ESTAMOS TAN A GUSTITO…

EL FESTIBAR

POR MARTÍNEZ REQUENA

Made in Spain. Farolillos, claveles, manteles de lunares, un cuadro flamenco… La última planta del hotel AC Málaga Palacio se convirtió en todo un tablao con motivo de la fiesta que la librería Ocho y Medio ofreció el miércoles y en la que sólo faltó al micrófono Ortega Cano con su internacionalmente conocido «Estamos tan a gustito…». Hasta el reparto de ‘7 minutos’ se reenganchó a la velada ‘typical spanish’ tras poner punto y final a la breve celebración que protagonizaron en el hotel Larios. Y lo pasaron en grande. Toni Acosta no dejaba de hacer palmas mientras su compañera Pilar Castro se adueñaba del micrófono con bastante soltura. Aunque la que sorprendió fue Marta Etura, que no dudó en arrancarse con algunos temas flamencos -lo sentimos, lo nuestro no es precisamente el cante jondo y no diferenciamos entre distintos palos-. No lo hacía nada mal. Esta chica vale tanto para un roto como para un descosido.

Pero el micro pasó de mano en mano, cual concurso de ‘Singstar’ o similar. Uno de los más aclamados de la noche fue Asier Etxeandia. Sus tablas en el musical ‘Cabaret’ se dejaron sentir en el improvisado tablao-karaoke con un apasionado ‘Lo tuyo es puro teatro’. Poco después, Fran Perea sacó a relucir su vena artística con la caja, instrumento que domina a la perfección y con el que también demostró su talento Antonio Garrido. Por su parte, Verónica Sánchez se pasó la velada charlando con el director Daniel Sánchez Arévalo y estuvo menos pendiente del cuadro flamenco de la familia Sánchez-Cortés. Y es que claro, la actriz es sevillana y esto del flamenco le es más familiar que al resto. Más atentos al espectáculo estuvieron Neus Asensi, Rubén Ochandiano y Javier Pereira, que se resguardaron en tercera fila para evitar salir a escena y tenerse que marcar algún que otro baile o cante.

Enrique Cerezo debutó en la noche festibarera para irse haciendo poco a poco el cuerpo de que su nombre iba a ser el más repetido ayer en el certamen, ya que recibió la Biznaga en el apartado de retrospectiva. Así, se pasó gran parte de la noche agradeciendo las felicitaciones por el galardón.

Y si visiones muy distintas del cine tienen Álex de la Iglesia, Gerardo Herrero e Imanol Uribe, en el Festibar también demostraron que en la variedad está el gusto. Mientras el presidente del jurado de la sección oficial se situaba en primera fila jaleando a todo el que salía a escena, el director de ‘Los aires difíciles’ se acomodó en un rincón y no lo abandonó hasta que la fiesta echó el cierre. Uribe directamente optó por tomarse algo tranquilamente en la cafetería del hotel y dejarse de tanto sarao nocturno, al igual que Fernando Méndez-Leite.

Pero la noche no se cerró en el Málaga Palacio (o Palace, como le llaman algunos actores y directores) pasadas las dos de la mañana. El Festibar se trasladó al Liceo, el Arte y el ZZ Pub, este último, nuevo en el recorrido de los famosos. Por él se dejaron ver Raúl Arévalo y Canco Rodríguez. Un cierre para todos los gustos. Y aún queda por delante todo el fin de semana.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More