Los malagueños podrán instalar placas para generar electricidad para su consumo

La Gerencia Municipal de Urbanismo prevé recopilar las primeras solicitudes de particulares en el plazo de un mes. Hasta ahora no estaban permitidos los paneles en viviendas.
En un nuevo paso por facilitar el empleo de energías renovables, el Ayuntamiento aprobará mañana un cambio en la interpretación de la normativa urbanística local que hará posible la instalación de paneles fotovoltaicos, para la producción de energía eléctrica, en los edificios de viviendas de la ciudad. El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, explicó que hasta el momento únicamente se permitía la colocación de este tipo de placas en las construcciones de carácter industrial. Sin embargo, con esta modificación será posible su empleo en cualquier edificio existente, aunque con algunas condiciones.

Así, según matizó Díaz, la capacidad energética de las placas fotovoltaicas no podrá ser superior al consumo de electricidad del edificio y su colocación deberá respetar las normas urbanísticas de impacto visual, por lo que no podrán ser visibles desde la calle.

El consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo que se celebra mañana tiene previsto aprobar este cambio, que entrará en vigor una vez que sea publicado por el Boletín Oficial de la Provincia. El edil de Urbanismo calculó que esto podría producirse en el plazo de un mes, por lo que será a partir de entonces cuando el Consistorio comience a recibir las peticiones para instalar paneles fotovoltaicos, que requerirán un expediente de obra menor.

Un elemento más

Hasta ahora, el Plan General de Ordenación Urbana del año 1997 definía como uso industrial la generación, distribución y suministro de energía. En cambio, a partir de ahora, los paneles se contemplan como un elemento técnico más de las instalaciones de una edificación.

Con esta iniciativa, que se enmarca dentro de la política impulsada desde la Agencia Municipal de la Energía, se busca igualmente cumplir con el objetivo plasmado en el Libro Blanco de la Comisión Europea, que prevé que el 12% del consumo energético proceda de fuentes alternativas o renovables en el año 2010.

Por otra parte, el Código Técnico de la Edificación obliga a la instalación de captadores de energía solar fotovoltaica a hipermercados con más de 5.000 metros cuadrados construidos, centros de ocio con más de 3.000 metros cuadrados de techo, grandes almacenes con más de 10.000 metros cuadrados edificados y oficinas de más de 4.000 metros cuadrados.

Diario Sur, 06/02/2008

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.