URGENTE “REGALOS REYES MAGOS PARA NIÑOS ALHAURINOS”

Queridos amigos:
Una vez más utilizo este medio, para pedir vuestra ayuda.

Como ya sabéis los que me conocéis y los que no lo sabrán a partir de ahora, pertenezco a la Familia Los Pichones en Memoria de Antonio Benítez Rueda, desde hace algunos años.

No somos ni una asociación, ni ong ni nada burocráticamente dada de “alta”, pero a lo largo del año realizamos varias acciones, recogemos ropa, alimentos, juguete, que más tarde repartimos a familias alhaurinas necesitadas, residencias, la Ciudad de los Niños…

En navidades nos vestimos de reyes, en carnaval nos disfrazamos, en el día de los enamorados nos engalanamos con grandes corazones y cajas de regalos…

Los listados de los niños que no tendrán reyes de nuestra localidad, Alhaurín de la Torre, nos los facilita Cáritas Parroquial, quienes además nos envían los juguetes que van recogiendo.

Este año, como pueden imaginarse, el listado es muy largo, y los juguetes facilitados no son suficiente; por lo que pedimos tu colaboración.

Pueden llevarnos los juguetes a Calzados Los Pichones, C/ Cánovas del Castillo, 51. Barriada La Alegría, o ponerse en contacto conmigo al teléfono 637897266

Agradecida de antemano reciban un abrazo

Los Pichones y la Ciudad de los Niños

Un año más, la familia “Los Pichones” tiene programado visitar la Ciudad de los Niños en Navidad. En esta ocasión y tras ponerse en contacto con los hermanos para conocer las necesidades actuales, necesitan recoger

• Aceite de girasol y de oliva
• Atún
• Tomate enlatado
• Embutidos de pollo y pavo
• Alimentos no perecederos

Todo el que quiera colaborar puede llevarlo a la tienda Calzados Los Pichones, situada en la Calle Cánovas del Castillo nº 51, para más información pueden llamar al 952410646 y preguntar por Mari Sol. También pueden llevarlo directamente a la Ciudad de Los Niños en Finca Asperones s/n, Málaga

PAGINA DE INICIO

San Valentín no tiene edad

San Valentín se celebra de distintas formas, a lo largo y ancho del mundo, rosas rojas, flores blancas prensadas, cartas de amor, bombones, intercambios de mensajes, cenas a la luz de las velas… lo cierto es que San Valentín no tiene edad, por eso un año más, nuestros mayores de la Residencia Zamorilla, a pesar de que no gastaron en regalos ni compraron flores, disfrutaron de una tarde divertida y repleta de amor acompañados, por partida doble, de la Sonrisa de un niño y la Familia Los Pichones.

seguir leyendo

LOS PICHONES: UNA FORMA DE VIVIR

Hace unos días, le decía a Marisol (viuda de Antonio Benítez Rueda) que diariolatorre.com en su resumen anual había incluido a su familia “Los Pichones” por su compromiso con los más desfavorecidos. Ella me dijo: -Entonces también te han incluido a ti, porque tú ya eres Pichones también.- Me quedé un poco cortada, ¿yo, Pichones?, si yo solo los acompaño cuando puedo e intento difundir su trabajo para que más gente se sumen a ellos.

Y la verdad, es que sí, comienzo a sentirme Pichones, sobre todo después de las navidades pasadas en las que colaboré con ellos, acompañándolos el cuatro de enero a su particular Cabalgata de Reyes. Y digo esto, porque aunque no era la primera vez, sí era la primera vez que estuve con ellos la jornada completa.

De muchos ya es sabido que a lo largo del año, además del porcentaje de beneficios de su negocio que destinan para obras de, llamémosla caridad , son muchos los alhaurinos que por su zapatería acercan juguetes, ropa, alimentos, etc. para que ellos lo repartan. Además cuenta con la ayuda y colaboran (el orden no altera los fines) con asociaciones como Cáritas, AMAT, Asociación Cultural Solera…

Volviendo al cuatro de enero, a las once de la mañana quedamos todos en el local para salir en Cabalgata a los hogares de un listado que Cáritas junto a regalos nos habían facilitado y otra lista que nos dio AFA Lauro para visitar a nuestros mayores con alzhéimer. Fue un día muy largo que duró hasta las once de la noche, y en la que algunas veces la decepción nos hirió, ya que algunas familias abusan del buen hacer de Cáritas y del nuestro propio y verdaderamente no les hacía falta; pero también tengo que decir que en la mayoría de las visitas, si llegamos como un regalo del cielo y sus lágrimas, sonrisas y emoción borraba cualquier indignación vivida anteriormente. En uno de los hogares, tras cerrar la puerta, oímos a los dos niños decir: -¡Dios mío, que chulo! Y a ti ¿qué te han traído? U otros que decían – ¿Cómo sabían los Reyes que yo quería esto? Lo más grande es que esos regalos no eran nintendos, ni plays, ni plasmas, eran muñecas, peluches, cochecitos, puzles, pelotas… Pero el asombro y la ilusión hicieron de estos niños el día más feliz de sus vidas y el de toda la comitiva cuando los veía.

Por el camino también nos encontramos con niños que al encontrarse en su calle, a las mismísimas Majestades de Oriente, corrián a su encuentro para darles la carta de los reyes, pequeñitos asombrados que se hacían fotos con ellos, gente que nos preguntaban a donde tenían que ir para colaborar con esta causa, otros que se tranquilizaban porque pensaban que los Reyes no sabrían llegar a su casa…

Y como dice el título de esta columna, Los Pichones, es una forma de vivir, vivir en familia, vivir con el compromiso de ayudar a aquellos que lo necesiten y encontrar la felicidad en la alegría de los demás.

Nota: Por motivos obvios, las fotografías que se acompañan son de los mayores y niños que corrieron al encuentro de los Reyes Magos y no de los necesitados para salvaguardarlos en el anonimato.

Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.