Málaga en Verde se transplanta

Málaga en Verde necesita más espacio para seguir creciendo, y para ello nos trasladamos a:

http://malagaenverde.blogspot.com

Gracias a todos los que han hecho posible, con su interés, que este proyecto haya salido adelante. Os esperamos en la nueva dirección.

Saludos.

Luz verde a la construcción de un centenar de viviendas en la zona de Monte Dorado

El Ayuntamiento aprobará mañana la ordenación urbanística de uno de los pocos suelos que aún quedan sin edificar al sur de la Ronda Este.

Se trata del sector denominado Tassara, que albergará un total de 102 chalés -18 aislados y 84 adosados- en los suelos que existen al norte del vial que comunica el túnel de Monte Dorado con la autovía. La comisión municipal de Movilidad y Urbanismo dará luz verde al plan para la zona, cuya urbanización será posible tras desbloquearse el traslado de un depósito de agua de Emasa, para el que se ha reservado una parcela de 3.000 metros cuadrados en el cerro más alto del lugar, situado hacia el este.

Centro comercial

Además, en el vértice oeste de Tassara, junto al trazado del Camino del Colmenar, habrá un centro comercial de 2.475 metros cuadrados de superficie y 915 metros cuadros construidos y, al norte del sector, se ha reservado un terreno de 1.629 metros cuadrados para equipamiento social y escolar.

La urbanización de la zona, que contará 226 plazas de aparcamientos en la calle y 198 en el interior de las parcelas de las viviendas, supone una inversión de más de tres millones de euros y se ha sometido previamente a un estudio geotécnico, ya que se enclava en un terreno abrupto que implica algunos riesgos. Según ese estudio, deberán aplicarse medidas correctoras para evitar posibles inestabilidades de algunos taludes. No obstante, el informe asegura que los suelos son válidos para la construcción de terraplenes y para la cimentación de los edificios.

Los Morales, la otra finca sin urbanizar de esta zona de subida a Los Montes, albergará por su parte 380 casas y más de cien mil metros cuadrados de zonas verdes, así como diversos equipamientos.

Diario Sur, 19/02/2008

Las viviendas ilegales deben derribarse y no quedar impunes

No se puede permitir que la marea de hormigón de la costa pase al interior.

El máximo responsable de Greenpeace en España, Juan López, visitó ayer Málaga con la intención de apoyar las denuncias contra el proyecto de Los Merinos. Ubicado en Ronda, recoge la construcción de dos campos de golf, tres hoteles de cinco estrellas y 800 viviendas de lujo. Algo que su organización considera como “imposible de aceptar”.

-¿Qué han visto en Los Merinos para apoyar en persona las manifestaciones en contra?

-Los Merinos es un gran ejemplo de lo que no se debe hacer. Llevamos años estudiando la construcción en el litoral y no se puede aceptar que una vez destruida esa franja la marea de hormigón pase al interior. Y lo de Ronda es grave.

-¿Es posible parar este proyecto?

-Los precedentes no son buenos, pero hay que luchar hasta que los hechos estén consumados. Hasta que no se cometa el delito ambiental, éste se puede detener. La experiencia dice que la justicia siempre llega tarde, pero hay que intentar salvaguardar el territorio y más en una zona declarada como Reserva de la Biosfera.

-¿Es posible que los promotores se conciencien del respeto al medio ambiente?

-A los promotores no se les puede pedir eso. No se puede esperar que tenga conciencia ambiental. Lo que se debe es exigir que se cumpla la legalidad y compromiso político para ello.

-En Marbella y Mijas es ahora cuando llegan las órdenes de derribo. ¿Cree que deben realizarse?

-Lo que creemos es que el urbanismo ilegal no puede quedar impune. Ahora se interponen personas que no tienen nada que ver para intentar conseguir esa impunidad, pero la justicia está para algo y las órdenes deben cumplirse. Pero también hace falta un urbanismo más ordenado.

-Entonces los planes de ordenación servirán para eso.

-La presión de la opinión pública está pesando cada vez más para cambiar la situación y se está consiguiendo una mejor ordenación del suelo y para qué va a ser usado en cada caso. Esperemos que todo mejore con los nuevos planes.

-¿Cómo ha visto el incidente del New Flame en Algeciras?

-Es una catástrofe anunciada. Llevamos muchos años denunciando la impunidad con la que se trabaja en el Estrecho. Es responsabilidad de Gibraltar, pero también de España por permitir lo que se hace allí. Y un derrame más grande podría llegar a toda la Costa del Sol.

La Opinión de Málaga, 15/02/2008

La Fiscalía peinará la provincia en helicóptero en busca de obras ilegales

Un representante del Ministerio Público acompaña por primera vez al Seprona en un vuelo para recabar pruebas. Tomaron más de 200 fotografías aéreas y varios vídeos.
A vista de pájaro todo se ve más claro. Desde las alturas, se puede observar todo lo que luego se traduce en expedientes, denuncias y delitos. El miércoles, un representante de la Fiscalía especial de Medio Ambiente peinó la provincia de Málaga en un helicóptero de la Guardia Civil en busca de casas ilegales o proyectos en construcción.

Según ha podido saber este periódico, un fiscal adscrito a este departamento sobrevoló durante varias horas distintos puntos de la geografía malagueña acompañado de dos agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) del Instituto Armado.

Se trata de un vuelo pionero en Málaga, ya que hasta ahora ningún miembro del Ministerio Público había acompañado a la Guardia Civil en las tareas de vigilancia. La finalidad es hacer un reconocimiento aéreo de las construcciones que se levantan en la Costa del Sol, para comprobar luego si se ajustan o no a la legalidad vigente.

Reportaje gráfico

La ruta se prolongó durante toda la mañana del miércoles y, aunque abarcó buena parte de la provincia, se centró en los alrededores del pantano de La Viñuela y en distintos municipios de la Axarquía.

El fiscal y los agentes realizaron un amplio reportaje fotográfico de la comarca. En total, se tomaron más de 200 instantáneas y se grabaron varios vídeos de obras que podrían ser denunciadas.

Esta radiografía área de Málaga permite recabar documentos gráficos que pueden utilizarse como pruebas. De hecho, las imágenes se convierten en ‘ortofotos’ digitales, que se superponen sobre los planos del catastro de los últimos años para comprobar si están dentro de una zona donde está permitido construir. Así, las fuentes consultadas explicaron que el papel de los guardias civiles es buscar las ilegalidades e investigarlas, mientras que el del fiscal es «tomar conciencia» de lo que posteriormente le trasladarán en forma de denuncia.

Según las mismas fuentes, este vuelo pretende ser el punto de partida de una serie de patrullas conjuntas en helicóptero para diagnosticar el urbanismo en la provincia. No en vano, el Seprona ya venía haciendo recorridos aéreos de este tipo que han permitido radiografiar el litoral malagueño o la Sierra de las Nieves, que fue fotografiada por los agentes hace un mes. Durante las próximas semanas visitarán la zona de Los Alcornocales y el Valle del Genal.

Riesgo de incendios

Con estos vuelos, la Fiscalía de Medio Ambiente no sólo va buscando obras ilegales. La vista aérea de la provincia también permite detectar otros ilícitos como vertidos, ocupación de masas forestales o zonas en situación de riesgo de incendios, según explicaron las fuentes.

La patrulla aérea del pasado miércoles concluyó sobre la una del tarde. El fiscal de Medio Ambiente pudo llevarse todos los documentos gráficos y los vídeos del recorrido que realizó con la Guardia Civil para analizarlos más detenidamente.

Diario Sur, 15/02/2008

Las primeras catas en Alcazabilla destapan una gran fontana romana

En la zona central los arqueólogos han encontrado un amplio contenedor hidráulico con una especie de surtidor o jardinera ornamental · Los trabajos se prolongarán durante unos seis meses más.

Tres milenios de esfuerzos por aumentar su altura y la ciudad de Málaga continúa revisando sus raíces. Las huellas de fenicios, romanos y árabes laten en su subsuelo y el entorno del Teatro Romano ofrece un relato fiel de sus moradores primigenios. Los trabajos arqueológicos inaugurados el pasado diciembre en calle Alcazabilla empiezan a dar sus frutos con el descubrimiento ( a unos 5 ó 6 metros de profundidad) de un contenedor hidráulico de la época romana a modo de fontana ornamental con un vaso interno “que pudo actuar tanto como surtidor como jardinera destinada a albergar estatuaria y decoración vegetal”, indican desde el equipo de arqueólogos, liderados por Carmen Peral y Manuel Corrales, encargados de las catas.

Este inmenso recipiente está perforado por varias subestructuras de época hispanomusulmana, fundamentalmente nazarí. Los arqueólogos describen así una enorme pila de planta ligeramente cuadrangular de 10,40 metros y con un receptáculo perfectamente ubicado en su centro geométrico .

Su estructura se relacionó en su día con la producción de garum, la más afamada de las salazones malacitanas. Los trabajos ahora realizados han documentado la extensión ya excavada en el siglo XX (concretamente en los años 70) y completado su morfología.

La zona central es la que ha arrojado una mayor cantidad de información en coincidencia con la presencia del mayor de los depósitos romanos identificados en 1971. Uno de estos pozos, posiblemente un silo subterráneo, cortó la fábrica romana y facilitó la observación de la técnica constructiva de la estructura “similar a la de las cimentaciones de los pavimentos de la orchestra del Teatro Romano”, apuntan los expertos.

Toda la obra está conformada por una fábrica de mampostería irregular con bloques de piedra y restos constructivos cerámicos, revestida en su interior por una capa de opus signinum (el mortero hidráulico romano de mayor resistencia) con un espesor cercano a los 10 centímetros en algunos puntos.

Alejado de la incidencia de este gran vaso ornamental, los primeros estudios de los expertos permiten concluir que en el sector sur de Alcazabilla “no existen apenas niveles modernos y medievales”, reducidos estos a varios pozos sépticos de mampostería rellenados por materiales almohades que inciden directamente sobre varias habitaciones que coincide con la expansión bizantina en el Mediterráneo. Presentan evidencias de un abandono violento, con capas de incendio y derrumbes que cubren importantes depósitos de ánforas originarias del levante peninsular, norte de África y Cercano Oriente.

Tras haber levantado el asfalto y sus bases de hormigón, los técnicos pretenden abrir un corte de 55 metros para recuperar en niveles sucesivos vestigios de la época cristiana, islámica, bizantina, romana y púnica hasta alcanzar los niveles fundacionales de la ciudad. Quedan por delante unos seis meses de trabajos subterráneo que podrán certificar, entre otros aspectos, si los restos de esta gran fontana se corresponden con los sistemas de pórticos y espacios públicos ornamentales del foro portuario, “tentadoras hipótesis”, confiesan los arqueólogos .

Málaga Hoy, 13/02/2008

Me repatea que el dinero del urbanismo se use para hacer ferias

La profesora Carmen Carvajal critica que las administraciones hayan abandonado el servicio público para caer en el populismo electoralista.

Carmen Carvajal (Melilla, 1948) se enerva por el entusiasmo que derrochan las administraciones por descorrer cortinillas inaugurales y cortar cintas de presuntos Guggenheim cuando no son capaces de garantizar los desplazamientos de los trabajadores a la zona noroeste de la ciudad, donde se concentran los polígonos industriales, la Universidad, el hospital Clínico y, ahora también, los juzgados. También le subleva que los municipios se hayan enganchado a un urbanismo cualquiera con la excusa de la financiación porque teme que todo ha sido para hacer ferias y fuegos artificiales. Esta profesora de Geografía Humana de la Universidad de Málaga es vitalista y batalladora. No se amilana por hacer apuestas a lo grande y a riesgo de parecer utópica cree que ha llegado el momento de retranquear la línea que delimita el dominio público marítimo y organizar con orden y concierto su desalojo.

-Estábamos convencidos de que los residentes europeos en Málaga eran viejecitos que venían a disfrutar de la holganza y el buen clima, pero llega usted y dice que no.

-Muchos vienen a trabajar, sólo hay que ver que la nacionalidad más numerosa de niños escolarizados en Málaga es la británica. Además, hay otro estudio que demuestra que la mayoría de los contratos que firman los extranjeros son de comunitarios. Esto indica que no sólo vienen a retirarse, sino también a trabajar.

-Con una importante población extranjera europea, Málaga también se ha revelado como un polo de atracción para inmigrantes extracomunitarios. ¿Qué consecuencias tiene este fenómeno?

-Aquí la inmigración es muy variada y esto tiene consecuencias también variadísimas, por ejemplo en la escuela, porque hallamos que no sólo hay niños marroquíes, rumanos o suramericanos, si no también ingleses.

-¿Está preparada la escuela?

-Yo creo que sí. Hay profesores de apoyo para ayudar al aprendizaje del español. Yo creo que el problema mayor es el sanitario. En mis investigaciones he visto que es complejo y complicado el uso de los servicios sanitarios en una provincia, además, en la que en verano desembarcan muchísimos turistas europeos y españoles. Esto hace que a los servicios sanitarios se le salten todas las ratios.

-Y están las ventajas…

-La gran ventaja de la inmigración es que llega mano de obra preparada en la que hemos ahorrado todos los gastos anteriores. Ha supuesto un enorme saneo de la Seguridad Social. Y además de la aportación que han podido hacer a la agricultura o la inmigración, desde el punto de vista social creo que ha sido importantísimo su papel en la asistencia a las personas mayores.

-¿Y las ventajas de los comunitarios?

-En Málaga han descubierto nichos de trabajo y riqueza. Si vas por la Costa verás cómo han proliferado los comercios ingleses…Lo que era la antigua casa de veraneo al final ha acabado trayendo al padre jubilado y en muchos casos al hijo, que de pequeño venía de vacaciones y luego ha visto oportunidades.

-¿Nos enriquecen culturalmente la colonia británica?

-Yo no lo llamaría así. Al estudiar las áreas residenciales he visto que los no comunitarios se van a vivir a los pueblos, conviven con los españoles, mientras los comunitarios buscan áreas residenciales en la Costa o diseminados rústicos en el interior. En otro estudio sobre las redes de amistad en la escuela vimos que la mayoría de los alumnos extracomunitarios estaban bastante bien integrados. También les preguntábamos qué televisión veían en su casa. Todos seguían la española, salvo los ingleses que veían la BBC o cualquier otra en su lengua. De este estudio me gustó ver que el comportamiento espacial es también comportamiento social. Es decir, quieren vivir entre los suyos y no tienen interés por aprender otra cosa.

-Usted en uno de sus trabajos habla del modelo Florida, o sea, este de los europeos jubilados, y del modelo California, en el que se trata de gente más joven que también genera riqueza.

-Sí y me atrevo a decir que en la Axarquía y en la serranía de Ronda hay sencillamente residentes. Llegan, compran una parcela y después lo más que hacen es comprar en el ultramarinos del pueblo.

-¿Detienen el éxodo en los municipios del interior?

-Pues he observado que en esos pueblos no, porque al final el crecimiento natural de la población no aumenta y los jóvenes se siguen yendo. Es decir, que los extranjeros en estas zonas no son indicativos de desarrollo.

-¿Dónde se da el modelo California?

-Sobre todo, en el eje litoral y, en menor medida, en el valle del Guadalhorce y la zona central de la depresión de Antequera.

-¿Las administraciones deberían apoyar este fenómeno?

-Yo creo que las administraciones con que no estorben casi es suficiente. Su misión es que el Estado del Bienestar funcione y, ¡por favor!, que no digan más que tienen superávit, un buen Estado de Bienestar no puede tener superávit. El papel de las instituciones es que haya buenas infraestructuras y servicios. Para mí, ¿qué sentido tiene que haya superávit si luego no dispongo de un medio de transporte que me traiga desde El Palo a Teatinos?

-¿Qué le parece esta puja por bajar los impuestos en la que hemos entrado?

-Nunca soy partidaria de que bajen los impuestos. De lo que sí soy partidaria es de la sanidad y ahí es donde se tiene que volcar la Administración, porque desde aquel esfuerzo para reducir el déficit para acercarnos al Euríbor, al comienzo de la etapa de Aznar, está cortado el chorro. Somos uno de los países con menos inversión. Ahí el Estado del Bienestar tiene un agujero, como lo teníamos en todo lo que son las dependencias, por eso aplaudo la Ley de Dependencia, porque viene a ponernos al día con respecto a los países más punteros de Europa.

-El otro gran pilar del Estado del Bienestar es la educación. ¿Qué le parece?

-La verdad es que no tengo ni idea, no estoy preparada…

-Pero usted es profesora universitaria. Aquí llegan alumnos.

-Llegan alumnos peor formados, pero yo examino a los poquísimos que entran en Geografía. Quizás otras facultades como Medicina o Traductores que reciben chicos con notas de ocho y nueve de media tengan otra opinión. Yo preferiría no opinar porque aquí lo que llega es una esquinita del alumnado universitario.

-¿Qué opinión tiene de la ocupación del territorio en la Costa?

-Ha ocurrido lo que en otras ciudades del litoral: Se ha ocupado todo y se ha agotado. Hay términos municipales que están copados y con falta de equipamientos.

-¿Hay zonas donde debería parar la construcción?

-Totalmente. Hay municipios donde está todo construido y que deberían arbitrar mecanismos para conseguir espacios para equipamientos. Y sobre todo hay que poner freno a la ocupación del rústico. Ten en cuenta que además de ser una ilegalidad, ahí se asienta población que luego necesita servicios y se generan problemas asistenciales, que ya los hay… En el tema del urbanismo tenemos leyes y figuras legales, lo único que hay que hacer es cumplirlas y no buscarle las vueltas. Había un magistrado que decía que el urbanismo era demasiado importante para estar en manos de los ayuntamientos.

-¿Comparte esta opinión?

-Pues vistos los resultados sí. Los Ayuntamientos explican que el urbanismo es su principal fuente de financiación, pero a lo mejor habría que ver en qué se gastan esos fondos, porque si son para fuegos artificiales y tener una feria poderosísima me parece una barbaridad.

-La distancia entre el territorio y los ayuntamientos es muy corta.

-Claro, pero qué quieres que te diga, a mí me fastidia por ejemplo que mi hijo no pueda acceder a una VPO. Hasta las elecciones no se había hablado de VPO y se ha hecho eso: hablar, porque hacer por ahora poco. Entonces, pues me repatean todos esos fuegos artificiales y gaitas de los ayuntamientos, y los dineros que se van a comilonas con determinadas asociaciones. No es serio. Es una compra de votos. Con el territorio nos estamos jugando mucho… Cuando leo que el oleaje se ha llevado un paseo marítimo lo que digo es: Que lo quiten, que no debe estar en el dominio público marítimo. Y si es una casa que el mar ha descarnado, la administración no debe dar ayudas para repararla, sino para que esa familia se busque otra en la zona, más alejada de la línea de mar.

-O sea, retranquear la línea de dominio marítimo.

-Si está cambiando la línea de costa, también está cambiando la línde de hasta dónde llega el dominio público. Debería alcanzarse un acuerdo en todo el litoral, hacer una nueva delimitación y determinar por dónde se empieza. Hay que decirle a la gente que se vea afectada usted siga ahí mientras pueda, pero si quiere vender sólo podrá hacerlo al Estado.

-¿Qué papel debe jugar la capital en el contexto provincial?

-Bueno, es el gran centro proveedor de servicios y también debe jugar un papel de liderazgo cultural.

-¿Qué le parece la oferta cultural?

-Desde que se hizo el Cervantes hasta el Festival de Cine y el Museo Picasso no se había hecho nada. La oferta está bien para el consumo local, para una capital de provincias, pero desde luego no estamos en los circuitos internacionales. Yo recuerdo en Granada en los años 60 que iba gente de fuera a los festivales. Allí estuvieron desde Nureyev hasta los grandes directores de orquesta europeos. Pero nosotros no tenemos una oferta ambiciosa atractiva fuera.

-Económicamente nos empezamos a acercar a los niveles europeos y ya tenemos el aviso de que se van a recortar los fondos comunitarios. ¿Estamos ante una catástrofe?

-Creo que ya estamos lanzados y que podremos funcionar solos. Lo que hay es que mejorar la productividad. Y eso se hace con investigación, pero también invirtiendo en los polígonos. Fíjate cómo están. Son decrépitos, horrorosos y ahí está el futuro. Las ciudades ahora sólo quieren construir un Guggenheim, un edificio colosal, no se ocupan de las infraestructuras. Fíjate el AVE. Es un espaldarazo tremendo. Va a ser importantísimo, enjugará parte del problema que hay ahora con la construcción, pero para el ciudadano de a pie hubiera sido más importante tener el Metro.

-Aquí en Teatinos el problema es tremendo.

-Es que las administraciones deben creerse lo del servicio público. Fíjate, el Ayuntamiento hasta que no empezó a llorar por el Metro no se preocupó por tener un buen servicio de autobús. A principios de los 90 en la Universidad reunimos firmas para pedir el mismo servicio de autobús que se organiza con la Feria. Es decir, líneas directas a Teatinos desde El Palo, Carretera de Cádiz y Ciudad Jardín y se nos dijo que no porque era deficitario. ¡Claro que es deficitario! si para venir en transporte público necesitas coger como mínimo dos autobuses.

Una joya ecológica en peligro

El complejo dunar Saladillo-Matas Verdes conserva ecosistemas únicos en el litoral mediterráneo andaluz.

ES una zona única del litoral mediterráneo andaluz que conserva ecosistemas desaparecidos en otras costas. Una fauna rica y variada, con especies protegidas que conviven con importantes yacimientos arqueológicos hacen del espacio natural Saladillo-Matas Verdes de Estepona uno de los lugares singulares que lucha por sobrevivir al frenético ritmo de la actividad urbanística.

El valor ecológico de este espacio es incuestionable. Así lo ha puesto también de manifiesto una investigación liderada por la Universidad granadina, en colaboración con el grupo de trabajo Valle del Genal y el Museo Arqueológico Municipal de Estepona. Tanto es así, que este grupo de expertos remitirá al Consistorio esteponero un informe con los valores de este complejo para que adopte el acuerdo de instar a la Junta de Andalucía a la protección de sus ecosistemas como una reserva natural marítimo-terrestre, como ocurrió con las Dunas de Artola, en Marbella.

Y es que el valor del espacio Saladillo-Matas Verdes es un testimonio de la riqueza natural que existía antes de la acción conjunta del turismo y la urbanización. «Es una joya y por eso hay que protegerla y conservarla», argumenta el profesor de la Universidad de Granada, José Gómez Zotano. No en vano, el complejo -que se se extiende a lo largo de tres kilómetros- es el único espacio dunar del litoral mediterráneo que conjuga, gracias a su cercanía con el Estrecho de Gibraltar, una nutrida representación de biotopos característicos de la zona con rasgos atlánticos. Las especies de este clima -como el alcornocal y la coscoja- crecen detrás de la zona más frondosa de las dunas. Son los únicos ejemplares que existen sobre arena en el mediterráneo andaluz.

La fauna es muy variada y comprende una nutrida representación de especies protegidas, entre las que destaca la planta posidonia, una importante fuente de vida para muchas especies marinas que ayuda a retener la arena de la playa y a evitar la contaminación.

Patrimonio arqueológico

Y más. El patrimonio de este espacio natural alberga restos arqueológicos sumergidos y en tierra de gran atractivo. Las aguas de la playa del Saladillo guardan restos de batallas protagonizadas durante el siglo XVIII. Entre los hallazgos descubiertos hace años destacan piezas de cañones pertenecientes a barcos franceses. En el exterior, perduran también vestigios del pasado que complementan el valor natural de este espacio. Las termas romanas y la torre almenara del Saladillo, la más antigua de la Costa del Sol (siglo XIV) y una de las que en mejor estado se conservan, son otros de los valores de esta zona, según explicó el arqueólogo municipal, Ildefonso Navarro.

Todo este acervo patrimonial y natural soporta graves amenazas que ponen en peligro su conservación. La construcción de urbanizaciones en la década de los setenta arrasó parte de este entorno natural que se ha quedado limitado a unos 200 metros de anchura. «En la mitad del siglo pasado todo esto era arena litoral con cultivos agrícolas», recuerda Felipe Román, representante de Ecologistas en Acción.

El planeamiento vigente califica esta zona como suelo urbano programado. La revisión del plan dará un paso adelante para la conservación de estas dunas. El documento considerará el sector como un sistema general de espacios libres, que impide cualquier construcción, según el concejal de Urbanismo, Rafael Duarte. La Demarcación de Costas ha ampliado en el nuevo deslinde del litoral la zona de dominio marítimo-terrestre. Unas actuaciones que por el momento ofrecen esperanzas de vida a esta joya de la naturaleza.

Diario Sur, 11/02/2008

Los malagueños podrán instalar placas para generar electricidad para su consumo

La Gerencia Municipal de Urbanismo prevé recopilar las primeras solicitudes de particulares en el plazo de un mes. Hasta ahora no estaban permitidos los paneles en viviendas.
En un nuevo paso por facilitar el empleo de energías renovables, el Ayuntamiento aprobará mañana un cambio en la interpretación de la normativa urbanística local que hará posible la instalación de paneles fotovoltaicos, para la producción de energía eléctrica, en los edificios de viviendas de la ciudad. El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, explicó que hasta el momento únicamente se permitía la colocación de este tipo de placas en las construcciones de carácter industrial. Sin embargo, con esta modificación será posible su empleo en cualquier edificio existente, aunque con algunas condiciones.

Así, según matizó Díaz, la capacidad energética de las placas fotovoltaicas no podrá ser superior al consumo de electricidad del edificio y su colocación deberá respetar las normas urbanísticas de impacto visual, por lo que no podrán ser visibles desde la calle.

El consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo que se celebra mañana tiene previsto aprobar este cambio, que entrará en vigor una vez que sea publicado por el Boletín Oficial de la Provincia. El edil de Urbanismo calculó que esto podría producirse en el plazo de un mes, por lo que será a partir de entonces cuando el Consistorio comience a recibir las peticiones para instalar paneles fotovoltaicos, que requerirán un expediente de obra menor.

Un elemento más

Hasta ahora, el Plan General de Ordenación Urbana del año 1997 definía como uso industrial la generación, distribución y suministro de energía. En cambio, a partir de ahora, los paneles se contemplan como un elemento técnico más de las instalaciones de una edificación.

Con esta iniciativa, que se enmarca dentro de la política impulsada desde la Agencia Municipal de la Energía, se busca igualmente cumplir con el objetivo plasmado en el Libro Blanco de la Comisión Europea, que prevé que el 12% del consumo energético proceda de fuentes alternativas o renovables en el año 2010.

Por otra parte, el Código Técnico de la Edificación obliga a la instalación de captadores de energía solar fotovoltaica a hipermercados con más de 5.000 metros cuadrados construidos, centros de ocio con más de 3.000 metros cuadrados de techo, grandes almacenes con más de 10.000 metros cuadrados edificados y oficinas de más de 4.000 metros cuadrados.

Diario Sur, 06/02/2008

Ecologistas piden más protección para la laguna de Los Prados

El grupo local de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) en Málaga pidió ayer el reconocimiento de la laguna de Los Prados como espacio protegido en el plan de ordenación del territorio de la aglomeración urbana de la capital malagueña (POTAU).

Este grupo conservacionista recordó en una nota que, con la construcción del polígono industrial del Guadalhorce en los años 70, fueron desapareciendo las antiguas marismas de Los Prados, aunque todavía permanece como último reducto la laguna en una parcela con la calificación de suelo urbanizable industrial.

Después de más de diez años de reivindicaciones de varios colectivos, la Junta y el Ayuntamiento dieron los primeros pasos para su protección.

Así, la Consejería de Medio Ambiente inició los trámites para incluirla en el inventario de humedales de Andalucía y anunció un compromiso para la compra de la parcela, mientras que el Ayuntamiento la recalificó a suelo no urbanizable en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Sin embargo, dos años después, en la exposición pública del POTAU éste no prevé “ninguna protección especial para la parcela de la laguna”, lo que resulta “contradictorio” con el compromiso alcanzado por Medio Ambiente, según la SEO.

Además, el Ayuntamiento ha alcanzado recientemente un acuerdo con la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes), propietaria de la parcela, por la que ésta cede gratuitamente los suelos del polígono, incluida la citada parcela.

Málaga Hoy, 03/02/2008

El parque de la La Pelusa, una auténtica escombrera en obras

La asociación ecologista ´Almijara´ denuncia la realización de una pista que corta el espacio verde, mientras los camiones depositan escombros en el parque.

Los alumnos del colegio público ´Jorge Guillén´ en La Pelusa (El Palo) no daban ayer crédito a lo que veían: por el parque homónimo, en el que, desde hace 16 años, los alumnos plantan por esta época pinos, irrumpían las obras de una pista de gran anchura. Los trabajos parten en dos un cerro, situado junto a un edificio en construcción. Y, en medio de la zona verde, dos montañas de escombros.
La pista ha sido denunciada en dos ocasiones por la asociación de monitores ambientales ´Almijara´ a la Policía Local, que ha parado el trasiego de los camiones que utilizaban el parque de escombrera. “Cada vez que pasan los camiones levantan polvareda y, poco a poco, las plantas se van mustiando”, explica Miguel Ángel Barba, responsable de ´Almijara´. Otras plantas han ´perecido´ directamente, al volcarles encima la montaña de áridos.
La pista nace en el verano de 2006, cuando un trabajador fallece en las obras del bloque de viviendas, al volcar la máquina en la que operaba. El bloque se está construyendo junto al parque y da al arroyo de La Pelusa (arroyo Witemberg). Urbanismo dio permiso entonces para abrir una pista y recuperar la máquina. “Pero se les advirtió de que luego tenían que cerrarla y reponer las plantas que había allí”, cuenta Miguel Ángel Barba.
No ha sido así. Es más, el ecologista cuenta que el tránsito de camiones ha ampliado la pista. “Así se ahorran el dinero de los portes de llevarlos al vertedero”, comenta.
“Esta zona verde es de todos y me parece que no debían haber hecho esto, porque nosotros venimos a plantar árboles para que crezca la naturaleza”, opina Sandra Díaz, de 12 años, alumna del Jorge Guillén. Por su parte Juan José Molina, otro alumno, se muestra descriptivo: “Aquí antes había árboles y ahora los han tirado todos”.
Alonso González, profesor del centro, teme que la pista “se consolide y se convierta en una carretera y se urbanice”.
Adolfo García, de ´Almijara´ expresa un temor distinto:?”Que esto se convierta en el campito de golf que anuncia el señor alcalde, aunque la Junta de Andalucía, que ha hecho el estudio de impacto medioambiental, ya se lo ha echado para atrás”.
En opinión de Miguel Ángel Barba, “Urbanismo tiene una actitud hacia las zonas verdes que las trata como si fueran terrenos baldíos que no sirven para nada porque no se puede construir en ellos”.
El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, que ayer se encontraba en Madrid, comentó a La Opinión que hoy enviará a un técnico para examinar la zona.

La Opinión de Málaga, 30/01/2008

Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.