Ecologistas piden más protección para la laguna de Los Prados

El grupo local de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) en Málaga pidió ayer el reconocimiento de la laguna de Los Prados como espacio protegido en el plan de ordenación del territorio de la aglomeración urbana de la capital malagueña (POTAU).

Este grupo conservacionista recordó en una nota que, con la construcción del polígono industrial del Guadalhorce en los años 70, fueron desapareciendo las antiguas marismas de Los Prados, aunque todavía permanece como último reducto la laguna en una parcela con la calificación de suelo urbanizable industrial.

Después de más de diez años de reivindicaciones de varios colectivos, la Junta y el Ayuntamiento dieron los primeros pasos para su protección.

Así, la Consejería de Medio Ambiente inició los trámites para incluirla en el inventario de humedales de Andalucía y anunció un compromiso para la compra de la parcela, mientras que el Ayuntamiento la recalificó a suelo no urbanizable en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Sin embargo, dos años después, en la exposición pública del POTAU éste no prevé “ninguna protección especial para la parcela de la laguna”, lo que resulta “contradictorio” con el compromiso alcanzado por Medio Ambiente, según la SEO.

Además, el Ayuntamiento ha alcanzado recientemente un acuerdo con la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes), propietaria de la parcela, por la que ésta cede gratuitamente los suelos del polígono, incluida la citada parcela.

Málaga Hoy, 03/02/2008

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.