Rocío Bazán revive a La Niña de la Puebla

Un momento de la actuación de Rocó Bazán, junto a la guitarra de Jimeno. Foto: Diputación de Málaga

La cantaora esteponera Rocío Bazán actuó anoche en la Peña Flamenca de Álora, en una de las últimas citas del circuito ‘Nos vemos en tu peña’ de Málaga en Flamenco’09, que patrocina Cajasol y organiza conjuntamente la Federación de Peñas Flamencas y la Diputación.

La actuación no pudo menos que tener el sentido recuerdo de su reciente presidente fallecido, el cantaor Pepe Vergara, de principio, y luego dejarnos algunas perlas en las formas y maneras de esta cantaora de Estepona, que en cada recital muestra su polivalencia en todo el repertorio clásico.

A su lado, como siempre, estuvo solícita la guitarra de su paisano y pariente Paco Javier Jimeno, que pese a estar aquejado de dolores estomacales apretó fuerte su sonanta para sacar trémolos, picados y falsetas que fueron muy bien digeridos por el público presente, que llenaba su pequeña sala, según una nota de prensa de la Diputación.

Rocío Bazán dejó momentos de mucho sentimiento por seguiriyas, valiente, y en alegrías sazonó mucho su cante como quizá herencia irremediable de su cercanía vital con la tierras vecinas de las salinas y los esteros.

Estos dos momentos especialmente brillantes de todo su recital fueron coronados por una copla por bulerías El Niño de las Monjas de la célebre Niña de la Puebla, artista sevillana- malagueña de la que se cumplen cien años y a la que Bazán ya había cantado este verano en un espectáculo bajo este leit motiv en el Teatro de la Maestranza sevillano.

La cantaora interpretó malagueña de El Canario y jabera, minera, cartagenera y taranto, soleá de Alcalá, Cádiz y La Serneta, las alegrías mencionadas por La Perla y la Niña de los Peines, por seguiriyas con el cambio de María Borrico y la copla final mencionada.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More