Blogs

Almudena Nogués Ortiz

Málaga, pasarela urbana

Cibeles, en diez desfiles imprescindibles

La gran semana de la moda madrileña ya ha echado el telón. La Mercedez-Benz Fashion Week -antigua pasarela Cibeles- despidió ayer las propuestas para el otoño-invierno 2015/16 tras una edición (ya van 61)  algo floja marcada por grandes ausencias -como la de Miguel Palacio– y con Portugal como país invitado. La cita con el ‘ready to wear’ hecho en España celebraba este año 30 primaveras con un total de 44 diseñadores sobre la pasarela. Entre los debutantes, The 2nd Skin (los más esperados, y no defraudaron) Leandro Cano y Esther Noriega. Una edición más, Desigual fue la encargada de romper el hielo bajo su lema Bajo su lema La vida es chula. Que no su colección. En mi humilde opinión, su histrionismo multicolor -en esta ocasión tiñendo prendas de reminiscencias seventies- ya cansa. Más de lo mismo. Otra decepción: la de nuestro malagueño David Delfín. Su ‘ Inferno’ -concebido como desenlace a sus dos desfiles anteriores- se centró en el universo masculino en el que reivindica las faldas como pieza estrella. Personalmente -y mira que me gusta barrer para casa- no me convenció.

¿Mis favoritos? Pues, como siempre, me mojo. Este año lo tengo bastante claro. Teresa Helbig y Ailanto. La primera conquista con una colección de influencia ‘arty’ que se aprecia desde el mismo nombre: ‘Sala 12’, en alusión a dicho espacio en el Museo del Prado. Piezas muy femeninas y sofisticadas con faldas midi plisadas y elegantes transparencias cuidadas hasta el más mínimo detalle. De Ailanto me quedo con la maestría demostrada en el arte de la superposición de prendas y mezcla de texturas y estampados. Me gustaron también las golondrinas de Juana Martín, las propuestas vitalistas y alegres de Agatha Ruiz de la Prada (que firmó una gran colección de la que me llevo flechazos como la del abrigo naranja de corazones). Ángel Schlesser, otro de mis favoritos, demostró que menos es más dando una lección de sobriedad y estilo.

Alvarno, por su parte, volvió a llevarse el premio a la mejor colección. Genial, eso sí, su puesta en escena, un viaje mágico a un bosque helado, para presentarnos el lado apache de una mujer rompedora y moderna.Bajo el lema ‘mix and no match’ juegan con siluetas donde las superposiciones cobran todo el protagonismo: chalecos XL, maxibufandas, estolas de piel…demostrando que las mezclas a priori imposibles también funcional.

La MBFW ha servido además de termómetro para adelantar algunas de las tendencias que se impondrán el próximo otoño-invierno. Entre sus apuestas, mucho brilli-brilli (con las lentejuelas al poder),  estampado de cuadros​ (el tartán se adueña de abrigos de lana en múltiples colores) y tonos pasteles, que llegarán dispuestos a endulzar los días más grises del calendario. Los metalizados seguirán reinando, en forma de vinilo, plástico PVC y tejidos que apuestan por dorado y plateado en gabardinas, faldas o tops.  Las plumas de marabú también estarán muy presentesen en vestidos, jerséis, abrigos y hasta en los zapatos. La década de los 70, por su parte, inspira buena parte de las colecciones, con sabor ‘seventies’, mientras que en lo que a tejidos se refiere los peluche se resistirán a abandonar los armarios.

Os dejo con mi  resumen de Cibeles. Y, de postre, en algunas imágenes, el que ha sido mi desfile FAVORITO con mayúscula, enmarcado en los actos previos a la MBFW, en concreto en la MFSHOW. El de Jorge Vázquez. Sublime. Cada look, un espectáculo, de esos de amor a primera vista. Una maravilla que os animo a ver entero cuando tengáis ocasión si os gusta la moda. Porque a veces, los aperitivos superan a los platos principales. Y el desfile de Vázquez (en la antesala de Cibeles) es sin lugar a dudas lo mejor de esta semana de la moda madrileña.

Y dicho esto, vamos con mi selección de 10 desfiles imprescindibles de esta edición. Si no tenéis tiempo de revisar los 44 -cosas de friki como yo jeje- estos son de repaso obligado. ¿Cuál es vuestro favorito? Si queréis debatir os espero en Twitter @almunogues y en Instagram @almudena30. Lo dicho ¡Os dejo con los desfiles! ¡Espero que os guste!

 Teresa Helbig


Teresa nos está malacostumbrando. Nunca defrauda, así que las expectativas cuando de ella se trata siempre son muy altas. Y, de nuevo, lo ha logrado.Sorprender. Enamorar. Su colección ‘Sala 12’  (titulada así por la sala con dicho número en el Museo del Prado) viste a una mujer coqueta, romántica (si caer en la cursilería) sofisticada y provocativa. Todo ello en esa coctelera de puntadas que Helbig logra agitar con éxito. La inspiración ‘arty’ domina el desfile , repleto de faldas midi de vuelo, influencias sixties, delicados apliques o paillettes negro azabache que descansan sobre vestidos en blanco o mostaza. Me gustan sus vestidos, que alternan la piel vista a través de rejilla con otra piel, la del cuero negro, en un patchwork que es pura maestría artesana. Me quedo con sus modelos de piel con lazada en el cuello y mangas de lentejuelas y con sus estudiadas transparencias. En la paleta, claro dominio de amarillos, blancos y negros.

Ailanto

Recibieron la ovación del público en IFEMA. Y más que merecido. Una colección donde está muy presente la maestría en el uso de prints, algo en lo que los hermanos Muñoz se han convertido en auténticos expertos. Inspirado en la escuela Bauhaus (fundada en Weimar en 1919, un lugar donde las mujeres, a pesar de la época podían proyectar edificios y realizar diseños textiles e industriales) el desfile bebe de ese espíritu progresista e innovador, que sirve de punto de partida para una colección donde se demuestra que las combinaciones imposibles son posibles. Donde se maridan texturas y estampados muy dispares logrando un mix de sobresaliente. Los abrigos (ya sea en formato bata, o chaleco XL) son piezas clave en sus propuestas para el próximo otoño-invierno donde predominan las prendas oversize conjugadas con otras líneas más rectas en un singular y maestro juego de proporciones.

Ángel Schlesser

 Urbana y sofisticada. Sin artificios superfluos. Así es la mujer que quiere Ángel Schlesser. Su colección -muy minimal- tiene el ADN de la casa. Lineas depuradas, patronajes clásicos y un toque delicado y femenino que emerge de los pequeños detalles. Al igual que Ailanto, los abrigos son protagonistas de su desfile. Me quedo con el ‘oversize’ de cuadros vichy. Y al caer el sol cautiva su versión del esmoquin, con flecos y en clave setentera, y sus chaquetas con maxi lazadas satinadas en el escote. La falda lápiz con flores blancas y negras en 3D es puro amor.

The 2nd Skin

Eran los debutantes. Y, como tal tenían la presión del novato. Presión, que todo hay que decirlo, solventaron con bastante éxito. Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández o, lo que es lo mismo, The 2nd Skin Co., se estrenaron en la pasarela oficial madrileña con una colección más que digna dominada por azules (del petróleo al añil), burdeos y rosas empolvados. Ideales su destellos sobre gasas en forma de estrella, los volúmenes en sus mangas, sus salones con plumas o sus falsos escotes con maillots recubiertos de pequeños paillettes en clave segunda piel debajo, y medias de color. Siluetas muy femeninas realzadas con cinturones y volantes XXL coronan un desfile muy interesante.

Juana Martín


Para su colección más internacional, (con la que se ha marcado el reto de conquistar el mercado exterior), Juana Martín se rinde a las golondrinas, motivo central de buena parte de su colección ‘Take Flight’. En ella encontramos desde guiños en clave ‘working girl’ a patronajes masculinos o delicados vestidos de cóctel. Sus raíces andaluzas también afloran en sus vestidos largos con cuerpos de pedrería o en sus volantes.

Agatha Ruiz de la Prada

Colores vibrantes, mezclas imposibles (como naranja, rosa y rojo o amarillo y azul klein) y sus característicos print de lunares, corazones estrellas y flores protagonizan el desfile de otoño/invierno de la diseñadora. Sus prendas destilan vitalidad y alegría, y por eso me gustan. En esta ocasión, Agatha pone el foco de la colección en los abrigos -tanto en las chaquetas de pelo, como en los ponchos, sin dejar de lado los chaquetones con solapas XL. Acierta con la mezcla de materiales y con sus acabados metalizados, muy presentes esta vez.

 

María Escoté


Su colección ‘Megababes’ se inspira en la generación actual de fashionistas que inundan la red. En ella predominan los minivestidos y las minis de piel. Las camisetas y sudaderas acompañan faldas cortas de línea evasée, los abrigos se llevan como vestidos con vistosos cinturones y las gorras marineras lucen pelo. Me gustan sus diseños bicolor de franjas en piel y sus vestidos y cazadoras cuajadas de estrellas de colores (con efecto troquelado) que homenajean a la estética glam de David Bowie. Interesantes también sus estampados fantasía inspirados en el pelo de Mi pequeño Pony. El lúrex es uno de sus tejidos estrella.

Alvarno


En esta colección, el dúo Alvarno -que vuelve a lograr el premio a mejor colección- nos ha trasladado a un bosque helado para presentarnos el lado apache de una mujer rompedora y moderna. Bajo el lema  de mix and no match, Alvarno juega con siluetas donde las superposiciones cobran todo el protagonismo: chalecos XL, bufandas maxi, estolas de piel… Prendas que se entremezclan formando un outfit inédito pero cuyo resultado funciona.

Ana Locking


La diseñadora vuelve a sumergernos en su mundo interior: preguntas, respuestas y contradicciones. En este caso, la crítica se centraba en la verdad y la verdad de mentira. En lo que somos y lo que queremos ser. ¿Las coordenadas de moda? Materias, siluetas y tejidos que desean ser -y nos hacen creer que son- otros.

Juanjo Oliva

Los 70, que últimamente vuelve a nosotros con más fuerza que nunca, inspiran con sus dos caras la colección de Juanjo Oliva, que supone un paso más en su colaboración con Elogy, firma a la venta en El Corte Inglés.
El blanco es el protagonista definitivo de sus apuestas, donde también destacan los vestidos de siluetas murciélago, las capas, las camisas vaporosas con lazada, las mini estolas de pelo, los tejidos de efecto tapicero -con un punto barroco- y sus llamativos botines de brillo.

Y de postre...Jorge Vázquez en la MFSHOW

Pantalones couture avolantados, vestidos con asimetrías peplum y otros extraordinariamente drapeados; faldas midi con microflecos de plástico y blusas sugerentes, pantalones con pata de elefante en aguamarina, jerseys de cashmere con cuello cisne y hasta impermeables transparentes con brillo vinilo plagan el delicado universo de Jorge Vázquez, en el que también hay hueco para las sudaderas y bombers joya así como para los clutches ácidos de pitón, zapatos disco y guantes XL. En el imaginario de Vázquez se dan cita la psicodelia de finales de los 60 y la euforia de los 70. El resultado es una colección retrofuturista donde convergen blancos lunares, rosas palo, azules cielo, verdes pálidos, grises, rojos y negro azabache. Patronajes impecables que enamoran.

Temas

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de SUR.es

Sobre el autor


febrero 2015
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728