img
Etiquetas de los Posts ‘

construccion

Un año de malas noticias
Nuria Triguero 05-01-2010 | 7:45 | 0

Es tiempo de hacer balance, aseguran. Y vaya si debe de serlo: en los últimos días no se ven, leen y escuchan más que resúmenes de 2009 en los medios de comunicación: las noticias más relevantes, los sucesos más calamitosos, los personajes del año, las mejores canciones, los fallecimientos ilustres… Así que supongo que también tocará hacer balance de lo que ocurrió durante el año que se ha ido en el mundo empresarial malagueño. Y no hablo de los grandes números: PIB, paro, IPC, viviendas sin vender… Sobre todo esto ya se han pronunciado los que de verdad saben, que son los economistas –también los políticos, pero ésos saben menos–. Me refiero a las empresas que han protagonizado los sucesos más destacados.

Así que me pongo a repasar todos los números de este suplemento en 2009, para no hablar de memoria y pecar de subjetiva. Primera conclusión, un ‘mea culpa’: ¡cuánto hemos abusado de la crisis en los titulares! Segunda, aunque en realidad es la misma: las malas noticias ganan a las buenas. Mucho cierre de empresas, mucho concurso de acreedores, mucho ERE, mucha caída de facturación… ¡Qué diferencia con los años del ‘boom’, cuando todo eran planes de expansión y crecimientos de dos dígitos!

Tercera conclusión: las promotoras han desaparecido de escena. Me refiero a las que no están en quiebra, claro. Aparte de Aifos, Evemarina, Nadalsol y el resto de inmobiliarias que están en suspensión de pagos, pocas referencias encuentro a firmas del ladrillo. Sando, Vera, Myramar y compañía han optado por la ultradiscreción. Su política de comunicación es la ausencia de ella. «Cuanto menos hablen de nosotros, mejor», deben de pensar. Aunque eso no siempre es lo más acertado, sobre todo en una coyuntura tan favorable a los rumores.

Pero vayamos a las entidades que más han destacado en 2009: si hay una que ha dado jugo informativo, ésa ha sido Unicaja. Empezó el año aupada a los titulares por su acercamiento a Caja Castilla-La Mancha y lo acabó igual, pero esta vez por su casi culminada fusión con Cajasur. En medio, idas y venidas, intervenciones políticas de todos los colores, golpes en la mesa de Braulio Medel, una ‘boda relámpago’ con Caja de Jaén… Y en 2010 la acción empezará pronto, para no perder tono: poco después de Reyes se aprobará el reglamento y los estatutos de la futura Unicajasur.

En el lado negativo, uno de los nombres más repetidos ha sido Isofotón. Con su crisis financiera, productiva y laboral, este gigante ‘verde’ tiene con el alma en vilo al Parque Tecnológico. Un recinto que este año no ha tenido otros grandes sobresaltos, una vez cerrado –en falso, dicen algunos– el capítulo Vitelcom.

Los que van de tropiezo en tropiezo son los hoteles de lujo de la Costa del Sol. Especialmente sonado fue el conflicto de Los Monteros, pero detrás han ido Las Dunas, AGH, Kempinski, Incosol, Guadalpín… Resulta paradójico que la conflictividad laboral de la provincia se concentre, a día de hoy, en establecimientos que presumen del máximo nivel.

(Publicado en ‘Dinero y Empleo’ el 3-01-2010)

Ver Post >
La lógica de los números
Nuria Triguero 13-01-2009 | 9:08 | 0

Reproduzco a continuación los titulares de la sección de economía de nuestro portal de Internet: «EE. UU. destruye 2,5 millones de empleos en 2008, la mayor cifra desde 1945». «La producción industrial sufre en noviembre su mayor caída en 16 años». «La Caixa –que por cierto, va a cerrar 250 oficinas en todo el país– pronostica que la economía se contraerá un 1,3% en 2009». «Los créditos al consumo descienden un 44%». «La zona euro entra en recesión y Almunia dice que no habrá tregua». «Deutsche Postbank prevé cerrar 2008 con pérdidas ‘considerables’». «Ssangyong Motor anuncia suspensión de pagos». No sigo porque me quedo sin artículo. El goteo de malas noticias se ha convertido ya en avalancha, pero no puede hacer olvidar el dato de la semana: la rotura del techo de los tres millones de parados. En Málaga hay ya 138.571 personas sin trabajo. En esta misma página, en el cuadro de coyuntura, hay una cifra escalofriante: el paro en el sector de la construcción se ha duplicado en un año en la provincia. Algo que, por otra parte, no sorprende si tenemos en cuenta que la construcción de viviendas cayó a la mitad en 2008.

Y es que los números tienen esa lógica despiadada. El Colegio de Arquitectos de Málaga avisa de que se están proyectando tres veces menos pisos que hace un año, así que no hace falta coger la calculadora para hacerse una idea de hasta dónde puede crecer el desempleo en la construcción. Sindicatos y políticos siguen repitiendo, como si fuera un mantra, que hay que apostar por la I+D y la tecnología para no depender tanto de la construcción. La verdad es que eso siempre me ha sonado a frase hueca, más que nada porque no explican cómo reciclar a esos miles de obreros no cualificados para que salten del andamio a empresas como Google o Microsoft y, sobre todo, cómo convencerán a los empresarios para que, cuando vuelvan las vacas gordas, arriesguen su dinero en proyectos innovadores en lugar de alicatarlo con ladrillos de nuevo.

Quizá para que eso ocurra no hagan falta sermones, sino más ejemplos como el de Aertec, la firma de ingeniería aeronáutica, que ha cerrado 2008 con un aumento en su facturación de 20% y previsiones de seguir creciendo. Los fundadores de Aertec son dos primos, Antonio Gómez-Guillamón y Vicente Padilla, que eran ingenieros de éxito fuera de Málaga y decidieron volver para montar su propio negocio. Hoy recogen los frutos de aquella difícil decisión.

(Publicado el 11-01-09 en ‘Dinero y Empleo’)

Ver Post >