Murió Robin Williams , 10 películas para recordarlo

El actor Robin Williams, que falleció a los 63 años, se habría quitado la vida ahorcándose en su casa de California y sin dejar una nota de suicidio, según informa la web TMZ, conocida por tener acceso directo a la intimidad de las celebridades de Hollywood.

Según este medio digital, que cita a fuentes cercanas a la situación, el cadáver del ganador del Óscar por “Good Will Hunting” fue hallado por su asistenta, después de llamar a la puerta de la vivienda y preocuparse al no recibir respuesta. Williams, al parecer, se ahorcó en la casa y no en el garaje, según se especuló en un principio

La mujer de Williams, Susan Schneider, no estaba en la casa en ese momento, debido a que se encontraba haciendo recados.

Hoy ha sido convocada por las autoridades una rueda de prensa para dar nueva información sobre la muerte del actor, que ha conmocionado a Hollywood.

TMZ fue la primera web en anunciar la sorpresiva muerte de Michael Jackson en 2009. Desde entonces se ha erigido como uno de los portales más fiables en lo que a crónica negra de Hollywood se refiere, y apunta que Robin Williams, que pasaba por una profunda depresión, volvió a ingresar en una clínica de rehabilitación el pasado mes.

Fuentes cercanas al actor apuntaron que, aunque intentó encontrar ayuda fue demasiado tarde.

Además, el tabloide New York Post aseguró, por su parte, que Williams pasaba por “problemas económicos serios”, algo que explicó en una entrevista el año pasado en la que también comentó que la primera vez que dejó las drogas fue cuando su hijo Zachary nació hace 30 años.

Curiosamente, el último tuit que Robin Williams publicó fue para felicitar a otro de sus hijos, Zelda, el pasado 31 de julio, cuando cumplió 25 años

 

 

El portal de entretenimiento TMZ, difundió el audio de una entrevista, en la que el fallecido actor Robin Williams habló para el programa WTF del comediante Marc Maron en 2010, y se refiere al difícil momento que atravesó cuando pensó en quitarse la vida.

La entrevista fue realizada en 2010 y en esa ocasión el actor se había sometido a una difícil cirugía al corazón y en medio de la entrevista inició un monólogo sobre su adicción a las drogas y el aochol, así como su lucha interna para no quitarse la vida.

Lo curioso de esta entrevista es que Robin Williams habla de sus intenciones por cortarse las muñecas. Cuatro años después, el querido actor se cortó las muñecas antes de ahorcarse con una correa.

 

 

Robin McLaurin Williams, nacido en Chicago el 21 de julio de 1951, deja varias películas para el recuerdo. De sus más de 100 caracterizaciones en cine y televisión hemos escogido diez que resuman su versatilidad.
1. Good Morning Vietnam (1987)

Dirigida por Barry Levinson, en esta película Robin Williams interpreta a un discjockey destacado a Vietnam. Su labor no es nada fácil: animar a los jóvenes soldados a través de la radio. Sus problemas empieza cuando Adrian Cronauer (el personaje de Williams) lanza comentarios sobre la guerra que no son bien recibidos por los militares. Anuncios alejados de lo políticamente incorrectos, que responden a la censura con imaginación, mucha ironía y exceso de sarcasmo.

 

2. Jumanji (1995)
“Jumanji” significa en zulu “muchos efectos” y es el nombre de un juego de mesa que inspira un cuento infantil publicado en 1981. En este está basada la película de 1995 en la que participa Robin Williams. En la historia, el niño Alan Parris descubre un juego de mesa mágico, en el que queda atrapado. 25 años después, dos niños encuentran en juego y descubren la magia del juego y a un Alan mayor barbudo. Robin Williams interpreta al Alan ermitaño.

 

3. Good Will Hunting (1997)
En este filme, el personaje de Robin Williams es un profesor de Química que busca ayudar a un joven que, pese a contar con un intelecto superior al promedio y que pudo ser calificado de pequeño como niño genio, es conflictivo, ha tenido problemas con la justicia y ha crecido en un entorno negativo. Así, el profesor Sean Maguire (Williams) viene a ser una suerte de linterna para que el genio díscolo Will Hunting (interpretado por Matt Damon) salga de la oscuridad. “Good Will Hunting”, su nombre en inglés tuvo nueve nominaciones a los Premios Óscar, de los que ganaron dos, uno al mejor guión original (Matt Damon y Ben Affleck) y el otro lo ganó Robin Williams, como mejor actor de reparto.

4. La Sociedad de Poetas Muertos (1989)
Imaginen el colegio internado para varones más conservador y rancio. En un sistema lleno de prohibiciones, normas a cumplir y presiones para ser los mejores, hay un profesor salido del molde que, alejado de los convencionalismos de la tradicional escuela, busca llevarle a sus alumnos la sensibilidad hacia el arte y hacia la vida. John Keating es el maestro aludido, lo interpreta Robin Williams. El filme ganó un Óscar por el mejor guión original.

 

 

5. Patch Adams (1998)
En esta película protagonizada por Robin Williams, el actor da vida a un médico que ve en la risa y el humor una buena terapia para que sus pacientes olviden los malos momentos e incluso mejoren su salud. Patch Adams, el médico, se ve en problemas debido a las polémicas que despertarán sus técnicas son poco convencionales.  Otro de los que actúan en este entrañable filme es Philip Seymour Hoffman, actor que también fue hallado muerto el año pasado. Adicto a la heroína, una sobredosis habría acabado con su vida.

 

 

6. Más allá de los sueños (1998)
Se trata de una historia de amor que trasciende la vida. Robin Williams encarna esta vez a Chris Nielsen, un padre de familia que pierde a sus dos hijos en un accidente de tránsito. La vida de los Nielsen se derrumba y Annie, la esposa de Chris cae en una depresión que se hace más profunda cuando Chris también muere.  Annie opta por suicidarse y Chris, desde el más allá deberá buscarla. No la tendrá fácil: en la ficción, quienes deciden suicidarse acaban en el purgatorio. El final es entrañable.

 

7. Popeye (1980)
Si bien la película fue un fiasco en taquilla y no colmó las expectativas de los seguidores del clásico dibujo animado, este filme permite descubrir, una vez más, la versatilidad dramática de Robin Williams. Olvidémonos del argumento, tan simple como el de las caricaturas infantiles, e imaginemos el trabajo que debió implicar para Williams la creación de Popeye. Desde los gestos, la forma de caminar y las acciones exageradas. Un dato adicional: se trata del primer papel protagónico de nuestro artista en la pantalla grande; antes había tenido roles en la televisión desde 1977.

 

 

8. Noche en el museo (2006)
Larry Daley (interpretado por Ben Stiller) busca dejar de ser ese personaje gris, mediocre y perdedor que ha perdido su trabajo, es mal visto por su ex esposa y su pequeño hijo. Así, consigue trabajo de vigilante nocturno en el espectacular Museo de Historia Natural de Nueva York. Cuando el Sol da paso a la noche, algo mágico ocurre en este lugar: todas las muestras cobran vida y se puede ver a animales de los cinco continentes dando vueltas por las instalaciones, así como a personajes históricos. Robin Williams interpreta a uno de ellos: el ex presidente norteamericano Theodor Roosevelt. Pese a no ser un personaje principal, el profesionalismo de Williams se ve en cada escena en la que aparece Roosevelt.

Este es el tráiler de la primera parte:

 

Puedes ver aquí el tráiler de la segunda parte de Noche en el Museo y el de la tercera, aquí.

9. El hombre bicentenario (1999)
En esta película ambientada en el año 2005, Robin Williams interpreta a Andrew, un androide distinto al resto: tiene sentimientos y expresa emociones al igual que un ser humano. Con el pasar del tiempo, 200 años después,  Andrew deberá escoger si debe convertirse o no en un ser humano. Basada en un cuento del escritor de ciencia ficción Isaac Asimov

Este es un pasaje del inicio de la película:

 

10. Señora Doubtfire, papá de por vida (1993)
Aquí, Robin Williams es Daniel Hillard, quien se divorcia de su esposa y pierde la custodia de sus tres hijos. Pese a que los puede ver los fines de semana, Daniel se entera de que su ex esposa anda en búsqueda de una niñera y es en este punto que la película toma forma: experto en caracterizar personajes (hace el doblaje de películas), Daniel Hillard decide disfrazarse y hacerse pasar como una sesentona, la señora Doubtfire. Es así que se hace del trabajo de niñera y cuida a sus hijos todos los días. La serie de enredos que vienen a continuación refuerzan el mensaje final de esta película: un padre está dispuesto a todo por sus hijos.

¡Hola mundo!

Te damos la bienvenida a Comunidad de Blogs de SUR.es. Este es tu primer artículo. Edítalo o bórralo… ¡y comienza a publicar!

Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.