivale ya del 87,3% del total.

Ver Post >
Startup de la semana: Evovelo abre crowdfunding para financiar prototipo de coche solar
img
Nuria Triguero | 16-06-2015 | 1:32| 0

Nueva sección, o mejor dicho nuevo compromiso en este blog: ‘Startup de la semana’. Creo que, más allá de la propaganda hueca con la que nos bombardean las instituciones constantemente en relación al ’emprendedurismo’ (qué ‘jartura’, madre), es justo reconocer que en Málaga el mundillo ‘startup’ ha alcanzando un nivel de actividad interesante. De ahí la idea, que es sencilla: hablar cada semana de un proyecto o empresa de Málaga que esté de actualidad, sea por su lanzamiento, por un nuevo producto, por haber conseguido financiación… Lo advierto: huiré (o lo intentaré, a todos nos engañan alguna vez) de ‘vendehumos’.

Empezamos con Evovelo, una pequeña empresa con un ambicioso objetivo: lanzar al mercado el primer coche movido por energía solar de la historia. Los hermanos Gonzalo y Alfredo Chomón son los ideólogos de este proyecto, en el que a día de hoy están embarcadas seis personas. ¿Por qué es noticia ahora? Porque acaba de lanzar una campaña de crowdfunding en Sociosinversores.com con el objetivo de obtener los 60.000 euros que necesita para fabricar sus primeros prototipos. La campaña va a durar tres meses en principio y el tíque mínimo es de 3.000 euros, que daría derecho al 0,5% de su capital.

La meta de Evovelo es lanzar las versiones beta de su vehículo Mö a final de año. Según Gonzalo Chomón, hay unas 50 personas en diferentes países apuntadas en lista de espera para ser ‘beta-testers’ del producto. Ya en 2016 saldría al mercado el modelo definitivo. Claro que para eso, la ‘startup’ malagueña debe conseguir unos ambiciosos hitos de financiación. Aparte de los 60.000 euros que quiere captar ahora, necesitará otros 150.000 para el lanzamiento comercial (fundamentalmente dedicado a marketing). Y después vendrá el reto de la producción: necesitará una planta de ensamblaje.

Hasta ahora, Evovelo se ha impulsado con financiación propia, salvo alguna pequeña cantidad procedente de un premio empresarial. Sus socios calculan que han aportado 220.000 euros al proyecto. Paralelamente a la campaña de ‘crowdfunding’, Chomón asegura que están negociando con posibles inversores. A algunos de ellos los conocieron durante su estancia en Harvard.

Hablemos de su producto: Mö, un vehículo solar urbano, que se homologará como triciclo biplaza (es decir, que seguirá las mismas normas de circulación que una bicicleta), completamente cerrado para proteger de las inclemencias climáticas a sus ocupantes, capaz de transportar a dos personas y algo de carga y/o una o dos sillas para niños y fabricado con materiales sostenibles.

Según explican sus fundadores, Mö está propulsado por un motor eléctrico que se mueve gracias a una batería que se carga con placas solares integradas en el propio vehículo y el usuario puede hacer un poco de ejercicio gracias al pedaleo asistido. Con un uso normal de 10-25 Km / día (que es el recorrido medio habitual en la mayoría de los casos) el CO2 producido será 0 KgCO2 / km, porque toda la energía para moverlo vendrá del sol. En usos intensivos de aproximadamente 40 km/día las emisiones serán de 0.001 KgCO2 / Km o incluso menores, dependiendo de la procedencia de la energía eléctrica utilizada para cargar la batería.

Ver Post >
Google busca emprendedores malagueños para su Campus Madrid
img
Nuria Triguero | 27-05-2015 | 7:03| 0

La multinacional hace una gira de presentación de esta iniciativa que el lunes llega a Málaga

“Un espacio para que los emprendedores puedan generar contactos, aprender y crear negocios que esperamos que cambien el planeta”. Con esta carta de presentación, más de uno podría pensar que estamos ante la enésima aceleradora-lanzadera-incubadora-consolidadora de startups. Pero las expectativas cambian cuando la marca Google asoma tras dicha declaración de intenciones. El gigante de Internet no está para perder el tiempo, así que si se embarca en un proyecto como Campus Madrid debe de ser que va en serio. Si además adquiere para ello un edificio de 4.000 metros cuadrados en pleno centro de la capital de España y ficha como directora a una mujer destacada en el mundo emprendedor español como Sofía Benjumea (que fue cofundadora de Spain Startup y consejera delegada de The South Summit), el asunto gana interés.

Campus Madrid abrirá oficialmente sus puertas el 22 de junio, convirtiéndose en el cuarto que abre la multinacional en todo el mundo (después de Londres, Tel Aviv y Seúl). Google no quiere limitar esta iniciativa a emprendedores madrileños, sino hacerlo extensivo a toda España. Por eso está haciendo una ‘gira’ de presentación por cuatro ciudades españolas que este próximo lunes llegará a Málaga. El lugar elegido es Link By UMA-Atech, el espacio recientemente inaugurado de la Universidad de Málaga destinado a fomentar las relaciones de la institución educativa con el mundo de la empresa.

Emprendedores, estudiantes, profesores e inversores están convocados al encuentro, en el que participarán Sofía Benjumea, otros responsables de Campus Madrid y personalidades destacadas del mundillo ‘startup’ de Málaga, como Bernardo Quintero o Joaquín Cuenca (ambos fundadores de empresas que han sido compradas por Google, Virustotal y Panoramio). Será a las seis de la tarde, el enlace para inscribirse está aquí:

Para poner en marcha esta iniciativa, Google ha querido ir de la mano de otras destacadas instituciones relacionadas con la tecnología y los emprendedores. Así, la multinacional ha anunciado que TechHub va a instalarse en Campus Madrid, en la que es su primera sede española. Se trata de una firma que gestiona una comunidad global de emprendedores digitales con espacios en todo el mundo, desde Bangalore hasta Boston. En el espacio de Google alquilará mesas siguiendo un modelo flexible a tiempo parcial, así como espacio de oficinas a tiempo completo para startups. SeedRocket, considerada una de las mejores aceleradoras de ‘startups’ en España, también tendrá un espacio en Campus Madrid.

Según ha explicado Sofía Benjumea, la filosofía de este espacio es posibilitar que la gente “pueda aprender, conectar con un potencial inversor, desarrollar proyectos con mentores y recibir ‘feedback'”. El corazón del campus será la cafetería: un espacio gratuito con mesas para trabajar, buen wifi, café y comida sana. Todo muy al estilo Google.

 

El edificio que acogerá Campus Madrid

Ver Post >
Aceleradoras: el dinero europeo se acabó, ¿y ahora qué?
img
Nuria Triguero | 08-04-2015 | 6:22| 0

Sesión de mentorización en la aceleradora Bolt

Hubo un momento en el que fue la palabra de moda. Las aceleradoras venían a salvar el mundo emprendedor malagueño. Las incubadoras de empresas eran el pasado: lo moderno, lo realmente revolucionario, era este nuevo concepto importado de Estados Unidos: meter a las ‘startups’ en un espacio común durante un periodo de tiempo corto (de tres a seis meses), someterlas a una intensiva mentorización y proporcionarles los medios para lanzar su proyecto, de manera que al final del proceso estuvieran listas para atraer capital. Este es básicamente el modelo que se ha testado en Málaga durante el último año. Con una singularidad: que se ha hecho con dinero público. Casi un millón de euros, aportados al 80% por la UE (fondos Feder, canalizados por la Escuela de Organización Industrial) y al 20% por el Ayuntamiento.

El alcalde, con el fin de repartir el riesgo, quiso que no hubiera una sino cuatro aceleradoras, así que repartió el dinero entre cuatro concesionarios. Bueno, en realidad entre tres, porque dos de las aceleradoras acabaron en manos del tándem Promálaga-PriceWaterhouseCoopers. Las otras dos han estado gestionadas por Bolt (una empresa especializada en la aceleración de ‘startups’ que ya había hecho un primer proceso de aceleración en Málaga con fondos privados) y una compañía vinculada al Instituto Fraunhofer, un prestigioso centro de investigación alemán. El objetivo que se les marcó era ambicioso: ‘acelerar’ 225 proyectos empresariales en poco más de un año. Hubo quien dudó, de hecho, en que fueran a encontrarse tal número de proyectos ‘acelerables’.

Pues bien, el experimento ya ha terminado y el millón de euros se ha agotado. Así que toca preguntar: ¿cuál ha sido el resultado? Y sobre todo, ¿ahora qué?, ¿pasarán las aceleradoras a formar parte estable del ecosistema emprendedor malagueño, o se irán como vinieron? El concejal de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, avanza que no se seguirá financiando este sistema con fondos municipales. «Otra cosa es que surja otra oportunidad de financiarlo con fondos europeos como la que se aprovechó el año pasado», matiza. La ciudad no va a quedarse de golpe sin aceleradoras, puesto que Bolt ha manifestado ya su intención de seguir trabajando en Málaga. El Ayuntamiento le ha facilitado seguir instalada en el ‘coworking’ de Tabacalera y, además de sus fondos privados, ha conseguido financiación europea para fomentar proyectos con una tecnología llamada Fiware. También seguirá funcionando Sprita, la aceleradora impulsada por el Grupo Lucas que no ha formado parte de dicho despliegue municipal.

Pero ¿cuál es el balance del experimento? Se puede decir que desigual. El propio concejal reconoce que Promálaga «no debería haber entrado a gestionar dos aceleradoras» porque «no es lo suyo, no es lo que sabe hacer». La UTE formada por la empresa municipal y PriceWaterhouseCoopers ya tuvo problemas para conseguir suficientes solicitudes para llenar su cupo (70 empresas). Eso hizo que abrieran la mano a empresas que, a priori, chirrían en un proceso de aceleración por pertenecer a sectores tradicionales o ser ya compañías consolidadas. En fin, lo que se denomina vulgarmente ‘relleno’. Esa falta de especialización ha jugado en su contra. En cambio, Bolt y el Instituto Fraunhofer han enfocado su labor a tipos de empresas muy concretos: Internet, comercio electrónico y ‘hardware’ la primera; ‘spinoff’ universitarios el segundo.

Quizá por eso, y porque estas dos aceleradoras han tenido mentores de alto nivel –Bolt, por ejemplo, ha traído a ‘estrellas’ del mundillo de Internet como Semyon Dukach o Carlos Blanco–, la mayoría de los casos de éxito han salido de allí. Se trata de ‘startups’ que han conseguido financiación como Neurodigital, que ultima negociaciones para captar 500.000 euros; Speaky, a la que se rifan varios inversores; Métrica 6, que ha triplicado personal…

En total, menos de una decena de empresas aceleradas han conseguido financiación (que se sepa), aunque desde el Ayuntamiento aseguran que hay unos veinte proyectos en conversaciones. No ha habido ningún ‘pelotazo’, por cierto. Lo más parecido fue el caso de Hot, que ha captado ya cerca de un millón de euros de inversión, aunque hay que matizar que esta empresa participó en la primera tanda de aceleración de Bolt, que fue estrictamente privada. Tampoco está nada mal lo conseguido por Urban-M, perteneciente a esa misma hornada, que ha cerrado una ronda de inversión de 500.000 euros.

Falta dinero

Ahora bien, hay una conclusión común para todas las aceleradoras, y ya hubo voces que lo anticiparon en un principio: es muy díficil atraer capital a Málaga. En españa no abundan los inversores en ‘startups’, y los que hay se mueven en Madrid y Barcelona. Si se habla de dinero extranjero resulta más complicado aún, porque pocos invierten en proyectos que están a miles de kilómetros y que por tanto no pueden controlar.

Cara al futuro, la estrategia del Ayuntamiento se centrará, por tanto, en atraer financiación para los proyectos empresariales innovadores. Hay un nuevo planteamiento sobre la mesa del alcalde: crear un fondo de inversión en ‘startups’ tecnológicas que esté coparticipado entre el Consistorio e inversores, y cuya gestión quede en las manos privadas, que son las que saben invertir. «Es lo que hace el Estado de Israel, salvando las distancias», apunta el concejal.

Ver Post >
El nieto de Mandela, el bloguero chino Michael Anti, periodismo ciudadano… así ha sido Empodera Live 2015
img
Nuria Triguero | 18-03-2015 | 7:41| 0

Dar voz a zonas aisladas de África, combatir el acoso sexual en Egipto o convertir a ciudadanos en científicos: ejemplos de innovación social que se comparten en este simposio que lleva celebrándose siete años en Málaga sin tanto bombo como otras citas mucho más inanes

La periodista siria Zaina Erhaim

La tecnología no es buena ni mala. Es una cosa, al fin y al cabo. Algo que está ahí, al alcance de quien quiera y pueda utilizarla, sea con fines egoístas o solidarios, benéficos o delictivos. Quienes han subido ayer y hoy al escenario del Echegaray durante el encuentro Empodera Live tienen un logro en común: haber sabido aprovechar una tecnología –que no tiene por qué ser la más avanzada: puede ser tan demodé como los SMS– para hacer el mundo un poco mejor. Por algo este simposio internacional, que va ya por su novena edición (siete de ellas en Málaga), lleva el lema ‘Innovadores en la red: uso social de la tecnología para cambiar el mundo’. Lo organiza la Fundación Cibervoluntarios con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga y Telefónica.

Los platos fuertes se han servido hoy. Ndaba Mandela, nieto del famoso líder, ha hablado de su “sueño africano” y de cómo intenta hacerlo realidad con la fundación África Rising. Es un politólogo con aires de estrella de cine de 31 años que da titulares a cada frase, y lo comprobamos en la entrevista que publicamos hoy en SUR. ¿Qué tiene que ver con tecnología y ciberactivismo? Mucho, teniendo en cuenta que su visión de cómo África debe alcanzar la autodeterminación económica y cultural pasa por el empoderamiento de los jóvenes a través de la educación y la tecnología. De hecho, Ndaba ha llegado a impulsar la creación de una red social 100% africana.

Antes que él, otro ponente muy esperado: Michael Anti, bloguero y periodista político chino que saltó a la fama cuando Microsoft censuró su blog, demostrando cómo las compañías occidentales pasan por el aro del Gobierno chino con tal de penetrar en tan gigantesco mercado. Anti, lejos de cargar sólo contra la falta de libertad en su país, asegura que no hay paraísos en ninguna parte y critica especialmente a la NSA americana. “Snowden me hizo ver que no hay un ángel de la guarda que proteja la libertad de Internet”, ha afirmado esta mañana.

Convencer a ciudadanos de a pie para que hagan de periodistas en el lugar más peligroso del mundo para el periodismo. Esta es la increíble misión de Zaina Herhaim, la primera ponente de esta mañana, que ha atrapado la atención de los participantes con su proyecto de reporterismo ciudadano en Siria. Zaina lleva formando a periodistas ciudadanos desde hace dos años y es coordinadora del proyecto Institute of War and Peace Reporting. “El primer objetivo de un dictador es acabar con los periodistas, cualquier persona con una cámara es un peligro”, ha resumido.

Ayer fue protagonista otra mujer llena de valentía: Amel Fahmy, cofundadora de HarassMap, un mapa interactivo para luchar contra el acoso sexual en Egipto. Se trata de un sitio web que ayuda a las mujeres egipcias a denunciar casos de agresión de forma anónima a través de Twitter, Facebook, correo electrónico o mensajes de texto. Con la información que facilitan las víctimas se actualiza un mapa que identifica las zonas donde el acoso callejero es más frecuente.

El 83% de las mujeres egipcias y el 98% de las extranjeras han sufrido acoso en El Cairo. Fahmy apuntó que se ha vuelto un problema sistemático y con más carga de profundidad de lo que parece: «Es una práctica social y política con un objetivo claro: evitar que las mujeres tengan participación en la vida pública». De hecho, impresionó especialmente cómo explicó las violaciones de mujeres en manifestaciones. Su organización, que trabaja en red con otras ONG que proporcionan apoyo psicológico y legal a las mujeres, presiona al Gobierno egipcio para endurecer las leyes, ya que actualmente la mayor parte de los casos quedan impunes. Fahmy alertó de que no es un problema sólo de Egipto: «Ocurre en Dinamarca, en Estados Unidos y en España. Y se debe al mismo motivo: hay una laguna gigante en cuestión de igualdad de sexos», concluyó.

Y volviendo al periodismo ciudadano, es cierto que esta ‘moda’ levanta suspicacias entre algunos profesionales de la información. Pero si hay lugares donde cobra sentido es donde opera la ONG Radar. Lugares como Sierra Leona, la India o Níger, donde las cámaras de las televisiones no llegan. Uno de sus responsables, Corin Faife, contó ayer que la iniciativa surgió por la frustración ante lo que llama «reporteros paracaidistas»: los enviados especiales de medios internacionales que llegan cuando hay una noticia, están unos días y se van. «Es una perspectiva muy sesgada. Las historias las cuentan mejor las personas a quienes les ocurren». Radar, que centra sus proyectos en zonas aisladas o marginadas, no publica sin más historias que le envía la gente, sino que se preocupa de elegir y formar a sus reporteros, que reciben una pequeña compensación económica (entre 10 y 20 euros) por cada texto. Parte de su éxito reside en que sus colaboradores no necesitan mucho un equipo especial para enviar sus contenidos; incluso lo pueden hacer por SMS.

Faife destacó que sus reporteros fueron los primeros en dar testimonio del brote de ébola en Sierra Leona en plena cuarentena, cuando aún no había llegado ningún periodista a la zona. Este y otros trabajos sobre el trabajo esclavo en la India y la corrupción en el delta del Níger han ocupado páginas en ‘The Guardian’, la BBC y Sky News.

Y si Radar convierte a ciudadanos en periodistas, Crowdcrafting les eleva a la categoría de científicos. Se trata de una plataforma que canaliza la contribución de gente de a pie a proyectos científicos. Según su cofundador, Daniel Lombraña, en esta web es posible contribuir al estudio de la antimateria del CERN, al control de la expansión del mosquito tigre en España o al estudio de fotografías tomadas por astronautas.

En fin, ha habido más conferencias, pero este es mi particular resumen. Personalmente, confieso que nunca había asistido a este encuentro, pese a todos los años que lleva celebrándose en Málaga. Y me ha dejado gratamente sorprendida: por el nivel y la originalidad de los ponentes, por los temas que se han tratado y por el formato de las charlas, que aleja el riesgo de conferencias ‘tocho’ y permite la participación del público. Empodera Live me parece una cita de mucho más nivel que otras que encuentran mucho más eco mediático y, sin embargo, luego son puro humo.

Ver Post >