CON BUEN PIE

EL FESTIBAR

por MARTÍNEZ REQUENA

No ha empezado nada mal el Festibar. Si todo sigue como el primer día -el viernes-, la organización nocturna se va a ganar la matrícula de honor. Y no lo decimos sólo porque Antonio Banderas se estrenase entre las bandejas de canapés (eso sí, con dos armarios empotrados como guardaespaldas) haciendo méritos para llevarse algún premio festibarero. Sino también porque la fiesta de inauguración dejó de lado la crisis y se celebró por todo lo alto, con caras conocidas a gogó circulando entre los diferentes espacios de la Finca El Realengo. Vamos, que no faltó nadie que sea o no sea algo en esta ciudad. Bueno, sólo le pusimos falta a Melanie… Y al Duque, que ya conocéis nuestra debilidad por Miguel Ángel Silvestre.

Ante su ausencia, el más buscado este año es Mario Casas, que logró camuflarse entre los rincones exóticos que conformaban el recinto, incluidos palmeras, lagos, puentes de madera… De hecho, parecía que estábamos en el programa ‘Supervivientes’ y que en cualquier momento nos íbamos a encontrar a Mario Picazo contándonos quién era el próximo nominado para abandonar Cayo Coco. Aunque, claro, no se vieron biquinis ni bañadores porque en esta ocasión la etiqueta se impuso a los chandals. ¡Menos mal, porque después tenemos pesadillas con más de un modelito!

Bueno, Lucía Etxebarría nos dejó un poco traumatizadas. Tras su incidente bajando del tren y sus correspondientes seis puntos en la pierna, apareció con un ‘look’ un tanto hippie y ni siquiera se quitó las gafas de sol en toda la noche. Y seguro que los focos no la deslumbraban. A lo mejor era para no darse cuenta de la lluvia que estaba cayendo. Quienes no se mojaron ni un pelo fueron Emma Suárez y Alberto San Juan, que se hicieron con unos sillones para ponerse al día de sus vidas y hablar de lo divino y de lo humano. Como testigo de excepción actuó Miki Molina, que por detrás parecía más bien El Brujo. Por cierto que tenemos una duda existencial que esperamos que algún día nos resuelva: ¿A quién llamaba por el móvil a las tres de la mañana? Es verdad que las tarifas a esas horas son mucho más baratas, pero tampoco hay que ahorrar tanto… Se está ganando una nominación de los Premios Festibar, al igual que Álex de la Iglesia, que tiene carrete para rato. No paró de hablar con políticos, compañeros y fans. A este paso, el día de la clausura lo vemos con afonía sin poder anunciar el palmarés.

Lo que no podemos vaticinar, ni aunque hablemos con la bruja Lola, es si Alberto Amarilla se llevará alguna Biznaga por su participación en ‘Fuga de cerebros’, pero sí tenemos claro que está cerca del Festibarito a ‘No me pierdo ninguna y después no escucho el despertador’. Y es que disfrutó junto a su hermano de la noche inaugural hasta bien entrada la madrugada y al día siguiente le costó sudor y lágrimas levantarse. Hasta llegó tarde a una sesión de fotos. Una vez metido en faena, tuvo hasta tiempo de bromear con la prensa junto a sus compañeros de película Canco Rodríguez -más conocido como el Barajas de ‘Aída’- y Simón Cohen. Sin duda, el Festibar viene fuerte este año. Y esto es sólo el principio. Lo que nos quedará por ver hasta el sábado.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More