img
Etiquetas de los Posts ‘

ere

Un año de malas noticias
Nuria Triguero 05-01-2010 | 7:45 | 0

Es tiempo de hacer balance, aseguran. Y vaya si debe de serlo: en los últimos días no se ven, leen y escuchan más que resúmenes de 2009 en los medios de comunicación: las noticias más relevantes, los sucesos más calamitosos, los personajes del año, las mejores canciones, los fallecimientos ilustres… Así que supongo que también tocará hacer balance de lo que ocurrió durante el año que se ha ido en el mundo empresarial malagueño. Y no hablo de los grandes números: PIB, paro, IPC, viviendas sin vender… Sobre todo esto ya se han pronunciado los que de verdad saben, que son los economistas –también los políticos, pero ésos saben menos–. Me refiero a las empresas que han protagonizado los sucesos más destacados.

Así que me pongo a repasar todos los números de este suplemento en 2009, para no hablar de memoria y pecar de subjetiva. Primera conclusión, un ‘mea culpa’: ¡cuánto hemos abusado de la crisis en los titulares! Segunda, aunque en realidad es la misma: las malas noticias ganan a las buenas. Mucho cierre de empresas, mucho concurso de acreedores, mucho ERE, mucha caída de facturación… ¡Qué diferencia con los años del ‘boom’, cuando todo eran planes de expansión y crecimientos de dos dígitos!

Tercera conclusión: las promotoras han desaparecido de escena. Me refiero a las que no están en quiebra, claro. Aparte de Aifos, Evemarina, Nadalsol y el resto de inmobiliarias que están en suspensión de pagos, pocas referencias encuentro a firmas del ladrillo. Sando, Vera, Myramar y compañía han optado por la ultradiscreción. Su política de comunicación es la ausencia de ella. «Cuanto menos hablen de nosotros, mejor», deben de pensar. Aunque eso no siempre es lo más acertado, sobre todo en una coyuntura tan favorable a los rumores.

Pero vayamos a las entidades que más han destacado en 2009: si hay una que ha dado jugo informativo, ésa ha sido Unicaja. Empezó el año aupada a los titulares por su acercamiento a Caja Castilla-La Mancha y lo acabó igual, pero esta vez por su casi culminada fusión con Cajasur. En medio, idas y venidas, intervenciones políticas de todos los colores, golpes en la mesa de Braulio Medel, una ‘boda relámpago’ con Caja de Jaén… Y en 2010 la acción empezará pronto, para no perder tono: poco después de Reyes se aprobará el reglamento y los estatutos de la futura Unicajasur.

En el lado negativo, uno de los nombres más repetidos ha sido Isofotón. Con su crisis financiera, productiva y laboral, este gigante ‘verde’ tiene con el alma en vilo al Parque Tecnológico. Un recinto que este año no ha tenido otros grandes sobresaltos, una vez cerrado –en falso, dicen algunos– el capítulo Vitelcom.

Los que van de tropiezo en tropiezo son los hoteles de lujo de la Costa del Sol. Especialmente sonado fue el conflicto de Los Monteros, pero detrás han ido Las Dunas, AGH, Kempinski, Incosol, Guadalpín… Resulta paradójico que la conflictividad laboral de la provincia se concentre, a día de hoy, en establecimientos que presumen del máximo nivel.

(Publicado en ‘Dinero y Empleo’ el 3-01-2010)

Ver Post >
Las barbas, puestas a remojar
Nuria Triguero 26-01-2009 | 8:22 | 0

Esta semana hemos sabido tres cosas –entre otras muchas, casi todas malas a nivel económico–. Que el beneficio de Google cayó un 70% en los tres últimos meses del año. Que Microsoft echará a la calle a cinco mil personas, los primeros despidos de su historia. Y que Mercadona ha acometido cambios drásticos en sus supermercados ante la caída del consumo. Hay un refrán que dice: «Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar». Pero cuando tres vacas sagradas de la economía empiezan a mostrarse afectadas por la crisis, ¿qué puede hacer un empresario de a pie? Como mínimo, secarse el sudor frío de la frente…

Y luego está lo de Isofotón, que más que sudor está provocando lágrimas entre sus más de 700 empleados, además de un tremendo estupor entre las administraciones públicas, que hasta hace nada ponían a esta empresa como ejemplo de gestión y solvencia. Desde la Junta se declaran «sorprendidos» por la magnitud del ERE temporal presentado por Isofotón, que afecta nada menos que al 95% de su plantilla. Sobre todo, supongo, después de las millonarias ayudas públicas que han desembolsado en esta industria de paneles solares. La noticia empezó a provocarme una sensación de ‘déjà vu’ y pronto averigüé por qué. Cuando A Novo –la antigua Alcatel– entró en crisis, Vitelcom acudió al rescate, comprando sus instalaciones. Poco después cayó Vitelcom, e Isofotón entró a formar parte de la sociedad encargada de recolocar a sus empleados. Y ahora Isofotón tiene problemas. ¿Cuál será el próximo episodio?

Pero volvamos a Mercadona. Ante la crisis, el visionario Juan Roig ha lanzado la estrategia de ganar menos para seguir adelante. La cadena valenciana quiere ponerse de parte del ‘jefe’ –así llaman al cliente en la ‘jerga Mercadona’–, reduciendo el precio medio de la cesta de la compra. Y en ese empeño no ha dudado en dejar a las grandes marcas por el camino. Roig ha decidido que sólo los artículos que más se vendan tendrán derecho a acceder a sus estanterías. El cliente tendrá menos variedad, pero a cambio los productos serán más baratos. Calvo, Vileda, Nestlè, Bimbo o Pascual son enseñas que han visto desaparecer algunos de sus productos de los lineales de Mercadona, perdiendo así un importantísimo canal de distribución. La estrategia también tiene sus riesgos para la firma valenciana: muchos clientes pueden acabar yéndose a otro súper a buscar sus marcas preferidas.

(Publicado el 25-01-09)

Ver Post >