VIENTO EN POPA

EL FESTIBAR

POR MARTÍNEZ REQUENA

Tiene su gracia pasear por Málaga durante los días en los que se celebra el Festival. Lo mismo te encuentras a la vecina del segundo que a los Serrano. Sí, sí. Y a las dos de la mañana, por la calle Larios. ¿Qué hacían por allí? Desde luego, no iban a hacer cola a Mercamálaga en busca de provisiones para su taberna. Más que nada porque Telecinco la cerró hace tiempo. Ahora, Jesús Bonilla y Antonio Resines vuelven a trabajar juntos en una película. Ayer presentaban el proyecto. Y, ya puestos, han aprovechado el fin de semana. Ahora, que andaban un poco perdidos por el Centro. Las fans -aquí hay para todos- tuvieron que indicarles el camino de vuelta al hotel. No trasnocharon mucho. Claro, es que iban con Álex de la Iglesia, que se debe a sus quehaceres como presidente del jurado.

Y eso que era sábado, sabadete… No hacía falta jurarlo. Menudo ambientazo. A este ritmo no vamos a ganar para antiojeras porque el Festibar es un no parar. Que si José Luis García Pérez de tapeo con Raquel Infante, Aída Folch, Javier Pereira y Elena Furiase. Que si familias enteras a la caza y captura de cualquier famoso cámara en ristre. Y, por supuesto, el clásico ‘meeting point’ del Liceo a rebosar: William Miller (novio hippie de Inés de ‘Cuéntame’ y profesor en ‘Un paso adelante’) fotografiándose con sus admiradoras, un Roberto Álvarez encorbatado pero muy marchoso, una coqueta Iris Lezcano -con unos taconazos de escándalo-, y, claro, su cuñada en ‘Sin tetas no hay paraíso’, Amaia Salamanca, que se perdió en la zona vip después de posar con las fans.

Eso sí, el protagonismo lo sigue acaparando Mario Casas. No queremos ser pesadas, pero este chico va ganando puntos cada minuto. Ahora, que ese azul eléctrico que nos llevaba el sábado no era precisamente discreto. Se ve que le gusta eso de que le reconozcan. Nada que ver con los hermanos Vivancos, que pasaron de lo más inadvertidos ante la multitud de la entrada. Deberían salir más en televisión, que tampoco están tan mal. Todo lo contrario. Y nosotras con el traje de faena… Claro, la gala en el Teatro Cervantes se alargó tanto que nos tuvimos que ir directas al sarao sin pasar por el taller de chapa y pintura. Y, la verdad, luego te ves esos modelones -que algunas van de estrellas de Hollywood- que a nosotras ni se nos ve. A veces dan ganas de esconderse. Quizás le pasó lo mismo a Juan Diego, que después de recibir el Premio Málaga SUR prefirió cenar tranquilamente con la familia y los amigos.

Tampoco se dejaron ver mucho por las calles Hugo Silva y Carmelo Gómez. Se estarían reservando para el pase de prensa de ‘Agallas’. Que, para un actor -y para cualquiera, las cosas como son-, estar fresco como una lechuga a las once de la mañana de un domingo es todo un sacrificio. Para otros no. Porque a Silvia Pinal no le costó madrugar. Mientras unos se estaban acostando, la actriz mexicana -que recoge hoy la Biznaga a la película de oro, ‘Viridiana’- estaba saboreando unos cuantos churritos con café. Lo dicho, esto va viento en popa.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More